¿Por qué han desaparecido las pastillas contra el dolor de cabeza y han sido reemplazadas por las pastillas contra la Migraña?

Antes vendían el Excedrin normal, pero ahora cuando uno pide “Excedrin normal” (Forte) los farmaceuticos ofrecen Excedrin migraña.

Desde hace unos meses vengo pensando en por qué cada vez que tengo un simple DOLOR DE CABEZA y voy a la botica o farmacia me ofrecen un sinfín de productos contra la MIGRAÑA.

Mi incomodidad como consumidor se podría resumir en el siguiente diálogo:

Consumidor con dolor de cabeza: Buenas tardes, ¿tiene alguna pastilla contra el DOLOR DE CABEZA?, ¿Excedrín (el normal, Forte, no migraña), Panadol?
Técnica en farmacia: Sí, bueno, sólo tenemos Excedrin MIGRAÑA.
Consumidor con dolor de cabeza: Señorita, yo no tengo MIGRAÑA..tengo DOLOR DE CABEZA.
Técnica en farmacia: No señor, lo siento, no tenemos el normal…sólo MIGRAÑA – mi cerebro punzante me ordena: “No hay otra, cómpralo de una vez!”.
Consumidor con dolor de cabeza: OK, deme un excedrin MIGRAÑA (maldición).

Procedo a comprar el medicamento con reservas. Miro hacia el cielo y no tengo fotofobia, escucho música a través de mis audífonos y no tengo fonofobia o cosa parecida, menos siento alguna presión insoportable en las sienes como he escuchado en algunas personas que dicen padecer migraña.

Mientras voy descartando la migraña en mi cabeza, me pregunto ¿qué sucedió con las pastillas normales contra el dolor de cabeza?. Usualmente compraba el Excedrín normal para combatirla y lo tomaba de uno en uno, digo esto porque he visto con horror como algunas personas se toman dos excedrines migraña en una sola toma para luego indicarme: “es que es más efectivo y rápido”..Sí, claro.

 

Excedrin forte descontinuado del mercado peruano

Yo nunca tuve migraña, y si la padecí alguna vez en la vida nunca la pude identificar. Yo sólo sé que tengo DOLORES DE CABEZA, nada más. MIGRAÑA tienen las mujeres en su mayoría, y no quiero que me malinterpreten con aquello de la discriminación por género, simplemente, la MIGRAÑA tiene unas características especiales y una incidencia en un mayor porcentaje de la población femenina por el tema de las hormonas y cosas de ellas, lo que no descarta que a los varones también les afecte. Retornando al tema, tuve la impresión de que una persona que ni siquiera me había tomado la presión o preguntado por mis síntomas determinaba que yo tenía MIGRAÑA sólo por querer vender un producto.

Una cosa que sé también es que el cuerpo humano genera mayor resistencia a diversos medicamentos y, pasado un tiempo, ellos pasan a ser inservibles en un tratamiento posterior. No sé si eso se aplica a las respuestas naturales del cuerpo como se produce con la resistencia de los virus.

Pensé mucho sobre lo que podría estar sucediendo: ¿Por qué descontinuar en el mercado las pastillas contra el DOLOR DE CABEZA?, ¿Se estará condicionando a las personas a pensar y tener MIGRAÑA?, ¿Existirá algún estudio que señale que las personas necesitan una mayor medicación dadas las actuales presiones de la vida tanto en lo laboral como en lo personal?, ¿Los medios de comunicación que fomentan el llamado “poder blando” están condicionado a las personas a tener MIGRAÑA tal y como se presenta en los argumentos de series, películas, realities, etc?, ¿Será una mera alienación del habla..osea, será mas “chic” o “pituco” tener MIGRAÑA en vez de DOLOR DE CABEZA, manyas?, ¿Será una simple moda entre los farmaceúticos de hoy?.

Hasta la terrible idea de un “super lobby” se me vino a la cabeza (tal y como sucedió con el alerta de la OMS hace un tiempo con el tema de la gripe porcina)..ya en ese punto pensé en el gravol y los antidiarreicos.

Nuevo Excedrin “Migraña”, caballero nomás, es la moda.

De todas esas preguntas, la única que pude confirmar en una farmacia fue que “es una moda, ahora llaman MIGRAÑA al DOLOR DE CABEZA. Me lo dijo una farmaceútica cuando le pregunté sobre el cambio y descontinuación de las pastillas contra el DOLOR DE CABEZA.

Me he rehusado a tomar pastillas contra la MIGRAÑA, tomo café o chocolate, y hasta me voy a comer un ceviche si me siento mal.

También es buena la meditación y descansar por un rato. En el trabajo eso es dificil, si lo sientes y no hay más hacer; entonces, caballero nomás, compra una pastilla contra la MIGRAÑA no sin antes haber preguntado por una pastilla contra el DOLOR DE CABEZA y por qué ya no las venden.

Continúa leyendo “¿Por qué han desaparecido las pastillas contra el dolor de cabeza y han sido reemplazadas por las pastillas contra la Migraña?”