Archivo del Autor: de

Estudios de Doctorado

[Visto: 51 veces]

Hacer un doctorado no es una tarea fácil, demanda del interesado mucha motivación, dedicación, interés, preparación y trabajo. Por otro lado, demanda de su trabajo rigurosidad científica, originalidad en la propuesta, uso de las normas de ética y una planificación del trabajo. Esto último es muy importante, tanto como definir un método, metodología, ontología y epísteme de investigación. Sugiero tomarse al menos un año mínimo antes de su postulación para una revisión de la literatura sobre el estado del arte.

El resultado final debiera ser un material como el anexo compartido para decir que es seria su postulación. Guía_para_propuesta_de_proyecto_de_tesis_Doctorado_JVF

Qué estudiar, ¿la gestión de la logística o la cadena de suministro?

[Visto: 122 veces]

Las organizaciones empresariales han evolucionado conforme ha cambiado la teoría del negocio (para revisar al respecto, se puede revisar un post anterior ACÁ). Una muestra de esta adaptación por parte de las empresas, es la presentada por Dupont (1998) citando la clasificación de Woodward (1965) respecto a los tres tipos de empresas que existen por su flujo de materiales : (1) las empresas procesadores, que a través de transformaciones continuas físicas y químicas permiten que la materia prima se conviertan en productos finales, (2) las empresas secuenciales, las cuales a través de operaciones sucesivas convierten la materia prima en productos finales y (3) las empresas de proyectos unitarios (acá se encuentran las empresas de servicio). Un primer punto de partida es entender que las organizaciones han evolucionado, sus operaciones y funciones también, en este sentido anexo una serie de atributos encontrados en la literatura que diferencia la logística a la cadena de suministro.

Según Ballou (2004) sobre la logística de los negocios, “…estriba en el concepto de dirección coordinada de las actividades relacionadas, en vez de la práctica histórica de gestionarlo de manera separada…”. Por otra parte el Consejo de profesionales de la Gestión de la Cadena de Suministro (con sus siglas en ingles en CSCMP) define en CSCMP (2019) la logística como “…la parte de la gestión de la cadena de suministro que planifica, implementa y controla el flujo eficiente y efectivo hacia adelante y hacia atrás, y el almacenamiento de bienes, servicios e información relacionada entre el punto de origen y el punto de consumo para cumplir con los requisitos de los clientes”. Dicho de otro modo, la logística sirve para entender qué es y cómo son los procesos que conforman el sistema complejo de las operaciones del flujo de materiales, información y dinero de las empresas. En palabras de Render y Heizer (2014) permite optimizar las operaciones.

Por otro lado (Gaither y Frazier, 2000; Krajewski et al., 2008; Chase et al., 2009; Chopra y Meindl, 2013; Render y Heizer, 2014) coinciden que el carácter distintivo de la gestión de la cadena de suministro (SCM por sus siglas en ingles) es sobre el sujeto de estudio, la cual la describen como el conjunto de organizaciones que conforman la red de abastecimiento, producción y distribución. En palabra de CSCMP (2019), “…abarca la planificación y gestión de todas las actividades relacionadas con el abastecimiento y la adquisición, la conversión y todas las actividades de gestión logística. Es importante destacar que también incluye la coordinación y colaboración con socios de canal, que pueden ser proveedores, intermediarios, proveedores de servicios externos y clientes. En esencia, la gestión de la cadena de suministro integra la gestión de la oferta y la demanda dentro y entre las empresas.”. Dicho de otro modo SCM sirve para entender el propósito de las operaciones de los actores de las operaciones de las empresas.

En este punto, se puede preguntar, entonces qué es importante saber, ¿para que se hacen las cosas?, conocer el propósito o ¿cómo se hacen las cosas?, conocer el ser y como hacerlo. Claramente lo ultimo mencionado permite lo primero. La SCM se termina de aprender en el ejercicio de la profesión, entender como funciona la Logística se debe asegurar al termino de cualquier carrera donde se estudie, para lograr una gestión de la cadena de los suministros competitiva, articulada, coordinada y alineada.

 

Un enfoque multidisciplinario para la intervención humanitaria

[Visto: 329 veces]

El 25 de octubre último de 2:00 pm. a 5:00 pm., se llevó a acabo en el auditorio de la Facultad de Ciencias e Ingeniería en la PUCP, la conferencia titulada “Elaborando tesis de pre-grado y posgrado en gestión de crisis y desastres: un enfoque multidisciplinario”. Dicha conferencia la organice buscando promover la realización de tesis de pre grado, posgrado y proyectos, teniendo como sujeto de estudio la intervención humanitaria.

Al evento asistieron 34 personas, espero sinceramente que entre los asistentes se encuentren nuevos tesistas y/o investigadores que a través de sus iniciativas académicas, en las disciplinas donde buscaren desarrollarse, puedan considerar el plantearse llevar a cabo un tema relacionado a la mejora de la intervención humanitaria. Anexo la lista de los trabajos mostrados con algunas de las PPTs presentadas.

Dr. Jorge Vargas Florez, “La intervención humanitaria, un enfoque multidisciplinario”. PPT.
Mg. Renzo Benavente. “Tesis de Maestría, Optimización de la distribución humanitaria usando matemáticas aplicadas”. PPT.
Fernando Tavara, “Proyecto: Recuperando la vida de los niños y niñas: espacio urbano y emergencia”. PPT.
Sr. Máxime Delaître. “Tesis de Doctorado, Diseño urbano para la prevención de desastres”. PPT.
Mg. Marie Pigeolet. “Tesis de Doctorado: los desastres desde la geografía y antropología”. PPT.
Dr. Carlos Rojas. “Tesis de Pregrado, Prevención desde el Derecho”. PPT.
Sr. Miguel Rodriguez y Sr. Eduardo Ramírez. “Tesis de Pregrado, Optimizando la evacuación en laderas”. PPT.
Arq. Belen Desamaison. “Proyecto: Ciudades auto sostenibles amazónicas”.

Anexo el video del evento. Click AQUI.

Los distintos exponentes, remarcaron la importancia de incluir las distintas miradas que las diferentes disciplinas nos pueden ofrecer, para proponer soluciones más efectivas para responder a las expectativas de los damnificados, victimas, población vulnerables y sociedad en su conjunto, afectadas por eventos disruptores generadores de crisis. Muchas veces toma notoriedad en la prensa, habida por el morbo y el sensacionalismo de una sociedad hedonista, las necesidades generadas por los eventos inesperados, como los terremotos y huaicos, sin embargo ignoramos y convivimos con las necesidades que damos por “normales” en las personas que sufren pobreza, des-afección, desamparo, olvido y exclusión, situación que abona a la aparición de sectarismos, extremismos y fanatismos dispuestos a aceptar tener un fiscal de la nación, lideres corruptos y liderazas corruptas.

Hacia una gestión del tráfico que contribuya a la resiliencia urbana en Lima

[Visto: 279 veces]

El transporte urbano es una actividad relevante en el desarrollo de un país. Se ha determinado en [12] que los costos de operación de los vehículos que circulan en las vías de ciudades de más de 100 000 habitantes consumen alrededor de 3,5 % del PBI en América Latina y el Caribe. Así mismo, sin considerar los viajes de fines de semana el valor del tiempo de los habitantes durante el viaje entre sus hogares a los trabajos y viceversa equivale aproximadamente a 3,0 % del PBI. Valores que se prevé aumentarán por diversas razones; incremento de la tasa de motorización [9], tendencia al uso del automóvil [2], crecimiento de las ciudades [10] entre otros tendrán un impacto en mayores gastos debido a los problemas generados por el desorden del transporte en la ciudad [1].

El nuevo siglo encontró a Lima con un desarrollo de la ciudad sin una planificación adecuada [9], el censo realizado por el INEI [4] concluye que la tasa de crecimiento de la población ha disminuido en 1,6%, sin embargo, la densidad poblacional aumentó, y además existe una mala distribución del uso de suelos [5], lo que trae como consecuencia una red vial provincial desordenada. En la actualidad se trata de dar solución a estos problemas con la ampliación de vías, sin embargo, no existe según JICA [5], estudios actualizados sobre la demanda del transporte urbano que permitirían orientar una oferta articulada y ordenada. Este mismo escenario se repite en los distritos, en [5] se menciona que las municipalidades no cuentan con una planificación adecuada para el mantenimiento del estado estructural de los pavimentos; los cuales con el paso del tiempo bajan su funcionalidad y servicio debido a las cargas vehiculares, condiciones de clima, falta de mantenimiento entre otros factores [11], una alternativa a esto se presenta en [10], permitiendo prolongar la vía útil del pavimento [3].

El automóvil posee ventajas en términos de facilitar la movilidad personal, y otorgar sensación de seguridad y aún de estatus especialmente en países en vías de desarrollo. Sin embargo, es poco eficiente para el traslado de personas, al punto que cada ocupante produce en la hora punta 11 veces la congestión atribuible a cada pasajero de bus [2]. Los costos de la congestión son elevados; a título de ejemplo de acuerdo con cálculos conservadores, aumentar en promedio las velocidades de los viajes en auto en 1 km/h y los de transporte colectivo en 0.5 km/h implicaría una reducción de tiempos de viaje y costos de operación por un valor equivalente a 0.1% del producto interno bruto (PBI) [8]. Otros perjuicios por la congestión son; contaminación acústica y atmosférica, deterioro de la salud [6], incremento de las tarifas, buses pues se debe proveer la misma capacidad de transporte con más unidades de transporte, demoras en el transporte de los trabajadores de las entidades públicas y privadas [9].

Una inadecuada planificación de la red vial de una ciudad, produce un mal pronóstico de la demanda afectando el gasto en infraestructura vial [8]. En [7] se sugiere la implementación de nuevas tecnologías para afrontar el problema de la congestión. En la publicación realizada por CEPAL [12], se muestra que en las horas punta, la red vial en las ciudades latinoamericanas opera muy cerca de su capacidad, lo que implica que pequeños aumentos en los flujos de tránsito agravan la congestión.

Se ha estimado que un incremento en la velocidad de circulación de la locomoción colectiva de Santiago de Chile de 15,0 a 17,5 km/h en las horas punta permitiría reducir las tarifas en 5% [9]. Un estudio sobre las mayores ciudades del Brasil estimó que la congestión aumenta los costos operacionales del transporte en autobuses hasta en 16% [12]. Todo indica que en las principales ciudades del mundo la congestión del tránsito, seguirá agravándose [12], lo que constituye un peligro a la calidad de vida urbana. Su principal manifestación es el incremento de los tiempos de viaje, mayor consumo de combustible, incremento en los costos de operación y polución atmosférica, todo lo cual tiene un impacto negativo en la resiliencia urbana. Entendida esta última, como la capacidad de la ciudad para hacer frente a eventos disruptores como accidentes de tránsito, desastres naturales, convulsión social, delincuencia entre otros, donde el flujo del tránsito vehicular de inmediato se ve impactado de modo negativo sin posibilidad a recobrar en el breve plazo su estado natural de circulación.

Este documento de diagnóstico, ha sido preparado en colaboración con el Mag. Leonardo Flores Gonzales, quien está llevando sus estudios doctorales en la Pontificia Universidad Católica del Perú, en el programa de estudios Doctorales en Ingeniería, bajo mi asesoría, la cual en síntesis busca responder la siguiente pregunta de investigación; ¿cómo articular a la vía expresa de Paseo de la República, como un recurso de incremento de la resiliencia de la logística urbana, bajo un enfoque de gestión del tráfico a través de herramientas de optimización y simulación? Dicho trabajo intenta ser una respuesta a los problemas ya descritos y derivados del impacto de la congestión vehicular en la ciudad.

Referencias
1. Bowen Z., Zhang C., Tsai J., Guo X. y Zhou X.,”Asphalt Pavement Maintenance technologies Evaluation Model based on “Economic-Benefit” index”, 13th COTA International Conference of transportation Professionals (CICTP 2013), Procedia – Social and Behavior Sciences, 96, p. 2115-2122, 2013.

2. Bull A. “Congestión de Tránsito el Problema y como Enfrentarlo”. Publicación de las Naciones Unidas, Cuadernos de la CEPAL. Santiago de Chile, 2003.

3. Burak A., Agar E., Hilmi A. “Advances in backcalculating the mechanical properties of flexible pavements”. Advances in Engineering Software, 37, p. 421-431.

4. INEI. “Día mundial de la población”. Lima 2013.

5. JICA. “Estudio de Factibilidad en el Plan Maestro de Transporte Urbano para el Área Metropolitana de Lima y Callao en la República del Perú”. Lima, 2009 y 2012.

6. Kongtip P., Thongsuk W., Yoosook W. y Chantanakul S.,” Health effects of metropolitan traffic-related air pollutants on street vendors”, Atmospheric Environment, 40, p. 7138 -7145, 2006.

7. Ledoux C. “An Urban Traffic Flow Model Integrating Neural Networks”. Transportation Research Part C: Emerging Technologies, 5, p. 287-300.

8. Ortuzar J., Willumsen G. “MODELOS DE TRANSPORTE”. Ediciones de la Universidad de Catabria. España, 2008.

9. Pueblo D. “El Transporte Urbano en Lima Metropolitana: Un desafío en defensa de la vida”. Lima, d. 2008.

10. Saltan M., Terzi S.“Modeling deflection basin using artificial neural networks with cross -validation technique in backcalculating flexible pavement layer moduli”. Advances in Engineering Software, 39, p. 588-592.

11. Solminihac H. “Gestión de Infraestructura Vial”. 3ra Edición, Alfaomega. 2005.

12. Thomson I. “Algunos conceptos básicos referentes a las causas y soluciones del problema de la congestión de tránsito (LC/R.2004)”. Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Santiago de Chile, 2000.

Un constructo para una sociedad resiliente. El caso de la renuncia de PPK.

[Visto: 280 veces]

Existen muchas definiciones para la resiliencia, existe el consenso respecto a su importancia como capacidad para lidiar con los estados de crisis, post evento disruptor, en el ámbito de la sociología Adger (2000) lo define como “la capacidad de los grupos o las comunidades para adaptarse a las tensiones y perturbaciones sociales, políticas o ambientales externas”. Interesante el hecho que Adger y otros académicos entiendan que lo “normal” es que el evento disruptor sea externo (catástrofe natural, una pandemia, una guerra, etc), y no interno, no intrínseco, no subyacente y característica natural de la sociedad, como es el caso de la corrupción para con nuestra sociedad en el Perú actual. Es decir, la crisis política hoy, que ha devenido en la renuncia del Presidente del Perú, es solo una consecuencia natural de un estado de crisis latente permanente, de vivir en una sociedad donde la clase dirigente es corrupta, en pocas palabras son rateros, que ven en el Estado y nuestros impuestos su botín, para ellos robar es normal, sus padres lo han hecho, ahora lo hacen sus hijos, lo hacen sus amigos, y no se ven a sí mismos como los delincuentes que son, pues delincuentes dicen ellos y sus operadores mediáticos son los carteristas, los marcas, los cogoteros, ellos por el contrario se vanaglorian de su condición izando de vez en cuando un estandarte moralizador, sacrificando un chivo expiatorio como el renunciante (PPK) en el cual proyectan todo su actuar.

Pero la corrupción no es un éter imaginario, la corrupción se evidencia, se respalda en un andamiaje concreto como: la Constitución vigente herencia del gobierno cleptocrático fujimorista, un sistema judicial limitado para castigar a los que se han dejado corromper y no a los que corrompen, un sistema electoral configurado para asegurar la presencia de los partidos corruptos de siempre, etc.

¿cómo lograr que las personas, la sociedad, en su conjunto sea resiliente, y pueda superar este y cualquier otro estado de crisis?, pues de la misma forma que se definen los constructos que nos permitieron desarrollar lo que hoy entendemos como los límites de los deberes y derechos, que como sociedad hemos suscrito para poder convivir y se evidencia por ejemplo en el seno familiar. Uno de esos constructos es el resultado de la labor, lo resumo en un dicho de mi madre, “si vas hacer algo, hazlo bien, sino mejor no hagas nada”, hoy se puede conocer abogados, ingenieros, profesores, alumnos, etc que pareciera ejercen una labor y no se interesan por dar lo mejor de sí mismos, es decir en el resultado de su labor, son en pocas palabras mediocres y pusilánimes, que en el peor de los casos podrían ser individuos con cargos cuyas decisiones nos van a perjudicar a todos.

Referencias:

Adger, W.N. (2000) Social and ecological resilience: are they related?, Progress in Human Geography, 24(3), 347-364

La tragedia de los comunes. El caso de la vacancia de PPK.

[Visto: 304 veces]

En el artículo de Garret Hardin, “The Tragedy of the Commons” publicado en Science, New Series 162, no. 3859 (diciembre 1968): 1243-1248. El autor demuestra como existe la imposibilidad de soluciones técnicas para óptimos globales, para problemas que se plantean en la búsquedas de óptimos individuales, en grupos de interés particulares. Para entender esto primero deben revisar lo que significa “grupos de intereses”, “soluciones técnicas”, “óptimos globales”, “óptimos individuales”, “búsqueda de soluciones” (recomiendo los libros de Stafford Beer para un acercamiento razonable). Como se entiende las limitaciones en la ontología que se puede poseer para estas reflexiones se los voy a poner fácil con el caso del vacancia de PPK.

No es posible satisfacer las expectativas individuales de los 30 millones de peruanos respecto a lo que cada uno considera que debe ser, hacer o decir el presidente de todos los peruanos, como no es posible por obvias razones, y si alguien lo cree solicite a la RENIEC le cambien su nombre por “Iluso”, entonces elegimos a candidatos que van a ejercer el cargo de presidente sabiendo y aceptando implícitamente que no podrá haber tal satisfacción individual, lo cual nos lleva a aceptar un optimo global. Es decir esperamos que nuestra elección  satisfaga de forma global nuestras expectativas. Es por esto que se eligió a PPK

Y es la brutalidad de grupos de interés individuales, lo que hoy nos ha llevado a una posible vacancia presidencial, puesto que estos últimos si buscan un bienestar particular bajo el pretexto de un bienestar global, algo imposible de lograr.

¿Qué es el terrorismo?. Los medios de comunicación en la estrategia del terror.

[Visto: 259 veces]

Los terribles hechos ocurridos en las Vegas, que busca el ISIS les sea reivindicado tienen como objetivo poder hacerse de la “autoría” del miedo y desconcierto que han generado esta acción criminal, el objetivo del grupo terrorista es ganar la atención que ha perdido en el campo de batalla ante su inminente derrota en su remedo de Califato pegado con babas. El uso de los medios de comunicación en el reforzamiento de los patrones de conducta de los grupos criminales es básico si se busca crear un estado de miedo y amenaza permanente (Breckenridge, J.N. y Zimbardo, P.G., 2007). Para poder definir el terrorismo anexo los doce elementos de consenso que en la academia se tiene sobre lo que es terrorismo. Tomado, RESUMIDO y adaptado de Schmid, A.P. (2013):

1. El terrorismo se refiere, por una parte, a una doctrina sobre la presunta efectividad de una forma o táctica especial de violencia política coercitiva generadora de temor con efectos propagandísticos y psicológicos a diversas audiencias y partes en conflicto;

2. El terrorismo como táctica se emplea en tres contextos principales: (i) represión estatal ilegal, (ii) agitación propagandística por parte de actores no estatales en tiempos de paz o fuera de zonas de conflicto y (iii) como una táctica ilícita de guerra irregular empleados por actores estatales y no estatales.

3. La violencia física o la amenaza de la misma, empleada por los actores terroristas, consiste en actos de violencia letal de una sola fase (como bombardeos y agresiones armadas), incidentes de dos fases con amenaza a la vida (como secuestros y extorsión), así como secuencias de acciones de múltiples fases (como en las ‘desapariciones’ con secuestro, detención secreta, tortura y asesinato).

4. La victimización terrorista pública inicia procesos de comunicación basados en la amenaza por los cuales, por un lado, se hacen demandas condicionales a individuos, grupos, gobiernos, sociedades o secciones de los mismos y, por otro lado, los constituyentes (basados en lazos de origen étnico, religión, afiliación política y similares) son buscados para ser los perpetradores de las acciones terroristas.

5. En el origen del terrorismo se encuentra el terror que infunde temor, temor, pánico o mera ansiedad, que se difunde entre quienes identifican o comparten similitudes con las víctimas directas.

6. Las principales víctimas directas de los atentados terroristas no son en general las fuerzas armadas, sino civiles, no combatientes u otras personas inocentes e indefensas que no tienen responsabilidad directa por el conflicto que dio lugar a actos de terrorismo.

7. Las víctimas directas no son el objetivo final (como en un asesinato clásico en el que la víctima y el objetivo coinciden) sino que sirven como generadores de mensajes, más o menos involuntariamente ayudados por los valores noticiosos de los medios de comunicación, para llegar a diversas audiencias y partes en conflicto que se identifican con la situación de las víctimas o la causa profesada por los terroristas.

8. Las fuentes de violencia terrorista pueden ser perpetradores individuales, grupos pequeños, redes transnacionales, así como actores estatales o agentes clandestinos patrocinados por el Estado (tales como escuadrones de la muerte y paramilitares).

9. Si bien muestra similitudes con los métodos utilizados por la delincuencia organizada y los que se encuentran en los crímenes de guerra, la violencia terrorista es predominantemente política, por lo general en su motivación, pero casi siempre en sus repercusiones sociales.

10. La intención inmediata de los actos de terrorismo es aterrorizar, intimidar, antagonizar, desorientar, desestabilizar, coaccionar, obligar, desmoralizar o provocar a una población objetivo o partido de conflicto con la esperanza de lograr de la inseguridad resultante un resultado de poder favorable, para la obtención de publicidad, extorsión, dinero de rescate, sumisión a demandas terroristas y/o movilización o inmovilización de sectores del público;

11. Las motivaciones para participar en el terrorismo abarcan una amplia gama, incluyendo la reparación de los supuestos agravios, la venganza personal o comunitaria, el castigo colectivo, la revolución, la liberación nacional y la promoción de diversas causas y objetivos ideológicos, políticos, sociales, nacionales o religiosos.

12: Los actos de terrorismo rara vez son autónomos, pero forman parte de una campaña de violencia que, por el carácter serial de los actos de violencia y las amenazas de más venideros, puede crear un clima de temor generalizado que permite a los terroristas manipular el poder político.

Bibliografía

  1. Schmid, A.P. (2013) , “The Definition of Terrorism” , en The Routledge Handbook of Terrorism Research, (Editor)  Alex P. Schmid, Abingdon: Routledge. Disponible versión ORIGINAL en http://www.terrorismanalysts.com/pt/index.php/pot/article/viewFile/schmid-terrorism-definition/385
  2. Breckenridge, J.N. y Zimbardo, P.G. (2007),” The strategy of terrorism and the psychology of mass-mediated fear”, en Psychology of Terrorism, (Editores) Bruce Bongar, Lisa M. Brown, Larry E. Beutler, James N. Breckenridge, y Philip G. Zimbardo, New York: Oxford University Press.

 

¿Qué es un desastre?. Caso del uso de la Costanera para eventos masivos.

[Visto: 232 veces]

Un desastre no se mide por la magnitud del evento disruptor (sismo, tsunami, avalancha, huracán, etc), tampoco se mide por el impacto en las infraestructuras (edificios derrumbados, puentes colapsados, casas destruidas, etc.) para que haya un desastre tiene que haber un impacto de una magnitud donde fracaso el uso de los protocolos habituales de control. Por ejemplo, en México en su mayoría los edificios permitieron la evacuación de las personas antes de colapsar (se usó el protocolo de construcción sismo-resistente en su mayoría) por lo tanto las cerca de 500 personas muertas en realidad está lejos del total que potencialmente hubieran muerto si la mayoría de los edificios hubieran colapsado antes de la evacuación, cosa que sucedió en 1985, con el saldo trágico de 10 000 personas, claro que las 500 familias que han perdido a sus seres queridos si pueden decir que el terremoto fue un desastre y claro que lo fue, pero el desastre pudo haber sido mayor. Algo que si ocurrirá en Lima, algo que podría ocurrir en la Costa Verde, si se expone a un millón de personas a escuchar la misa del Papa Francisco, que buena falta hace su visita para llamar la atención acerca de un mal endémico en nuestra sociedad y en especial en sus clase privilegiada dirigente, cito al Papa ”la corrupción sustituye el bien común por un interés particular que contamina toda perspectiva general…” (Fuente: prólogo del libro del Cardenal Peter Turkson, Corrosione).

Un millón de personas en un ambiente confinado, donde puede golpear un tsunami, donde puede originarse una estampida descomunal, donde puede colapsar el acantilado, donde puede caerse los pocos puentes de evacuación (los finalizados y los por finalizar por el actual alcalde), donde habría una elevada concentración de población vulnerable (ancianos, niños, etc), sería solo posible por el capricho, necedad e ignorancia de intereses particulares.

Una ontología para la lucha contra la corrupción, crisis nacional

[Visto: 316 veces]

En general, no tener un marco de referencia común para el análisis de la información causa problemas, como lo señalan Uschold y Gruninger (1996), para el caso de las tecnologías de la información, estas son: (i) mala comunicación entre los usuarios (ii) métodos, lenguajes y herramientas limitados y (iii) esfuerzos innecesarios. Para resolver estos problemas, los autores antes mencionados en su obra, definen la necesidad de una ontología, entendida esta última como un método para estandarizar y definir la “comprensión del conocimiento de interés común”.
Según IMF (2016), la corrupción es: el abuso del uso del cargo público para obtener ganancias privadas. El puesto público cubre todo el ámbito de la estructura del estado sea del ámbito local; regional o nacional, e incluye a todos los funcionarios, estén en el menor escalafón, como inspector municipal de un pueblo aislado del país hasta el de mayor grado, como aquel que ejerce el puesto de Presidente de la República. Corrupción es pues, asegurarse de un beneficio para sí mismo, sea 10 soles por facilitar un trámite, 20 millones de dólares por beneficiar la entrega de contratos a un proveedor de obra pública, así como facilitar el robo de 6000 millones como fue en los diez años del gobierno fujimorista.
Como bien lo describe Quiroz (2013), en el país la corrupción ha estado presente desde la colonia, no es una novedad que una empresa privada apele al ejercicio de pagar sobornos a los funcionarios públicos para beneficiarse de contratos lesivos a los intereses de los contribuyentes, antes de Odebrecht, hubo y hay “odebreches” nacionales, los cuales actúan y pretenden seguir actuando con total impunidad. La corrupción existe porque en 200 años de vida republicana se ha construido una arquitectura en el estado y sociedad, que favorecen su ejercicio, esta arquitectura en el caso del estado ha institucionalizado y “legalizado” de modo perverso la ausencia de (a) visibilidad, (b) estandarización y (c) control en los sistemas, procesos y funciones, de quienes son responsables de la gestión de los presupuestos en el estado. Iniciativas legislativas en USA, para las empresas de los sectores de Petróleo, Gas y Minería, como la Ley de Prácticas Corruptas (1997), la Ley para la Honestidad de los Líderes y el Gobierno Abierto (2007) o la Ley de Divulgación sobre la Transparencia de las Industrias Extractivas (2008) u otras que limitan y visibilizan el actuar de los “gestores de interés” en nuestro país están ausentes, esto demuestra que en el Perú hay mucho por hacer. Pero esto no sorprende sabiendo que el congreso se ha manejado, se maneja y se seguirá manejando con intereses subalternos, lejos del interés por el “bien común”.
En el caso de la sociedad, la delincuencia y la corrupción, requiere en el fondo de la complicidad, sea activa o pasiva de la población, por ejemplo; los hijos usando objetos que no les fueron compradas, los padres usando para su beneficio privado recursos de la empresa, no respetar la cola de espera en un banco, no respetar las señales de tránsito por parte del conductor, desconocer el significado de las señales de tránsito por parte del peatón, “retwittear” mensajes injuriosos y calumniadores para desvalorar a los enemigos políticos, etc. todo esto refuerza ideas como; “puedes violar las reglas”, “puedes robar”, “puedes matar la honra”, o “nosotros matamos menos”…las obligaciones y deberes son para los “otros”. El respeto por las normas, las leyes deben expresarse por calidad de la relación con los “otros”: los vecinos, los colegas, los parientes, los compatriotas, si no es así por su acción o inacción se contribuye al estado de complicidad antes mencionado.
Llegar a este estado de “crisis social”, donde la civilidad y el republicanismo de los ciudadanos ha retrocedido, es lograr un concepto que Peter Drucker llamo una “idea preconcebida”, es decir creer algo de modo ciego, que motiva la acción, sin evaluar las consecuencias, sean estas positivas o negativas. A este estado de crisis, lo que corresponde a los ciudadanos es asumir la responsabilidad de su entorno sea familiar, amical o profesional, pero principalmente la suya propia y construir una ontología de la lucha contra la corrupción y la delincuencia, donde quede claro, lo que significa, cómo se produce, cómo acabarlo y cómo evitarlo.

Uschold, M. and Gruninger, M. (1996) ‘Ontologies: principles, methods and applications’, The Knowledge Engineering Review, 11(2), pp. 93–136. doi: 10.1017/S0269888900007797.
IMF (2016) Corruption: Costs and Mitigating Strategies, International Monetary Fund, SDN/16/05, May 2016, disponible en https://www.imf.org/external/pubs/ft/sdn/2016/sdn1605.pdf
Quiroz, A.W. (2013) Historia de la corrupción en el Perú. (2013) Instituto de Estudios Peruanos e Instituto de Defensa Legal, pp. 615, Lima.
Drucker, P.F. (1999), “Management Challenges for the 21st Century”, Harper Collins Publisher, New York.