Jesús en ‘Glee’, la serie juvenil más exitosa

20110407-glee.jpg

4.00 p m| LIMA, 7 abr. 11 (ESEJOTAS/BV).- Glee, es la serie juvenil más popular y exitosa de los Estados Unidos. Ganadora del Globo de Oro a la «Mejor Serie – Comedia o Musical» en 2009 y en 2010, 11 millones de televidentes cada semana. Las canciones que son el hilo conductor de cada capítulo y se ubican en los primeros lugares del ranking de ventas de itunes y han superado el récord de los Beatles en el número de ingresos al Hot 100 de la revista Billboard. Todo un fenómeno cultural en donde Jesús aparece y sirve de inspiración para uno de los capítulos de la serie.

Este capítulo empieza cuando uno de los personajes principales, Finn, se prepara un sándwich de queso y al abrir la tostadora “ve” la imagen de Jesús en el pan tostado. Entonces decide no comérselo y guardarlo. Pero no solo eso, sino que además se anima a orar y le pide a Jesús algunos “favores especiales”, que sorpresivamente parece concederle: ganar un partido de fútbol, volver a ser capitán del equipo y llegar a más intimidad con su novia. Todo ello produce confusión en el joven que va a hablar con una de las profesoras, quien le explica que los acontecimientos no responden necesariamente a una “acción inmediata” de Dios en la vida del joven, ante lo cual él se siente decepcionado: “Yo pensé que tenía una relación privilegiada con él, como una línea directa con Dios”. Y ella responde sin darle soluciones, dejando abierto el tema de la fe: “las grandes preguntas son grandes justamente porque son difíciles y todos tenemos que lidiar con ellas”.
Ante estos sentimientos que lo asaltan, canta: Losing my religion de REM

Este capítulo “Grilled Chessus” de Glee tampoco tiene que ser visto como una parábola, o como una manifestación religiosa. Sin embargo, el interés radica en hacerse la pregunta de qué significa esta presencia ¿inaudita? de Dios en una serie de televisión y qué nos dice de la presencia de Dios o de lo “religioso” en el imaginario de la gente de hoy. Y tratando de dejar toda ingenuidad de lado, si las razones son solo comerciales, ¿cuál es el efecto que esto produce en la gente? ¿Qué mensaje religioso se transmite? ¿Con qué figuras de Dios nos encontramos?

Tres personajes de la serie pasan por una situación de “deconstrucción” de las imágenes que se han hecho de Dios, cada uno tiene que aprender a lidiar con ellas y quizás a construir otras. Finn, al haberse sentido “tocado” por esta “visión”, decide plantear en el club Glee cantar sobre Dios (algo que le había prometido a Jesús), lo cual es aceptado por algunos y criticado por otros.

A lo largo del capítulo vemos como otro de los personajes, Kurt, vive su propio camino de preguntas al experimentar el dolor de ver a su padre enfermo y entrando en estado de coma. Él afirma delante de sus amigos que no cree en Dios. Para él Dios debe ser cruel porque es Dios quien lo creó gay. Y al mismo tiempo son los seguidores de ese mismo Dios quienes lo insultan y lo maltratan justamente por ser gay. Kurth en una versión moderna y sentida canta “I want to hold your hands” de los Beatles.

Los amigos de Kurth sabiendo que él no cree en Dios deciden orar por su padre enfermo sin que el se entere. Aquí se canta : “Dad, can you hear me” de Barbara Streisand

Video: Papa, can you hear me

Otro personaje que pasa por una situación de cuestionamiento de sus propias ideas es Sue, la entrenadora de las porristas y enemiga del club Glee. Ella se resiste a que el grupo cante canciones religiosas. Y lo hace porque ella también dejó de creer cuando su hermana, con cierta discapacidad, era maltratada por otros y no considerada como normal. “Yo le pedí a Dios que cambiara las cosas, pero nunca las cambió. Desde entonces dejé de creer”. Sin embargo en diálogo con su hermana, ésta le dice que ella sí cree en Dios y “si quieres puedo rezar por ti”, a lo cual Susan asiente. El coro decide practicar la canción de Joan Osborne:” One Of Us” y Sue se siente tocada y decide no prohibir el canto religioso en la escuela pública

http://www.youtube.com/watch?v=LW99kg_deXI

El capítulo termina con Finn comiéndose el resto del sándwich que había guardado, aquel en el que se “veía” el rostro de Jesús. Se lee en algún blog que alguien interpretaba esto como un gesto eucarístico, pasar de creer en esta imagen para vivir la presencia de Jesús en su vida de una nueva manera. No se sabe si los guionistas lo pensaron así. Las interpretaciones de estas manifestaciones quedan a la libertad del televidente. Es él quien tiene la palabra.

No se trata de hacer afirmaciones categóricas sobre un posible retorno de Dios al imaginario popular contemporáneo. Pero el hecho de que Dios forme parte de los temas que se tratan en una serie tan actual y tan popular como Glee puede ser una invitación a prestar atención a todo aquello que no nos parece “sagrado” y que sin embargo puede decirnos algo de Dios o de la experiencia de Dios que otros pueden tener.

El capítulo completo se puede ver aquí

Puntuación: 5.00 / Votos: 7

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Un pensamiento en “Jesús en ‘Glee’, la serie juvenil más exitosa

  • 15 octubre, 2012 al 6:52 pm
    Permalink

    Muy interesante su articulo. Me parece que el regreso de Dios, o mas bien de la fé en la ficciòn no siempre hace buenos capitulos, pero me parece legitimo; al final, visto del punto de vista de la dramaturgia, es una manera de que cada cual se haga la pregunta de como ser mejor, es lo que cuenta : la buena voluntad.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *