Archivo por meses: mayo 2013

JAVIER HOY MAS QUE NUNCA ENTRE NOSOTROS

 

“Han dinamitado mi casa, han ametrallado mi auto, han intentando secuestrar a mis hijos y aquí estoy” / “Si me quieren juzgar por haber presidido la comisión investigadora de los delitos económicos y financieros, que me sancionen, me voy contento” / “Si me quieren juzgar por haber mandado a tres miembros del directorio del Banco Central de Reserva a la cárcel por haber colocado dinero del Perú en el BCCI, me voy contento” / “Si me quieren sancionar por el mal uso del dólar MUC y la denuncia contra cinco ministros y por meter preso a uno de ellos, me voy contento” / “Si me quieren denunciar por denunciar al señor Du Bois por 400 y picos de millones de dólares que costó el salvataje al Banco Latino, me voy contento” “Aquí, señor, no hay un pesetero, aquí hay una persona de principios”

“(frases pronunciadas el 16 de noviembre de 2012 en el Congreso de la Republica del Perú)

20130505-javier.jpg

Conocí a Javier en la Universidad Católica, en el Programa  de Sociales , yo apenas ingresaba y el  era ya un dirigente estudiantil del Frente Revolucionario de Estudiantes Socialistas (FRES) en el que  también hizo sus pininos   Alberto Flores Galindo . Era un muchacho serio  con pocas palabras  de profundo contenido, Sonreía poco ,pero cuando sonreía su rostro se iluminaba con ese halo que tienen las personas buenas y transparentes(pureza de sonrisa que siempre lo acompaño) Javier lejos de entregarse a la diversión  dedicaba su tiempo libre al trabajo a favor de los más necesitados fue precisamente en esa época que se ofreció de voluntario en Cooperación Popular y viajó a una comunidad de Puno. “El día que llegué estaban enterrando a un chico de 17 años que había muerto de tuberculosis. Estaba en una caja de madera que decía en varios tablones: ‘del pueblo de Estados Unidos al pueblo del Perú’.  Era una de las cajas en que se enviaban alimentos“, comentaba .Fue  una  experiencia que  cambió su vida. “Fue un choque brutal. Yo venía de un mundo completamente distinto. Mi país era mi barrio, mi colegio”. Una realidad totalmente diferente  que le permitió  estudiar la primaria en el Colegio Inmaculado Corazón y la secundaria en el Colegio Santa María Marianistas Es que  nuestro Javier era  hijo de Santiago Luis Diez-Canseco Magill gerente del Banco Popular, uno de los más importantes del país  y  de María del Carmen Cisneros Sánchez ambos provenientes de familias tradicionales y acomodadas. Descendiente del general Manuel Diez Canseco y Corbacho, era primo de Raúl Díez Canseco Terry y de Anel Townsend Diez-Canseco

Quizás su sensibilidad social estaba marcada por la poliomielitis, enfermedad que contrajo en la primera infancia y que le hizo más difícil que a los demás aprender a caminar, a nadar, a montar bicicleta.  Su padre, le inculcó la cultura del trabajo y del esfuerzo, que fortificaron su voluntad. “Yo estoy en las situaciones pero también las observo de fuera porque nunca estoy totalmente integrado en la situación”, pero esa unión según comentaban estuvo por un  tiempo  quebrada. Sus ideas de izquierda le  habían costado un rompimiento temporal con su padre Pepe uno de sus mejores amigos  contaba que a  los 18 años, Javier se fue de casa y durante un tiempo vivió con un grupo religioso llamado Los Hermanos de Foucauld, en San Martín de Porres, y luego, pasó por diferentes pensiones. Antes de su despertar social, Javier ere el chico que cada día llegaba a sus clases puntualmente en su convertible. El mismo chico que en sus años de adolescente tocaba con Jean Pierre Magnet en una banda de rock……..

Fue presidente del “Centro Federado de Estudiantes de Ciencias Sociales” de la PUCP, y al año siguiente, presidente de la “Federación de Estudiantes” de la PUCP (FEPUCP). Durante esos años se hizo militante de “Vanguardia Revolucionaria” junto a Ricardo Letts Colmenares, Edmundo Murrugarra, Humberto Rodríguez Pastor, Fernando Rospigliosi, entre otros.

El destierro no le fue ajeno, pues a fines de la década de 1970, el gobierno militar lo expulsó a la Argentina, desde donde postuló a la Asamblea Constituyente de 1978, que elaboraría una nueva Carta Magna antes de la transición democrática. Fue así que recibió entonces el respaldo del electorado. En la práctica, esta elección se constituyó en su trampolín a la vida política, a la que se dedicó por completo a partir de ese momento, lo que se tradujo en su elección, en diversas oportunidades, al Poder Legislativo.

Llegado el  momento  fue uno de los principales opositores al gobierno de Alberto Fujimori. Se involucró en las investigaciones sobre las violaciones a los derechos humanos cometidas tanto por Sendero Luminoso como por las Fuerzas Armadas del Perú.

Para el período 2011-2016. Javier Diez Canseco fue elegido con 94,703 votos en Lima, ocupando el 7mo lugar en la escala nacional de votos para congresista.

Pero es así que nuestro Javier se nos fue ayer, físicamente para quedar grabado en el corazón y la memoria de los miles de peruanos que queremos un país más justo y equitativo, para los que soñamos que el hambre, la tuberculosis la prostitución infantil, los sicarios adolescentes, los ancianos que duermen en las calles bajo la lluvia solo queden en el recuerdo y  que todos y  cada uno de los peruanos podamos vivir con dignidad , con autoridades que no conozcan la palabra CORRUPCION

“Nunca me han gustado los himnos, los símbolos, los ritos. Soy ajeno al ritual. Mi pasión por la política es la comunicación con la gente”  JDC

Sigue leyendo