26/04/11: EL PENDULO PERUANO PUEDE MOVERSE

EL PENDULO PUEDE MOVERSE

Efraín Gonzales de Olarte

“Los resultados electorales no son sólo el efecto de la incapacidad de los liberales de ponerse de acuerdo para tener un solo candidato, sino también del modelo económico y político que no ha resuelto los problemas de desigualdad, de reforma del Estado y la institucionalidad política, por ello se plantea un cambio drástico de las políticas económicas”

En 1998 publiqué “El neoliberalismo a la peruana”. Una de las principales conclusiones del libro fue que en el Perú han habido movimientos pendulares en las políticas económicas cada veinte años desde 1930 y que si el modelo neoliberal no resolvía los problemas de desigualdad socio-económica, no reformaba el Estado y no se reconstruía un sistema político de partidos, el péndulo se movería en dirección contraria hacia el 2010. Acertamos en nuestra predicción.

¿El péndulo peruano puede moverse en esta ocasión? La respuesta es sí y lo puede hacer en dos direcciones. La primera es ir hacia políticas más intervencionistas y mayor presencia del Estado, que sería la tendencia de Ollanta Humala y la segunda es volver a las políticas del Consenso de Washington de los noventa, que ofrece Keiko Fujimori, que al no haber sido modificadas por los dos últimos gobiernos, seguirán generando crecimiento sin redistribución.

Si queremos evitar cualquiera de los dos dramas, se requiere que los dos candidatos se comprometan a no agitar el péndulo, asegurando que mantendrán la estabilidad y el crecimiento económico, baja inflación, respeto a las instituciones públicas y privadas, al orden constitucional democrático, generar más equidad y respeto de los derechos humanos. Para ello, se deberían comprometer, ante el Acuerdo Nacional y la ciudadanía, a ajustar sus planes y sus intenciones de gobierno sobre la base de estos parámetros.

Si esto no sucede, el Perú perderá la oportunidad histórica de romper con el lastre del péndulo y desaprovechará la situación única de estar en una fase crecimiento de largo plazo. Es imprescindible seguir acumulando, aunque con correcciones que lleven a mayor igualdad, a un Estado que funcione y a un sistema político estable. Esto sólo podrá funcionar sobre la base de un Acuerdo Nacional de largo plazo.

Debemos exigir concertación antes de votar.

Artículo publicado en el Suplemento D1 del diario El Comercio de Lima, el 25 de abril del 2011

Puntuación: 5.00 / Votos: 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*