Negociación colectiva: Ley aprobada afectará el presupuesto público

El pleno del Congreso aprobó la ley de negociación colectiva estatal. Pactos de alzas salariales entre sindicatos y entidades se agregarán a la ley de presupuesto público. Iniciativa afectará también a Servir.

Imagen: https://pt.dreamstime.com/fotos-de-stock-royalty-free-gr%C3%A1fico-negativo-image14016068

Como última acción de la jornada, el pleno del Congreso aprobó este jueves –alrededor de las 11:30 p.m.– la exoneración de la segunda votación de la ley de negociación colectiva estatal. La iniciativa –que aglomera proyectos de las bancadas del Frente Amplio, Acción Popular, Fuerza Popular y Alianza para el Progreso– regula el ejercicio del derecho a la negociación colectiva de las organizaciones sindicales estatales y permite un debate en cuestión de aumentos salariales de los trabajadores, los cuales –ante una eventual aprobación– deberán ser tomados en cuenta en la ley del presupuesto nacional.

La propuesta y aprobación de la ley fue motivada por los decretos legislativos 1442 y 1450, publicados por el Ejecutivo en la etapa en que contaba con las facultades legislativas (junio-setiembre de este año) y derogados recientemente.

En líneas generales, el Decreto Legislativo 1442 le daba a la Dirección General de Gestión Fiscal de los Recursos Humanos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) el control en materia de ingresos a los trabajadores estatales. Para organización de esta actividad, creaba la Planilla Única de Pago del Sector Público, la cual permitía tener una visión total de los ingresos de todos los trabajadores estatales.

Bajo el argumento de que este decreto afectaba los derechos a la negociación colectiva, fue derogado en la Comisión de Trabajo hace unas semanas. Esto incluso luego de que el titular del MEF, Carlos Oliva, explicó en reiteradas ocasiones que el decreto legislativo no tenía relación con las negociaciones y que, en realidad, este tema sería regulado con otro proyecto de ley.

“La propuesta tiene riesgos fiscales para el Estado, sobre todo por los costos que tendría en el presupuesto público y que definitivamente tendrían que financiarse con los impuestos”, explicaron a El Comercio fuentes del MEF.

El riesgo señalado tiene como base el hecho de que las negociaciones se implementarían para 2.700 entidades del sector público del país (hay alrededor de 1,4 millones de trabajadores públicos).

“Se trata de una norma con potencial iniciativa de gasto”, afirmó Germán Lora, socio del estudio Payet.

Aún no hay posición oficial en el Ejecutivo sobre si observarán o no la medida, ya que no han recibido la autógrafa del Congreso.

PROBLEMA SERVIDO

En cuanto al Decreto Legislativo 1450, lo que se buscaba era viabilizar y reforzar la implementación del Régimen del Servicio Civil (Servir).

Al derogarse, explican fuentes del Estado a este Diario, no solo se hace oficial que se priorizará la negociación colectiva por encima de la meritocracia, sino que terminará afectando considerablemente la organización de Servir en sí. Este DL daba pautas, por ejemplo, sobre la conformación del Consejo Directivo de la entidad. El texto aprobado por el Congreso deroga seis artículos de la Ley Servir.

“Todos los esfuerzos de los empleadores que tengan que ver con meritocracia pierden total sentido con una negociación colectiva”, explica Lora.

SIN CERTEZA DEL IMPACTO

La norma permite que las partes puedan determinar el incremento sin llegar a un arbitraje, que era antes la única alternativa existente, ya que las entidades estaban imposibilitadas –por ley– de aumentar el salario, explica Orlando de las Casas, socio del estudio Hernández.

En este contexto, tanto Lora como De las Casas coinciden en que la intención de la norma es buena, ya que ordena la negociación del Estado, y que lo que se ha hecho es cumplir con una sentencia del Tribunal Constitucional del 2016.

De esta manera, los acuerdos alcanzados en materia económica deben ser remitidos por la Presidencia del Consejo de Ministros para su incorporación en la Ley de Presupuesto Público del siguiente año.

Sin embargo, ambos abogados detallan que existen varias imprecisiones en el texto, por ejemplo en cuanto a “referencias a normas que no se especifican” o las definiciones de negociaciones “centralizadas” y “descentralizadas” con argumentos que no son correctos o se superponen.

“Se ha ordenado la negociación colectiva y se está haciendo un procedimiento que respeta las leyes de presupuesto para que este sea aprobado conforme la ley”, indica Lora.

PODER COMPARTIDO

Eliminando el Decreto Legislativo 1442 y, por ende, disminuyendo el control que podría ejercer el área de recursos humanos del MEF en materia remunerativa, la iniciativa en cuestión aprueba que los convenios colectivos y los laudos arbitrales tengan fuerza de ley, lo cual les permitiría que se confronten con la Ley de Presupuesto, indican las fuentes del MEF.

En otras palabras, a los árbitros se les daría la facultad de generar o modificar el presupuesto público. En este contexto, no se tiene certeza sobre cuál sería el impacto en las cuentas fiscales: habría que proyectar el número de entidades que ejercerán su derecho a la negociación y qué consensos lograrán.

Ya que las negociaciones durarán como máximo un año –anteriormente el plazo era de dos años– lo único cierto es que el impacto potencial de esta ley en las cuentas fiscales se medirá anualmente.

NEGOCIACIÓN TENDRÁ UN COSTO EXTRA PARA NO SINDICALIZADOS

  • La ley de negociación colectiva recientemente aprobada en el pleno del Congreso incluye un artículo que indica que los convenios colectivos podrán establecer una cláusula por la que los trabajadores no sindicalizados abonen por única vez una suma como compensación a los gastos generados durante el proceso de negociación colectiva. El aporte económico, llamado Aporte Sindical, no podrá ser superior al 0,5% de las remuneraciones mensuales del trabajador beneficiado.
  • “El convenio regula las modalidades de su abono”, se detalla en el documento.

En: elcomercio

Trabajos parciales, lastre económico para Estados Unidos

La costa oeste del país tiene a muchos empleados trabajando menos tiempo del que desean; solo en California, 1.2 millones de personas están subempleadas y son más propensas a la pobreza.

1378249662000-WAGE Workers' rights groups demonstrate in the street in front of Walmart offices, Washington, USA

Por: Patrick Gillespie | Lunes, 24 de noviembre de 2014

NUEVA YORK — La costa oeste no es un lugar de ensueño para muchos trabajadores. Millones de estadounidenses languidecen allí en trabajos de tiempo parcial, sin tener otras opciones.

Sólo en California, 1.2 millones de personas están “subempleadas”. Eso equivale a toda la población de San Francisco y Oakland.

California es el estado más difícil para que los trabajadores a tiempo parcial encuentren puestos de trabajo de tiempo completo, según el análisis de CNNMoney de datos inéditos del Departamento de Trabajo.

El ‘Golden State’ no es el único. Nevada, Oregon y Arizona están casi igual de mal. Washington también está por encima del promedio nacional.

Los trabajadores a tiempo parcial son mucho más propensos a vivir en la pobreza. Se les paga menos que a otros trabajadores y a menudo no reciben beneficios. Cuando los estados tienen un alto porcentaje de trabajadores a tiempo parcial en su fuerza laboral, eso es una mala señal, especialmente los que trabajan a tiempo parcial de manera involuntaria porque no pueden conseguir un trabajo a tiempo completo.

“Es una señal de que el mercado laboral no es lo suficientemente saludable”, dice Robert Valletta, economista del Banco de la Reserva Federal de San Francisco.

El peor estado
En California, la mayor economía del país, el 7.1% de la fuerza laboral está conformada por trabajadores a tiempo parcial involuntarios. Eso está muy por encima del promedio nacional del 4.7% en octubre.

Para mirarlo de otra manera, California cuenta con más de medio millón de trabajadores subempleados adicionales a los que tenía en 2007. Eso es mayor que la población de Sacramento.

El trabajo a tiempo parcial siempre aumenta durante una recesión, pero el signo alarmante es que no se ha reducido mucho durante la recuperación de Estados Unidos.

Ocho estados, incluyendo Nueva York y Nueva Jersey, siguen teniendo el doble de empleos de tiempo parcial involuntarios desde que comenzó la recesión, según el Departamento de Trabajo. Y los empleos de este tipo de hecho han aumentado en lugares como Florida y Texas.

Tendencia alarmante
La creciente preocupación es que la tendencia de empleo a tiempo parcial está aquí para quedarse. Observemos a Pensilvania: su tasa de desempleo está justo por debajo del promedio nacional, pero su número de trabajadores a tiempo parcial involuntarios es aproximadamente 90% mayor que cuando comenzó la recesión.

El Oeste tiene un problema particularmente agudo. La agricultura y silvicultura son grandes industrias en los estados de la costa oeste que tienen mucho trabajo de temporada, lo cual puede ayudar a explicar su problema a tiempo parcial, dice Chris Tilly profesor de la UCLA.

“Ambas (industrias) tienden a tener altas tasas de desempleo en la temporada baja, pero también mayores tasas de tiempo parcial involuntario”, dice Tilly.

Hablando a nivel nacional, Tilly añade: “Los empleadores han estado avanzando hacia mantener más empleos de tiempo parcial independientemente de si la gente los quiere o no”.

Incluso las buenas economías estatales tienen dificultades con el empleo a tiempo parcial. Texas ha añadido muchos empleos durante la recuperación económica y la tasa de desempleo está por debajo del promedio nacional. Pero hay 72%, o alrededor de un cuarto de millón, más trabajos a tiempo parcial indeseados en el estado de Texas que cuando comenzó la recesión.

Los economistas no están exactamente seguros de por qué algunos estados tienen tasas tan altas de tiempo parcial involuntario en comparación con otros.

Ocho de los 10 estados con las tasas más altas de empleo a tiempo parcial tienen tasas de desempleo superiores al promedio nacional, según datos del Departamento de Trabajo. Pero eso no aplica en todas partes.

“Es un enigma”, dice La Valeta. “Para algunos de los estados, existe una desconexión entre la situación de su mercado laboral en general… y un sorprendentemente alto nivel de trabajo a tiempo parcial involuntario”.

En: cnnexpansion

Jornada Laboral: Trabajar para vivir en el planeta sueco

Holmqvist, empleado de la agencia espacial, organiza su jornada laboral en función de sus necesidades familiares

trabajo suecia

La cara del pequeño y rubísimo Tom es un poema. Su padre, Tobías Holmqvist, está a punto de cruzar la puerta de casa y de marcharse al trabajo. A sus dos años y medio, este acontecimiento cotidiano corre el riesgo de convertirse en drama en cuestión de segundos. Holmqvist se toma su tiempo y con suaves palabras evita el estallido. Al fin y al cabo, no tiene por qué agobiarse. Su jefe no le va a controlar si llega cinco minutos o media hora más tarde al trabajo. Porque el jefe de Holmqvist no le dice cuándo tiene que entrar ni salir. Ni si tiene que trabajar en la oficina o si puede hacerlo en su casa después de acostar a los niños. Le exige simplemente que haga bien su trabajo y que lo entregue a tiempo. De momento, Holmqvist cumple con los objetivos que le marca la empresa de tecnología espacial en la que trabaja. Esta forma de organizarse no es ninguna excepción en Suecia. Aquí, salir pronto de la oficina, la flexibilidad horaria y el teletrabajo son la norma.

Son las ocho de la mañana, y Holmqvist se dirige ya al metro que le llevará hasta su oficina, en la otra punta de Estocolmo. Hoy es un día especialmente caluroso. Por lo demás, se trata de un día cualquiera en la vida de un trabajador sueco cualquiera. La normalidad en la que habita Holmqvist es, sin embargo, marciana en muchos aspectos para el trabajador español medio, atrapado en la cultura del presencialismo, según la cual, cuantas más horas pasas en la oficina, mejor trabajador se supone que eres.

Aquí por el contrario, no se lleva quedarse a trabajar hasta tarde y mucho menos calentar la silla, estar para figurar. Es más, en Suecia, como en buena parte de los países europeos, quedarse en la oficina después de las cinco de la tarde está mal visto. Lejos de generar admiración, es síntoma inequívoco de ineficiencia y de falta de responsabilidad con la familia y con la sociedad. Porque aquí, criar a ciudadanos sanos es un deber cívico a la altura de pagar impuestos.

“Trabajo 40 horas a la semana y cuando tengo mucha carga de trabajo hasta 50, pero mi horario es completamente flexible. Si no tuviera esta libertad, no trabajaría aquí”, sentencia Holmqvist, que a sus 37 años dice no estar dispuesto a perderse una tarde con Tom y con Hugo –su segundo hijo de nueve semanas- por nada del mundo. Marie, su mujer, es reumatóloga y disfruta ahora de su permiso de maternidad.

Él calcula que pasa en la oficina unas 30 o 35 horas a la semana. El resto, lo hace desde casa. “Si tengo asuntos pendientes, trabajo por las noches. Pero si no, no hago nada”. Hay días que ni siquiera va a la oficina. “No me compensa ir y volver si no tengo alguna reunión”, explica este economista de clase media que, como tantos suecos, masca tabaco y es aficionado al fútbol. Los días que sí va, sale en torno a las cinco de la tarde.

“Aquí es muy raro que te ofrezcan un coche de empresa, pero es muy normal que las empresas que quieren atraer a los mejores trabajadores ofrezcan días libres o jornadas más cortas, ayudas a los padres y en general libertad para fijar los horarios”, explica Holmqvist. Cuando se le explica que en España mucha gente trabaja hasta las siete o las ocho de la tarde, simplemente no lo entiende. No entiende cómo la gente se ocupa de sus hijos o de sus padres o cuándo hace deporte o va al cine y no acaba tampoco de comprender la lógica del sistema. “Si estás obligado a quedarte hasta las ocho, no hay incentivos para ser eficiente. ¿Para que voy a ser eficiente si me voy a tener que quedar igual hasta las tantas?”. Tampoco entiende cómo los avances tecnológicos no han supuesto cambios drásticos en países como España. “La presencia ha perdido importancia. Hoy en día estamos conectados todo el tiempo. A golpe de teléfono, videoconferencia, Internet, lo que sea”.

En Suecia, como en buena parte de Europa, quedarse hasta tarde en la oficina está mal visto. Lejos de generar admiración, es síntoma inequívoco de ineficiencia

Es cierto que Holmqvist pertenece a la clase media y que entre los trabajadores peor remunerados las facilidades son menores. Es cierto también que Suecia es en cierto modo un caso especial. Que hay una parte de este modelo que tiene que ver con las generosas ayudas del Gobierno y las empresas suecas a las familias, fruto de una fortaleza económica difícilmente extrapolable a países como España. Pero también es cierto que hay otra parte que tiene que ver exclusivamente con la forma de organizarse y de entender las relaciones laborales y hasta el sentido de la vida.

No es que en Suecia todo sea de color de rosa ni que no haya empresas suecas con conflictos laborales de toda índole. Pero, en general, priman unas relaciones laborales cimentadas en la confianza mutua y no en el enfrentamiento entre la dirección de la empresa y el trabajador. Aquí, flexibilidad no significa que el empresario tenga poder absoluto para hacer y deshacer los horarios. Significa que jefes y subordinados se organizan de manera lo más beneficiosa posible para ambos, en un ejercicio de reconocimiento de las necesidades mutuas en el que predomina el sentido común sobre la autoridad como argumento.

A las diez de la mañana hay reunión en la oficina de Holmqvist. Están unificando el sistema de ventas y control financiero y van a repasar las fórmulas. Holmqvist se presenta con su ordenador portátil, que lleva siempre a cuestas, y lo conecta a la gran pantalla de la sala para que los demás puedan ver lo que preparó el día anterior en casa. La reunión dura una hora larga sin apenas charleta ni rodeos.

Dos despachos más allá se sienta Jonas Strömfelt, el jefe de Holmqvist, y alto cargo de la Swedish Space Corporation, una empresa de capital público y gestión privada que fabrica motores para combustible ecológico espacial y opera radares en medio mundo (Estados Unidos, Chile, Alemania, Australia…). Él mismo trabaja uno o dos días a la semana desde casa. “A veces, si trabajo por la noche, al día siguiente voy tarde a la oficina o no voy, sobre todo si hace buen tiempo”, se ríe.

No me compensa ir y volver si no tengo alguna reunión

Strömfelt es un firme defensor de la flexibilidad y la conciliación de la vida laboral y la personal. “En general, cuando a la gente le das libertad, se vuelve más creativa”. ¿Hay también trabajadores que abusan y se escaquean? “Claro que sí. Este sistema es positivo si la gente es responsable. No todo el mundo encaja; hay gente que necesita que la controles. Si Tobías no cumpliera con sus objetivos, no le daría tanta libertad”.

Kerstin Bergqvist, jefa de contabilidad de la empresa, tampoco concibe un régimen laboral con horarios fijos ni que el horario de un jefe marque el de los demás. “Mis subordinados no tienen por qué quedarse hasta tarde”, opina. “Cumplen mejor cuando se organizan ellos”. Este año, su madre, que vivía lejos de Estocolmo, enfermó, y Bergqvist anunció a sus jefes que trabajaría desde allí tres semanas. “Podía haberme cogido un permiso por enfermedad de un familiar, que en Suecia es remunerado, pero preferí seguir trabajando a distancia mientras cuidaba a mi madre. Y a la empresa le vino bien, porque el trabajo siguió saliendo adelante”.

Nuestro sueco medio, Holmqvist, pasa un rato más frente al ordenador. A las doce llega la hora del almuerzo. En la planta de arriba de la oficina hay instalado un luminoso comedor con microondas y máquinas de café. Allí desenfundan los trabajadores sus tarteras, cargadas con las sobras de la cena del día anterior. Holmqvist ha olvidado hoy la suya y baja a comer a una cantina que hoy, como cada jueves, sirve sopa de garbanzos con crêpes, un plato tradicional sueco. Media hora después, su bandeja está vacía. Se levanta y se disculpa: “Tengo que volver al trabajo”.

Es muy normal que las empresas que quieren atraer a los mejores trabajadores ofrezcan días libres o jornadas más cortas

Porque cuanto antes vuelva, antes se va a casa a ver a sus hijos, a los que dice estar muy unido. Después de nacer su primer hijo, Holmqvist disfrutó de una baja de paternidad de 11 meses. Cuando nació el segundo, disfrutó de 10 días de permiso y luego de un mes más en el que le dijo a su empresa que cobraría el 50% a cambio de no pisar la oficina en un mes. El permiso de paternidad verdadero se lo guarda para el año que viene -planea pasar 13 meses con sus hijos-.

Los legisladores suecos hace tiempo que llegaron a la conclusión de que fijar extensos permisos de paternidad para hombres contribuye a que el empresario evite la tentación de discriminar a las mujeres en edad fértil, porque saben que tanto ellos como ellas desaparecerán durante un tiempo cuando nazcan los bebés.

Si Tom o Hugo, el pequeño, se ponen enfermos, Holmqvist no tiene que hacer malabarismos a altas horas de la noche para encontrar a alguien con quien colocar al niño y no faltar al trabajo. Al contrario, en Suecia faltar al trabajo por la enfermedad de un hijo tiene un verbo propio: vab. Si un padre no hace vab varias veces al año, probablemente sus compañeros le mirarán mal por descuidar sus obligaciones como padre. Por eso, cuando el termómetro sube, Holmqvist llama a la oficina, dice que “hoy vab” y que se quedará en casa.

Este sistema funciona por voluntad política, una fuerte inversión del Estado y una cultura que sitúa a las personas y sus circunstancias por encima de su papel de trabajadores. Pero funciona también por pura necesidad. En Suecia, como en otros países nórdicos, contratar a una persona para que cuide a los niños en casa o los recoja a la salida del colegio, aparte de estar mal visto, es simplemente prohibitivo. Los salarios y costes de la seguridad social hacen que una familia de clase media ni se plantee contratar a una cuidadora. En la patria de Ikea, la tienda que obliga a los compradores a montarse sus propios muebles, de la limpieza y del cuidado de los hijos también se encargan los propios miembros de la familia. Por eso, si a las cinco de la tarde el niño sale del colegio, al trabajador no le queda más remedio que ir a recogerle. Y al empleador, le queda escaso margen de actuación.

En Suecia faltar al trabajo por la enfermedad de un hijo tiene un verbo propio: vab. Si un padre no hace vab, sus compañeros le mirarán mal

Al tradicional sistema de organización nórdico se le suma además desde unos años un factor añadido: la moda, sobre todo entre las clases medias urbanas, explica Marie, la mujer de Holmqvist. “Hay casi una obsesión por pasar el mayor tiempo posible con los niños. Aquí está claro que ser un buen padre no es traer un buen sueldo a casa, sino dedicarles tiempo. Si dejas a tu hijo a las 7.30 en la guardería y lo recoges a las cinco de la tarde, está mal visto. Hay gente que no se atreve a renunciar al permiso de paternidad por el que dirán los vecinos”.

Últimamente han surgido algunas voces críticas que opinan que la obsesión por el cuidado de los hijos está yendo tal vez demasiado lejos. “Se puede llegar a excesos, pero hay una idea de largo plazo, de la importancia de que la sociedad eduque a sus hijos”, explica Víctor Lapuente, investigador en el Instituto de Calidad de Gobierno de la Universidad de Gotemburgo. Lapuente destaca una ventaja adicional fruto de su experiencia entre suecos: “Aquí el ambiente de trabajo es bueno porque todos se cogen baja paternal y eso es una cura de humildad. Aquí nadie se puede sentir tan importante como para ser imprescindible. Todos somos iguales y todos fregamos nuestros platos”.

Con hijos o sin hijos, lo cierto es que el reparto del tiempo es un tema que entra de lleno en las campañas electorales porque se considera un asunto clave del Estado de Bienestar y de la calidad de vida de los ciudadanos. “En Suecia, la distribución de las horas de trabajo y los permisos parentales son una cuestión política, muy presente en las campañas electorales”, dice Marie. “Es un asunto público, no privado. Tenemos claro que es un tema que debe estar legislado”.

En la patria de Ikea, la tienda que obliga a los compradores a montarse sus propios muebles, de la limpieza y las tareas domésticas también se encargan los miembros de la familia.

A las cuatro de la tarde la oficina de Holmqvist se empieza a vaciar y en torno a las 17.30 se han ido casi todos los trabajadores, coincidiendo con la hora punta. En Estocolmo es entre las cuatro y las cinco cuando los coches se amontonan en las calles de vuelta a casa del trabajo y en el metro hay más apreturas. Unos vuelven a casa a ver a la familia. Otros viajan con algún instrumento colgando o con la ropa de deporte camino de alguna actividad. A esa hora tarde, Holmqvist entra sudoroso con la mochila a cuestas por la puerta de su casa.

Los miércoles juega al fútbol en una liguilla municipal pero, por lo demás, los hijos han cambiado su ritmo de vida. “Antes corríamos la maratón, así que entrenábamos mucho por las tardes, íbamos al cine y leíamos un montón”, cuenta Marie. Ahora dedican las horas libres a la crianza.

A media tarde se pone en marcha el dispositivo de cierre del día. Cena, baño, dientes, un cuento y a la cama. A las ocho de la noche, Tom duerme plácidamente. Es el momento en el que Holmqvist saca el ordenador de la mochila negra y reanuda su trabajo porque hoy tiene asuntos pendientes. En concreto, un informe financiero que tiene que entregar mañana. Preferiría no tener que hacerlo, pero entre haberse quedado en la oficina hasta las ocho y no ver a su hijo antes de acostarse o hacerlo ahora, no duda ni un instante. “No podría vivir de otra manera”.

Horarios pactados con el jefe

Los datos de la agencia de la Unión Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound) dejan poco lugar a dudas de que el planeta en el que habita Tobías Holmqvist se parece más bien poco al del español medio. A la encuesta Europea de Eurofound sobre la Calidad de Vida (2012), un 62,5% de los suecos aseguraron que tenían flexibilidad para fijar la hora de entrada y de salida del trabajo. En España sin embargo fue un 37, 3% el que respondió de forma afirmativa a la misma pregunta. Un 71,1% de los suecos dijo además poder acumular horas de trabajo para disponer de tiempo libre más adelante. Entre los españoles, apenas un 24,5% dijo poder hacerlo.

A la encuesta europea sobre las condiciones de trabajo (2010) también de Eurofound, el 37,5% de los suecos aseguró que su horario lo fija su empleador, mientras que el 40,1% dijo que sus horarios son adaptables, aunque con ciertos límites. En el caso de España, el 73% de los encuestados dijo que su horario lo fija unilateralmente el empleador, mientras que en el 7% de los casos el horario es adaptable aunque con limitaciones.

En: elpais.com

Luego de 90 años: Olmos deja de ser un proyecto para convertirse en una realidad

Por: Julio Panduro jpanduro@editoraperu.com.pe

Informe. La costa norte ya cuenta con una megaobra que demandó más de US$ 580 millones. Ahora será posible convertir en tierra fértil unas 38,000 hectáreas de arena en Lambayeque y ampliar la frontera agrícola del Perú para exportar más productos.

20141119-olmos1.jpg

Tuvieron que pasar 90 años para que el Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético de Olmos se convierta en una realidad. “No es poca cosa”, expresó el presidente de la República, Ollanta Humala, en la ceremonia de inauguración, al considerar que esta obra no es solo para la agricultura y la agroexportación, sino también un polo de desarrollo y una oportunidad para salir de la pobreza y reducir la desi-gualdad.

Desde el distrito de Olmos, en la región Lambayeque, confió en que la obra permitirá cubrir la demanda de productos agrícolas para el mercado interno y reforzar la agroexportación, además de involucrar carreteras, energía, tecnología, conectividad y hasta un parque industrial.

“Lambayeque y el Perú necesitaban Olmos […]. Es una tarea cumplida, un sueño de décadas que hoy se cumple. Esto viene desde la época del gobierno de [Augusto B.] Leguía y han pasado por aquí generaciones que han soñado con Olmos. Hoy el sueño se hace realidad”, declaró.

El proyecto Olmos consiste en el transvase de las aguas del río Huancabamba de la vertiente del Atlántico a la vertiente del Pacífico, a través de un túnel transandino para su aprovechamiento en la irrigación de tierras sin labrar y la generación de hidroenergía.

Tecnología

El Mandatario destacó que este plan de irrigación se ejecutó con tecnología de punta, mediante una labor de ingeniería moderna y de alta precisión para perforar varios kilómetros de cerros de la Cordillera peruana y hacer fluir el agua hasta la costa norte del país.

20141119-tunel_trasandino_olmos.jpg

“Vamos a cubrir con un manto verde toda esta zona que era un desierto […]. No es cualquier cosa este proyecto. Son más de 600 millones de dólares. Así como el Gobierno se esfuerza, queremos pedirle a la región que esta iniciativa llegue a todos”, recalcó.

Para Humala Tasso, la labor de las autoridades regionales y municipales de Lambayeque, con el apoyo de los congresistas que representan a esta zona, será fundamental para que el proyecto –que comprende 43,500 hectáreas de tierra– tenga sostenibilidad y pueda ser defendido por todos.

“Este proyecto no pertenece a ningún partido político, pertenece a Lambayeque y al Perú […]. Esta obra, hoy día, es el plan de irrigación más moderno del país. El Gobierno va a continuar haciendo obras de esta naturaleza”, manifestó.

Shock de confianza

Con la puesta en ejecución de Olmos, el ministro de Agricultura y Riego, Juan Manuel Benites, consideró que este proyecto de irrigación representa un shock de confianza del empresariado en la agricultura nacional.

“Sin duda, el proyecto que se pone en marcha en Olmos es un shock de confianza, pues los empresarios del Perú han colocado sus recursos en el desierto para los próximos 25 años”, subrayó.

Por esa inyección de capitales, sostuvo que Lambayeque se convertirá, a partir de la fecha, en un polo de desarrollo agroindustrial.

Benites destacó, por ejemplo, que el Perú se convertirá en una potencia en la producción de azúcar, pues no solo se podrá abastecer plenamente al mercado interno, sino que también nuestro país volverá a convertirse en exportador de azúcar en los mercados mundiales.

“En Olmos ya tenemos 1,000 hectáreas de quinua y otros cultivos que están bajo riego tecnificado para el mejor uso del recurso hídrico en la costa”, aseveró.

Frontera agrícola

Además, mencionó que con el proyecto Olmos se ampliará la frontera agrícola en el país porque el Gobierno impulsa la tercera etapa del Proyecto Especial Chavimochic, que comprende 63,000 hectáreas de irrigación en La Libertad; así como el Proyecto Especial Majes-Siguas II, en Arequipa, que abarca 38,000 hectáreas de riego; y la potenciación del acuífero de Ica, que ya es una realidad.

El titular de Agricultura resaltó que se sumarán más de 140,000 hectáreas solo en la costa peruana, y que junto al programa Mi Riego, ejecutado en la Sierra, esa cantidad aumentará significativamente.

Añadió que también se ha destrabado el proyecto de irrigación Puyango-Tumbes.

“El Gobierno dejará una gran propuesta de agricultura de exportación con tecnología en la costa; mientras en la sierra seguiremos trabajando con el programa Mi Riego. Este es el gobierno de la agricultura y le hemos dado mucha importancia a ese sector en el plan de diversificación productiva”, señaló tras participar también en la inauguración del proyecto Olmos.

Aeropuerto

Como parte de las obras complementarias para convertir a la región en un polo de desarrollo, el ministro de Transportes y Comunicaciones, José Gallardo, adelantó que las acciones de mejoramiento en el aeropuerto internacional Capitán FAP José Abelardo Quiñones de Chiclayo se iniciarán en el segundo semestre de 2015.

“Vamos a ejecutar el plan maestro en el aeropuerto de Chiclayo y las obras se iniciarán en la segunda parte del 2015. Con eso vamos a tener un superaeropuerto que no solo trasladará personas, sino también carga exportable”, indicó.

Además, agregó que su cartera viene modernizando el puerto de Paita en Piura, así como los puertos de Lambayeque y La Libertad, “con lo cual se espera conectar la macro región norte a los mercados mundiales”.

Gallardo dijo que también que se construirá la carretera Chiclayo-Olmos para sacar los productos de los valles.

Del mismo modo, distinguió las obras que se vienen ejecutando para hacer de doble calzada la Panamericana Norte (autopista).

Polo atractivo

El presidente regional de Lambayeque, Humberto Acuña, puso de relieve todas las obras dispuestas por el Poder Ejecutivo, y estimó que dentro de poco su región se convertirá en un polo de atracción de las inversiones en agricultura y será uno de los motores de desarrollo más fuertes que tendrá el Perú.

“Estamos llamados a ser uno de los motores que impulsará el desarrollo del Perú, para eso estamos promocionando las inversiones y, sobre todo, respetamos la estabilidad jurídica. Como región, tenemos grandes proyectos y por eso impulsamos la inversión privada”, anotó.

Acuña argumentó que el departamento lambayecano necesita también de un terminal marítimo adecuado para que la producción de uvas, paltas, cítricos, caña de azúcar, entre otros, pueda salir hacia otros mercados y ser apreciados en países donde demandan estos productos de gran calidad.

Recursos garantizados

El ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, aseveró que está garantizada la disponibilidad de recursos para generar un polo de desarrollo en Lambayeque a partir del proyecto de irrigación Olmos, que fue inaugurado por el Gobierno.

“Queremos dar una señal y compartir con Lambayeque, pues se trata de un proyecto emblemático para la región, y si bien el MEF tiene un rol tras bambalinas, queremos asegurarnos de que estén todos los recursos disponibles para los proyectos del gobierno regional y los gobiernos locales, así como los que impulsa el Gobierno nacional”, dijo.

Agregó que la idea no es solo que Olmos sea un proyecto agrícola, sino que se genere un polo de desarrollo con facilidades educativas, de salud y desarrollo urbano, importante para hacer realidad los sueños de sus habitantes.

Datos

El proyecto consta de un túnel transandino de 19.3 kilómetros para la irrigación de tierras e hidroenergía.

Se complementa con 14 kilómetros de canales, un túnel de 2 kilómetros de longitud, el embalse Palo Verde y la instalación de 60 kilómetros de tuberías.

Además, la puesta en marcha del proyecto Olmos generará aproximadamente 40,000 puestos directos de trabajo y 200,000 indirectos.

La frontera agrícola se ampliará en 43,500 hectáreas de cultivos: 38,000 a ser subastadas y 5,500 de los agricultores del denominado Valle Viejo.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) se fortaleció para cumplir los protocolos necesarios para que los productos agrícolas accedan a más mercados.

Cifras

300 MILLONES DE DÓLARES ES LA INVERSIÓN DE LA OBRA DE TRANSVASE.

280 MILLONES DE DÓLARES ES EL CAPITAL PREVISTO PARA EL PROYECTO AGRÍCOLA.

En: elperuano

Leer más

El cuerpo, la máquina de trabajo primaria

A FONDO: El cuerpo, la máquina de trabajo primaria

La separación cuerpo-mente de la tradición grecocristiana desarrollada por Descartes va a servir de coartada ideológica, según Federici, para fundar con violencia una nueva disciplina del trabajo con dos clases sociales emergentes: la capitalista y la trabajadora.

Desde Platón a Descartes, pasando por Agustín de Hipona (más conocido como San Agustín), el cuerpo y la mente han sido concebidos como entidades separadas; una dicotomía en la que la mente o el espíritu es jerárquicamente superior y somete al cuerpo, que es naturaleza, materia bruta, confinamiento, enemigo…

Este dualismo ha sido criticado desde el feminismo como base de un concepto patriarcal en el que las mujeres son identificadas con el cuerpo y la naturaleza, lo que supone la devaluación de la reproducción y la posición social de las mujeres. La autora de Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria va más allá en esta interpretación y relaciona la separación cartesiana del cuerpo y el alma con la aparición de un nuevo concepto de disciplina del trabajo y con la emergencia de dos clases sociales: la capitalista (que sería la mente del nuevo sistema burgués) y la trabajadora (el cuerpo, las manos de este régimen). “La figura del filósofo, especialmente en los siglos XVI y XVII, estaba muy cerca de la formulación de las políticas estatales”, señala Federici.

Según esta profesora y militante feminista, el nuevo concepto de disciplina del trabajo, disciplina sobre el cuerpo, está estrechamente relacionado con la introducción del salario que fija a los trabajadores al territorio. “El trabajador asalariado es propietario de su propio cuerpo. Ya no es más un siervo controlado por el señor. Es un hombre libre. Puede venderse a sí mismo porque se posee a sí mismo. Esto obliga a tener una relación dual y disociada con el propio cuerpo, te separas de él como algo que puedes vender. Hay una escisión psicológica entre el cuerpo y la mente del trabajador que ahora mira a sus energías y su realidad corporal como algo que puede gestionar, desarrollar, algo con lo que puede negociar. Es un modelo de disciplina que viene a decir que la mente tiene infinitas posibilidades y que tiene que romper con el cuerpo, que es animal y limitado. Con nuestra mente podemos superar las limitaciones del cuerpo, podemos disciplinar nuestros cuerpos, romperlos y hacerlos trabajar. En definitiva, transformar el cuerpo en medio de producción, máquina de trabajo primaria, en mano de obra”.

La alienación del cuerpo caracterizará en adelante la relación entre el capitalista y el obrero (lasmujeres son excluidas del trabajo asalariado y visible), aunque haría falta un largo proceso y la introducción de “leyes sangrientas” contra los vagabundos para fijar a las personas a los trabajos que se les habían impuesto, subraya la investigadora en su último libro. Parece que durante los siglos XVI y XVII el odio al trabajo asalariado era tan intenso que muchos preferían terminar en la horca que subordinarse a las nuevas condiciones laborales.

En: nodo50

Leer más

Jóvenes del sur y este de Europa no tienen perspectivas de futuro en sus países..se van a Alemania

La enfermera española Marta Pérez, de Vigo, tiene un sueño: encontrar trabajo cuando termine su formación. También el informático búlgaro Dimo Urumov, de Plovdiv, lleva tiempo buscando trabajo en su país. Igual que la actriz Mara Vlachaki en Atenas y el ingeniero Paulo Rodrigues en Lisboa. Como otros muchos licenciados y profesionales de Europa del Sur y del Este, estos jóvenes no tienen perspectivas de futuro en sus países. Cientos de miles han emigrado ya a Alemania, donde la tasa de empleo ha alcanzado un nivel récord al tiempo que aumenta la demanda de mano de obra cualificada. Este documental acompaña a los cuatro jóvenes de España, Bulgaria, Grecia y Portugal durante su viaje a Alemania y en los primeros pasos de su nueva vida. ¿Se cumplirán sus expectativas y sus esperanzas? ¿Lograrán encontrar lo que buscan?

Leer más

El Servicio Expreso del corredor azul del Sistema Integrado de Transporte de Lima si me llevó rápido a la chamba

Se que muchos odian el actual sistema de transporte impuesto por la Municipalidad Metropolitana de Lima y sus, hasta el momento, enigmáticas rutas y paraderos. Considero que echar a andar al caballazo esta obra pública ha sido uno de los errores mas grandes de esta gestión municipal. El famoso factor ensayo-error se ha ensañado al máximo con los principales “beneficiarios” de este sistema: los ciudadanos.

Si bien el servicio de buses regular podría ser catalogado como una reverenda porquería, no sucede lo mismo con el servicio Expreso que, con tiempo, espíritu aventurero y mucha suerte tomé hoy y me dejó en la puerta de mi trabajo en un tiempo record nunca antes experimentado en mi paso por la ex avenida Leguía.

Además del corto tiempo, estoy feliz porque el traslado desde el paradero de mi casa hasta el centro de labores me costó solamente S/. 0.50 céntimos. Sí, solo pagué el importe de la combi que me dejó en la Av. Arequipa y nada más.  El servicio del corredor azul que cruza 4 distritos fue totalmente gratuito. Por ello, siento que debo celebrar, aunque sea momentáneamente, la gratuidad del corredor azul porque indican que el proximo mes costará dos nuevos soles.

Como quiero que este post aporte algo, me gustaría recomendar a los responsables de este sistema de transporte que coloquen barandas en cada paradero para así evitar a los colados, asimismo, deberían colocar esas barandas separadamente, de acuerdo a la ruta a tomar: Unas para las unidades Regulares (que paran en los cuchucientosmil paraderos de la Av. Arequipa) y la otra para el servicio Expreso. Considero que es una pérdida de tiempo enterarse que hay que pasar al final de la fila del costado luego de estar esperando en la equivocada, y todo porque los pusilánimes y confundidos que visten chaleco de la municipalidad ignoran las rutas o no saben administrar al público usuario ordenándolo filas y de acuerdo a las rutas.

Quisera añadir como detalle que el servicio Expreso en la noche es diferente al de la mañana: En la mañana es una bendición, pero en la noche (6 – 7 p.m.) es un dolor de cabeza y parece que nada hubiera cambiado y que se sigue viajando en una combi lenta a la mitad de una saturada y tugurizada avenida Arequipa. Ni el Expreso se salva de esto.

Asimismo, y a modo de observación, quisiera añadir que muchos limeños (casi todos los que vi estos días en los paraderos) se caracterizan por ser maleducados, pensar que tienen derecho a todo y que salen a la calle con la mejor educación de casa demostrando totalmente lo contrario cuando abren la boca para vociferar sus frustraciones. El limeño es el primero en criticar sin tomar acción para cambiar las cosas, es el primero en reclamar cuando el servicio es gratuito e indignarse por nada. Son como pequeños reyezuelos decimonónicos presas de una personalidad narcisista, esquizofrénica y maniaca . Me deprime ver como les aflora esa típica “valentía” reprimida y pusilánime comparable al ladrido de un perro pequinés frente a un pitbull. En conclusión, los limeños son unos pésimos histriónicos y grandes perdedores al momento de reclamar lo que no se merecen. Y hasta aquí con mi perspectiva del limeño de cono, el clasemediero y hasta el de “rancia alcurnia” que, por “culpa” de la reforma agraria de Velasco, el primer gobierno de Alan García o las reformas de Fujimori, dice que ahora usa transporte público y que otro tiempo pasado (posiblemente en la hacienda perdida de la familia) fue mejor.

Por último, quisiera dejar claro que Susana Villarán no es de mi simpatía desde que dejó parada la obra del túnel de Santa Rosa que se supone uniría San Juan de Lurigancho con el Rímac en 20 minutos. Entonces, si bien la hice linda hoy en el trabajo con su obra, ello no es razón suficiente para que vote por ella en las próximas elecciones municipales ya que, como buen limeño, me hago de rogar pues.

arturodiazf

Leer más

Ley del Servicio Civil : Comisión de Trabajo del Congreso y un serio revés en la profesionalización del servicio público

Interesante: Se entiende que los servidores pertenecientes a las carreras especiales fiscal y judicial (fiscales y jueces de carrera, abogados de profesión) estén exentos de la aplicación de la Ley del Servicio Civil, sin embargo, no se entiende por qué motivo los trabajadores administrativos de ambas instituciones públicas debieran ser excluidos de la misma.

Constitucionalmente se entiende la autonomía del Ministerio Público, sin embargo, aquella no debería ser interpretada como si se tratara de una isla intocable exenta de las normas del sistema administrativo de gestión de recursos humanos.

La Ley del Servicio Civil busca la profesionalización de los servidores públicos a fin de mejorar el servicio al ciudadano a través de la necesaria regulación en temas tan importantes para los servidores civiles como un procedimiento disciplinario único, línea de carrera y orden en el actualmente caótico sistema de remuneraciones en el sector público.

En relación a esto último se apunta a una mejora en las compensaciones a fin de que el servidor civil obtenga dos aguinaldos equivalentes a un sueldo completo por fiestas patrias y navidad (que actualmente asciende solo a S/. 300.00 nuevos soles), derecho a capacitaciones (materialmente inexistentes), evaluación objetiva basada en el desempeño (no es un examen escrito de conocimientos), hasta 2 capacitaciones obligatorias de no obtener una evaluación satisfactoria, una mayor base de compensaciones pensionable al 100% (a diferencia del actual e injusto pago por CAFAE),  Compensación por Tiempo de Servicios – CTS (que beneficia principalmente a los CAS que nunca gozaron de este beneficio) etc. 

Hay que tomar en cuenta que esta decisión (Dictamen sobre el Proyecto de Ley que busca la exclusión del Ministerio Público respecto de la Ley N° 30057) ha sido tomada en el seno la Comisión de Trabajo y Seguridad Social del Congreso de la República a fin de que sea agendada para su posterior debate y posible aprobación en el pleno del Congreso.   

 20140513-opositores_ley_servir.jpg

Enrique Mendoza, Carlos Tubino, Yonhy Lescano y Carlos Ramos Heredia

Noticia: Dictamen de la Comisión de Trabajo excluye al Ministerio Público de la Ley Servir

Lima, 13/05/2014.- La Comisión de Trabajo del Congreso aprobó esta tarde la exclusión de la Ley del Servicio Civil (Servir) a los trabajadores del Ministerio Público. La noticia fue comentada por el nuevo Fiscal de la Nación, quien participó en esta reunión.

“El día de hoy la Comisión de Trabajo ha aprobado la exclusión de una ley que reconociendo la naturaleza compleja, reconociendo la especialidad del trabajo que se realiza y sobre todo puntualizando un reconocimiento constitucional que es la autonomía del Ministerio Público”, señaló Ramos en declaraciones a la prensa.

Esta medida generó controversia acerca de que cualquier sector del Gobierno que no quiera ser parte de la Ley Servir podría utilizar este dictamen como precedente, como anteriormente lo hizo el Poder Judicial e incluso los trabajadores del sector salud.

Al respecto, el presidente de esta comisión, el congresista Carlos Tubino, negó que sea viable que cualquier grupo solicite su exclusión de la Ley Servir. “Estamos frente a un caso especial. Son los hacedores de justicia, ellos no están adscritos al Poder Ejecutivo y con ese fundamento es que se dejó de lado al Congreso de la República de la Ley Servir”, explicó.

“Yo al conducir la mesa no acepté que se pusiera el proyecto de ley para excluir a los trabajadores del sector salud en este proyecto de ley. El fundamento es totalmente diferente porque no estamos hablando de trabajadores del Poder Ejecutivo”, agregó.

En: sitiope

Ver además: Consideran un error excluir de la Ley del Servicio Civil a los trabajadores administrativos del Poder Judicial

Leer más

Demasiada luz nocturna nos enferma

¿Te levantas con dolor de cabeza? ¿despiertas a mitad de la madrugada? ¿duermes muy tarde? ¿te despiertas sin ganas de hacer nada? ¿los ojos te duelen? ¿tienes fria la frente o los ojos? ¿dolores de cabeza y cuello? ¿a veces tienes más hambre que de costumbre? ¿tienes focos LED? ¿tu TV, teléfono celular, tablet o Laptop es LED? Cuidado, puedes estar sufriendo alteraciones en tu ritmo circadiano.

Los ritmos biológicos se han clasificado de acuerdo a su frecuencia y a su periodo. Los ciclos circadianos han sido los más estudiados y su valor de periodo les permite sincronizar a los ritmos ambientales que posean un valor de periodo entre 20 y 28 horas, como son los ciclos de luz y de temperatura. Los ritmos circadianos son endógenos y establecen una relación de fase estable con estos ciclos externos alargando o acortando su valor de periodo e igualándolo al del ciclo ambiental.

La luz artificial es una de las peores cosas que existen para tener un buena higiene del sueño. Hay muchas razones por las que hoy día sufrimos de una falta de sueño : desde la hora temprana de ir a trabajar o al colegio, el consumo de cafeína o unos malos hábitos del sueño. Pero, de todos ellos, según un trabajo que se publica en Nature, el peor, y a menudo el más desconocido, es la luz artificial. Sin ella, asegura Charles Czeisler, del Brigham and Women’s Hospital, de Boston (EE.UU.), pocas personas usarían la cafeína para mantenerse despierto en la noche.

Czeisler advierte que la exposición a la luz artificial después de la puesta del sol es quizá el factor contribuyente más relevante al creciente problema de la falta de sueño de nuestra sociedad moderna. Y, advierte, en los niños puede confundirse con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Cualquier persona que viva en una gran ciudad puede mirar a su alrededor cualquier noche y comprobar que, en realidad, casi nunca es de noche. A la luz del exterior se añade la presencia habitual de luces en nuestro domicilio, a la que ahora hemos añadido ahora ordenadores, tabletas o teléfonos móviles con pantallas que emiten una frecuencia de luz que es extremadamente perjudicial para que nuestro organismo se prepare de forma natural para conciliar el sueño.

A finales de 2012 un estudio de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.) advertía que demasiada luz nocturna puede afectar nuestros ritmos, alterar nuestra capacidad de aprendizaje e incluso causar depresión. El informe aseguraba que que la exposición crónica a la luz brillante, incluso el aquella de nuestro propio salón o la que tiene por la noche un trabajador por turnos, aumenta los niveles de una hormona de estrés del organismo, lo que desencadena depresión y disminuye la función cognitiva.

LED

Czeisler advierte que cada vez hay más personas con problemas de sueño. El hecho de sustituir las tradicionales bombillas incandescentes por energías más eficientes, como los LED -cada vez más empleados en televisores y pantallas de ordenador, tabletas y dispositivos de mano- conlleva un problema aparentemente ignorado. Según este experto, la exposición durante la noche a los LED es más perjudicial para los ritmos circadianos, la secreción de melatonina y, por ello, para el sueño que la iluminación incandescente. Por eso, considera una necesidad imperiosa investigar más a fondo sobre el impacto biológico de la luz artificial, y, tratar de avanzar en las tecnologías de luz para mitigar este problema.

20130526-contaminacion-luminica-raymarie.jpg

Solo 4 horas

Lo cierto es cada vez hay más información sobre los negativos efectos del sueño sobre nuestra salud. No dormir lo suficiente, afirma Elie Dolgin en Nature, altera la vía de señalización de la insulina en aquellas personas que apenas duermen cuatro horas cada noche. La misma cantidad de sueño también puede dañar el sistema inmunológico, presentar signos de enfermedad de la arteria coronaria y e inflamatorias, y la falta de sueño puede incluso hacer que las vacunas sean menos eficaces.

Además, las alteraciones del sueño puede ser un chivato de una enfermedad neurodegenerativa. Perder el sueño, tener problemas para dormir, podría, según un estudio publicado recientemente en JAMA Neurology, ser un paso previo antes de que aparezcan los síntomas de la enfermedad de Alzhéimer, como pérdida de memoria o problemas cognitivos. Podríamos estar, señalan Andrew B. y Gretchen P. Jones, de la Universidad de Washington (EE.UU.), ante un «marcador precoz» de la enfermedad de Alzhéimer.

20130526-ritmo_circadiano.jpg

Neurodegeneración

Pero lo que no saben los científicos es si la falta de sueño conduce a la neurodegeneración o que ésta provoca problemas en el dormir. Aunque está por demostrar, si se ha visto que los niveles de las placas de proteína amiloide, una de las características de la enfermedad de Alzhéimer, aumentan en los ratones privados de sueño. Y, cuando se investigó en humanos, los investigadores encontraron que los niveles de amiloide sube y bajan y durante el ciclo de sueño-vigilia. Los datos preliminares sugieren que el tratamiento temprano de los trastornos del sueño podría ayudar a prevenir la aparición de la neurodegeneración.

Como conclusión, Virend Somers, cardiólogo de la Clínica Mayo en Rochester (EE.UU.), afirma: «tenemos que dormir bien hoy para evitar problemas de salud a largo plazo. Es de sentido común».

Por: R.I.
En: ABC.es SALUD

Ver además: Transtornos del ritmo circadiano

Leer más

1 2