POLITICA Y ETICA: COMPATIBILIDAD

[Visto: 677 veces]

“La apatía y la permisividad, cuando no el contubernio o la complicidad, han hecho de la impunidad un elemento corriente de desafío “esta interesante reflexion del autor Luis H. Moreno Jr. nos ayuda a entender este tema,que es unico e importante para el entendimiento entre grupos partidarios
Gianna

La Fundación Panameña de Etica y Civismo, en sólida y determinada evolución desde hace pocos años, y constituida por un grupo de ciudadanos de reconocida trayectoria, se siente orgullosa y halagada por el honor de poder brindar auspicio a este importante cónclave, conjuntamente con las prestantes instituciones: Tribunal Electoral y Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Innecesario resulta abundar sobre la indiscutible actualidad y justificación del tema que se plantea. Los escándalos de la corrupción, para llamar las cosas por su nombre, porque a eso hemos venido, estremecen las estructuras de todos los sectores, a todos los niveles, en las cuatro esquinas del globo, minando la confianza, el respeto y el bienestar. La culpa es de todos. Porque la apatía y la permisividad, cuando no el contubernio o la complicidad, han hecho de la impunidad un elemento corriente de desafío. Y porque el trastocamiento de valores ha tornado estériles la convicción personal, el compromiso social y el valor cívico. Cuando entonces la prensa recoge el reto, se escarnece más al mensajero que al actor. Y es menester insistir en el deber ciudadano hasta el cansancio.

Mucho se han señalado las causas y factores conducentes a esta situación de cuidado. La empresa privada, igual que la entidad pública, cargan, sin explicación, con lastres inocultables que afectan y desvaloran gravemente no sólo la buena fe, sino también el producto del esfuerzo y del sacrificio de millones, lo que contribuye al desorden, a la inequidad, a la pobreza y a inesperadas expresiones públicas de disconformidad, de frustración y de violencia.

Sin excepción de territorio, la clase política está en la mira, cuando no en la picota. Y es lamentable, por cuanto del voto, libre y democráticamente expresado, deben surgir los estamentos llamados a servir con honestidad, con desprendimiento y con eficiencia a la comunidad, y no a servirse de ella.

En otras ocasiones hemos debatido la responsabilidad ética y cívica del empresario. Para el futuro cercano se han programado similares ejercicios para grupos de sindicalistas, universitarios, educadores y otros profesionales. El debate de hoy propone el relevante, expuesto y angustioso tema de “Etica en la política”. Esta es la razón para contar con expositores de talla y prestigio internacionales. Para que del conocimiento, de la capacidad, de la probada responsabilidad y trayectoria del ex presidente de Uruguay, Dr. Julio María Sanguinetti, del Dr. José Woldenberg y del abogado Rubén Arosemena Valdés, merecedores de todo nuestro respeto y admiración, emanen luces, postulados y derroteros que ayuden a imprimir a la actividad política, la seriedad, la ética, el civismo y el compromiso de una patria más digna de sus buenos hijos.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario