Exitoso Marketing Social:Vendemos el Mejor Producto

[Visto: 588 veces]

El siguiente articulo lo escribio José Antonio Ritoré quien trabaja en Obra Social Caja Madrid gestionando el portal corporativo y su dinamización y posicionamiento. Es todo un experto en Marketing Social.Puedes seguirle a través de su blog “La regla de William”
Gianna

Cristóbal Colón es bueno, muy bueno. El que le haya visto en directo sabe que es comunicador nato, además de un idealista que ha logrado convertir su quimérico proyecto en realidad: crear un producto de éxito y dar sentido a la vida de decenas de personas con enfermedad mental condenadas de por vida al Psiquiátrico.

Cristóbal Colón es el creador de La Fageda, una cooperativa agrícola que produce el tercer yogur más vendido de toda Cataluña, compitiendo cara a cara con Danone. No os voy a contar aquí toda su historia, la tenéis en otros blogs (el mío :), por ejemplo) , solo voy a dar una pincelada de su estrategia de marketing, que se resumen en: enseñar el producto.

Colón estuvo hace unos meses en Innosfera y, entre otros puntos, explicó que no hacen publicidad y que no usan su naturaleza social para vender. Su filosofía se basa en fabricar “el mejor yogur del mundo”, según sus propias palabras, y en invitar a todo el que quiera a visitar su granja y a probar sus postres. Ésa es su principal herramienta de marketing: convertir a cada uno de los visitantes de La Fageda en prescriptores. Y le funciona.

Es sencillo, si haces algo bien y estás orgulloso de ello, enséñalo, invita a la gente a conocerlo en persona. Creo que es una idea fundamental para cualquier ONG que quiera vivir de sus socios, y no de subvenciones públicas.

Hace unos días entrevisté a Sasi Kumar, indio, de Anantapur. Sasi coordina a los 70 traductores que cada año enseñan los proyectos de la Fundación Vicente a Ferrer a más de 2.000 padrinos. Él transmite los valores y los logros de la Fundación y consigue que 2.000 personas vuelvan a España transformados por la experiencia y dispuestos a contar a sus familiares y amigos que su colaboración está cambiando la vida de cientos de personas. La Fundación Vicente Ferrer está orgullosa de lo que hace y lo enseña. Y sus cifras de socios dan fe de que lo hacen bien.

Un último caso, Pablo Heras es un voluntario de Amnistía Internacional (AI). Cuando hablé con él descubrí a una persona apasionada por los valores que defendía. Es portavoz de una de las campañas de la organización y solo es un voluntario. AI le ha dado poder a Pablo, ha compartido con él su pasión y su conocimiento y Pablo hace lo propio con todo el que le quiere escuchar.

La organización está orgullosa de su trabajo y quiere que todos los que participan en su organización también lo estén. Están enseñando su producto. Amnistía es una de las pocas ONG, al igual que Greenpeace, que viven única y exclusivamente de sus socios particulares. Por algo será, ¿no?

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario