Archivo por días: 3 marzo, 2010

03/03/10: Uruguay:Jose Mujica : Un Político a Contrapelo

[Visto: 1060 veces]

Les Transcribo el siguiente artículo de La Jornada On Line,por sus vigencia e interés

Jose Mujica ,Nació el 20 de mayo de 1934, cuando el país estaba convulsionado por la primera dictadura del siglo XX. Se inició en política con un partido conservador y en 1960 se sumó a la guerrilla.

Con su manera de hablar “directa y desenfadada” como sello de distinción, el ex guerrillero José “Pepe” Mujica se convirtió hoy en presidente electo de Uruguay, con mandato para asumir a partir del 1 de marzo próximo por los próximos cinco años.Pese a usar reursos como el Internet en su campaña Mujica cree en el contacto direcro como clave de sus exito.

Nació el 20 de mayo de 1934 en una zona rural del oeste de Montevideo cuando el país estaba convulsionado por la primera dictadura del siglo XX, encabezada por Gabriel Terra, que se convirtió en dictador al disolver el Congreso el 31 de marzo de 1933, dos años después de haber asumido como presidente constitucional.

El discurso de Mujica, “a contrapelo de las reglas básicas del marketing”, le fue abriendo camino en la siempre enmarañada realidad política de su país e incluso de la izquierda, donde tuvo que hacer frente a una fuerte resistencia de algunos partidos y movimientos que preferían al economista Danilo Astori como candidato.

Pero las bases militantes, primero en un congreso y después en una elección interna, se inclinaron mayoritariamente por el veterano dirigente de 75 años, que anticipó que jugaría “su último partido”.

Si perdía este domingo, se habría dedicado a su pequeño establecimiento agrícola y a los juegos de salón con sus vecinos de la zona rural de Montevideo, donde vive.

Mujica inició su carrera política en filas del conservador Partido Nacional, hasta que en la década de 1960 se integró al Movimiento de Liberación Nacional “Tupamaros” (MLN-T), que impulsó la lucha armada hasta comienzos de los años 70 y que desde 1989 forma parte del Frente Amplio, una coalición que reúne también a socialistas, comunistas e independientes, entre otras corrientes.

En un enfrentamiento armado fue herido de seis balazos y estuvo preso varias veces, la última ocasión por 13 años junto a otros líderes en calidad de “rehén” de la dictadura de la época (1973-1985), que amenazaba con ejecutarlos si el grupo seguía realizando operaciones guerrilleras.

La personalidad de Mujica no solamente cautivó a los seguidores del Frente Amplio, de todas las edades, sino que se extendió a amplios sectores del país, incluyendo a empresarios y las franjas más pobres, históricamente inclinadas a los partidos tradicionales Nacional y Colorado.

Ex guerrillero, ex ministro, senador y ahora a punto de ser presidente del país, Mujica “nunca se alineó con lo políticamente correcto y sus expresiones suelen levantar polvareda, sin menguar su popularidad” y el apoyo de sus compatriotas, según escribió la periodista María Noel Domínguez en el libro “Mujica 2009”, que se reditó este año, tras una primera aparición en el 2005.

Por esa razón, el viejo dirigente, que tiene muchas cicatrices en su cuerpo, es protagonista de un inusual fenómeno político y comunicacional.

Su página oficial de Internet, llamada deliberadamente “Pepe tal cual es”, pretende mostrar esas facetas del dirigente político sin maquillaje y sin rodeos.

Los uruguayos no esperan cambios profundos en el país con la conducción de Mujica, ya que deberá aplicar el programa común, aprobado en el último congreso de la coalición de izquierdas y que apunta a profundizar las reformas de los últimos cinco años, en la primera experiencia de gobierno de la izquierda, con Tabaré Vázquez en la presidencia.

Pero muchos están convencidos de que, más allá de las limitaciones, la necesidad de acuerdos y las pujas naturales que siempre se producen en el terreno político, Mujica le dará su sello personal a la nueva administración.

“Pepe” Mujica prometió sacar de la pobreza a la quinta parte de la población de Uruguay que está en esa situación y reducir las desigualdades en el nivel de ingreso de la gente, sin recurrir a medidas radicales para ello Leer más »