El Jardín Blanco que recuerda la memoria de Diana de Gales

Un jardín repleto de flores blancas (White Garden) se acaba de inaugurar en Kensington Palace, al norte de Londres, para conmemorar el veinte aniversario de la muerte de la princesa Diana de Gales. «El Jardín Blanco» luce ya repleto de rosas, narcisos, tulipanes, margaritas y una alfombra compuesta por flores de nomeolvides (Myosotis), la flor del amor desesperado. Aspecto del White Garden, en Kensington Palace.

El palacio de Kensington fue la residencia de la princesa de Gales durante 15 años y, en la actualidad, es el domicilio oficial de sus dos hijos, los príncipes Guillermo y Enrique, y de sus nietos, el príncipe Jorge y la princesa Carlota de Cambridge.

«Esperamos capturar la energía y el espíritu que hicieron de Diana una figura tan popular en todo el mundo», dijo meses atrás Sean Harkin, jefa del equipo de los jardines del palacio, durante la presentación del proyecto que ahora se ha convertido en realidad.

El jardín era un importante lugar de la residencia para la princesa, quien, en sus habituales paseos por el área, a menudo paraba para hablar con los jardineros. De hecho, de ahí surgió la idea de rendirle un homenaje durante estos meses de primavera-verano, coincidiendo con el veinte aniversario de su muerte, según ha explicado Graham Dillamore, Gardens & Estates Manager at the Historic Royal Palaces.

La siembra de primavera ha incluido una elegante paleta de tulipanes y narcisos. En el verano, rosas blancas clásicas rodearán la piscina en el centro del jardín. Los visitantes podrán verlo hasta septiembre -gratis- desde una pasarela pública.

Diana de Gales falleció el 31 de agosto de 1997, a los 36 años, en un accidente de tráfico en París.

Fuente Original

 

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*