NUEVOS OPERADORES INGRESAN AL MERCADO PERUANO

 

Betelgeux es una empresa fabricante de detergentes y desinfectantes para la industria alimentaria, cosmética, farmacéutica y explotaciones ganaderas. De origen español, se ha convertido en una de las principales empresas en este rubro en el mercado de España.

Desde hace unos años ha ampliado sus horizontes hacia Portugal y Chile, parece ser que este último conclave ha determinado la posibilidad de ingresar al mercado peruano, donde ya se han entablado negociaciones para abrir una filial en nuestro país.

La empresa española, será competidora inmediata de la norteamericana Kimberly Clark, muy anclada en mercado nacional, pero que no ha sido extinta de multas por parte del INDECOPI; asimismo, se podrá observar cuál será su propuesta ofertable para con los consumidores y con este sector del mercado.

Dada la información que existe en el mercado sobre dicha empres, sabemos que cuenta con políticas de desarrollo sostenible, y evaluación integral en todos los campos de la cadena de producción, ofreciendo servicio técnico y profesional especializado; asimismo, apuesta por la investigación y la innovación como herramienta para el desarrollo de nuevos productos, procesos y servicios; y por ofrecer al público campañas de higiene para determinados sectores de la población.

Creemos que la inversión de empresas multinacionales en el mercado peruano, es muy importante, toda vez que le permite crecer, afianzar la competencia entre empresas, y  ofertar productos de mayor calidad para los consumidores.

Es importante que las instituciones tutelares del mercado , sean la agencia de competencia, reguladores u otras entidades, den estar atentas para asumir con eficiencia el rol que les corresponde en aras de un mercado transparente y competitivo , donde los operadores de mercado respeten las reglas mínimas para preservar los derechos de los consumidores, que somos quienes damos vida al mercado.

EL COBRO INDEBIDO DE PENALIDADES POR PAGOS ATRASADOS DE TARJETAS DE CRÉDITOS.

 

El INDECOPI ha sancionado a los bancos de las tiendas por departamento Ripley y Saga Falabella, con multas que ascienden a S/. 111 780 y S/. 21 870, respectivamente, por el cobro indebido de penalidades por pago atrasado de sus clientes afiliados a la tarjeta de crédito que ofrecen ambas entidades.

Asimismo, debemos precisar que como medida correctiva, y dada la naturaleza de este mecanismo jurídico, tanto Ripley como Saga Falabella tienen la obligación de devolver los aportes por las penalidades cobradas indebidamente a los consumidores perjudicados.

Según lo establecido por el INDECOPI, los cobros de las penalidades no habrían sido informados; a su vez, no estarían de acuerdo con lo establecido en los formatos y tarifarios puestos a la disposición de los clientes, configurándose prima facie, una vulneración del deber de idoneidad, de información y de garantías respecto de la tarjeta de crédito.

Se debe resaltar que Saga Falabella no ha presentado apelación, reconociendo y pagando la multa impuesta, así como, cumpliendo con devolver los montos cobrados a los consumidores. Ripley se encuentra dentro del plazo de apelación del monto de la multa impuesta.

Las diferentes respuestas por parte de las empresas ante la misma falta, evidencian la forma tan disímil como cada operador de mercado responde ante este tipo de infracciones y la forma como cada uno evalúan sus actos en el mercado.

Quizá las empresas no se han dado cuenta que las buenas prácticas en el mercado son parte integral de su  imagen de transparencia que pretenden proyectar al público consumidor, y que de una buena política de gestión y responsabilidad social empresarial depende mucho su éxito como negocio, porque tal como hemos venido sosteniendo desde hace mucho tiempo en esta tribuna, el buen gobierno corporativo en el mundo de hoy no solo es rentabilidad para el negocio, sino también el cumplimiento de las reglas básicas del mercado y una de ellas es el respeto a los derechos del consumidor y las buenas practicas.

PERÚ ECONÓMICO EN EL 2017. ANÁLISIS DE LA ECONOMÍA PERUANA A SETIEMBRE DE 2017

 

Las presentes variables económicas no solamente son la expresión de la conducta de los hombres, sino también son expresión de la coyuntura por la que atraviesa el Perú, por ello en esta oportunidad presento las cifras del comportamiento económico de nuestro país, contrastadas con el comportamiento de otros países a nivel regional y mundial.

Como siempre gracias a la gentil colaboración de nuestro dilecto amigo, el economista Javier Zuñiga, uno de los profesionales en la materia más reconocidos del país, quien con mucha maestría y estudio propio del análisis de un académico reconocido, nos muestra el comportamiento económico en el multinivel internacional. Sin duda alguna un gran aporte en materia académica y para quienes son seguidores de nuestro blog.

Mediante esta palestra académica, le agradezco a Javier Zuñiga, la oportunidad de compartir su trabajo, un trabajo de filigrana hecho en variables económicas.

A continuación, un breve detalle de lo que expresa Javier, respecto de la economía del país hasta el mes de setiembre.

Las cifras económicas al mes de setiembre del presente año, nos muestran variantes que tomaremos en consideración para este reflexivo análisis de las potencialidades y perspectivas que nos ofrece la economía del país hasta diciembre de 2017 y el año 2018, dada las circunstancias políticas y económicas por las que atraviesa el Gobierno en la actualidad.

La proyección del crecimiento del PBI anual nos muestra un 2.5% de crecimiento de la producción nacional, porcentaje que nos coloca en una posición expectante respecto de países de la región como Chile con un 1.7%; Colombia con un 2.3%; y, Brasil con un cifra menor de 0.2%.

El porcentaje del PBI para nuestro país es de 2.8%, lejos quedó la cifra de 3.9% que cerró el año pasado; sin embargo es posible afirmar que nuestra economía irá en crecimiento a lo largo del año y debería alcanzar un 3.8% para el próximo 2018.

Las potencias mundiales muestran un pequeño crecimiento, pero de manera sostenible, toda vez que sus porcentajes fluctúan en las cifras expuestas en años anteriores. Estados Unidos (2.30% con una proyección mayor al próximo año); Alemania (1.80% con aparentemente una ligera reducción porcentual al próximo año), China (6.70% estable en los últimos cuatro años) y Japón ( 1.20% con una proyección menor en los próximos años).

La inflación anual del año 2016 fue de 3.25% para Perú, se estima que para el 2017 terminemos con una inflación de 2.90%, porcentaje menor al proyectado en meses anteriores, variable que responde a la progresiva estabilidad, a posteriori de los desastres naturales sucedidos en los meses anteriores.  Se proyecta empezar el año 2018 con un promedio de 2.80%.

El tipo de cambio de moneda nacional a dólar norteamericano es de 3.24 al mes de agosto (ligeramente superior a meses anteriores) y se proyecta que a diciembre del presente año el tipo de cambio sea de 3.28, valor inferior al del mes pasado.

En cuanto al PBI por sectores, el sector agropecuario se muestra constante en una variable de 2.2 ( cifra que pretende alcanzar el 4.4% el próximo año); el sector pesquero muestra un incremento sustancial a razón de 34,0- quizá debido a un incremento en el desembarque de anchoveta-; la minería e hidrocarburos una baja constante que rodea los 4.3– lejos del 16.3 del año pasado-; el sector de energía muestra una proyección de 3.1  – lejos del 3.6 que proyectaba el mes anterior- ; y los sectores de construcción, comercio, servicios y manufactura muestran índices equivalentes a 2.5.

La inversión privada rodea los 14.40% y se proyecta al próximo año, alcanzar un 17.60%.

La tasa de interés de referencia influye en el precio de las operaciones crediticias de muy corto plazo y es establecida por la entidad monetaria de un país. Actualmente el Perú cuenta con una tasa de interés de referencia de 3.75%, proyectada por el BCRP.

Por otro lado, el déficit fiscal a mayo del presente año es de 2.7%. La cifra se proyecta a un 3.0% al finalizar el año.

Finalmente,  los índices y variables económicas son de sustantiva importancia para comprender las expectativas y posibilidades de nuestra economía de cara a las exigencias nacionales e internacionales que debemos corresponder para lograr un desarrollo más extensivo e inclusivo a todos los ciudadanos de nuestro país.

PAGO SE SERVICIOS PÚBLICOS VIA DEBIDO AUTOMÁTICO EN BANCOS

 

El débito directo para el pago de los servicios públicos  domiciliados, fue aprobado por la Comisión de Economía del Congreso de la República, a fin de que el consumidor pueda  autorizar  el pago automático  de servicios mediante el débito automático   en alguna de sus cuentas  de depósito de la que es titular en alguna de las instituciones financieras del país.

La modalidad del débito automático  facilita que el consumidor  pueda realizar cargos periódicos sobre su cuenta bancaria a fin de cumplir  con obligaciones  adquiridas con su acreedor. En este esquema aprobado por la Comisión, el consumidor se afilia a esta modalidad y autoriza los pagos desde su cuenta  y su banco de forma periódica depositará en la cuenta del proveedor  del servicio los montos que correspondan al consumo  facturado en la fecha de vencimiento de la obligación de pago.

Lo importante de este proyecto es que sea garantista para los consumidores, por ello se establece que el consumidor debe autorizar expresamente  dicha modalidad de pago. Esta modalidad debe estar autorizada y debe estar separada del contrato asociado al producto financiero que posee el cliente en el su banco. También se prevé que el consumidor pueda establecer topes máximos  para este tipo de operaciones, así como el cambio de estos montos  o que se suspenda el servicio.

Se establece también que puede pedir devolución en los siguientes casos:

– cuando haya pedido suspensión del servicio y pese a ello se llevó cabo  el débito.

– si el monto pagado excede el autorizado

– cuando no se encuentre afiliado, pero el banco hace la operación.

Según información de la Superintendencia de Banca y Seguros SBS, el Perú ha pasado de 10,5 millones tarjetas de crédito en el año 2012 a 16,5 millones de tarjetas de crédito en el año 2017.

Según fuentes de los organismo Reguladores  hay 5,987,144 millones de usuarios de luz eléctrica;  5,133,096 usuarios de agua ;  3,095,656 usuarios de teléfono fijo y 7,671,307 usuarios de teléfonos móvil, excluyendo el prepago.

Lo singular del proyecto aprobado es que se da una facilidad al consumidor  y se dinamiza el mercado para que las operaciones de pago de servicios sean más rápida, y lo mas importante es que los consumidores peruanos asumamos una cultura de pago y de  consumo responsable, así como acceder a la información correcta para evitar luego conflictos por no saber cómo funciona esta modalidad de pago. Habrá mayor eficiencia, pero se necesita también de parte del consumidor un compromiso para aprender a usar responsablemente esta herramienta que hoy nos brinda el sistema financiero  para facilitar nuestras transacciones económicas y evitar conflictos  o deudas de pago por servicios públicos.

Aprueban Guía de Programa de Clemencia. Perspectivas que debemos considerar para su correcta ejecución.

Recientemente el INDECOPI ha aprobado  una Guía de Aprobación de Programa de Clemencia, que estamos seguros será objeto de análisis y estudio por los especialistas. No obstante, yo tengo una línea de pensamiento muy particular sobre este tema, que si bien es cierto es saludable y funciona adecuadamente en muchos países que cuentan con este programa, lo importante es que se establezca en marco normativo suficiente, preciso y coherente para que funcione adecuadamente en nuestro país, que cuenta no con una ley de competencia propiamente dicha, sino con una Ley de Represión de Conductas Anticompetitivas.

MI análisis es que en el Perú muy poco han funcionado los programas de clemencia, porque no hay incentivo para que los empresarios se sometan a dicha práctica, porque no existe en el país sanciones penales, es decir no existen delitos de  abuso de poder económico,  porque fueron derogados el 2008 por el Decreto Legislativo 1034 que sin ser una Ley penal, despenalizó este tipo de delitos,  de tal manera que por más lesiva que haya sido para el mercado y los consumidores una práctica anticompetitiva sancionada por la Ley , el empresario sabe que lo peor  que le puede pasar es que le impongan una multa administrativa elevada por conducta muy grave, la misma que impugnará en vía contencioso administrativa y con un medida cautelar del poder judicial paralizaría  la ejecución de la multa y ahí se tiene para discutir el tema unos 5 a 10 años.

Por otro lado, sabe que las multas no suelen ser muy altas en INDECOPI y si lo fuera tienen la vía contenciosa administrativa y la medida cautelar para neutralizar la cobranza.  Asimismo el mercado peruano es altamente concentrado, en algunos grupos de empresas, interrelacionadas, de tal manera que difícilmente  se van a delatar unos a otros porque tiene intereses en común.

Por lo expuesto no hay muchos incentivos para someterse a un programa de clemencia, que indudablemente es bueno que exista, tal como lo hay en otros países de la región.

Es importante  también que se incluya como uno de los requisitos para acceder al programa de clemencia, que haya de por medio un resarcimiento de infractor a los consumidores afectados, o una propuesta relevante para mitigar los efectos de su conducta lesiva en el mercado, sin embargo esto se ha dejado  para el poder judicial , sin tener en cuenta que en más de 20 años de funcionamiento del INDECOPI como agencia de competencia, no existe un solo caso  de indemnización por conductas anticompetitivas.    Esperemos  ver cómo evoluciona el mercado peruano y estemos atento a la correcta aplicación de esta guía.

Retos y desafíos de los Organismos Reguladores en este nuevo periodo de gestión institucional. Superando la crisis regulatoria.

 

 

Hace aproximadamente un mes fueron elegidos los presidentes de los organismos reguladores para este nuevo periodo y en efecto después de un concurso fallido y luego de varias actividades de selección, finalmente el gobierno eligió a los presidentes , escogiendo dentro de los postulantes, aquellos que consideró tenían los mejores pergaminos para el encargo de conducir los destinos de los órganos reguladores en un momento difícil y complejo de inversiones en infraestructura de los servicios públicos que demandan una atención especial del Estado frente a la presión social .

En materia de agua potable y alcantarillado , el encargo recayó en el Economista Iván Lucich Larrauri, gran profesional de las canteras de SUNASS y a quien tuve el gusto de conocer cuando me desempeñaba como miembro del Directorio de SUNASS y a quien autorizamos una especialización en recursos hídricos en Alemania, en el año 2011, sin duda su experiencia será fundamental para el cumplimiento de sus funciones al frente de un organismo que tiene una gran tarea, toda vez que una  de las líneas programáticas del gobierno y dotar de agua potable a un gran sector social que demandan este derecho. Cabe precisar que Ivan Lucich Larrauri, fue el primero en ser nombrado, ya que los demás concursos fueron declarados desiertos en un primer momento.

En materia de telecomunicaciones, el encargo recayó en el Dr. Rafael Eduardo Muente Schwarz, profesional de experiencia y profesor universitario, que tendrá una gran tarea frente a un sector de creciente espacio público donde los consumidores demandan cada vez más imágenes y motivaciones nuevas del regulador para mejorar la cobertura y la respuesta rápida en los servicios de telefonía fija y sobre todo celular, que tiene un incremento sostenido en nuestro país.

En materia de energía, gas y fiscalización minera, el encargo recayó en el Dr. Daniel Schmerler Vainstein, profesional que venía laborando en el Tribunal de dicho organismo y que también tiene relación y experiencia en la materia.

Finalmente en materia de infraestructura de transporte de uso público, el encargo recayó en la Dra. Rosa Verónica Zambrano Copello, profesional de experiencia en el sector y a quien también tuve l gusto de conocer cuando fue mi alumna en la Escuela de Graduados de la PUCP y quien desde ese entonces denotaba un manejo delas principales categorías conceptuales de Derecho Regulatorio , que son necesarias para cumplir con eficiencia su labor, más aún en un organismo reguladores que tuvo una participación relevante en el fallido contrato del aeropuerto de Chincheros y necesita recuperar la confianza ciudadana de cara un proceso sostenido y creciente de inversión en infraestructura que demanda el país.

Estamos seguros que estos destacados profesionales cuentan con la idoneidad profesional suficiente para enrumbar nuevos aires de regulatorios y establecer los mecanismos de mejora y de innovación que sean necesarios para mejorar su performance de cara a una agenda institucional  y una cartera de inversiones que no deja de tener su lado político y ante lo cual deben estar atentos para evitar cuestionamientos a su labor, la misma que debe  estar siempre sustentada sobre la base de criterios técnicos.

Lo primero que tiene que hacer en mi concepto es alinear su plataforma de trabajo con un enfoque sistémico, que articula tres elementos, primero política publica, entendida como la cosmovisión política del gobierno en la materia regulatoria del sector específico, es decir, agua, energía, telecomunicaciones infraestructura de transporte, en segundo lugar la normatividad  en la que se sustenta la política pública y tercero la institucionalidad de quien va a hacer que se cumpla la política pública establecida por el gobierno.

Es decir, política pública, norma e institución, son los tres ejes que deben estar articulados para el buen funcionamiento institucional y en ese sentido una tarea  para los actuales presidentes es hacer un diagnóstico institucional para ver si su actual estructura funcional y administrativa responde a los nuevos retos y desafíos que exigen la sociedad a los reguladores en la hora actual, en la que estamos frente a un mercado de servicios públicos crecientes, pero lleno de presiones política y socialmente extendidas.

A continuación damos algunos alcances sobre la situación de reguladores que es preciso superar con prontitud. Así, si tenemos una mirada que va mucho más allá, de lo que se ha discutido, sobre la viabilidad del contrato del Aeropuerto de Chinchero, en el Cuzco, lo que en el fondo subyace, es la crisis que se está dando en los Consejos Directivos de algunos  Organismos Reguladores.

Desde hace buen tiempo, algunos  Organismos Reguladores vienen funcionando de manera incompleta, es decir, con uno o dos miembros faltantes en cada Consejo Directivo, es como que a un auto le falte una llanta y siga rodando. Qué consecuencias trae consigo esto? Que, obviamente, al no estar completos los miembros del Directorio, no se tomen decisiones adecuadas, coherentes con lo que realmente necesita el sector, ahí la regulación, que tiene que ser muy eficiente  y sólida, no se da, porque se mediatizan y retrasan a veces  las decisiones que se deben de tomar a nivel de Directorio.

Este es un tema que con urgencia tiene que ver el Ejecutivo, de completar los miembros del Directorio, y terminar con esa interpretación que un director es nombrado eventualmente por cinco años, pero desde el plano real, solamente está en el cargo el plazo que  faltaba completar al director vacante. Es decir, si termina su mandato un director y se demoran dos años en convocar al nuevo, cuando se nombra al nuevo director ( por 5 años) , éste solo estará en el cargo tres años, restándole los dos años que estuvo pendiente la convocatoria, lo que es una inconsistencia que tiene que ser corregida.

El otro tema pendiente, es la falta de fortalecimiento institucional de los organismos reguladores de cara a los procesos de inversión en infraestructura de servicios públicos, lo que se evidencia por ejemplo en el poco tiempo que se les da para opinar en los contratos de concesión, en temas a veces de mucha complejidad.

Por otro lado las dietas de directores llegan a 1,500 soles por sesión , es decir  3,000 soles mensuales incluido impuestos, es decir,  liquido 2,700 mensuales a pesar de que tienen que aprobar y opinar sobre contratos de varios millones, eso es inaudito,  si es que se desea contar con especialistas que constituyan una verdadera masa crítica que aporte y coadyuve al fortalecimiento institucional de los organismos reguladores y evitar su crisis y su deterioro que terminen afectando su funcionamiento y su idoneidad profesional. Además dos sesiones de directorio al mes, eventualmente no son suficientes frente a las demandas ciudadanas, y debería proponerse una ampliación  al igual que las dietas, ese es un tema que debe ser puesto en el tapete de la nueva gestión

Asimismo subsisten las opiniones no vinculantes de los organismos reguladores en relación a los contratos de concesión, demora en la aprobación de expedientes técnicos, problemas de coordinación y flujo de información en la suscripción de actas de acuerdo, trato directo, adendas y en la  ejecución El otro tema de la crisis de reguladores, es el poco tiempo que se le da para opinar en los contratos de Concesión, Asimismo, el regulador se casa por treinta años con una concesión, sin embargo no se le permite, si quiera, participar en el proceso de concesión. Es un tema complejo que por supuesto tiene que ser estudiado y analizado con cuidado.

Lo importante es que hay nuevos líderes en los reguladores y que están motivados para innovar su gestión de cara a las inversiones para mejorar la infraestructura de servicios públicos en el país. Éxitos.

El Derecho y la eficiencia social de las leyes. Reflexión sobre el Derecho y el conflicto como expresión de la cultura.

El Derecho es como el lenguaje, es puramente convencional, no es lógico como las matemáticas. Lo importante en el Derecho, como en el lenguaje, no es la lógica estructurada, sino el hecho que todos lo entiendan, por ello al decir que es como el lenguaje, significa que debe ser socialmente eficiente, es decir que lo que importa es que el Derecho funcione, y no solo que sea correcto.
En efecto, la transacción de intereses en conflicto en una sociedad, todos la aceptan, así , en el lenguaje, el uso es su eficiencia y en el Derecho, su observancia es la eficiencia. Para que las leyes sean más participativas, es necesario que tengan aceptación y ello sucederá en la medida que la ley esté internalizada en la cultura de las sociedades donde opera como norma.
La cultura no es lo que la gente sabe, como se cree erróneamente, cultura es como la gente se conduce y la cultura jurídica es cómo se comportan los destinatarios de las leyes -que somos todos- y para cumplir las leyes es necesario diferenciar entre saber y entender, dentro del contexto cultural de una sociedad, más aun en el Perú que es un país multicultural y heterogéneo desde todo punto de vista.
El Derecho está basado en la cultura, incluso me atrevería a decir que es en esencia un producto cultural, pero en nuestro país, muchas veces se ha elaborado el Derecho mas como una pieza de biblioteca, que como una ley con eficiencia social y luego cuando la ley que no es observada por la comunidad, se dice que no hay cultura de respeto a la ley, pero no se toma en cuenta que la gente no cumple la ley por falta de cultura, sino que la ley no se ajusta a la cultura del pueblo. Las leyes son hechas por gente culta, pero que no entiende o no comprende la cultura del pueblo adonde está dirigida la ley.
En preciso anotar que en la actualidad inclusive ya no se habla de democracia con un significado único en política, sino que se ha dado lugar a la democracia electoral, la democracia de gobierno y la democracia de las culturas, que es hacia donde debe apuntar el correcto trabajo político de un gobierno para lograr niveles de aceptación y eficiencia.
El Derecho debe expresarse como se expresa la sociedad, pero además debe considerar sus intereses, porque el objeto del derecho no es la ley, sino la vida de la gente, por ello entre el Derecho y la vida hay una relación. El Derecho es la vida misma, regida por normas que encarnan valores y el abogado como líder social que es, debe ser capaz de descubrir los intereses que tiene el pueblo en la ley. El Derecho se trata de cómo vivir.
La forma como se viene afrontando la falta de confiabilidad ciudadana en el sistema jurídico del país, es porque se sigue razonando el Derecho -y por ende la ley- con una cosmovisión rezagada u equivoca del conflicto social, se mide y analiza la realidad sin considerar el sentir social, se sigue considerando el sistema judicial como un sistema de normas , de leyes, sin embargo de lo que se trata es de conflictos sociales y tener en cuenta que solucionar conflictos es una necesidad humana, esa es la variable de medición y lo importante es que la solución sea lo más eficiente posible.
Debe asumirse la solución de conflictos con un estándar de cultura de servicio, de cultura de calidad y entenderlo como un servicio a la comunidad y para ello es necesario un trabajo político de una nueva cosmovisión, no es un trabajo legal, no se trata de estructuras lógico jurídicas o de autoridades, se trata de una cultura de servicio, donde el publico perciba los servicios la justicia como un resultado concreto, visible, plausible, tangible, independientemente del tecnicismo legal del resultado.
En este planteamiento que propongo para refrescar el Derecho como ciencia social, es necesario nuevas estructuras de razonamiento jurídico, donde sea necesario perforar la ley para analizarla y estudiarla en su funcionamiento eficiente, no en su logicidad ni en su terminología, entender el conflicto no como un asunto de ley, sino como un asunto humano, donde se exponen dramas sociales y culturales de la gente y que eventualmente no son recogidos por el Derecho basado únicamente en normas. En este contexto, hay nuevos retos y desafíos para los juristas y estudiosos del Derecho. Yo desde hace buen tiempo desde esta plataforma de opinión planteo nuevos escenarios y nuevas reflexiones en materia de Derecho y creo necesario una nueva cosmovisión jusfilosófica y propongo pasar de la corteza del Derecho, al objetivo final del Derecho en sí mismo, es decir : el cómo vivir y el vivir feliz, esa es la meta de un sistema jurídico eficiente.

PERÚ ECONÓMICO EN EL 2017. ANÁLISIS DE LA ECONOMÍA PERUANA A JULIO DEL 2017

 

 

Las presentes variables económicas no solamente son la expresión de la conducta de los hombres, sino también son expresión de la coyuntura por la que atraviesa el Perú, por ello en esta oportunidad presento las cifras del comportamiento económico de nuestro país, contrastadas con el comportamiento de otros países a nivel regional y mundial.

Como siempre gracias a la gentil colaboración de nuestro dilecto amigo, el economista Javier Zuñiga, uno de los profesionales en la materia más reconocidos del país, quien con mucha maestría y estudio propio del análisis de un académico reconocido, nos muestra el comportamiento económico en el multinivel internacional. Sin duda alguna un gran aporte en materia académica y para quienes son seguidores de nuestro blog.

Mediante esta palestra académica, le agradezco a Javier Zuñiga, la oportunidad de compartir su trabajo, un trabajo de filigrana hecho en variables económicas.

A continuación, un breve detalle de lo que expresa Javier, respecto de la economía del país hasta el mes de julio.

Las cifras económicas al mes de junio del presente año, nos muestran variantes que tomaremos en consideración para este reflexivo análisis de las potencialidades y perspectivas que nos ofrece la economía del país hasta diciembre de 2017.

La proyección del crecimiento del PBI anual nos muestra un 2.5% de crecimiento de la producción nacional, porcentaje que nos coloca en una posición expectante respecto de países de la región como Chile con un 1.7%; Colombia con un 2.3%; y, Brasil con un cifra menor de 0.2%.

En correlato con lo mostrado, debemos percatarnos que el 2.5% es muy inferior al 3.9% con el que se promedió el año 2016, porcentaje que el actual gobierno pretende alcanzar o superar en su gestión.

A nivel americano se muestran cifras más alentadoras respecto de países como México (1.70%), Canadá (1.9%) y Estados Unidos (2.1%, porcentaje menor al alcanzado el mes pasado).

La inflación anual del año 2016 fue de 3.25% para Perú, se estima que para el 2017 terminemos con una inflación de 2.90%, porcentaje menor al proyectado en meses anteriores, variable que responde a la progresiva estabilidad, a posteriori de los desastres naturales sucedidos en los meses anteriores.

El tipo de cambio de moneda nacional a dólar norteamericano es de 3.27 (al mes de junio) y se proyecta que a diciembre del presente año el tipo de cambio sea de 3.30, valor inferior al del mes pasado.

En cuanto al PBI por sectores, el sector agropecuario se muestra constante en una variable de 2.2; el sector pesquero muestra un incremento sustancial a razón de 34,0- quizá debido a un incremento en el desembarque de anchoveta-; la minería e hidrocarburos una baja constante que rodea los 4.3– lejos del 16.3 del año pasado-; el sector de energía muestra una proyección de 3.1  – lejos del 3.6 que proyectaba el mes anterior- ; y los sectores de construcción, comercio, servicios y manufactura muestran índices equivalentes a 2.5.

La tasa de desempleo es de 6.71% anual al 2016. Chile cuenta con una similar cifra de 6.49%; mientras que países como Colombia y México cuentan con 9.2% y 4.3%, respectivamente.

La tasa de interés de referencia influye en el precio de las operaciones crediticias de muy corto plazo y es establecida por la entidad monetaria de un país. Actualmente el Perú cuenta con una tasa de interés de referencia de 3.75%, proyectada por el BCRP.

Por otro lado, el déficit fiscal a mayo del presente año es de 2.7%. La cifra se proyecta a un 3.0% al finalizar el año.

Finalmente,  los índices y variables económicas son de sustantiva importancia para comprender las expectativas y posibilidades de nuestra economía de cara a las exigencias nacionales e internacionales que debemos corresponder para lograr un desarrollo más extensivo e inclusivo a todos los ciudadanos de nuestro país.

UNA MIRADA CRÍTICA FRENTE A LAS MALAS PRACTICAS EMPRESARIALES EN EL MERCADO. REFLEXIONANDO A LA LUZ DEL INCENDIO EN LAS MALVINAS ( PARTE III)

 

La labor de los operadores sociales

Otro punto importante es la labor de los operadores sociales. Dije antes que ahí era necesario promover una cultura de integridad y formación ética en todos los actores del mercado, pero significa una acción concreta, una ética que signifique práctica ciudadana, el ejercicio habitual del deber ser de las personas, un pacto de integridad que signifique una movilización hacia lo bueno, una libertad para actuar responsablemente, y todo esto dentro de un marco de sostenibilidad y bienestar, de articulación de esfuerzos de toda la sociedad en general. Una integridad ética de cumplimiento.

De esta forma podemos establecer modelos nuevos de negocio, que vayan más allá de lo económico, para pensar en el modelo social, con estrategias desde el  punto de vista social, económico y productivo, generando riqueza dentro de un entorno de acción social responsable.

Creo que es importante una política que defina este tema, y esta política siempre va a empezar por la célula básica de la sociedad: la familia. Creo que si empezamos a trabajar en las familias, si en nuestras casas nos enseñan a amar, a pensar, a sentir, eso va a redundar en un futuro y construir una sociedad mejor.

Actuar responsablemente nos compete a todos. Todo el mundo está buscando echar la culpa a todo el mundo en el tema del incendio, sin embargo, debemos hacer una mirada introspectiva en lo que somos como sociedad y qué hemos hecho. La respuesta es obvia: No hemos sabido construir una cultura de principio  de autoridad y de respeto del deber ser desde el punto de vista ético. Ahora es el momento. Como dije antes, empecemos por la familia, solo así podremos crear una cultura diferente.

Final

Artículos anteriores:

UNA MIRADA CRÍTICA FRENTE A LAS MALAS PRACTICAS EMPRESARIALES EN EL MERCADO. REFLEXIONANDO A LA LUZ DEL INCENDIO EN LAS MALVINAS ( PARTE II)

 

Madurando el concepto de gestión empresarial

Desde hace un buen tiempo he comentado en esta plataforma el gran dilema que existe entre el derecho y la ética, o entre la ley y la ética, y que se nos ha formado fundamentalmente para cumplir la Ley, en el entendido de que la Ley es una norma de cumplimiento obligatorio, que tiene una sanción legal y la ética tiene una sanción moral, y que esta última es de cumplimiento potestativo, cuando todos sabemos que en esencia el derecho mismo tiene un ADN ético, y la ley en el fondo contiene un mandato con un sentido ético.
Hay que madurar el concepto de la gestión de las empresas, hay que ir hacia una gestión responsable y sostenible, gestión con responsabilidad empresarial, que se trabaje con educación valores y responsabilidad.
Las empresas evidentemente tienen una responsabilidad económica en el mercado, así como jurídica, legal, filantrópica y ética ( que es la más importante) ; de esta manera, nos queda repensar el rol de la ética en nuestros días y no solamente es un rol rentista, para generar riqueza, sino también para cumplir la ley.
No hay empresa sana en una sociedad enferma; y para que exista una empresa sana, los actores también tienen que ser sanos, esta es la iusfilosofía que subyace en toda empresa.
Hoy por hoy hay que ver las nuevas variables estructurales de toda empresa, hacia donde va, hacia donde marcha, que cosa quiere. Esto es importante.
Hay estudios como el de la Universidad del Pacífico donde se han encuestado varias empresas en el Perú, donde todas han contestado que la responsabilidad primero es económica y legal y al final dejan la responsabilidad ética, es decir que, para algunas empresas, no es una responsabilidad típica.
Debemos de recomponer esta visión de las empresas, para que podamos nosotros tener un mejor mercado y una mejorar sociedad.
Esto no queda simplemente aquí, sino que hay que tener en cuenta el rol que cumple la sociedad civil. Siempre hablamos de la sociedad civil y los actores civiles, pero una sociedad civil como la nuestra es una sin voz en el mercado ¿por qué? Porque no exigimos, porque el público es poco educado, entonces no avanzamos.
Hay medios de comunicación que también son pocos responsables.
Todo ello no suma a lo que queremos como sociedad, no hay un sentido y horizonte ético, no se preocupan por cumplir la ley, solo se preocupan por generar resultados económicos; hay un desinterés por las instituciones del Estado, hay un desinterés por el principio de autoridad, desinterés de cumplir la norma y actuar dentro del marco de la legalidad e institucionalidad.
Las empresas no solamente deben cumplir aquello que es indispensable para ganar económicamente, sino que tiene cumplir una serie de prestaciones que no están señaladas en la norma, pero que la razonabilidad y el sentido común dicen que tienen que ser cumplidas, esto genera competitividad y está ultima debe estar asociada a sostenibilidad en el largo plazo, para ofrecer a la sociedad un valor superior, las empresas tienen que ofrecer un valor superior a la sociedad.
Pero los códigos de ética empresarial son en el fondo reglas de conducta cuyo cumplimiento es potestativo, es decir propio de las llamadas normas soft law, sin fuerza vinculante y obligatoria, y que se dan dentro de un contexto de buenas prácticas y de responsabilidad social, por ello debe aterrizarse en normas de conducta empresarial más concretas que comprometan la actuación correcta de parte de los inversionistas. No obstante, estas reglas éticas planteadas a las empresas, son necesarias además, normas de control estatal que evidencie una actuación real y concreta del Estado y defensa civil para crear mecanismos de control exante y expost y en este contexto, es inadmisible que una autoridad sea del nivel que sea, justifique su inacción, tratando de escudarse en interpretaciones restrictivas de la ley o expresando el clásico estribillo: No tenemos presupuesto, no es nuestra competencia, la ley no nos faculta, eso lo hizo la gestión anterior, etc. No se puede renunciar y abdicar de una facultad que es intrínseca a las funciones de una entidad gubernamental encargada de velar por la seguridad en el trabajo, la defensa civil, la seguridad interna, la salud, la educación, etc.
Siempre he dicho en varios de los artículos que he comentado, que filosofía es como la gente piensa y cultura como la gente se conduce, entonces, tenemos que encontrar una nueva forma de como conducirnos en sociedad, si queremos evitar terribles situaciones como el incendio acontecido en las Malvinas.
¿Qué hay que hacer? Trabajar como facilitadores sociales, impulsadores de políticas, hay que hacer un pacto de integridad entre la sociedad las empresas y las propias autoridades, pero no un pacto que quede en el papel, sino un pacto que signifique cumplimiento, signifique promoción y desarrollo de una cultura de integridad, donde la acción social dinámica es muy importante.
Necesitamos mucha transparencia, necesitamos un cambio de chip que articule los intereses de la sociedad para ser capaces de empujar la barrera del crecimiento económico más allá de la norma, y más allá de la Ley, y tener en cuenta el tejido social que tenemos como peruanos.
Cabe señalar, que cuando se conversa con algunos empresarios e incluso algunos funcionarios entienden que ellos trabajan para los accionistas, sin embargo, deben entender que también trabajan para la sociedad. Un empleado trabaja para la empresa y para el inversionista, pero también trabaja para la sociedad, por eso es que necesita de un entorno ético para poder producir, para poder sumar, necesita integridad en los Códigos éticos y el pacto ético que tiene que tener una empresa con la misma sociedad, porque eso nos da solidez como tal.

Continuará….