Archivo por meses: Abril 2017

Pareja casada 77 años muere el mismo día en un hospital

Joyce y Frank Dodd, protagonistas de una historia singular

Una pareja británica que llevaba casada 77 años murió el pasado 8 de abril en el Hospital Darent Valley, Dartford. Ese día, el personal del centro unió sus camas para que pudieran juntar sus manos por última vez. Joyce y Frank Dodd murieron en el condado de Kent, en Reino Unido.

Se conocieron cuando eran adolescentes. Durante sus casi ocho décadas de casados, la pareja tuvo cinco hijos, doce nietos, diez bisnietos y dos tataranietos.”El personal de Redwood superó nuestras expectativas, fue realmente especial”, contó la hija de la pareja, Angela Bonell, al diario local Kent Online.

El personal del hospital colocó a los dos ancianos juntos por motivo de su aniversario de bodas. Ella era una camarera y él trabajó como un aserrador en el patio de la madera de Bartons y, cinco años después de su primer encuentro, se casaron en la iglesia del St. George en el centro de ciudad. Después de la boda, vivieron con los padres de Joyce en su casa y sus tres hijos mayores, Alan, Angela y John, nacieron allí.

Durante la II Guerra Mundial, en 1940, Frank fue llamado a servir en África e Italia, como mecánico, durante seis años. Después de retirarse, Frank continuó haciendo jardinería y no permitió que la edad lo arruinara. Su hija aseguro que su padre siempre tenía muy buen ánimo y que siempre se encontraba haciendo algo, y a su madre le gustaba hornear y siempre tenía un pastel listo para las visitas.

El 8 de abril, Frank murió a las cuatro de la madrugada y, después, su mujer a las seis de la tarde. Joyce, con 97 años y Frank, con 96, acababan de celebrar sus 77 años de casados. Su hija Bonell dijo que sus padres eran muy diferentes “como la tiza y el queso”.

La familia ha querido dar a conocer esta historia para pedir donaciones en memoria de los ancianos para la Fundación Británica del Corazón y para el Instituto de Investigación sobre el Cáncer en el Reino Unido. Los hijos y nietos del matrimonio expresaron a través de un comunicado que “Joyce y Frank disfrutaron 77 años de feliz matrimonio y en los últimos años, cuando su salud empeoró, siguieron cuidando el uno del otro y fueron juntos hasta el final”. El funeral por el matrimonio se celebrará el 15 de mayo.

Fuente Original

 

 

El Jardín Blanco que recuerda la memoria de Diana de Gales

Un jardín repleto de flores blancas (White Garden) se acaba de inaugurar en Kensington Palace, al norte de Londres, para conmemorar el veinte aniversario de la muerte de la princesa Diana de Gales. «El Jardín Blanco» luce ya repleto de rosas, narcisos, tulipanes, margaritas y una alfombra compuesta por flores de nomeolvides (Myosotis), la flor del amor desesperado. Aspecto del White Garden, en Kensington Palace.

El palacio de Kensington fue la residencia de la princesa de Gales durante 15 años y, en la actualidad, es el domicilio oficial de sus dos hijos, los príncipes Guillermo y Enrique, y de sus nietos, el príncipe Jorge y la princesa Carlota de Cambridge.

«Esperamos capturar la energía y el espíritu que hicieron de Diana una figura tan popular en todo el mundo», dijo meses atrás Sean Harkin, jefa del equipo de los jardines del palacio, durante la presentación del proyecto que ahora se ha convertido en realidad.

El jardín era un importante lugar de la residencia para la princesa, quien, en sus habituales paseos por el área, a menudo paraba para hablar con los jardineros. De hecho, de ahí surgió la idea de rendirle un homenaje durante estos meses de primavera-verano, coincidiendo con el veinte aniversario de su muerte, según ha explicado Graham Dillamore, Gardens & Estates Manager at the Historic Royal Palaces.

La siembra de primavera ha incluido una elegante paleta de tulipanes y narcisos. En el verano, rosas blancas clásicas rodearán la piscina en el centro del jardín. Los visitantes podrán verlo hasta septiembre -gratis- desde una pasarela pública.

Diana de Gales falleció el 31 de agosto de 1997, a los 36 años, en un accidente de tráfico en París.

Fuente Original