Una reflexión en el día mundial del consumidor. La SPC y su rol institucional.

[Visto: 73 veces]

 

Hoy 15 de marzo es el día mundial del consumidor, seguramente se escribirán muchos artículos sobre el derecho de los consumidores, las obligaciones de los proveedores, la calidad de los bienes y servicios en el mercado, entre otros de interés general, pero en esta oportunidad enfocare mi comentario sobre el rol del principal órgano en la tutela de la protección del consumidor en el mercado, la Sala Especializada en Protección al Consumidor del Tribunal del Indecopi (SPC)

Mis primeras palabras son para felicitar al gran equipo de profesionales de la SPC, quienes día a día se esfuerzan para dar lo mejor de si, para que el trabajo de la Sala alcance niveles de calidad y quiero sobre todo relevar su alto nivel de compromiso y dedicación para cumplir con la misión institucional del Indecopi, varios han sido mis alumnos y alumnas y por ello se siento orgulloso de su profesionalismo.

Por otro lado, también va el reconocimiento profesional a mis colegas vocales de la SPC, por todo el trabajo que hacemos en conjunto y por el esfuerzo en plantear nuevas y renovadoras líneas de pensamiento jurídico, frente a los retos que implica la protección del consumidor en el país. En efecto, la Sala Especializada en Protección al Consumidor del     Tribunal     del     Indecopi,   es     el     órgano     resolutivo de alcance nacional, en Derecho  del   Consumidor,  y  como  tal  es  el  principal  impulsor   del   fortalecimiento   del   sistema   de   protección    del  consumidor  en  el  Perú,  en  concordancia  con   el   mandato   constitucional, no solo a través de su sanciones , sino también   buscando   que   los    proveedores  actúen  dentro  del  marco  del  buen  gobierno  corporativo  y  la  responsabilidad  social  empresarial de cara al mercado. .

Esta  Sala  tiene  una  gran  tarea  en  la  estructura   funcional   del   Indecopi,   de   cara   al   mercado,    porque  es  la  encargada  de  conocer  en  segunda   instancia   las   resoluciones   de   la   “Comisión   de    Protección  del  Consumidor”  y  de  las  Comisiones   descentralizadas  de  “Protección  del  Consumidor”,    y  su  creación  es  una  reafirmación   funcional   que   le   da   un   respaldo   importante    para   que   tenga   la   solidez    institucional  para  decidir  sin  apremios,  justicia  de   consumo,  teniendo  la  difícil  tarea  de  establecer   nuevos     criterios     de     interpretación     jurídica      sobre  la  base  de  las  disposiciones  del  Código   de   Protección   y   Defensa   del   Consumidor,   así   como  crear  nuevos  precedentes  de  observancia   obligatoria,  para  la  mejor  aplicación  de  la  ley  en   aras  de  un  procedimiento  justo,  célere,  eficiente,   y   principista,   destinado   no   solo   a   corregir   y    sancionar  malas  conductas  de  los  proveedores,   sino     fundamentalmente     hacer     respetar     los      derechos  y  prerrogativas  de  los  consumidores,   promoviendo  en  todos  los  actores del mercado,  una  cultura   de  consumo  responsable  y  ética,  de  conformidad   con  el  mandato  constitucional  y  las  políticas  de   competencia y consumidor del Estado

La    denominación    de    Sala    Especializada    en     Protección  del  Consumidor  es  muy  importante,   porque  con  suficiencia,  precisión  y  coherencia,   determina  desde  su  nombre  mismo,  cual  es  la   función  y  el  objetivo  principal  de  este  órgano   resolutivo. A veces , se expresa en algunos medios que la sala es   proteccionista   de   los   consumidores,   lo     que     obviamente     evidencia     un     total     desconocimiento de la materia, del sector público  y  del  rol  institucional  del  Estado  en  cuestiones   de  políticas  de  competencia, mercado y consumo.  Es  natural  que  esta  Sala  proteja  a  los  consumidores,  porque  ese  es  su  mandato,  lo  cual  no  quiere  decir  que  por  ello,   no  sea  a  su  vez  reflexiva,  orientadora,  capaz  de  proponer  nuevas  líneas  de  pensamiento  jurídico  y social con miras a promover una cultura distinta para   educar   y   crear   imágenes   y   motivaciones    nuevas  en  un  mercado  como  el  de  hoy,  lleno  de   presiones  crecientes  y  extendidas,  y  para  que  los  conflictos   entre   consumidores   y   proveedores,   sean la excepción y no la regla. Para este objetivo, la  Sala  cuenta  con  reconocidos  profesionales  con  trayectoria  académica  y  por  ello  la  tarea  de   educar no le es extraña, sino todo lo contrario, es su característica.

El Código de Protección y Defensa del Consumidor  es    un    cuerpo    normativo    destinado    a    hacer     respetar  los  derechos  del  consumidor,  y  en  ese   sentido    contiene    una    serie    de    disposiciones     nuevas  e  innovadoras  en  la  materia,  destinadas  a   proteger al consumidor, promover una cultura de respeto   al   mercado,   sancionar   adecuadamente    a   los   infractores   y   plantear   políticas   al   Estado    peruano   para   proteger   a   los   ciudadanos.   No    obstante, la  eficiencia  de  una  norma  no  depende   sólo  de  lo  que  establezca  en  sus  artículos,  sino   fundamentalmente    del    cumplimiento    de    sus     disposiciones  y  que  sobre  todo  sus  destinatarios,  es decir los consumidores se eduquen e informen para tomar decisiones de consumo adecuadas y eficientes, y que los proveedores, asuman una conducta de  respeto a los derechos de los consumidores.

No   olvidemos   que   hablar   de   protección   del    consumidor    implica    una    nueva    cosmovisión     del   sistema   jurídico,  que   ponga   a   la   persona    humana  como  lo  que  es  en  realidad,  es decir, el  centro  de   referencia  de  todas  las  relaciones  jurídicas  que   los  sujetos  de  derecho  establecen  entre  si,  por  lo   que  las  autoridades  administrativas  como la Sala Especializada de Protección al Consumidor y todo su equipo, estamos   comprometidos   con   la   tutela   del   marco   legal    que  nos  ha  sido  encomendado  y  en  este  caso, la   Constitución   en   su   artículo   65   establece   la    protección y defensa del Consumidor, asimismo el  Tribunal  Constitucional  ha  ratificado  que  aquella  disposición    establece    un    deber    especial    de     protección del Estado a los consumidores así como  el  derrotero  jurídico binario  que  debe  seguir  el  Estado,  respecto   a   los   derechos   de   los   consumidores,    normas  que  han  sido  recogidas  en  el  Código  actual.

De   ahí  que,  el  objetivo  de  la  Sala  no  solo  es  resolver   los  conflictos  de  protección  del  consumidor  de   manera   oportuna   y   predecible,   sino   también    promover  una  cultura  de  consumo  responsable   en  el  mercado  y  tiene  la  gran  responsabilidad   de  definir,  asentar  y  difundir  los  nuevos  criterios   y    lineamientos       conforme    al  Código,  en  aras  de  establecer   procedimientos     justos,     céleres,     eficientes,     y      principistas,   destinados   no   solo   sancionar   las    conductas  infractoras  de  los  proveedores,  sino   fundamentalmente  a  hacer  respetar  los  derechos   y prerrogativas de los consumidores para que la responsabilidad social de los operadores  y sus buenas practicas, se orienten al cumplimiento de las reglas del mercado y entre ellas la más importante,  la del respeto a los derechos del consumidor, lo que a la larga beneficia a todos, porque genera un mercado más creciente y competitivo .

 

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *