Ejemplo de texto con cierre con cita

Tema: Causas y soluciones del embarazo adolescente no deseado

En el Perú, el porcentaje de madres adolescentes se ha incrementado al 14,6% en 2014, lo que representó aumento del 1,6% desde el año 2000. Esta cifra se incrementa en grupos que presentan rasgos de desventaja social, tales como niveles de escolaridad bajos, situaciones socioeconómicas precarias o el hecho de pertenecer a grupos poblacionales marginados o desfavorecidos como los grupos indígenas. En general, los embarazos a temprana edad se deben por la falta de apoyo, información y orientación en materia de salud reproductiva y educación sexual para niños y adolescentes; ello ha ocasionado que el índice de embarazos en esta etapa de la vida sea atendido como uno de los problemas de salud pública muy importantes. Por eso, es necesario conocer los factores y métodos preventivos para el embarazo adolescente. A continuación, se mencionarán las principales causas y soluciones del embarazo precoz.

Por una parte, en el ámbito familiar, existen causas que posibilitan el surgimiento del embarazo no deseado. En primer lugar, la falta de comunicación con los padres es uno de los motivos por lo cual aumentan los embarazos. La carencia afectiva contribuye a que los menores busquen soporte emocional en grupos de pares, es decir, en compañeros de su misma edad que carecen de educación sexual y que los conducen por malos hábitos conductuales en vez de orientarlos adecuadamente. Asimismo, la inexistente supervisión de padres a hijos provoca que estos tengan libertad de realizar actos sexuales sin información adecuada. Muchos adolescentes se inician sexualmente sin que sus padres se enteren con el fin de satisfacer algún placer, complacer a los amigos, mostrar rebeldía frente al hogar o llamar la atención de los padres. En segundo lugar, los tipos de crianza de la familia conducen a que la adolescente crezca con una inestabilidad psicológica. Las familias destructuradas influyen en el desarrollo de la personalidad de la joven; en otras palabras, las hijas que han sufrido la separación de los procreadores o la ausencia de un progenitor serán más propensas a buscar cariño en sus compañeros con los que se vincula sexualmente y corre el riesgo de embarazarse. Otro estilo de crianza es el de los hogares monoparentales en los cuales, por lo general, la formación y educación sexual no siempre es la adecuada. Por ejemplo, en la película “Preciosa”, que narra la historia de una muchacha que vivía únicamente con su mamá, se observa que la madre permitía la visita de su padre quien abusaba sexualmente de ella e incluso se menciona que asisten a su hogar para comprar drogas. 

Por otra parte, a pesar de las causas presentadas, existen diversas soluciones efectivas. Por un lado, la buena comunicación entre padres e hijos contribuye con la creación de un vínculo de confianza. La transmisión de afecto a los hijos es fundamental para que estos no busquen soporte emocional en personas inadecuadas. Ellos deben brindar la confianza necesaria para que sus hijos pasen más tiempo en casa o en actividades productivas y sanas fuera del hogar. Además, la supervisión de los progenitores debe ayudar a tener un control de conductas sexuales de sus menores para evitar embarazos a futuro. Los padres, incluso de familias conservadoras, deben ser los principales orientadores y educadores de sus hijos en los diversos temas sexuales. Por otro lado, las adecuadas formas de crianza en la familia conducen a una buena relación en el ámbito familiar, ya que se genera seguridad. Los hogares responsables son aquellos que informan sobre la educación sexual a los jóvenes, para que ellos estén bien informados y sexualmente seguros antes de realizar un acto sexual; de esta manera, se evita los embarazos no deseados. Al respecto, sería útil que que se cuente con la asistencia de un psicólogo, sobre todo en los casos de las familias monoparentales, porque su orientación les permitirá a los adolescentes dialogar o analizar el tema de la sexualidad, por ejemplo sus mitos o sus consecuencias, cuando por la ausencia de su padre o madre no puedan realizarlo. Los psicólogos pueden llegar a ser un soporte emocional y profesional en las mismas situaciones de madres adolescentes, pues sus consejos contribuyen con dirigir por caminos correctos en la crianza de los niños y en el progreso de la vida de la mamá.  

En síntesis, se explicaron las diversas causas y soluciones respecto al embarazo adolescente. Por un lado, en el entorno familiar inadecuado, se presentó diferentes razones por las cuales se origina el embarazo a temprana edad como es la falta de comunicación. Ante este problema, las principales soluciones han sido tener una buena relación entre padres e hijos, la cual ayudaría a disminuir la tasa de gestación prematura. Según el psicólogo Pedro Lucas Bustos (2014), “la mejor solución ante el problema de embarazo a temprana edad es tener una buena comunicación y confianza entre padre e hijos”. Si los jóvenes confiaran en sus padres, sobre la base de sus consejos y orientaciones podrían tomar decisiones responsables en la iniciación sexual, en los contactos sexuales riesgosos o en las consecuencias de un embarazo no deseado.

Gabriel Torres, Jorge Alva, Gianfranco Davila, Fabricio Guzman

Puntuación: 4.08 / Votos: 24