Archivo por meses: junio 2014

La logística de los delincuentes

[Visto: 2371 veces]

Para que la delincuencia sea posible se requiere por sobre todo impunidad y participación activa o pasiva de las víctimas. Esta última es el mecanismo catalizador,  James Q. Wilson y George L. Kelling, lo plantearon como la teoría de las ventanas rotas, en la edición de marzo 1982, de The Atlantic Monthly, un ejemplo del mismo adaptado por mí; considere una casa con algunas ventanas rotas, si las ventanas no se reparan, existe la probabilidad que vándalos rompan algunas ventanas más, con el tiempo, puede suceder que incluso entren en la casa, y si está desocupada, tal vez se conviertan en sus ocupantes ilegales. Pensemos ahora en una acera, alguna basura se acumula, grafitis agraviantes son colocados en las paredes, pronto habrá más basura acumulada, con el tiempo la gente incluso comienza a dejar bolsas de basura, se convierte en letrina pública el lugar, centro de reuniones de borrachos, drogadictos y….delincuentes.  Pero no todos los delincuentes se paran en las esquinas, otros esperan tras su ordenador recibir su comisión por manejar tu fondo de pensiones de manera “legalmente” constituida gracias a operadores mediáticos, académicos y políticos que han creado un sistema anético, asimétrico, abusivo y degradante de la condición de vida y beneficios del jubilado, gracias a un sistema corrupto de venta de la opinión en favor de una élite favorecida en desmedro de las mayorías.

La delincuencia requiere en el fondo de la complicidad, sea activa o pasiva de toda la sociedad; los hijos usando objetos que no les fueron compradas, los padres usando recursos de la empresa (autos, trabajadores, instalaciones, etc.), el no respetar la cola de espera, el no respetar las señales de tránsito, etc. todo esto refuerza ideas como; puedes hurtar, puedes violar las reglas, las obligaciones son para los “otros”. El respeto es una palabra “sin sentido” si no hay ejemplos de aquellos que estén cerca,  no existen límites, ni reglas ni obligaciones y por supuesto no existe castigo, ¿el futuro inmediato? el responsable de Compras recibiendo coimas, el responsable de Producción no respetando las leyes laborales, el responsable de Transporte robándose los repuestos, el responsable del Almacén cambiando las piezas originales por piezas alternativas, etc. todo esto deviene en “roba pero hace obras” y “la plata llega sola”. Lograr ese estado de aceptación social de lo impune, ilícito y delincuencial es lograr un concepto a lo que Peter Drucker llamo una “idea preconcebida” en su libro La Gerencia del Siglo XXI, algo sobre lo que no se duda en su calidad si es positivo o negativo, se cree de modo ciego que es lo correcto sin evaluar sus consecuencias. Si te preguntas que tiene que ver todo esto con la Logística, no entendiste NADA, vuelve a leer.

Sigue leyendo