Testimonios: cristianos en el medio oriente

Cristianos en medio oriente

11.00 p m| 21 nov 13 (NCR/RV/BV).- Las estadísticas sobre el cristianismo en Irak son desalentadoras. En 1991, en el momento de la primera Guerra del Golfo liderada por Estados Unidos, había un estimado de 1.5 a 2 millones de cristianos en el país, una de las mayores comunidades cristianas en el medio oriente. Hoy en día, el estimado para los que quedan es de aproximadamente medio millón.

Cientos de miles de cristianos iraquíes se han exiliado hacia países vecinos o hacia Occidente, mientras que miles más han sido asesinados. Amel Nona, Arzobispo caldeo de Mosul, escribió una emotiva carta que busca reconfortar y guiar, a través de vivir plenamente la fe, en una situación extrema como la de convivir con un conflicto de esa naturaleza. Además, el reporte de un sacerdote jesuita, sobre las dificultades que atraviesa su provincia por la crisis en Siria, y las palabras del Papa, quien recibió en Roma a los Patriarcas de las Iglesias orientales católicas.

—————————————————————————
Para el Arzobispo caldeo de Mosul, Amel Nona, la persecución pone en manos de las familias una verdad espiritual fundamental

“Al profundizar nuestro sentido de lo que significa ser cristianos, descubrimos maneras de dar sentido a esta vida de persecución y encontramos la fuerza necesaria para resistir. Saber que podemos morir en cualquier momento, en casa, en la calle, en el trabajo, y sin embargo, a pesar de todo eso mantener una fe viva y activa, ese es el verdadero desafío”, dice en la carta.

“Desde el momento en que estamos a la espera de la muerte, bajo la amenaza de que alguien nos puede disparar en cualquier momento, tenemos que saber cómo vivir bien. El mayor desafío de enfrentarse a la muerte a causa de nuestra fe, es continuar aferrados a ella, de tal manera que la vivimos constantemente y a plenitud, incluso en ese breve momento que nos separa de la muerte”.

“La fe cristiana no es una teoría abstracta y racional, lejana de la vida cotidiana, sino un medio para descubrir su significado más profundo, su expresión más alta según lo revelado por la Encarnación” escribe. “Cuando la persona descubre esta posibilidad, estará dispuesta a soportar cualquier cosa y va a hacer todo lo posible para salvaguardar este descubrimiento – aunque esto signifique tener que morir por esa causa”.

Nona también describe los peligros espirituales de ser una Iglesia de las catacumbas. “Hay una gran tentación en la que los cristianos perseguidos pueden caer y de la que no me canso de advertirles: por el hecho de ser perseguidos, podemos, con el paso del tiempo, terminar por convertirnos en perseguidores, recurrir a la violencia en nuestra forma de pensar, en cómo tratamos a nuestro vecino, en nuestro modo de vida”.

“Los sentimientos que desarrollamos en un clima de persecución pueden cambiar nuestra forma de vida -rechazando el camino cristiano que está impregnado de amor- de una manera similar a la de aquellos que exigen y hablan de la justicia solamente, pero nunca de amor”, Nona escribe.

“Vamos a ser muy cuidadosos de no vivir nuestra fe con debilidad porque otros cristianos están sufriendo”.

También ofrece algunas ideas sobre lo que los cristianos de Occidente pueden hacer para ayudar. “Pueden ubicar nuestra situación bajo la atención y los ojos del mundo”, escribe. “Ustedes son nuestra voz”.

En febrero de este año, “Aid to the Church in Need” publicó en su página web una entrevista al Arzobispo Nona, bajo el título “La persecusión hace a los cristianos más fuertes”.


Un reporte jesuita sobre la crisis en Siria

El padre jesuita Frans Van der Lugt, holandés, actualmente en la sitiada ciudad siria de Homs, escribió recientemente una carta detallada que muestra las circunstancias extremas que enfrentan aquellos que aún viven en la ciudad. Los sirios que se quedan tienen problemas para afrontar la escasez de alimentos y combustible, e incluso las casas abandonadas no tienen restos de comida, según el P. Van der Lugt.

“Hemos perdidos ya muchos a causa de enfermedades y los demás están bajo el mismo riesgo. Ningún alimento ha entrado por el asedio a nuestra región en más de 15 meses”, escribió el P. Van der Lugt en una carta fechada el 23 de septiembre y publicada el 26 de septiembre por “Aid to the Church in Need”, una organización de caridad católica. “Durante meses los almacenes locales fueron nuestra alternativa, pero ahora están vacíos”.

El P. Van der Lugt describió la falta de suministros en Siria en términos para nada esperanzadores. “Estamos sobreviviendo de la poca comida que aún tenemos en nuestros hogares, pero se reducirá pronto a sólo trigo, y luego ya no quedará nada. Damos gracias a Dios que todos y cada uno aún recibimos un kilogramo de harina a la semana, pero no sabemos por cuánto tiempo más”.

Las fuerzas gubernamentales han recuperado gran parte de Homs, pero se estima que unas 3000 personas aún se encuentran en la parte de la ciudad bajo control de los rebeldes. “Aid to the Church in Need” informó que cerca de 100 cristianos -en su mayoría ancianos- son algunos de ellos. El P. Van der Lugt dijo que aquellos que permanecen ahí padecen un gran deterioro en la salud, incluida debilidad y fatiga, debido a la falta de alimentos. Los movimientos de los residentes están restringidas a un área de aproximadamente 247 hectáreas “y no hay manera de escapar de los ojos de la gente que nos asedian”.

Aunque las condiciones en Homs se muestran muy sombrías, el P. Van der Lugt también escribió sobre la esperanza que aún mantienen los residentes, aun en medio del conflicto. “Hay una atmósfera de amor, de apertura y de interacción, y aquellos de nosotros que seguimos, nos sentimos como un solo grupo”, dijo.

Los sirios en Homs se han aferrado los unos a los otros con el fin de sobrevivir esta crisis. “Cada uno de nosotros tiene que hacer más y más para ayudarnos entre todos”, dijo el P. Van der Lugt. “Una persona tiene que prestar mucha atención a las necesidades de otro, hasta el punto de olvidarse de las necesidades propias de cada uno”.

Como aporte adicional, click aquí para leer la “Declaración sobre Siria” de la Conferencia de los Provinciales Jesuitas de Europa (debajo de la declaración sobre migraciones).


Papa Francisco: El Obispo de Roma no descansará mientras hombres y mujeres, de cualquier religión, sean golpeados en su dignidad”

“Los cristianos vivan en paz en la tierra de Jesús. No me resigno a pensar en un Oriente Medio sin cristianos”, es uno de los pasajes más significativos del discurso que el Papa dirigió a los participantes en la Asamblea Plenaria de la Congregación para las Iglesias Orientales. Francisco instó a los fieles a seguir orando por la paz en Oriente Medio, especialmente en Siria y Tierra Santa. Horas antes, el Papa se reunió con los patriarcas de las Iglesias orientales católicas a los que invitó a privilegiar la colegialidad.

El Pontífice aprovechó la oportunidad de la audiencia para renovar su llamamiento a los cristianos en el Medio Oriente, que, señaló, “como un pequeño rebaño que sufren las pesadas consecuencias de las tensiones, conflictos y persecución en Siria, Irak, Egipto y Tierra Santa”.

#0099ff

“El Obispo de Roma no descansará mientras hayan hombres y mujeres, de cualquier religión, golpeados en su dignidad, privados de lo necesario para la supervivencia, con el futuro robado, obligados a la situación de refugiados y prófugos. Hoy, junto con los pastores de las Iglesias de Oriente, hacemos un llamamiento para que se respete el derecho de todos a una vida digna y cada uno profese libremente su fe. No nos resignamos a pensar en un Oriente Medio sin cristianos, que desde hace dos mil años confiesan el nombre de Jesús, insertados como ciudadanos de pleno derecho en la diversidad social, cultural y religiosa de las naciones a las que pertenecen”.

Y subrayó el Papa que “todos los católicos tienen una deuda de gratitud con las Iglesias que viven en esa región”: “De ellas, podemos, entre otras cosas, aprender a tener paciencia y perseverancia del ejercicio diario, a veces marcado por la fatiga, del espíritu ecuménico y del diálogo interreligioso. El contexto geográfico, histórico y cultural en el que han vivido durante siglos, de hecho, las ha hecho interlocutores naturales de muchas otras confesiones cristianas y de otras religiones”.

Pero el pensamiento del Papa se ha extendido también a todos los pueblos de Oriente Medio que están sufriendo, y en particular a los “más pequeños” y “débiles”. “Sigamos vigilantes como el vigía bíblico seguros de que el Señor no dejará de ofrecernos su asistencia”.

“Hago un llamamiento, a toda la Iglesia para exhortar a la oración, que sabe cómo conseguir del corazón misericordioso de Dios la reconciliación y la paz. La oración desarma la locura y genera un diálogo allí donde el conflicto está abierto. Si es sincera y perseverante, hará que nuestra voz suave y firme, pueda ser escuchada incluso por los líderes de las Naciones”.

Fuentes:

The plight of Christians in the Middle East publicado en National Catholic Reporter

Faith in the Time of Persecution publicado en National Review Online

Radio Vaticano

– Jesuits.org

Ayuda a la Iglesia Necesitada

Puntuación: 0 / Votos: 0

Comentarios

  1. Beatriz Hart Gaige escribió:

    Tenemos que sentirnos profundamente afectados por nuestros hermanos perseguidos en una tierra de las primeras en recibir el Evangelio; agradecer a Dios por la libertad de que gozamos y orar constantemente para que todos también la tengan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *