The Twible: un nuevo enfoque de la Biblia en Twitter

La Biblia en Tweets

9.00 p m| 18 mar 14 (AMERICA/BV).- De esta nueva era de una abrumadora metainformación, el nuevo y ambicioso compendio de Jana Riess “El Twible” es a la vez un síntoma y un correctivo furtivo. Es el fruto de años de trabajo en un largo proyecto por parte de Riess, bloguera de Religion News Service, en el que se dispuso a sí misma la tarea de leer todos los 1189 capítulos de la Biblia y componer un tweet sobre cada uno.

—————————————————————————
Hace apenas mil años, los laicos cristianos no leían la Biblia en absoluto, sobre todo porque no estaba ampliamente disponible en su idioma, ni a mano de todos.

Ahora que estamos casi en una era postimprenta, en que muchas más palabras se crean y leen, pero no necesariamente en papel, ¿dónde queda la Biblia? Ahora más fácil de digerir, no sólo organizada por números, sino por concordancias, anotaciones y guías de estudio en abundancia, los textos sagrados de las tradiciones judías y cristianas no solo se han liberado del pergamino, ahora se encuentran en variados repositorios digitales, dando vueltas en Internet gracias al Wi-Fi, junto con el feed de noticias de Facebook, compras para el Kindle y otros “lugares” ahora comunes.

Esta dura convivencia con lo profano no es nada nuevo después de todo, las Biblias se han acomodado en las estanterías junto a libros de cocina y novelas románticas, han habitado discretamente en millones de cajones de habitaciones de hotel, sin ningún daño duradero a su santidad. Pero en el desacoplamiento de la palabra y la página escrita, y más ampliamente en el divorcio de los textos ricos, profundamente aculturados de su contexto más amplio, es justo preguntarse si podemos estar perdiendo algo de valor en nuestra relación con las Escrituras. Por lo pronto, la tentación de elegir y lanzar citas bíblicas al azar, es una consecuencia inevitable de la amplia disponibilidad de la Biblia, sobre todo en esta era del Twitter.

El Twible muestra el ojo agudo Riess, su admirable franqueza y un profundo, pero ligeramente limitado, conocimiento de asuntos tanto teológicos como textuales. Los amplios comentarios que están salpicados entre los tweets por capítulo, están especialmente bien desarrollados como mini-ensayos sobre la historia bíblica y su interpretación (con algunas listas divertidas, por ejemplo, “10 nombres bíblicos que no deben ser usados en el corto plazo”).

Los comentarios destacan también por otra razón: están felizmente liberados de la camisa de fuerza de 140 caracteres del formato Twitter, que se impone en la mayor parte de la Twible. En un navegador de Internet o una aplicación de teléfono, buenos tweets pueden ofrecer ráfagas encantadoras y motivadoras, siendo un medio ideal para los aforismos y frases ingeniosas. El trabajo de Riess en este contexto era buscar decir algo relevante, informado y divertido acerca de cada capítulo, mientras repartía algunos tweets a sus seguidores en Twitter, que se deleitaron a lo largo de semanas y meses. Pero impresos juntos, en páginas que no tienen tales restricciones de ancho de banda, la forma tiene un ritmo desigual que toma algún tiempo para acostumbrarse.

En caso que no lo haya adivinado, Riess no ha escrito una guía bíblica reverente o devocional. De hecho demuestra un tono a menudo sarcástico, que podría darle a un lector ocasional la impresión de que Riess se está burlando. Y, ciertamente, no a todo creyente le va a causar gracia la toma a menudo frívola en algunos pasajes especialmente desgarradoras (afortunadamente evitó bromear sobre la crucifixión).

Pero en sus esclarecedores comentarios a los Salmos, ofrece lo que podría ser la misión de su libro: “La fe verdadera implica serias preguntas y dudas, y no se satisface con trivialidades. Hay un mundo de sufrimiento en estas páginas, así como de esperanza y la alabanza”. En un comentario relacionado, en los libros sapienciales, recomienda un vistazo al texto original: “La poesía es a menudo una preciosidad, y 140 caracteres ni siquiera pueden comenzar a hacer justicia”. ¿Qué les parece? Aquí algunos ejemplos de cómo funciona el Twible:


Génesis capítulo 17

[5] Ya no te llamarás Abrán, sino Abrahán, porque te hago padre de una multitud de pueblos.

[10] Éste es el pacto que hago con vosotros y con tus descendientes futuros y que habéis de guardar: Circuncidad a todos vuestros varones

[11] circuncidaréis el prepucio, y será una señal de mi pacto con vosotros.

#Twible Gen 17: Abram now Abraham. G was clearly not thinking ahead re: Twitter character count. Name longer; foreskin snipped. A tradeoff.

— Jana Riess/Twible (@janariess) Mayo 25, 2013


Lucas capítulo 2

[4] José subió de Nazaret, ciudad de Galilea, a la Ciudad de David en Judea, llamada Belén –pues pertenecía a la Casa y familia de David

[5] a inscribirse con María, su esposa, que estaba encinta.

[6] Estando ellos allí, le llegó la hora del parto

[7] y dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no habían encontrado sitio en la posada.

#Twible Lk 2: “Ma’am, we have no rooms available, but there’s a rustic barn out back that is, um, quite charming. The hay is free today.”

— Jana Riess/Twible (@janariess) julio 16, 2012


Primera carta a los Corintios capítulo 13

[4] El amor es paciente, es amable, [el amor] no es envidioso ni fanfarrón, no es orgulloso ni destemplado

[5] no busca su interés, no se irrita, no apunta las ofensas

[6] no se alegra de la injusticia, se alegra de la verdad

[7] Todo lo aguanta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

1 Cor 13: Love is patient and kind. It does not get annoyed that this chapter is read at Every. Single. Wedding. Love bears all. #Twible

— Jana Riess/Twible (@janariess) octubre 29, 2012


Fuente:

Bited-Sized Bible. Texto de Rob Weinert-Kendt publicado en America Magazine.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *