Archivo por meses: julio 2011

SUSANA BACA: Ministra de Cultura y principal referente de la tradición musical afro-peruana.

A través de este Blog quiero hacer llegar mis felicitaciones al Presidente electo Ollanta Humala, pues si bien muchas veces he censurado algunas de sus decisiones, saludo de pie, la reciente designación de Susana Baca como Ministra de Cultura del Perú.
20110726-Susana Baca.jpg
Conocí a Susana allá por el año 1979 , a través de una compañera de la Universidad Católica Vicky Ulloa, por ese entonces gane un Premio Internacional de Periodismo sobre el Menor Excepcional organizado por la OIT y El Comercio y empezó a colaborar en ese medio, Susana era una pieza clave en la administración, pues mas allá de su reconocido talento musical y su exquisita voz, Susana Baca es dueña de una cultura innegable que incluye el dominio de varios idiomas. Su sensibilidad y amor por lo nuestro, la hacían rápidamente ganar el cariño y simpatía de los que la conocían, amén de tener una innegable voluntad de servicio, aun recuerdo que por ese tiempo y como resultado del Premio debía viajar a Paris, era la primera vez que viajaba a Europa.la orientación de Susana fue vital, pero antes de entrar solo en apreciaciones personales quiero darles una breve reseña de su biografía
Nació en Lima el 24 de mayo de 1944 hija de Ernesto Baca y de Carmen de la Colina. De ascendencia cañetana, es prima de Catiro Soto y Campos creció en el distrito de Chorrillos lugar de dónde guarda los mejores recuerdos era una humilde familia a la que nunca le faltó la música y el arte. Su padre era guitarrista, su madre bailarina, sus tías cantaban y junto a un par de sus vecinos fueron los creadores del grupo Perú Negro.
Con el tiempo comenzó sus estudios de música y formó un grupo de música experimental, que combinaba música y poesía local. Ganó dos becas, una del Instituto de Arte Moderno de Perú y la otra del Instituto Nacional de Cultura Peruana para investigar las raíces de la tradición musical peruana, además de obtener el premio de interpretación y composición en el primer Festival Internacional de Agua Dulce.
Estudió educación en la Universidad Enrique Guzmán y Valle, “La Cantuta” en donde se graduó en 1968. Esta misma institución le concedió el 20 de noviembre del 2009 el Doctorado Honoris Causa.
Casada con Ricardo Pereira, esposo y representante ambos son responsables de la recuperación de armonías y ritmos casi olvidados de la música afroperuana

En 1995, Lusaka BUP, el sello creado por David Borne, sorprendió con la edición de un trabajo recopilatorio que reflejó El alma del Perú Negro, en él se encontraba María Landó, una canción que llevaba impresa la voz y la interpretación de quien, con el tiempo, se convertiría en la principal referente de la tradición musical afro-peruana y una de las más destacadas artistas latinoamericanas de la música folclórica. Pero en la carrera de Susana Baca no sólo el aporte de David Borne ha sido fundamental. Chabuca Granda, famosa cantante y compositora, se convirtió en otra pieza clave en la carrera de Susana. La autora de “Fina Estampa” y “La flor de la canela” encontraron en Susana a su sucesora, a tal punto que la contrató como ayudante personal y la alojó en su propia casa.
Desgraciadamente, Chabuca falleció, pero en nombre de su amiga y en el de su pueblo, Susana continuó la tarea de su vida: estudiar y recuperar el sonido de su tierra. Ella y su esposo, Ricardo Pereira, recorrieron la costa peruana recopilando testimonios y documentos de aquellos pueblos afro-descendientes. El resultado de ese trabajo luego se transformó en el libro “Del fuego y del agua”, publicado en 1992 tras once años de labor. Tres años después, la pareja creó el “Instituto Negro continuo” que continuó con un objetivo similar al del libro: mantener vigente la tradición afroperuana.

La “Diva de Perú No ir” fue nombrada “Embajadora SOS a favor de la Niñez Peruana” el 15 de agosto del año 2007, horas antes de que se sucediera el terremoto del sur chico, desde esa fecha es la más comprometida representante de los niños y las niñas menos favorecidos de nuestro país.
Premios y distinciones
Entre los numerosos premios recibidos por Susana Baca está el Premio Latín Grimm obtenido en 2002 por su álbum Lamento Negro en la categoría de Brest Folk Álbum. Este mismo álbum recibió además una nominación para el Grimm de ese mismo año en la categoría de “Brest Word Música Álbum”. El disco fue grabado originalmente en 1986, para ser luego reeditado en el sello Lusaka BUP del cantante escocés David Borne. Las letras de algunas canciones se basan en poemas de Pablo Neruda y César Vallejo. También ha sido distinguida con la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa, y la Orden al Mérito de la Republica del Perú.
Para la Revista “Rolling Stone” Susana Baca es más que una diva afro-peruana, aunque su voz rica y sugestiva sin duda la hacen merecedora del título. Mientras que “Sutiles Magazine” dice que: luego de que Susana se pusiera en el mapa con “María Landó” ha realizado un número de muy populares álbumes con una increíble gran calidad […] Michael Hauman (crítico de esta publicación) dice: “Ella es una artista talentosa y única que representa al pueblo negro de Perú y sus canciones inspiran y entretienen a cualquiera que tenga la voluntad de escuchar”.
Sus discos cuentan con críticas de hasta 5 estrellas de 5 posibles en “Amazon” y con hasta 4 de 5 posibles estrellas en “Trolling Stone”. Así mismo, sus espectáculos en vivo, en algunos de los más importantes escenarios culturales del mundo (Chicago, San Francisco, Nueva York, Los Ángeles, Francia, Grecia), han sido unánimemente celebrados por la crítica. Timothy G. Merillo -con relación al show de Susana en el “Ord Town Chol of Folk Música de Chicago”- dice: “Susana Baca, más que sólo una cantante, es una poetiza, una historiadora, una espeleóloga y exploradora del folclore y música afro-peruanos […] junto a sus músicos, ella entretiene, educa e involucra a una multitud, que agota las entradas, con una mezcla musical de ritmos, melodías, bates y baile. […] Uno de los aspectos más cautivadores de la performance de Baca es como interactúa con su banda. Jeanne Solé de “PopMatters” dice -con relación al álbum “Seis Poemas” publicado en 2009- Que ver a Susana Baca en vivo en escenario abierto […] hace que no sólo se respete a Baca como una voz sino también como una intérprete, una persona. “Seis Poemas” es un álbum corto que muestra el carácter de Susana. Un álbum pequeño pero encantador.
Actualmente trabaja en un Centro Cultural ubicado en la localidad de Santa Bárbara en el distrito de San Luis de Cañete, al sur de Lima.

Sigue leyendo

EL CENTENARIO DE MACHU PICCHU Y LA PARAFERNALIA DEL GOBIERNO ACTUAL

El siguiente articulo publicado el di de hoy en La Republica,nos hace meditar sobre la parafernalia de un gobierno que se despide ,reventando cuetes y cohetones y en medio de “falsos descubrimientos”robos sacrilegos y Cristos Duplicados.
Durante el Primer Gobierno de Garcia,a mi retorno de la Argentina,jamas lo vi participar en evento religioso alguno o rindiendo homenaje al Cristo de Pachacamila,o al menos interesanose en nuetra cultura un apice,sera que se arrepiente de sus pecados,a pedido un milagro y se piensa proteger en un Dios en el que no cree o en los Apus………..
Gianna Tassara

Centenario de Machu Picchu, por Eliane Karp

20110707-eliana macchu piccu.gif

En medio de las grandilocuentes celebraciones oficiales organizadas por el gobierno central en honor al llamado “Centenario de Machu Picchu”, siento la necesidad de reflexionar, desde una perspectiva histórica y social, sobre la creación de un mito llamado el “Descubrimiento de Machu Picchu”.
>
> Lo primero que debemos aclarar es que Machu Picchu no fue descubierto por Hiram Bingham hace cien años. A la fecha, la hipótesis más aceptada por los arqueólogos es que la construcción de Machu Picchu, cuyo nombre original es probablemente Pata Llaqta, fue encargado por el Inca Pachakuteq luego de su designación como Inca (y probablemente luego de su victoria contra los Chankas). Esto nos sitúa aproximadamente después del año 1430.
>
> Este enorme complejo arquitectónico evidentemente tomó su tiempo de construcción y refleja, por la excelencia en su arquitectura y edificación, síntesis de piedra, montaña y río, la filosofía y mística de los Incas en su apogeo.
>
> A la muerte de Pachakuteq, se convirtió en su mausoleo, donde se cuidaba con prolijidad su momia, la cual se creía continuaba ejerciendo poder y dando consejos a su panaca real descendiente, encargada de su cuidado y de relatar los acontecimientos ciertamente embellecidos de su reino.
>
> Esta historia se puede encontrar en el texto del español Juan de Betanzos, ex soldado de Pizarro quien se casó con la princesa inca Angelina Yupanqui, prometida de Atahualpa, quien no pudo concretar su matrimonio debido al asesinato del Inca. Ella relata a Betanzos, su esposo, sus recuerdos sobre el uso de Machu Picchu, tal como se transmitía en la tradición oral de su panaca.

En cuanto a Hiram Bingham, investigador y viajero de espíritu más bien aventurero que científico, él recorre el Perú desde por lo menos 1909 buscando El Dorado; no estaba buscando Machu Picchu porque desconocía de su existencia.

Bingham es llevado primero a Choquekirao, de donde extrae material arqueológico al parecer nunca devuelto (de acuerdo a sus propias cartas), y recién en 1911 es llevado a Machu Picchu. Él no lo descubre; es llevado allí por científicos peruanos y campesinos, quienes siempre estuvieron en esa zona y conocían de su existencia. En la memoria colectiva de los indígenas locales Machu Picchu y sus historias nunca dejaron de existir.

Existen mapas donde ya se ubica a Pata Llaqta mucho antes de la llegada de Bingham. El propio Antonio Raimondi elabora un mapa –usado por Bingham en su viaje al Perú– donde aparece la referencia geográfica exacta de Machu Picchu.

Creo que su única virtud –en lo que me concierne– es haber conseguido el dinero para la expedición por parte de la National Geographic Society que lo financia, luego de un intenso trabajo de lobbying en Washington. Esta sociedad luego daría a conocer al mundo el complejo arqueológico a través de su revista en una primera e inédita publicación con las fotografías de la expedición que ellos financiaron.

Bingham consigue también a través de sus conexiones en Lima con el gobierno de entonces, unos decretos especiales, que por primera vez autorizan la salida legal de las piezas hacia la Universidad de Yale, solo para su uso científico y solo por un período de 18 meses, los cuales se cumplieron sin que la universidad revelara intenciones reales de devolver las piezas.

Lo triste es que muchas de estas cajas se quedaron sin abrir por mucho tiempo en los sótanos de la universidad, ya que el Sr. Bingham decidió ir a la guerra en Europa y luego se presentó para senador por el Estado de Connecticut. En realidad, poco se obtuvo de este intercambio científico que debía de resultar de la exportación de las piezas entre la Universidad de Yale y el mundo científico peruano.

Tenemos las numerosas cartas escritas entre Bingham y el director de la National Geographic de la época, donde él pide el dinero para su expedición y explica su relación con el gobierno peruano de la época. Su percepción es muy interesante y muy diferente de la que hoy algunos pretenden presentar. En todo caso él, por lo menos, está muy claro sobre el hecho de que las piezas pertenecen a los peruanos y deben ser devueltas, cosa que la Universidad de Yale rehúsa hacer, rompiendo así sus acuerdos contractuales con el gobierno peruano.

En fin, no queda claro qué es lo que el presidente García quiere celebrar: ¿El falso descubrimiento de Machu Picchu? ¿El exagerado reconocimiento a Bingham? ¿El retorno luego de casi un siglo de algunas (pocas) de las piezas que se quedaron en Yale en forma ilegal? ¿O el Centenario de un mal entendimiento que no ha terminado?

Cabe recordar aquí que la mayoría de las piezas siguen secuestradas por la Universidad de Yale con la promesa de regresarlas dentro de dos años y el compromiso, por parte de este gobierno, de seguir involucrando a la Universidad de Yale a través de un contrato de asistencia técnica. ¿Serán estas grandilocuentes celebraciones otra concesión hecha a la Universidad de Yale?
En este caso, mi sentimiento se orienta más bien a rendir homenaje a los pueblos indígenas de la región quienes son sus descendientes directos y a la ciudad y ciudadanos del Cusco, que desde esa época se opusieron a la salida de las piezas de su monumento histórico. Pienso que es importante desmitificar en algo lo que está pasando ahora en el Cusco, lo cual no rinde homenaje a los verdaderos hechos, separar la pompa organizada por este gobierno del sentido real e histórico de las cosas y restablecer estas celebraciones de Machu Picchu en su justa dimensión.

Karp es profesora del Instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca, Cátedra Indígena José María Arguedas, y del Centro de Estudios Avanzados para las Ciencias del Comportamiento, Universidad Stanford, California (CASBS). Sigue leyendo