Archivo por meses: Diciembre 2016

OBRAS POR IMPUESTOS Y RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL… ROMPIENDO PARADIGMAS Y PLANTEANDO NUEVOS DESAFÍOS.

Complementando nuestro post anterior,   proponemos que la responsabilidad social empresarial, no sólo sea parte de una tendencia, sino que sea parte de la estructura legal y societaria de nuestro país, de manera que todas las empresas tengan aunque sea un mínimo de responsabilidad social empresarial, mediante un programa, que deberá ser monitoreado, estructurado y desarrollado en colaboración con el Estado.

Hoy en día, el Estado ha estructurado lo que se llama “obras por impuestos” (Ley N° 29230),  y puede  llevarse a cabo con una visión de responsabilidad social empresarial. En efecto, la empresa deja de pagar impuestos al Estado y en su lugar se obliga a desarrollar o construir una obra que compense los tributos dejados de pagar, por ejemplo, el privado construye un Colegio en un determinado lugar, con lo cual se colabora con la educación del país; o se establece un política de capacitación de maestros o de control del medio ambiente, entre otras ideas, que serían útiles y efectivas llevar a la práctica.

Un ejemplo singular, en la actualidad que se habla de los lamentables incendios que han afectado varios bosques del país, si nosotros fuéramos una empresa maderera, podríamos colaborar con el Estado con la compra de dos o tres helicópteros especializados para cuidar los bosques o apagar incendios forestales. Esto sería una colaboración nuestra, como empresa maderera para evitar la quema de los bosques, y esto lo puedo pasar como una práctica de responsabilidad social empresarial.

Si los bancos tienen muchos problemas financieros, debido a la falta de educación financiera, podría establecer como lo está haciendo actualmente un reconocido banco privado (BCP)un sostenido programa de  educación financiera. Si soy una empresa médica o clínica, podemos hacer un programa de responsabilidad social empresarial, que atienda una o dos veces al año, de manera gratuita  operaciones de ceguera, labio leporino o vacunación para los niños , como acto de colaboración y de responsabilidad social empresarial.

Cada empresa según su rubro u objeto social, podría  estructurar un programa de responsabilidad social empresarial, de acuerdo con el sector al que corresponda, y este programa debe ir de la mano o estructurado en relación con la política pública de un Ministerio.

Desde el punto de vista económico, el impacto obviamente existe. Las empresas deben asumir un gasto. Los accionistas deben dejar de percibir, para ofrecer las utilidades (porcentajes) en pro del programa de responsabilidad social empresarial, todo esto en medida que los propios accionistas estructuren un programa, aunque el tema  suene a un programa de ayuda social. La idea que se postula, es que la responsabilidad social sea obligatoria, y todo lo que ella implica.

Así como en todos años se aprueban los balances y detraen utilidades, y le pagan a los trabajadores utilidades por mandato de la ley; de esta misma manera puede destinarse parte de la rentabilidad al programa (con determinados costos) que debe ser aprobado por el mismo directorio o la junta general .

Para la ejecución de este programa de responsabilidad social empresarial, se debe coordinar con el Estado, que es en este caso un determinado sector.  Como mencionamos, si somos un Banco, pago mis impuestos, pago mis utilidades y voy a hacer un programa de responsabilidad social empresarial, y el directorio ha aprobado que el programa sea la construcción de una escuela, pues intervengo y propongo donde pueda llevarse a cabo  el proyecto, el Ministerio de Educación  le da el visto bueno y el proyecto se pone en marcha.

Si el programa es hacer una pista, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones  aprobará el lugar de ejecución del proyecto. Obviamente las empresas, buscan su mayor rentabilidad, por ende ellos hacen una obra social, que a la larga le va a beneficiar, porque si yo hago una carretera, habrá mejor transporte; si se hace un colegio, capacitaré a los jóvenes y tendré más clientes; si promuevo la  educación financiera, a la larga voy a tener menos conflictos financieros.

Esta fórmula es costo-eficiente para el Estado, en primer lugar, las empresas buscarán su mayor rentabilidad, pero a su vez estoy colaborando con el entorno y la sociedad.

El costo tiene el mejor sentido, por ejemplo, EL Banco de Crédito, ha ejecutado la carretera Piura- Huancabamba, esto le ha dado significado existencial a la gente de la zona, ha ganado la región y ha acrecentando el nivel de productividad en el llamado Alto Piura que es una zona de gran riqueza  ganadera y de agricultura y se han puesto  agentes bancarios a lo largo de la carretera, con lo cual es saldo es obviamente positivo .

Las empresas hacen un gasto directo ahora, van a tener que asumir un costo en el programa de responsabilidad social empresarial, en el caso del BBVA Continental, por ejemplo , que ha optado por la lectura, la cultura, la educación financiera, pero a futuro esto  los va a beneficiar, porque van a tener más clientes, menos conflictos de consumo, entre otros beneficios.

En resumen, hay un impacto en el costo, pero a la larga, va a tener una incidencia que beneficiara a la empresa.

 

 

RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL… TENDENCIA, MODA U OBLIGACIÓN SOCIETARIA

La responsabilidad social empresarial es una variable omnipresente en todo el discurso político, social y empresarial , tan es así que considero importante hacer una reflexión para plantear  que la responsabilidad social empresarial sea considerada de manera obligatoria para las empresas o sociedades, toda vez, que la cosmovisión que hay de las sociedades mercantiles en el Perú y en el mundo,  necesita de nuevos paradigmas y de nuevos retos y desafíos en materia de cooperación , crecimiento y desarrollo.

 Considero que las empresas son parte de la comunidad, de la sociedad, se deben al público consumidor, lo que da vida a las empresas es el mercado y los consumidores, por lo tanto una forma de devolver a los consumidores y a la sociedad, ese favor por la preferencia de los productos o servicios de una determina empresa, es establecer líneas de acción societaria que determinen una política coherente de responsabilidad social empresarial. La forma como se visualice y ejecute los lineamientos, va a depender de la empresa y  el gobierno, conforme a lo que se señale en una eventual legislación que tenga suficiencia conceptual, precisión normativa y coherencia sistémica.

En el caso del Perú, en la legislación societaria actual no podemos encontrar plasmada una obligación que determine que las empresas tengan líneas de responsabilidad social empresarial, por tanto lo que existe hoy en día  es una cuestión de tendencia, de moda, que tienen las empresas en el mundo global, de tal forma que inclusive en  APEC se ha discutido el tema, así como en los grandes foros mundiales de empresas y corporaciones, de manera que es un tema que está en la palestra del Derecho Corporativo actual y que no puede ser negado ni discutido y vale la pena plantear un debate al respecto.

Presupuesto 2017… un reto para para promover el desarrollo productivo del país.

 

Se aprobó la Ley de Presupuesto del Sector Público para el 2017, que asciende a 142 mil 471 millones 518,545 soles y que tiene como fin priorizar recursos para el acceso de la población a los servicios básicos e impulsar el desarrollo productivo. La ley fue aprobada 99 votos a favor, 18 en contra y ninguna abstención, lo que expresa el nivel de legitimidad en su sanción.

La ley de Presupuesto, es quizá la ley más importante que dicta el Poder Legislativo cada año, porque en él se establecen las reglas sobre la base de las cuales se desplazará toda la actividad financiera del Estado, y además se fijan los límites a los gastos del sector público, tanto en lo referente al objeto, monto y periodo en que puede realizarse el gasto.

Según UGO MONETTI (Italia):   “El presupuesto del Estado Moderno puede definirse como el documento o conjunto de documentos que contienen la previsión de los resultados de los ingresos y de los gastos del Estado por un determinado periodo, generalmente anual, que aprobado por ley, adquiere el carácter de norma para el desenvolvimiento de la actividad financiera del Estado en el periodo de tiempo a que el documento se refiere”.

La actividad presupuestaria gubernamental tiene una tradición milenaria, pero el presupuesto como Ley del Estado con regulación y responsabilidad en la determinación de los ingresos, administración y aplicación de los mismos es relativamente reciente en la historia, exponiendo algunos autores al proceso inglés como el modelo en materia presupuestal.

El presupuesto sin duda alguna, es un instrumento básico en la las políticas de planificación nacional y orienta por tanto la gestión pública, pero también  gravita también en el sector    privado porque su dinámica implica mayor o menor demanda de bienes y servicios, por lo cual las empresas privadas deben estar preparadas para conocer el presupuesto, estudiarlo, analizarlo y establecer una plataforma  de propuestas ofertables de negocio para proponerle al Estrado a través de los diferentes procesos de contratación pública que establece la Ley.

Pero no debemos perder de vista que el presupuesto es el reflejo de la situación económica financiera y social del país; así como sus orientaciones futuras, y de presupuesto es considerar muchas variables, como un todo compuesto por diferentes elementos que totalizan un solo cuerpo unitario, constituido por los diversos problemas nacionales en función de los objetivos y responsabilidades del Estado.

Hay un programa económico que cumplir y para ello debemos tener una visión sistémica del presupuesto, pasando del aislamiento a la integración en la solución de los grandes problemas nacionales. Debemos eestructurar y utilizar el presupuesto en función de los objetivos institucionales, lo que nos permitirá proveernos no solo de documentos excelentes, contenedores de problemas sino también aportar fórmulas solucionadoras de problemas. Todo lo que hacemos en materia presupuestal tiene un enfoque sistémico que implica trabajar en equipo, reemplazando la estructura de la orden por la de la confianza

Presupuesto por Programas es una modalidad contemporánea, y el programa es una división de la Función Presupuestal, encaminada a lograr una meta, mediante la asignación de recursos a una unidad ejecutora. Este tipo de presupuesto nace con planes de desarrollo y significa pasar del aspecto funcional genérico a un plan programático basado en objetivos y realidades concretas. La sistematización es a partir del Informe de la Comisión Hoover en USA – 1949 a la que se encargó un estudio sobre la administración pública americana. “Es necesario -expresó la Comisión- que el Gobierno Federal revise totalmente el concepto que tiene acerca del presupuesto a fin de que adopte un sistema basado en funciones, trabajos y proyectos”.

Por otra parte la ONU amplió esta tesis, señalando una nueva técnica presupuestaria y distinguiendo entre lo que el Gobierno compra y lo que hace: “Una clasificación del presupuesto por programas es un sistema en que se presta particular atención a las cosas que un gobierno realiza más bien que a las cosas que adquiere”. En el Perú se habla del tema hace más de 30 años. Se empezó aprox. En 1963 y la DNPP ha jugado un rol importante en la capacitación y perfeccionamiento de la técnica presupuestaria – en la década de los años 70- con la Asociación Interamericana de Presupuesto Público (ASIP) se desarrolla una activa campaña de capacitación a funcionarios públicos vinculados al tema presupuestal junto con la OEA y el Banco Mundial.

Finalmente cabe destacar se ha previsto en el presupuesto 2017 otorgar 20 millones de soles a favor de las universidades públicas que se encuentren en proceso de constitución o hayan concluido con el procedimiento de adecuación propuesto por el gobierno y también se considera el incremento de la remuneración de los docentes universitarios, “exceptuando a las universidades públicas de normas de austeridad”,  y se precisa que el fondo de invalidez y protección a los  bomberos voluntarios pueda recibir recursos provenientes de donaciones cooperación técnica y otras fuentes.

 

LA EDUCACIÓN Y EL TALENTO HUMANO … EN LA AGENDA DE CADE 2016

Se inauguró con mucho éxito el CADE – Conferencia Anual de Ejecutivos- que se lleva a cabo todos los años en el Perú, esta oportunidad en la ciudad de Paracas, y donde se reúne la crema y nata del empresariado, además de invitados especiales, altos funcionarios públicos y el propio Presidente de la República.

Se ha previsto la participación de siete Ministros, y así como se ha invitado a Salman Khan, fundador y director ejecutivo de la Academia Khan, y a su vez, a León Trahtemberg, en materia de educación en este CADE.

El CADE de este año se centrará en enfocar las exposiciones en materia  educación, salud, seguridad, la lucha contra la corrupción, principales desafíos que el país debe afrontar de cara al actual período presidencial. De esta manera, no podemos dejar de mencionar que uno de los puntos más importantes entre todas las exposiciones es el de la importancia del capital humano en el desarrollo del país y el crecimiento económico.

Lo que quiero  relevar en este importante evento, es que por primera vez se pone como bandera del trabajo de la reunión de CADE, la educación y el talento humano, lo cual es importante porque desde que el mundo es mundo, el principal activo de una empresa no son los recursos materiales o financieros, sino fundamentalmente los recursos humanos (como antiguamente se le conocía), hoy llamado talento humano.

Creemos que la adecuada gestión del talento humano, garantiza no solamente un buen clima laboral, sino garantiza productividad, y que la persona humana aporta no solamente conocimientos sino también su visión de la empresa, para construir y solidificar una visión de negocio, donde el ser humano, más que ser considerado un recurso, o un trabajador, o alguien que hace cosas, sea alguien que además de hacer, promueva una visión empresarial que coadyuve al proceso de crecimiento y desarrollo de las empresas dentro del marco de la legalidad y la institucionalidad como unidad de decisión económica en el mercado.  .

La adecuada gestión del talento humano es quizás una de las principales obligaciones de los llamados CEO- Chief Executive Officer – quienes se dan cuenta, que la empresa es en esencia la integración dinámica de recursos humanos, técnicos y financieros.

Los recursos financieros obviamente, se consiguen a través de los bancos, se gestionan; los recursos técnicos también, porque los ofrece la tecnología; pero, los recursos humanos, quizás sean el activo más importante, al que hay que captar, mantener, preservar, educar, promover, preparar, etc. Es lo que le da vida a la empresa, porque si una empresa no tiene un hilo conductor, una filosofía de trabajo, y no tiene una cosmovisión del mundo, a través de su personal, tendrá muy pocas posibilidades de desarrollarse y crecer.

Mercados transparentes, mercados competitivos, necesitan de empresas y de seres humanos a su vez, competitivos.