Francisco con ortodoxos y minorías en Rumania

1:00 p m| 7 jun 19 (VATN/RD/VN).- Ecumenismo y cercanía con las minorías: reforzar el diálogo con ortodoxos y un mea culpa para el pueblo gitano. Son dos eventos que resaltaron en la visita de tres días del Papa a Rumania, donde los católicos son apenas un 7% y los ortodoxos más del 85%. También habitan minorías que acumulan sufrimiento en su historia: la comunidad romaní (pueblo gitano) y los húngaros, en su mayoría ubicados en Transilvania. Por último, Francisco beatificó siete obispos de rito greco-católico, martirizados durante la dictadura comunista.

—————————————————————————

La Rumania que visitó Francisco

Situada entre Europa Oriental y Occidental, Rumania estableció relaciones diplomáticas con la Santa Sede en 1920, pero los vínculos se rompieron después de la Segunda Guerra Mundial, con la llegada de los comunistas al poder. En la actualidad, el 85% de la población se declara ortodoxa y el 7% católica, cerca de 1,4 millones de fieles, que incluyen a los 200.000 que pertenecen a la Iglesia greco-católica o uniata.

A partir de 1948, esa comunidad minoritaria se integró en la Iglesia ortodoxa y desapareció oficialmente. Varios sacerdotes y fieles fueron encarcelados y algunos ejecutados. Sin embargo, muchos conservaron sus ritos en secreto hasta el derrocamiento del líder comunista Nicolae Ceausescu en 1989, quien manejó con mano de hierro el país. Para honrar la memoria de esa iglesia, el Papa beatificó a siete obispos uniatas, que fueron detenidos y torturados por agentes del régimen comunista en 1948 y murieron en total aislamiento.

ENLACE. Los 6 motivos por los que Francisco visita Rumania

 

Recuento de actividades

1) “La Iglesia católica no es extranjera, participa plenamente en el espíritu nacional rumano”

“Caminar juntos”. Fue el lema de la visita del papa Francisco a Rumania. Y, también, el eje sobre el que el pontífice organizó su discurso ante las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático. “La Iglesia católica no es extranjera, sino que participa plenamente en el espíritu nacional rumano, como lo demuestra la participación de sus fieles en la formación del destino de la nación, en la creación y el desarrollo de estructuras de educación integral y formas de asistencia típicas de un Estado moderno”, ha remarcado.

ENLACES. Nota en Religión Digital / Discurso completo

 

2) Francisco a la Iglesia ortodoxa rumana: “Reavivemos la memoria de comunión”

“El recuerdo de los pasos que hemos dado juntos nos anima a continuar hacia el futuro siendo conscientes de las diferencias, pero, sobre todo, con la acción de gracias por un ambiente familiar que hay que redescubrir, con la memoria de comunión que tenemos que reavivar y que, como una lámpara, dé luz a los pasos de nuestro camino”, afirmó el papa Francisco en su segundo discurso de su visita a Rumania ante el patriarca Daniel y el Sínodo Permanente de la Iglesia Ortodoxa. Antes, Francisco tuvo un encuentro privado con el líder ortodoxo en la propia sede del patriarcado.

ENLACES. Nota en Vida Nueva / Discurso completo

 

3) “Padrenuestro, un grito ante las carestías de amor de nuestro tiempo”

“Cada vez que decimos Padre nuestro”, dijo el Papa durante el Rezo del Padrenuestro en la nueva Catedral ortodoxa de Rumania, “unidos en la oración de Jesús, nos unimos también en su experiencia de amor y de intercesión”. Esta plegaria, enseñada por Jesús a los apóstoles, “es la invitación a que lo mío se transforme en nuestro y lo nuestro se haga oración”. Como ha dicho Francisco, es la forma de decirle al Padre “ayúdanos, a tomar en serio la vida del hermano, a hacer nuestra su historia” y a no juzgarle “por sus acciones y sus límites, sino a acogerlo sobre todo como hijo tuyo”.

ENLACES. Nota en Vatican News / Oración y reflexión completa

 

4) “Cuando ritos diferentes se encuentran, acontecen grandes cosas”

“María camina, encuentra y se alegra porque llevó algo más grande que ella misma: fue portadora de una bendición. Como ella, tampoco nosotros tengamos miedo a ser los portadores de la bendición que Rumania necesita. Sean los promotores de una cultura del encuentro que desmienta la indiferencia y la división y permita a esta tierra cantar con fuerza las misericordias del Señor”, lo dijo el Papa en su homilía en la Santa Misa en la Fiesta de la Visitación de la Virgen María, en la Catedral católica de San José en Bucarest.

ENLACES. Nota en Vida Nueva / Homilía completa

 

5) “Transformar el rencor en oportunidad de comunión”

Ni la lluvia ni la niebla impidieron que 80.000 personas abarrotaran la explanada del santuario mariano de Sumuleu-Ciuc, popular por la multitudinaria peregrinación anual que acoge en el fin de semana de Pentecostés. Esto le convierte en el primer lugar de peregrinación católico en el sureste de Europa.

Francisco imploró a María que ayude a rumanos y húngaros a “tejer el futuro juntos”. “Madre enséñanos a hilvanar el futuro”, rezó en voz alta el Papa, a la vez que reivindicó la necesidad de un “trabajo artesanal” para poder construir una fraternidad real. “Caminemos y caminemos juntos dejando que sea el Evangelio la levadura que lo impregne todo y regale a nuestros pueblos la alegría de la salvación”, añadió en el populoso santuario.

ENLACES. Nota en Vatican News / Homilía completa

 

6) Francisco insta a Rumania a “caminar juntos” en un diálogo entre jóvenes y abuelos

El Papa se ha dado un auténtico baño de multitudes en Iasi, tanto en la catedral de la ciudad, como en la plaza del Palacio de la Cultura donde celebró un encuentro con jóvenes y familias, ante más de 100.000 personas. En una cuidada celebración, varios fieles compartieron en público su testimonio de fe ante Francisco, que se mostró especialmente conmovido por las palabras de dos abuelos, Elisabetta y Ioan, que acudieron acompañados de sus once hijos. De ellos, siete formaron una familia y otros cuatro son consagrados -dos sacerdotes y dos religiosas-.

ENLACES. Nota en Vida Nueva / Discurso completo

 

7) “Hagan prevalecer la fraternidad y el diálogo ante las divisiones”

“Libertad y misericordia”. Estas fueron las claves de la homilía papal, en una emotiva y multitudinaria ceremonia (unas 60.000 personas), celebrada al aire libre en Sibiu, y en la que Francisco beatificó a siete obispos greco-católicos apresados, torturados y muertos durante la dictadura comunista en Rumania. Enterrados en fosas comunes, tuvieron “una disposición al martirio sin palabras de odio hacia los que los perseguían”.

No podía celebrarse la Beatificación en otro lugar que en el Campo de la Libertad de Blaj, el mismo lugar donde, en 1948, comenzó el hostigamiento contra los católicos. Así lo reseñó Francisco en su homilía, tras proclamar a los nuevos beatos: Iuliu Hossu, Vasile Aftenie, Ioan Bălan, Valeriu Traian Frenţiu, Ioan Suciu, Tit Liviu Chinezu y Alexandru Rusu, “testigos heroicos del Evangelio y de la paz”, según afirmó en la lectura del decreto.

ENLACES. Nota en Religión Digital / Homilía completa

 

8) A los gitanos rumanos: “Les pido perdón porque los hemos maltratado”

El Papa dedicó su última parada del viaje de tres días en Rumania a uno de los colectivos más estigmatizados del continente: los gitanos. Francisco se reunió con familias y niños de la comunidad romaní de Blaj y pudo compartir el testimonio de un sacerdote greco-católico gitano. Según los últimos datos, en Rumania actualmente hay más de 600.000 gitanos, que representan alrededor de un 3% de la población rumana.

En este contexto, Francisco quiso poner en valor la aportación del pueblo gitano. Pero eso sí, antes entonó un histórico “mea culpa”: “Pido perdón —en nombre de la Iglesia al Señor y a vosotros— por todo lo que a lo largo de la historia, os hemos discriminado, maltratado o mirado de forma equivocada”.

ENLACES. Nota en Religión Digital / Discurso completo

 

Enlaces relacionados:

 

Fuentes:

Vatican News / Religión Digital / Vida Nueva / La Nación

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *