Thor y los valores cristianos

20110630-thor.jpg

1.00 p m| LONDRES, 30 jun. 11 (THINKING FAITH/BV).- Todos los cómics de Marvel tienen una moraleja, según Stefan García SJ., quien escribe para la revista británica Thinking Faith. En este artículo nos muestra varios temas cristianos que se desarrollan en la película de origen nórdico, “Thor”. Aquí un extracto

Estos cómics, nacen en la Edad de Oro de Estados Unidos (década de 1950) y estaban dirigidos a los adolescentes varones nacidos después de la Guerra, con temas de masculinidad e integridad apropiada para dicha audiencia. Los cómics toman su inspiración de todas partes, de la alta cultura o la cultura pop. En Thor, encontramos ecos de la batalla entre el bien y el mal.

Los personajes de esta película son tomados de la mitología nórdica, pero quizás los temas más interesantes que se desarrollan son los cristianos. En el centro de la historia esta la parábola del hijo pródigo, con el triunvirato de Odín y sus dos hijos, Thor y Loki como la familia de los dioses en el conflicto. Thor está a punto de convertirse en rey cuando, en una batalla con los gigantes de hielo, demuestra ser guerrerista y destructivo por lo que es enviado al exilio y separado de su martillo, Mjolnir, (la fuente de su gran poder).

Cuando baja a la tierra, Thor es salvado por la experiencia del amor de la astrofísica que conoce, aprendiendo a valorar a las personas antes que el triunfo personal y logra ver por lo que realmente está luchando. Se transforma en una persona humilde y agradecida, sin temor a sacrificarse por los demás, que es lo que finalmente lo salva a él, a sus amigos y a Asgard.

Thor es el ideal que los niños aspiran. Desesperado por la aventura, con los músculos ondulantes y los gritos de justicia basado en la forma en negro y blanco en el que ve el universo,

Kenneth Branagh, el director de la película, entiende la dinámica central de la historia de Thor y ha cambiado el tono del cómic, que es menos grave y más post-moderno en su uso de la ironía.

Entonces, ¿Thor qué enseña al hombre-niño como yo? Hay un par de ironías a considerar. En primer lugar, ¿Una película puede predicar el mensaje cristiano de la paz y la reconciliación y deleitarse con la violencia, como esta película lo hace? Pues bien, en el caso de Thor las secuencias de acción son tan caricaturescas que no parece ser un problema demasiado grave. Sin embargo, puede ser una ironía más problemática. A pesar de estar dirigido a los chicos que no quieren crecer, la película lleva al mismo tiempo los temas de desarrollo y madurez.

Imagen: thor.marvel.com/

Puntuación: 5 / Votos: 1

Comentarios

  1. Renée escribió:

    La película es bellísima y muy profunda. Quítenle todos los ropajes míticos y de efectos especiales y se queda un drama humano. Amerita un cine forum, ya que explora los problemas de la vida fraterna y cómo, cuando hay sentimientos negativos sin canalizar , éstos acaban destruyendo la relación fraterna y toda la vida familiar y comunitaria. Asimismo, la crisis de identidad se plantea como detonante de problemas no resueltos. Y la desobediencia, como causa de desastres morales.

    Thor y Loki sienten un gran afecto mutuo. Han crecido en un hogar feliz donde los padres no han hecho ninguna diferencia en la crianza de ambos. Thor y Loki se han educado juntos, han batallado juntos y tienen el mismo círculo de amigos. Loki incluso le ha salvado la vida a Thor y es algo así como un consejero que en ocasiones logra frenar los impulsos de su hermano. Pero hay un problema: Loki envidia a Thor, obviamente porque no tiene ni su físico ni su empuje. Sin embargo, mal que bien, canaliza dicha envidia CONFESÁNDOLA. ( Ver link 1). A pesar de no coincidir con el criterio de Thor , lo acompaña exponiéndose a la muerte, porque alguien tiene que cuidar a ese irresponsable. (Ver link 2). Vistas estas dos escenas, se deduce que de ser verdad que fue él quien introdujo a los enemigos en Asgard para no permitir que Thor fuera proclamado rey, lo hizo motivado también por el hecho de impedir que semejante inmaduro llevara al desastre a su pueblo. Y digo "de ser verdad" – a pesar de que el mismo Loki lo refiere al rey enemigo Laufey – porque la película deja incógnitas que serán resueltos en las versiones siguientes. Así funciona el marketing.

    Loki descubre que no pertenece a la familia que siempre creyó suya y se horroriza de saber que es uno de los "monstruos" enemigos. La crisis de identidad está en su culmen y viene el desastre mayor: Se le entrega el mando supremo de su pueblo y se convierte en rey (link 3). A partir de ese momento, la desesperación por demostrarse a sí mismo que es un asgardiano y un digno hijo del Odín hace presa de Loki . Él se enreda en sus sentimientos negativos, con mayor razón cuando ahora que tiene el cetro, ya no puede descargar sus sentimientos ante los amigos que hoy son sus súbditos. Loki se vuelve incapaz de discernir cuando actúa por el bien de su pueblo y cuándo llevado por oscuros intereses, y va rodando enfermizamente por la pendiente. Al final, no puede soportar la reprobación del padre y se suicida ante el estupor de éste y de los gritos de angustia de Thor. Por supuesto que en aras del rating se sabe después que no murió físicamente, pero algo es un hecho: Mueren el hijo y el hermano y nace el enemigo perverso. Y en el alma de Thor queda la culpa de haber sido él quien ha desatado todo el conflicto, que al fin y al cabo si Loki se enteró de que no era hijo de Odín, fue debido a la desobediencia de Thor.

    Esta película da para muchos comentarios más sobre la autoridad paterna, la amistad, la obediencia etc. Entre sus enseñanzas podríamos señalar que a nadie que padezca crisis de identidad debe entregársele el mando de una comunidad humana, porque se destruirá a sí mismo y al grupo.

    Es una lástima que en aras del criterio comercial se hayan editado escenas que dan a entender la verdadera naturaleza de los sentimientos de Loki, con el fin de destacar al que se supone es el personaje principal: Thor. Lo cómico del asunto es que el efecto ha sido a la inversa: En You Tube no hay un solo video dedicado exclusivamente a Thor -ni al artista que lo interpreta, como se estila-, sino que todos giran en torno a Loki. Es un hecho que el actor Tom Hiddleston se roba la película. No en vano ha interpretado a Shakespeare. Su expresividad gestual es magistral.

    En el link 4 se puede apreciar cómo la crisis de identidad de Loki hace remembranza a la sufrida por Moisés en "Príncipe de Egipto", hasta el punto que el autor del video hace un juego entre las escenas editadas de la película y la canción "All i ever wanted", que canta Moisés como recurso psicológico de negación al descubrir que no es un príncipe, sino un esclavo. El video es en verdad conmovedor. Y por lo que he leído, el que se filme una segunda o tercera película en la que Loki y Thor se reconcilien y peleen juntos contra un enemigo común, es ya clamor popular. Emociona saber que por fin el público ha empezado a valorar el amor fraterno por encima de los estándares hollywoodienses.

    1. http://www.youtube.com/watc

    2. http://www.youtube.com/watc

    3. http://www.youtube.com/watc

    3. http://www.youtube.com/watc

  2. musica cristiana online escribió:

    Que maravillso!! Entonces las mejores vibras para estar peliculas con estos mensajes y/o valores critianos!!

    Éxitos con el blog!

    Saludos!

    Atte.
    Fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *