El último emperador: La extraordinaria vida de Pu Yi

Pu Yi fue el último emperador de la dinastía chino-manchú de los Qing. Reinó en China con el título de Emperador Xuantong desde 1908 hasta la abolición del gobierno imperial en 1912*. Fue impuesto por los japoneses como el Emperador de Manchuria, entre 1934 y 1945. En los tiempos de la República Popular China, trabajó como jardinero y finalmente en el Comité Consultivo Político del Pueblo Chino. Se trata de la vida de un personaje que vivió 3 etapas históricas (Imperio, República y República Popular China) dentro de una cultura milenaria que actualmente se proyecta como la futura potencia del mundo. Dadas las restricciones a las que estuvo sujeto por la política republicana china llegó a ser considerado “el niño más solitario del mundo” hasta muy avanzada su adolescencia.

La República de China fue establecida en Nankín en 1912 y el primer presidente fue Sun Yat-sen, que ocupó el cargo de manera provisional hasta que fue sustituido por Yuan Shikai. Años más tarde, el cargo sería abolido y no sería reinstaurado hasta 1947, cuando se aprobó la actual constitución de la República de China, que consagraba la figura del presidente como jefe del Estado y definía sus atribuciones. La constitución entró en vigor en 1948 y Chiang Kai-shek, líder militar y político indiscutible del estado republicano, fue nombrado presidente. Sin embargo, la victoria del Partido Comunista de China en la Guerra Civil China en 1949, que llevó a la fundación de la nueva República Popular en Pekín, forzó a los dirigentes de la República de China a huir a Taiwán, única parte del territorio chino que nunca caería bajo control comunista, actualmente República de China (Taiwán).

Continúa leyendo “El último emperador: La extraordinaria vida de Pu Yi”

Vida de Miguel Grau Seminario

Excelente reportaje sobre la vida del héroe nacional Miguel Grau Seminario. Datos como que su padre, Juan Manuel Grau, fue colombiano y luchó por la independencia de América junto al libertador José de San Martín, o que en su niñez en la calle mercaderes creció junto a Lizardo Montero y Aurelio García y García con quienes jugaba a ser soldados y luego reencontraría en el futuro en la carrera naval y la guerra del pacífico, estas y muchas otras anécdotas en su vida en los siguientes videos:

Continúa leyendo “Vida de Miguel Grau Seminario”

La ‘bombilla de los pobres’ que triunfa en suburbios de todo el planeta

20130818-moser.jpg

Alfredo Moser es un mecánico brasileño que tuvo una idea especialmente brillante en el año 2002, después de sufrir uno de los frecuentes apagones que afectaban a Uberaba, la ciudad en la que vive al sur de Brasil.

Cansado de los fallos eléctricos, Moser empezó a jugar con la idea de la refracción de la luz solar en el agua y al poco tiempo había inventado la bombilla de los pobres. El ingenio es sencillo y al alcance de cualquiera: una botella de plástico de dos litros llena de agua a la que se añade algo de lejía para preservarla de las algas. La botella se coloca en un agujero del tejado y se ajusta con resina de poliéster.

¿El resultado? Iluminación gratuita y ecológica durante el día, especialmente útil para chabolas y construcciones precarias que apenas tienen ventanas.

En función de la intensidad del sol, la potencia de estas bombillas artesanales oscila entre los 40 y los 60 vatios. “Es una luz divina. Dios hizo el sol para todos y su luz es para todos”, señala Moser en declaraciones a la BBC. “No te cuesta un céntimo y es imposible electrocutarse”.

Pese a que el inventor consigue unos pequeños ingresos instalando botellas en casas y comercios locales, su idea no le ha hecho rico, ni tampoco lo ha pretendido.

Lo que sí tiene es una gran sensación de orgullo: “Conozco a un hombre que instaló las botellas y en un mes había ahorrado lo suficiente como para comprar bienes básicos para su hijo recién nacido”, comenta satisfecho.

Una idea que se ha extendido por todo el planeta

Pero la ingeniosa bombilla no se ha quedado en Uberaba. En los dos últimos años el invento ha experimentado una gran expansión en todo el planeta.

Por ejemplo, la Fundación MyShelter (Mi refugio) en las islas Filipinas, ha abrazado con entusiasmo la idea. MyShelter se especializa en construcciones alternativas utilizando materiales como bambú, neumáticos o papel.

En el país asiático, donde un 25% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza y la electricidad es especialmente cara, ya hay 140.000 hogares que han recurrido a este sistema de iluminación.

El director ejecutivo de MyShelter, Illac Angelo Díaz, explica que las bombillas-botella se han extendido a al menos quince países, entre ellos India, Bangladesh, Fiji o Tanzania.

“Nunca me imaginé que mi invento tendría semejante impacto”, confiesa Moser emocionado. “Se me pone la piel de gallina de pensarlo”.

En: elconfidencial.com

Continúa leyendo “La ‘bombilla de los pobres’ que triunfa en suburbios de todo el planeta”