El heroísmo de los hermanos Cárcamo

Cuando me dicen ese apellido inmediatamente la asocio con un zona muy peligrosa. Es como escuchar el nombre de Javier Prado, José Larco, Carlos Tenaud, Espinar o José Álvarez Calderón y no saber quiénes fueron. Cárcamo es el apellido de dos hermanos que también figuran en la historia como héroes de la causa patriótica.

RITA RÍOS ARCELLA PERIODISTA

CONSEGUIDA LA INDEPENDENCIA de Chile, en febrero de 1818, las fuerzas patrióticas lideradas por don José de San Martín fijaron los ojos en la liberación del Perú.
El severo militar argentino dispuso que el marino inglés lord Cochrane iniciara una expedición a puertos como Paita, Huacho, Callao, a fin de crear conciencia a favor de romper las cadenas del yugo ibérico.

La flota tocó las costas chalacas y luego enrumbó al norte, donde tenía intenciones de tomar Paita. Antonio Álvarez Jonte, quien actuó como secretario del almirante Cochrane, legó para la posteridad un detallado informe sobre esas acciones.

La aparición de los barcos de la escuadra de Cochrane frente al Callao y su manifiesto propósito de incursionar por toda la costa norte provocaron gran alarma y el virrey Pezuela tomó medidas preventivas. Una de ellas fue fortificar el puerto de Paita.

Por aquellos turbulentos años, los hermanos Victoriano y Andrés Cárcamo Lastra expusieron su vida a favor de la causa patriótica. Oriundos de Paita, los hermanos servían en el pailebote real Sacramento, que se encargaba de llevar la correspondencia entre el Callao y Panamá.

Se trataba del principal medio de comunicación de la época, de modo que era de vital importancia poner este servicio a favor de la independencia. En marzo de 1821, Victoriano Cárcamo toma la embarcación luego de someter al capitán Miguel Gamón, español con residencia en Paita, en donde estaba su familia.

Para entonces, la población de Paita había declarado la independencia, de modo que los Cárcamo Lastra pusieron a disposición del nuevo gobierno al Sacramento, que de esta manera se convertía en la primera nave de la Marina de Guerra peruana.

Pero la historia no siempre es justa con sus mejores hijos, de modo que los héroes terminaron envueltos en un lío judicial debido a la pérdida de un dinero que supuestamente iba en el Sacramento. El proceso se ventiló en Trujillo y finalmente fueron absueltos de todo los cargos. Su honra quedó incólume.

La familia Cárcamo tiene un largo historial en defensa de la patria. Raimundo y Enrique Cárcamo Castillo, hijos de Victoriano, ofrendaron su vida al Perú en el Combate del 2 de mayo de 1866, en el Callao. España buscaba retomar sus viejas posiciones. Un cañonazo cayó en la batería en la que estaban los Cárcamo Castillo y murieron.

Sin duda, más allá de grandes nombres, como San Martín o Cochrane, subyacen peruanos de a pie que también merecen un reconocimiento en el 192º aniversario patrio.

En: elperuano

Puntuación: 5 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *