Reportajes y documentales – Niñas como mercancía

Las obligan a estar siempre disponibles: 24 horas en servicio continuo. No duermen, no comen regularmente, no descansan ni aun enfermas. Muchachas de Europa oriental tienen que prostituirse en Berlín en condiciones infrahumanas, como esclavas. Mujeres jóvenes, entre ellas también menores de edad, de Rumania y Bulgaria, tienen que mantener relaciones sexuales hasta con quince