20 frases del Papa en México para recordar

11:00 p m| 19 feb 16 (VN/RV/BV).- Fueron seis días intensos con encuentros de todo tipo: autoridades civiles, obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas, familias, jóvenes y más. En total, Francisco ha pronunciado 14 discursos y homilías en los que ha insistido en la importancia de no dejarse vencer por la mayor de las tentaciones: “la resignación”. Esa tentación que arroja al narcotráfico, la falta de oportunidades, la destrucción y la muerte. Recogemos la recopilación de frases más importantes propuesta por la revista Vida Nueva y además, las reseñas de cada una de las actividades en los dos últimos días del Papa en tierras mexicanas.

—————————————————————————

Con los obispos

1) “Sean obispos de mirada limpia, de alma trasparente, de rostro luminoso. No le tengan miedo a la transparencia. La Iglesia no necesita de la oscuridad para trabajar”.

2) “Les ruego no minusvalorar el desafío ético y anticívico que el narcotráfico representa para la juventud y para la entera sociedad mexicana, comprendida la Iglesia”.

3) “Si tienen que pelearse, peléense; si tienen que decirse cosas, se las digan; pero como hombres, en la cara, y como hombres de Dios que después van a rezar juntos, a discernir juntos. Y si se pasaron de la raya, a pedirse perdón, pero mantengan la unidad del cuerpo episcopal”.

Misa en Guadalupe

4) “¿Acaso no soy tu madre? ¿Acaso no estoy aquí?, nos vuelve a decir María. Anda a construir mi santuario, ayúdame a levantar la vida de mis hijos, tus hermanos”

En Hospital pediátrico

5) “Quiero bendecirlos. Quiero pedirle a Dios que los bendiga, los acompañe a ustedes y a sus familias, a todas las personas que trabajan en esta casa y buscan que esas sonrisas sigan creciendo cada día. A todas las personas que no solo con medicamentos sino que con “la cariñoterapia” ayudan a que este tiempo sea vivido con mayor alegría”

En Ecatepec

6) “El Padre que nos espera para sacarnos las ropas del cansancio, de la apatía, de la desconfianza y así vestirnos con la dignidad que solo un verdadero padre o madre sabe darle a sus hijos, las vestimentas que nacen de la ternura y del amor”.

7) “Hemos optado por Jesús y no por el demonio, queremos seguir sus huellas pero sabemos que no es fácil”.

Con indígenas en Chiapas

8) “Ya no podemos hacernos los sordos frente a una de las mayores crisis ambientales de la historia. En esto ustedes tienen mucho que enseñarnos”.

9) “Muchas veces, de modo sistemático y estructural, sus pueblos han sido incomprendidos y excluidos de la sociedad. (…) Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir: ¡Perdón! El mundo de hoy, despojado por la cultura del descarte, los necesita”.

Encuentro con las familias

10) “Creo que es lo que el Espíritu Santo siempre quiere hacer en medio nuestro: echarnos ganas, regalarnos motivos para seguir apostando, soñando y construyendo una vida que tenga sabor a hogar, a familia”.

11) “Prefiero una familia con rostro cansado por la entrega a rostros maquillados que no han sabido de ternura y compasión”.

Misa con sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas

12) ¿Qué tentación nos puede venir de ambientes muchas veces dominados por la violencia, la corrupción, el tráfico de drogas, el desprecio por la dignidad de la persona, la indiferencia ante el sufrimiento y la precariedad? (…) Creo que podríamos resumirla con la palabra resignación”.

Encuentro con los jóvenes

13) “Uno de los mayores tesoros de esta tierra mexicana tiene rostro joven, son sus jóvenes (…) pero esa riqueza hay que transformarla en esperanza”.

14) “Es mentira que la única forma de vivir, de poder ser joven es dejando la vida en manos del narcotráfico o de todos aquellos que lo único que están haciendo es sembrar destrucción y muerte”.

Visita al Centro de Readaptación Social

15) “La reinserción no comienza acá en estas paredes; sino que comienza antes, comienza ‘afuera’, en las calles de la ciudad. (…) La reinserción social comienza insertando a todos nuestros hijos en las escuelas, y a sus familias en trabajos dignos”.

16) “Sabemos que no se puede volver atrás, sabemos que lo realizado, realizado está; por eso he querido celebrar con ustedes el Jubileo de la misericordia, ya que eso no quiere decir que no haya posibilidad de escribir una nueva historia hacia delante”.

Encuentro con el mundo del trabajo

17) “Dios pedirá cuenta a los esclavistas de nuestros días, y nosotros hemos de hacer todo lo posible para que estas situaciones no se produzcan más”.

18) “¿Qué quiere dejar México a sus hijos? ¿Quiere dejarles una memoria de explotación, de salarios insuficientes, de acoso laboral?”.

Santa Misa en el área de la feria

19) “Aquí en Ciudad Juárez, como en otras zonas fronterizas, se concentran miles de migrantes de Centroamérica y otros países, sin olvidar tantos mexicanos que también buscan pasar “al otro lado”. Un paso, un camino cargado de terribles injusticias: esclavizados, secuestrados, extorsionados, muchos hermanos nuestros son fruto del negocio del tránsito humano”.

20) “Pidámosle a nuestro Dios el don de la conversión, el don de las lágrimas, pidámosle tener el corazón abierto (…). ¡No más muerte ni explotación! Siempre hay tiempo de cambiar”.


Últimos días de Francisco en México

Francisco al clero en Morelia: No caigamos en la tentación de la resignación (16 de febrero)

La cuarta Misa multitudinaria del Papa en tierra mexicana, la del martes de la I semana de Cuaresma, fue en español y en la lengua indígena purhépecha. En su homilía el Obispo de Roma destacó la importancia de la oración y de la misión evangelizadora – como nos invita Jesús también hoy – «para hacer experiencia del amor misericordioso del Padre en nuestra vida y en nuestra historia».

Haciendo hincapié en la misión de ser testigos del Señor, el Papa Francisco puso en guardia contra la resignación, que resume las tentaciones que se presentan ante realidades tan difíciles, en ambientes dominados por violencia, corrupción, tráfico de drogas, desprecio de la dignidad de la persona, indiferencia ante el sufrimiento y la precariedad.

Audio:

Crónica en revista Vida Nueva / Homilía completa


Francisco a los jóvenes en Morelia: “Riqueza, esperanza y dignidad”
(16 de febrero)

Un mensaje lleno de esperanza, ilusión y sobre todo mucho ánimo, el que dedicó el Papa Francisco a los jóvenes en el encuentro de la ciudad de Morelia, capital de Michoacán, en un estadio de futbol completamente lleno de fieles que demostraron una vez más la alegría y el espíritu festivo –como dijo el Papa- del pueblo mexicano.

El Papa Francisco les invitó a vencer los miedos, a valorarse más, a no dejarse pisar por las personas que les hacen creer que no valen, y sobre todo a no perder la esperanza. Y todo esto –explicó Francisco- se consigue estando cerca de Jesucristo, que nos anima a seguir adelante, a llevar un camino lejos de la destrucción.

Audio:

Crónica en Vida Nueva / Discurso a jóvenes / Palabras del Papa a los niños de catecismo


Trabajen para que esta sociedad usa y tira no siga cobrando víctimas, el Papa a los detenidos en Ciudad Juárez
(17 de febrero)

Después más de dos horas de vuelo desde Ciudad de México, el Papa Francisco llegó al extremo norte de país, para visitar a los detenidos del Centro de Readaptación Social Estatal N. 3, CeReSo N. 3, de Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, a orillas del río Bravo. Francisco quiso llegar allí, al límite fronterizo con los Estados Unidos, donde los migrantes tratan de salir del país en busca de una vida mejor, para saludar a los excluidos de la sociedad y celebrar con ellos el Jubileo de la Misericordia.

“Celebrar el Jubileo de la Misericordia con ustedes –dijo el Papa dirigiéndose a los 700 detenidos presentes- es recordar el camino urgente que debemos tomar para romper los círculos de la violencia y de la delincuencia”. Francisco insistió en que los problemas no se resuelven aislando, apartando o encarcelando: “Nos hemos olvidado –insistió– de concentrarnos en lo que debe ser nuestra verdadera preocupación: “la vida de las personas” y de sus familias.

Audio:

Crónica en Vida Nueva / Discurso completo


“Construir el México que sabe reconocer en el otro la dignidad del Hijo de Dios”. Invitación del Papa al mundo del trabajo
(17 de febrero)

El encuentro y el diálogo para construir el mañana y reconstruir los vínculos sociales dañados por la falta de comunicación y de respeto a lo mínimo necesario para una convivencia saludable. De aquí partió el discurso del Papa Francisco dirigido al mundo del trabajo, penúltima cita de este viaje apostólico, que se llevó a cabo en el Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua.

Dirigiéndose a las diversas organizaciones de trabajadores, representantes de cámaras y gremios empresariales, el Obispo de Roma les recordó la responsabilidad que los une, es decir, aquella de buscar generar espacios de trabajo digno y útil para la sociedad y en particular, para los jóvenes. De hecho, señaló que la desocupación genera pobreza, y esta última se convierte en “terreno fértil para el narcotráfico y la violencia”.

Audio:

Crónica en Vida Nueva / Discurso completo


El Papa en Ciudad Juárez: “pidamos el don de las lágrimas y la conversión”
(17 de febrero)

“La misericordia nos alienta a mirar el presente y confiar en lo sano y bueno que late en cada corazón. La misericordia de Dios es nuestro escudo y nuestra fortaleza”, lo dijo el Papa Francisco en su homilía en la Misa celebrada en el “Complejo Ferial” de Ciudad Juárez, en México, a sólo 80 metros de la frontera con los Estados Unidos.

En la última jornada de su Visita Apostólica a tierras mexicanas y después de haber orado por las víctimas de la migración al pie de una gran Cruz de madera, ubicada a orillas del Rio Grande, el Santo Padre recordó en su homilía que “la misericordia rechaza siempre la maldad, tomando muy en serio al ser humano. Apela siempre a la bondad dormida, anestesiada, de cada persona. Lejos de aniquilar, como muchas veces pretendemos o queremos hacerlo nosotros la misericordia, se acerca a toda situación para transformarla desde adentro”.

Audio:

Crónica en Vida Nueva / Homilía completa


El Papa se despide de México: En este pueblo existen muchas luces que anuncian esperanza

El Papa Francisco se despidió de México dando gracias a Dios por haberle permitido visitar un país que siempre sorprende “¡México es una sorpresa!”, dijo en el aeropuerto de Ciudad Juárez poco antes de embarcarse en el avión de regreso a Roma. El Santo Padre reiteró su gracias a todos los que han hecho posible su peregrinación, desde las autoridades locales y federales, a todas las personas que, en el anonimato, han dado lo mejor de sí para que estos días fueran “una fiesta de familia”. “Me he sentido acogido, recibido por el cariño, la fiesta, la esperanza de esta gran familia mexicana, gracias por haberme abierto abrirme las puertas de sus vidas, de su Nación”

Discurso completo


Otro enlace recomendado:


Palabras del Papa durante los vuelos en el avión:


Fuentes:

Vida Nueva / Radio Vaticana

Puntuación: 5 / Votos: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *