Archivo por meses: Octubre 2011

La Muerte de Rosario Ponce

20111031-ADiarioCiro1.JPG

Con este título, el gran periodistas César Hildebrandt publico este artículo en su Semanario “Hildebrandt en sus trece” el 28 de Octubre. Merece su mayor difusión por su enfoque inteligente y crítico sobre el rol de los medios en el caso del Colca, sus personajes y la histérica reacción popular.

Buscando en Google, Rebeca Diz, encontró algo sorprendente: si en la barra se escribe la frase “Rosario Ponce asesina”, aparecen 838.000 entradas; si se acude a la frase “Rosario Ponce culpable”, aparecen 428.000 posibilidades. Y para el código “Rosario Ponce ninfómana”, los posibles ingresos llegan a 4.930. Nada desdeñable. Se trata de toda una obra maestra del chisme porno, el asesinato simbólico, la cobardía del cargamontón.

Me quito el sombrero. En este país donde los juicios pueden durar años, el linchamiento de la chusma es de vértigo. Una por otra. Todo en este asunto fue novelescamente repulsivo. Una reportera de la tele, por ejemplo, “descubrió” que Rosario Ponce estuvo en un cuarto con televisión en la clínica privada donde debió internarse tras el regreso del Colca.

“Aparentemente tranquila y con unos kilos demás, apareció Rosario Ponce en la gobernación de La Molina”, dijo la periodista de ATV al presentar un informe cargado de tarada malicia. Y luego la misma damisela le pregunta a los padres de la chica: “¿Tres meses se va de viaje su hija y deja al pequeño sólo con ustedes?” La insinuación es clara: mala madre, mala hija, mala amante: asesina en potencia. Es como hacer una sinfonía con una corchea. Es como hacer una mirada valiéndose de una legaña. Aquel informe tenía música a todo volumen y terminaba con esta frase: “¿Qué otros enigmas y misterios existen?” La verdad es que el único enigma era saber si la presentadora tenía 75 y 79 de coeficiente intelectual.

Y el noticiero de ATV no fue el único. Un día, “Buenos días Perú” ( que bien podría llamarse “ Buenas tardes Suiza”) puso el siguiente anzuelo pantalludo: “¿Mataron a Ciro?” El “informe” no tenía nada: ni pistas, ni revelaciones, ni entrevistas. Era un monumento virtual a la nada, a la huelga general del pensar. Una paisana del Colca solía decir: “Vinieron unos gringos y me pidieron un pico y una lampa” ¡Ajá! Un pico y una lampa es, en el dialecto de los reporteros con habilidades diferentes, un ideograma que se traduce como tumba. Y tumba era, en este caso, entierro por lo bajo. O sea: Te jodiste Rosario, nos venos en la cana.

En “Enemigos públicos” salió un supuesto experto en expresión corporal al decir esta frase criminalmente textual: “No la estoy culpando, no la estoy defendiendo, pero que algo oculta, algo oculta”. Este experto había hecho de cuerpo ante las cámaras y parecía feliz. Todo vale con tal de salir en TV. La TV confirma la existencia, enriquece la hoja de vida, redime a los anónimos, apellida a la vida.

Fue Beto Ortiz el Truman Capote oral de las tinieblas. Fue él quien “consagró” la “teoría” de que se había hallado el DNI de Ciro en el poblado de Madrigal , bajo las cumbres del Colca. “Se tendría la certeza — dijo en resumen este héroe de la noche — que Ciro y Rosario volvieron al poblado de Madrigal y que de allí Ciro habría desaparecido”. La novela negra escrita en una noche por alguien que ha frecuentado la sordidez pero que no tiene derecho a producirla como espectáculo, sobre todo cuando la reputación de terceras personas está en juego.

20111031-Hildebrandt.jpeg

Canal 2 no podía quedarse en el colchón y compitió enérgicamente. Uno de los rescatistas dijo en su pantalla: “Podría estar preocupada, por lo menos mostrar un poquito de dolor, angustia, molestia…”. Claro, la indiferente era Rosario. Canal 4 puso lo suyo. “Nadie puede decir cuánto calla Rosario Ponce”, dijo “Cuarto Poder” desde la investidura de su rating.

Y ya no hablemos de la prensa chicha, ese puré de chamanismo informativo, supuración sintáctica y pequeñez de todos los propósitos. En el lado de la prensa de más de 50 céntimos, Perú 21 fue rotundo, como casi siempre: “¡Mentirosa!” Y ya está: veredicto que no se apela.

Y luego vino don Ricardo Uceda, el comandante en jefe de la investigación en el Perú. Él fue el autor de un varonil ensayo de la vida sexual extraviada y superlativa de Rosario Ponce. Uceda habló con amigos y enemigos de la universidad donde ella había estudiado para obtener una especie de retrato genital de la señorita en cuestión. La conclusión era que ella candidateaba a ninfómana, era una necesitada crónica y podía romper las camas donde podía yacer de puro gusto. Un Uceda disfrazado de William Masters hizo lo que pocas veces se había visto en la llamada prensa seria. Y así por el estilo. El vampirismo de la prensa peruana encontró una de las yugulares más sabrosas. La vena canalla de la tele se ensaño como nunca.
El problema de Rosario Ponce, es que no lloraba, no estallaba en gritos, no cumplía las normas de la angustia. Hasta que este semanario incurrió en un exceso de sospechas al respecto.

Y también estuvo el asunto del padre de Ciro. Aquejado de un dolor tenaz, el doctor Castillo fingió haber sido un padre ejemplar y un marido impecable al que la fatalidad, disfrazada de precoz mujer fatal, había visitado. No era así: ahora se sabe que la desdicha de su hijo no interrumpió ninguna gran felicidad y que el hogar del doctor Castillo era tan disfuncional como el de la mayoría de la gente roída por el tiempo. Su matrimonio exhausto salió a la luz. Y ahora, convertido en líder del partido del sufrimiento, el doctor Castillo insiste en sus insinuaciones retorcidas.

He escuchado el linchamiento radial de Rosario Ponce, y he visto a la gente de Arequipa convertir el ataúd de Ciro en urna de votación, la muerte en programa de gobierno y la ignorancia en ejecutoria de un corte suprema de los milagros. Y me ha dado pena que el Perú siga siendo, en muchos aspectos, país de plebes fulminantes.

Ciro Castillo murió en una aventura montañera. Lo mató el azar, la arbitrariedad, el no-Dios de las alturas. Pero quien ha querido matar a Rosario Ponce, que cometió el pecado de no morirse al alimón, ha sido esta prensa nuestra que luego reclama por sus estatutos de privilegio. Al cuerno con ella.

» Leer más

Cómo Potenciar las 8 Inteligencias en los Niños

20111029-AGardner.JPG
Científico británico sostiene que existen 8 inteligencias

Howard Gardner, laureado psicólogo y profesor de Harvard, ha recibido el Premio Príncipe de Asturias, en la categoría de Ciencias Sociales por mantener, precisamente, que no existe una única inteligencia, sino ocho: la lingüística, la lógico-matemática, la visual-espacial, la musical, la corporal, la intrapersonal, la interpersonal y la naturalista (observación y clasificación de las cosas).

Según Gardner, hijo de judíos alemanes huidos del nazismo, para descubrir el potencial de los niños se debe intentar enseñarles algo nuevo y ver cuánto tardan en aprenderlo. Por ejemplo, enseñar a un grupo de estudiantes a jugar al ajedrez. Después de 20 partidas, algunos ganarán casi siempre. Claramente esos son los que tienen más potencial.

“Todo el mundo tiene todas las inteligencias, pero la vida no es justa… Hay gente que brilla en todos los tipos, como Leonardo Da Vinci, y otros… bueno, no las desarrollan igual. Pero lo importante de esta teoría es que existen una serie de perfiles: algunos tienen picos altos en algunas tareas y otros en otras, pero siempre podemos mejorar en las más bajas.”, afirma el psicólogo.

Recomienda a los padres de familia a prestar mucha atención a sus hijos y averiguar que es lo que les interesa y les apasiona sin proyectar en ellos sus prioridades, pasiones ni debilidades.

Para Gardner los test que miden el coeficiente intelectual no sirven, porque según él “es como poner a alguien un sello en la frente: tú eres listo, tú no. Eso es muy negativo. Es mucho mejor descubrir en qué destaca alguien, qué debe aprender y darle ayuda para ello. Y si no es así, probar otra cosa.”

Afirma que la educación no debe centrarse únicamente en la escuela: también depende de la familia, los medios de comunicación, el vecindario, todo lo demás… “Además, los profesores deben ser profesionales. Tienen que tener vocación y demostrarlo. Aceptar una responsabilidad, tener estatus y ser respetados.”

Sostiene que las comunidades desperdician el talento porque solo los privilegiados tienen opciones. Agrega: “Una de las cosas más interesantes de los sistemas educativos de Finlandia y Singapur, los mejores del mundo ahora mismo, es que son totalmente planos y justos. Es decir, no interesa saber cuánto dinero tiene la familia de cada estudiante en un colegio. En un sistema realmente justo, los alumnos con desventajas tendrían a los mejores profesores y las mejores escuelas”.

Con un smartphone en la mano, sentencia: “aprovechar los medios digitales es muy importante. No sirve de nada hacer que los estudiantes memoricen las cosas si todo está aquí. Hay que enseñarles cómo utilizar las fuentes de información y también a cuestionarlas”

» Leer más

Otra “Patinada” de Alejandro Sanz en Twitter

20111028-AMarta.JPG

En España su afirmación en Twitter ha causado muchísimos y jocosos comentarios. En realidad se trató de otra de sus desafortunadas participaciones en la Red. Aquí una versión de MUNDO.es:

Lo de Alejandro Sanz con Twitter es una relación de amor-odio de esas que pasan a la eternidad por sus sonadas peleas y reconciliaciones y, sobre todo, por sus meteduras de pata.

La última tenía lugar esta misma noche. Una seguidora del cantante español afincado en Miami le pedía que divulgara su mensaje de apoyo a la familia de Marta del Castillo, la joven sevillana desparecida en 2009 en Sevilla cuyo caso está siendo juzgado en estos días.

20111028-AAlejandro.JPG

“No puedo con las injusticias: Caso Marta del Castillo. Se me parte el corazón con esos padres. Le mandamos todo nuestro apoyo”, escribía la seguidora al artista.

Y Sanz, que ya ha utilizado la conocida red de microbloging para otras causas solidarias, respondía:
“Que manía tenemos de juzgar antes de que lo hagan los jueces…Marta es inocente hasta que un juez diga lo contrario”.

Y la red se cayó. El cantante había confundido a Marta del Castillo con la atleta Marta Domínguez, cuyo nombre se relacionó el pasado mes de diciembre con la ‘Operación Galgo’ y que ha quedado libre de todo cargo por dopaje.

La lluvia de críticas y comentarios jocosos por el error del cantante no se ha hecho esperar y en pocos minutos, #Alejandrosanzfacts y Marta del Castillo con Marta Domínguez se han convertido en ‘trending topics’ (‘temas del momento’) en la web.

De nada ha servido la aclaración de Alejandro Sanz minutos después de percatarse de su confusión.

Era tarde. Alejandro Sanz hacía público una vez más sus desavenencias con Twitter. No era la primera. Sus seguidores también han sido testigo de su ‘bronca’ con el campeón de Moto GP Jorge Lorenzo o de sus faltas de ortografía cuando escribió ‘buestro’ en uno de sus ‘tuits’.

Este episodio casi da al traste con el idilio. Pero los buenos recuerdos hicieron posible una reconciliación. No en vano, Alejandro Sanz utilizó el ‘gorjeo’ para anunciar el nacimiento de su último hijo, Dylan, o para apoyar a la localidad murciana de Lorca, gravemente afectada tras un terremoto el pasado mes de marzo.

¿Se planteará Alejandro Sanz seguir ‘cantando’ a partir de ahora en Twitter?

» Leer más

Caso Ciro: Una Telenovela Periodística

20111027-ATelenovela periodistica.JPG

No fue un futbolista consagrado, ni un actor de fama internacional y menos un premio Nóbel de literatura. Fue un infortunado, aventurero joven universitario desbarrancado en las alturas del Cañón del Colca.

Sin embargo, la muerte de Ciro Castillo ha causado una histeria colectiva de respaldo y afecto, pocas veces vista en el país. En Arequipa, centenares querían tocar su féretro como se acostumbra cuando los devotos quieren tocar las andas o la imagen de los santos de su devoción.

Sus padres, el indesmayable y tenaz doctor Ciro Castillo Rojo Salas y la dulce y tierna señora Rosario García Caballero, compartieron esas muertas de sentimiento popular y tuvieron que hacer innumerables declaraciones y hasta dieron una conferencia de prensa.

Todos los detalles del desenlace trágico hasta la traída de los restos a Lima merecieron un despliegue informativo, como se aprecia cuando se anuncia la llegada de un equipo deportivo vencedor.

Lo ocurrido, sin duda, merecerá el estudio y análisis de psicólogos y sociólogos.

Para quien ha dedicado decenas de años a la profesión, es el periodismo el que ha provocado tales muestras de fervor multitudinario.

Durante 206 días los medios difundieron informaciones que se convirtieron en una novela o telenovela periodísticas, con enfoques apasionados y entregas diarias.

Los personajes y circunstancias se prestaron a ello. Es decir, una pareja de universitarios que se pierde en el Colca, una sobreviviente sospechosa de homicidio o complicidad, policías presuntamente comprometidos en la desaparición del joven, un padre sacrificado y resuelto a ubicar a su hijo que se fue convirtiendo en un acusador implacable, unos desubicados y habladores “topos” mexicanos, unos heroicos rescatistas peruanos…etc.

Con seguridad, no tardará mucho tiempo para que novelistas o productores de televisión y cine desarrollen sendas versiones de la tragedia de la joven pareja de enamorados. Se puede adelantar títulos: “Perdidos en el Colca”, la “Historia de Ciro y Rosario “.

Sin duda, con gran éxito de ventas y de sintonía.

» Leer más

Está Vivo…pero Muerto hace 73 Años

20111026-AEspanol MUerto.JPG

Realmente un caso judicial muy curioso en España

Manuel Capín Ureta lleva 73 años muerto sin saberlo. Al menos, para el Registro Civil de su localidad natal, Ribadesella. Este vecino de Gijón acaba de descubrir que, a pesar de que ha podido desarrollar su vida laboral y familiar con total normalidad, en los papeles oficiales del Estado figura como fallecido desde noviembre de 1937.

Los datos registrales hablan de que murió como consecuencia de una «anemia» cuando contaba con 8 meses de vida.

El asturiano realizó el curioso descubrimiento hace unos días. El notario al que acudió para tramitar una herencia le pidió todo tipo de certificados de nacimiento y defunción en su familia, lo cual lo obligó a pedir la información al Registro Civil. Lo que lo esperaba era toda una sorpresa.

Entre esos papeles constaba su acta de defunción, certificada por el juez. Según dicho registro, había muerto a las 22.00 horas del 23 de noviembre de 1937. Pero ése no era él. «Era mi hermano Modesto», cuenta el afectado.

A sus 75 años Capín asegura que la confusión en el Registro Civil no le ha conllevado ningún problema hasta ahora. Nadie se dio cuenta del error; ni cuando tramitó los papeles para casarse, ni cuando procedió a la inscripción de sus siete hijos.

Por lo mismo, no cree que ahora le surjan grandes problemas «porque el libro de familia lo explica todo bien claro». Sólo le incomoda pensar en la «gran cantidad de papeleo» al que le toca enfrentarse. Pero, al menos, habrá podido «resucitar» para el Registro Civil

» Leer más

Científicos Analizan las 10 Formas más Probables del “Fin del Mundo”


Un megatsunami la aterradora décima probabilidad

El fin de la existencia es algo consustancial a la naturaleza, en la que todo lo que existe tiene un inicio y un final. Bien lo saben las decenas de «findelmundistas» que, a lo largo de la historia, han aprovechado este saber popular para ponerle fecha (el último estaba programado para hoy mismo) a este supuesto apocalipsis.
Pero -como explica Diego Casado en ABC- solo la ciencia puede dar una estimación más o menos fiable. Repasamos todas las opciones, teniendo en cuenta de que ninguna es segura y que todas se basan en suposiciones con mayor o menor porcentaje de probabilidad.

FINALES QUE IMPLICAN LA DESTRUCCIÓN DE LA TIERRA

1. Extinción del universo (dentro de 3.700 millones de años). Un grupo de científicos de la Universidad de California desafía las teorías mayoritariamente aceptadas del universo en expansión y propone que debe haber un término. Los investigadores creen que existe un 50% de posibilidades de que esto ocurra en la fecha antes señalada, según el adelanto de su estudio, publicado recientemente.

2. El Sol se vuelve una estrella gigante roja (en 5.000-6.000 millones de años). La evolución natural de nuestra estrella es que se desprenda de su capa exterior formando una nebulosa, que arrasará con Mercurio, Venus y, muy probablemente, con la Tierra, en un proceso que puede durar unos 600 millones de años. Será entonces una estrella gigante roja. Después, su núcleo se comprimirá hasta volverse una estrella enana blanca y se irá enfriando. Aunque para ese momento ya no existirá nuestro planeta.

3. Un cometa/meteorito se estrella contra el planeta (fecha indeterminada). Numerosos objetos se acercan cada día a la Tierra. Pero la mayoría no llegan a colisionar por ser tan pequeños que se evaporan al contacto con la atmósfera. Sin embargo, parte de la comunidad científica ve como posibilidad que varias de las cinco extinciones masivas del planeta se produjeran por culpa del impacto de un gran meteorito, tanto la de los dinosaurios (hace 65 millones de años) como la del Pérmico, menos popular, pero que acabó con el 90% de las especies hace 250 millones de años.
El impacto de un cometa sería mucho más virulento, aunque también mucho menos probable. El último en acercarse por la Tierra ha sido Elenin, descubierto en diciembre de 2010 y que pasó «cerca» (a 35 millones de kilómetros) el pasado domingo. Hasta ahora no se ha predicho ninguna fecha de choque de cualquier tipo de objeto estelar, pero la NASA dispone de una lista de posibles impactos de bólidos del espacio y sus riesgos en constante actualización para los más inquietos.

FINALES CON DESAPARICIÓN DE LA VIDA EN LA TIERRA

4. Cambio climático (los glaciares pueden desaparecer en el 2350, según la ONU). Algunos estudios alertan de que un cambio climático brusco -provocado por el hombre o por la naturaleza- puede romper el delicado equilibrio de la Tierra y elevar las concentraciones de gases tóxicos en la atmósfera, hasta hacerla irrespirable para el ser humano. Incluso algunos autores como James E. Hansen (ver PDF) van más allá y aventuran un futuro «efecto invernadero» de dimensiones gigantescas que convierta a nuestro planeta en un lugar inerte como Venus.

5. Ataque alienígena (fecha indeterminada). El encuentro con seres de otros planetas es una posibilidad popularizada por divulgadores como Carl Sagan o Stephen Hawkings, aunque con una probabilidad más bien remota. Más difícil aún es que estos resulten hostiles y que, debido a su superioridad tecnológica, logren aniquilar la vida en la Tierra. Sin embargo, es uno de los finales del mundo más populares en la literatura y el cine.

6. Supervolcán (uno cada 100.000 años). Hace 73.000 años, una gigantesca erupción en la isla de Toba (Sumatra) creó una descomunal nube de cenizas que provocó deforestaciones a miles de kilómetros de su origen y vino acompañada de una edad de hielo «instantánea» que bloqueó los rayos solares y bajó las temperaturas una media de 16ºC en todo el planeta.
«Aparte del impacto de un meteorito, estas súper erupciones son el peor de los riesgos ambientales a los que nuestro planeta puede enfrentarse», indica Patricia Gregg, autora de un reciente estudio en el que analiza qué provoca la formación de estos súper volcanes.

7. Ataque robótico (fecha indeterminada). El desarrollo de robots con capacidad para pensar por sí mismos, con más inteligencia que los humanos y posibilidad de autoreplicarse puede ser para muchos autores el inicio de una posible revolución contra sus creadores. Incluso existe un grupo (la Asociación para el Avance de la Inteligencia Artificial) intenta establecer debates sobre los límites a esta autonomía robótica.
El peligro también puede venir de los robots más pequeños, los usados en la nanotecnología, que pueden ser muy beneficiosos pero que, descontrolados o con capacidad de mutar en elementos dañinos para la salud, pueden causar graves daños. En la actualidad, existe un Centro para la Responsabilidad de la Nanotecnología que se preocupa por el control de estos avances tecnológicos y la legislación al respecto se encuentra en constante cambio.

FINALES QUE IMPLICAN SOLO LA DESAPARICIÓN DE LA HUMANIDAD

8. Autodestrucción bélica (estamos a 6 «minutos» del final, según el Reloj del Apocalipsis). Durante la guerra fría se daba por hecho que un conflicto mundial nuclear podría sin duda acabar con la Humanidad, según la doctrina MAD (Mutua Destrucción Asegurada). Hoy, numerosas potencias mundiales disponen de armas nucleares suficientes para destruir completamente la civilización o, al menos, provocar un invierno nuclear en el que sería difícil sobrevivir.
Aunque actualmente existen programas de desarme en todo el mundo, numerosas naciones intentan conseguir armas nucleares para asegurar la defensa de sus regímenes. La Universidad de Chicago mantiene activo desde 1947 el llamado Reloj del Apocalipsis, en el que la medianoche marca el final del mundo. Empezó en las 23.53, bajó hasta las 23.43 en 1991 y actualmente se encuentra parado en las 23.54.

9. Pandemia mundial (sin fecha conocida). La Humanidad ha vivido plagas que diezmaron de un modo considerable su población en los siglos VI y XIV. La aparición de una cepa especialmente virulenta de una enfermedad común o la mutación que aumente el contagio de un virus o bacteria puede provocar importantes daños e incluso la extinción.
Durante años también se ha contemplado la posible llegada de un agente patógeno del espacio, Incluso EE.UU. aprobó una ley para establecer un protocolo de actuación ante esta posibilidad. Pero, en la actualidad, la legislación ha sido derogada y no se presta atención a este riesgo.

10. Megatsunami (sin fecha conocida). Puede ser causado por el impacto de un bólido espacial o por movimientos tectónicos y llevar una ola de miles de metros de altura a todo el mundo, como ya sucedió a pequeña escala hace 8.000 años, cuando el volcán Etna causó un tsunami que se llevó por delante toda la civilización existente en las costas del Mediterráneo.
Pese que el megatsunami alcanzara gran altura, es muy probable que no consiguiera acabar con la civilización, puesto que sus efectos dependerían de su expansión por los océanos de todo el mundo. Algunos expertos (Pararas-Carayannis, G.) sitúan uno de los posibles puntos generadores de un fenómeno de este tipo en la isla canaria de La Palma, con una ola inicial de un kilómetro de altura, que bajaría hasta los 50 metros a su llegada a las costas de EEUU.
(Publicado por periodistadigital.com)

» Leer más

Rosario-Ciro: Un Periodismo Objetable

20111024-ARosario.jpg

Ha sido recuperado el cuerpo de Ciro Castillo después de más de 6 meses de su desaparición en el Colca. El balance de la cobertura informativa de los medios limeños no es el mejor. Los principios fundamentales del periodismo como la objetividad, imparcialidad y responsabilidad fueron olvidados casi siempre. Los editores tomaron partido indebidamente por alguna de las dos partes en conflicto. Especialmente respaldaron las versiones radicales de los familiares del joven desaparecido, a quienes entrevistaron a diario. En consecuencia, la opinión pública no tuvo una versión ponderada y desapasionada de lo ocurrido.
Augusto Alvarez Rodrich, columnista de La República, publicó el artículo “Los Castillo y los Ponce sin punto final” que merece ser difundido por abordar otros aspectos del drama

Más de 200 días después de desaparecido y de haberse convertido en tema inacabable de portadas y reportajes, la inminente recuperación del cuerpo del estudiante Ciro Castillo Rojo debería llevar a una evaluación profunda de la prensa sobre la cobertura que hizo de esta desgracia, especialmente de aquella que no tuvo problemas en mentir con descaro e irresponsabilidad solo con el fin de mejorar su circulación o audiencia.

20111024-AAlvarez R.jpg

Ojalá que el cuerpo que hace unos días vieron cinco rescatistas en un precipicio de 900 metros en el nevado de Bomboya sea efectivamente el de Ciro, pues no es la primera vez que se efectúa un falso anuncio que frustra el deseo de las dos familias directamente involucradas en esta desgracia de encontrar el cadáver como una forma de ponerle punto final a la tragedia.

Pero ese punto final nunca va a llegar. Para la familia Castillo, porque la muerte de un hijo constituye una pérdida irreparable que nunca podrá ser asimilada. Para la familia de Rosario Ponce, porque un sector de la prensa se encargó, sin los elementos suficientes, de condenarla y de asesinar su reputación.

Con una serie inacabable de reportajes motivados únicamente por la constatación de que Ciro Castillo era gasolina de alto octanaje para elevar ratings y circulaciones, un sector de la prensa se dedicó a alargar la historia como chicle.

En ese proceso, no tuvieron problema en denigrar a Rosario Ponce, acusándola de asesina e, incluso, divulgando material estrictamente privado como el obtenido en sus declaraciones en la Cámara Gesell, lo cual es una grave violación de la intimidad y de la privacidad. Esa fue una decisión que, hay que decirlo de manera clara y directa, no es periodística sino comercial, pues no se habla acá de la búsqueda de la verdad –que es lo que un periodista responsable debe hacer– sino del dinero.

¿Va la prensa a hacer esa autocrítica que se le demanda luego de una cobertura periodística en la que, con dignas excepciones que tampoco fueron pocas, abundaron malas prácticas del oficio que sus autores, sin duda, no cometerían si es que los perjudicados fueron sus hijos o familiares? Lo dudo mucho. Lo que van a hacer muchos de estos irresponsables es salir a buscar, como hienas hambrientas, la próxima víctima.

Es ante casos como estos en los que me asaltan dudas sobre el planteamiento de despenalizar los delitos de prensa. No, ciertamente, ante abusos contra periodistas como el pucallpeño Paul Garay –quien sigue preso, no hay que bajar la guardia–, pero sí ante abusos como el cometido contra Rosario Ponce, en cuyo caso algunos medios siguieron con rigor eso de que la verdad no puede interferir con un ‘buen’ titular

» Leer más

Las Mujeres de los Dictadores

20111022-Alas mujeres.JPG

Se afirma que algunos dictadores fascinaron a las mujeres

La editorial Aguilar ha lanzado un apasionante libro con el nombre de este titular. Aquí un resumen de distintas versiones publicadas en Internet

Ellos son Lenin, Mussolini, Stalin, Hitler, Salazar, Mao, Ceaucescu, Bokassa, Franco. Ellas se llaman Inessa, Clara, Nadia, Magda, Felismina, Jiang Qing, Elena, Catherine, Sofía, Carmen… No importa si son mujeres de vida alegre, intelectuales, aventureras o amantes apasionadas, ellos siempre recurren a ellas y caen en sus redes de seducción. Esposas, compañeras, musas, admiradoras, tienen en común haber permanecido al lado de hombres crueles, violentos, tiránicos e infieles a quienes sin embargo amaban con vehemencia. Ellas compartieron su vida con los dictadores más terribles del siglo pasado a pesar del engaño, del poder devastador de la política, de los espías, de las críticas, de las rivales… porque estaban fascinadas y porque los necesitaban tanto como ellos.

Las hubo tan crueles como Jiang Qing, la cuarta esposa de Mao capaz de mandar deportar o torturar a otras mujeres por vestir ropas más elegantes que ella. O tan enamoradas como Clara Petacci, que prefirió morir antes que sobrevivir a su amante, Benito Mussolini.

Dicen que detrás de cada gran hombre hay una gran mujer. Diane Ducret, demuestra que detrás de cada dictador se esconde una mujer tonta, ambiciosa o malvada.

20111022-ADucret.jpg

La autora de documentales y presentadora francesa , haciendo gala de un estilo periodístico riguroso y objetivo, plantea en “Las mujeres de los dictadores” un recorrido histórico por unos idilios amorosos que son la crónica política del pasado más reciente. Los enamoramientos, las relaciones amorosas, la persuasión, el papel en los regímenes totalitarios y los diferentes destinos, a menudo trágicos, de las mujeres que pasaron por la cama de algunos de los hombres más despóticos de la pasada centuria. Una lección de historia magistral.

A menudo, el acercamiento del déspota a sus esposas y amantes ha estado marcado por su arrollador carisma juvenil, por su posición de poder (un cuasi derecho de pernada pasado por el tamiz del convulso siglo XX) o por su peligrosa capacidad de hipnosis sobre las masas, y, por ende, sobre la alícuota parte femenina de la población.

Diane Ducret comienza su ameno y a la vez minucioso relato con ejemplos de la servil y a la vez tórrida correspondencia que recibía un Adolf Hitler en apogeo:
«Todo ha quedado iluminado por un amor tan grande, el amor por mi führer, mi dueño, que a veces quisiera morir con su foto frente a mí…».

Es el desatino de una mujer (una de tantas) que ni siquiera le conocía personalmente. En paralelo, idéntico fenómeno se estaba produciendo en Italia con Mussolini:
«Duce, lo vi ayer durante su tumultuosa visita a nuestra antigua ciudad. Nuestras miradas se cruzaron y le revelé mis sentimientos. Yo en el pecho tengo un verdadero corazón que late…».
A partir de esos ejemplos, el libro avanza hacia las mujeres que de verdad hollaron la intimidad de los autócratas.

Predominan las relaciones asfixiantes y opresivas. Enfermizas. Algo casi previsible cuando una de las partes de la pareja se siente llamada a una misión más «elevada» que la de fundar una familia.

Hasta la Muerte

El caso de Hitler y su amante Eva Braun es paradigmático: ella se trastornaba ante sus traiciones y ausencias y, hasta su muerte en el búnker junto al tirano, vivía fuera de la realidad de la guerra, cegada por esa relación turbulenta.

Más lúcida fue Magda Goebbels, la esposa del ministro de Propaganda, quien también quiso permanecer junto al «führer» hasta el final

A grandes rasgos, «Las esposas de los dictadores» detalla la hiperactividad sexual e infidelidad compulsiva de Mussolini, y, en las antípodas, refleja la austeridad amatoria de Franco, a quien sólo se le ha conocido una novia (platónica) anterior a su matrimonio con Carmen Polo.

Se trataba de Sofía Subirán, una esbelta adolescente hija de familia acomodada. El cerco del entonces jovencísimo militar a la muchacha se frustró precisamente por eso: no se le vio como un pretendiente con fuste y recibió calabazas.

En medio de estos dos extremos (el voraz Mussolini y el frugal Franco) se sitúan las vidas amorosas y a la vez «revolucionarias» de Lenin, Stalin o Mao.

Incapaces de separar lo público de lo privado, sus mujeres son a menudo un instrumento más en el deshumanizado engranaje comunista.

Por eso Lenin, por ejemplo, cultivó con naturalidad el triángulo formado por él, su esposa Nadezhda Krupskaya y su amante Inessa Armand, quien a su vez estaba casada.

Y Stalin tuvo una vida personal a la medida de su crueldad: marcado por la muerte precoz de su primera esposa, Ekaterina Svanidze, se casó después con Nadezhda Aliluyeva, quien falleció en extrañas circunstancias… o la mataron o se suicidó.

Las Ambiciosas

Pero Mao se lleva la palma de los cataclismos familiares: su segunda mujer Yang Kaihui murió a manos de sus enemigos políticos y a la tercera, He Zizhen, la desechó el dictador en favor de la ambiciosa Jian Qing, quien estuvo a punto de hacerse con el poder en el Partido Comunista chino tras la muerte del «Gran Timonel». Su ascenso a la cumbre sólo se frustró porque no despertaba simpatías entre los militares y Deng Xiaoping logró descabalgarla.

La figura de Jian Qing la asocia Diane Ducret a la de Elena Ceaucescu porque la esposa del sátrapa rumano se inspiró en su figura (y también en la de Eva Perón) cuando buscó (y logró) compartir el poder omnímodo con su cónyuge.

Elena, nacida Lenuta Petrescu, encarna la capacidad de una mujer para tejer lazos indestructibles con el hombre al que ligó su vida, sin que sea fácil desbrozar cuánto hay en esa relación de amor y cuánto de mutua dependencia.

También transita la obra por las desmesuras del dictador centroafricano Bokassa y por el papel cómplice de su esposa Catherine en la operación de Giscard d’Estaing para aniquilar aquella autocracia de opereta; y por la misoginia del portugués Antonio Salazar, quien nunca se casó y utilizó a las mujeres de su círculo íntimo más como informadoras que como soporte afectivo.

“Las mujeres de los dictadores” es, en suma, un recorrido por pasiones amorosas pero también una reflexión sobre la capacidad de seducción del poder. También sucede en las modernas democracias:

«Me dio muchos detalles sobre los tulipanes y las rosas y me dije a mí misma: “Dios mío, tengo que casarme con este hombre, es el presidente y también lo sabe todo sobre flores, es increíble”»., como lo ha dicho recientemente Carla Bruni sobre Nicolas Sarkozy.

» Leer más

Los Celulares y el Periodismo Móvil

20111021-AGadafi.JPG

Las terribles, impactantes imágenes de los últimos momentos de Muammar Gadafi, al caer en manos de las fuerzas rebeldes, son una concluyente comprobación de lo que significa la tecnología celular en la grabación y difusión de los grandes sucesos.

Muammar Gadafi capturado vivo

Ahora la humanidad puede “ver” en tiempo real lo que hasta hace algo una década parecía una fantasía de los comunicadores.

Gadafi muerto minutos después

Los smartphones, en manos de los que ya se conoce como una manifestación del periodismo ciudadano, se han vuelto en posibilitadores de las imágenes insuperables y únicas de acontecimientos que no son cubiertos por equipos profesionales.

Pero esas maravillas tecnológicas que son los celulares inteligentes también están dando carta de ciudadanía a una quinta manifestación informativa: el periodismo móvil o MOJO (Mobile Journalism, en inglés). Ya los profesionales de muchos medios están practicando esa nueva manifestación y forjando un nuevo lenguaje en la comunicación periodística.

» Leer más