Cardenal Marx sobre divorciados vueltos a casar: ‘Arz. Müller no puede cerrar el debate’

Cardenal Marx - Arzobispo Müller

10.00 p m| 26 nov 13 (TABLET/VI/BV).- El Arzobispo Gerhard Müller y el Cardenal Reinhard Marx, se han mostrado abiertamente en desacuerdo sobre uno de los temas más neurálgicos que enfrenta la Iglesia. Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, sostiene firmemente que los católicos que se divorcian y se vuelven a casar deben permanecer excluídos de la comunión. Marx, nombrado por el Papa Francisco a su Consejo de Cardenales, no está de acuerdo, y dice que Müller no puede bloquear el debate sobre el tema.

—————————————————————————
“El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe no puede acabar con la discusión” sobre el tema de los divorciados que se han vuelto a casar y que será discutido (además de otras cuestiones relacionadas con la familia) durante el Sínodo extraordinario de 2014 y por el Sínodo ordinario de 2015, fue lo que afirmó el purpurado alemán Reinhard Marx. Varias de las preguntas del cuestionario publicado por la Santa Sede a tal efecto versan sobre el particular.

Las palabras de Marx fueron pronunciadas la semana pasada al final de los trabajos de la Conferencia Episcopal de Frisinga, que reúne a los obispos bávaros. Marx se refirió al largo artículo del arzobispo Gerhard L. Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, publicado hace un mes por “L’Osservatore Romano” y que fue difundido en diferentes lenguas: un texto sobre el tema de la indisolubilidad matrimonial que cancelaba drásticamente la práctica vigente en las Iglesias ortodoxas sobre la posibilidad de una bendición de las segundas nupcias tras un recorrido penitencial para el cónyuge que fue abandonado.

Ahora, el cardenal Marx, miembro del consejo del Papa, afirma que con respecto a estos argumentos “se discutirá ampliamente… con cuáles resultados, no lo sé”. Y aclaró también que las palabras de Müller son responsabilidad única y exclusivamente suya.

Explicó que un enorme número de fieles no puede comprender por qué “una segunda unión no es aceptada por la Iglesia” y consideró que era inadecuado hablar sobre el divorcio simplemente como un “fracaso moral”. Marx también recordó que Roma quiere una discusión amplia en toda la Iglesia en vista del Sínodo que se está preparando.

Además, ahora se sabe que el escrito de Müller fue publicado el pasado 15 de junio en la revista “Tagespot”. Esto es, bastante antes de que Francisco apuntase la posibilidad de estudiar un regreso a la comunión de los divorciados, al estilo de lo que sucede en las iglesias ortodoxas. El por qué después se publicó en L’Osservatore, sin cambiar una coma, en lo que muchos interpretaron como una “puerta cerrada” a cualquier iniciativa, incluso viniendo del Papa, todavía es un misterio.


Fuentes:

Vatican Insider / The Tablet

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *