Archivo por meses: Marzo 2009

02/03/09: ENTREVISTA

ENTREVISTA PARA EL PORTAL VALICHA (Cusco)

Efraín Gonzales de Olarte

¿Cómo ha reaccionado el sistema financiero nacional a la crisis mundial?

La crisis mundial se origina en la crisis financiera americana, que luego ha contagiado a todos los países, a algunos más que a otros. El sistema financiero peruano, compuesto por el sistema bancario y no bancario, no es tan vulnerable como el de Estados Unidos, pues existe una regulación financiera adecuada y, sobre todo, porque el sistema peruano es poco desarrollado en términos de instrumentos financieros. Por ejemplo, aquí no hubo los “sub primes” que caracterizan a un sistema financiero bastante desarrollado, aunque con poca regulación y muy permisivo. Además, el hecho de tener una economía semi dolarizada hace que el sistema financiero se base en dos columnas, la de soles y la de dólares, que de alguna manera permite distribuir los riesgos. En función de estas características, el sistema ha reaccionado de manera defensiva y con cautela, aunque el Banco Central quiere mantener un tipo de cambio estable para dar una señal al sistema financiero.

¿Se han visto afectados proyectos de inversión?

Por supuesto que varios proyectos van a ser afectados, sobre todo aquellos que estaban en fase de idea, de pre-factibilidad o de estudios de factibilidad. Los proyectos que ya comenzaron a invertir, que ya tienen costos hundidos, no les queda más remedio que ir para adelante, salvo el caso de aquellos proyectos mineros que previeron mayores precios internacionales. Es muy probable que los proyectos mineros auríferos se vean favorecidos, en la medida que el oro está siendo considerado como reserva de valor, ante la incertidumbre de cualquier inversión financiera, en consecuencia es previsible que el precio del oro suba y que, en consecuencia, las inversiones auríferas se aceleren.

Es probable que también se retracen algunas inversiones que habían cifrado sus esperanzas en la apertura del mercado americano. Estas esperarán hasta nuevo aviso. El TLC se ha iniciado con el pie izquierdo.

¿Las medidas que ha tomado el Ministerio de Economía son las más apropiadas para el caso peruano?

En verdad, no veo mucha diferencia entre un plan de salvataje y plan de lucha contra la pobreza, pues en primer lugar la economía peruana sigue creciendo, aunque a menor velocidad. Además, no me parece que el gobierno tenga una idea clara, como no la tienen muchos gobiernos de otros países, de cuánto, en qué sectores y en qué momento afectará la crisis externa y, en qué momento se transmitirá a la dinámica interna peruana. En cierta medida el barco peruano navega en la neblina, con una brújula neoliberal y esperando que el clima mejore, es decir puede ir en la dirección correcta, probablemente con menor velocidad, pero también puede estrellarse.

¿Cuán bien o mal preparado está el Perú en general para enfrentar la crisis?

El Perú tiene reservas internacionales bastante grandes, tiene un sistema financiero cauteloso, un mercado financiero y de capitales relativamente pequeño, pero tiene un Estado chico y débil, una desigualdad distributiva importante, todavía altos niveles de pobreza y un sector empresarial que le pide al gobierno que asuma sus pérdidas si les va mal. En consecuencia, ¿qué entendemos por estar bien preparados en un país, con este cúmulo de activos y pasivos, donde nada se prevé ni se planifica? En un país donde los problemas o no se solucionan o se solucionan solos y, donde Dios es peruano, estamos siempre preparados, aunque no sabemos para qué.

¿Cómo afecta la crisis económica norteamericana al tratado de libre comercio con el Perú?

Si el Presidente Americano dice que hay que consumir lo que Estados Unidos produce, entonces nos va a afectar en aquellos sectores como los textiles, el metal mecánico o el turismo. Si el Presidente Peruano dice que hay que consumir lo que el Perú produce, de pronto lo que íbamos a exportar a Estados Unidos lo tendremos que consumir internamente. Estamos hablando del retorno del proteccionismo. El TLC Perú-USA entra en vigencia en un momento en que la crisis está obligando a los países al proteccionismo, lo que es bastante curioso para un pensamiento neoliberal. Es decir, tampoco sabemos cuál de las dos fuerzas afectará más al Perú, si la restricción de la demanda americana o la expansión de la oferta exportable peruana no exportada.

¿Cómo afecta esta crisis a las economías regionales? ¿Cuál de las regiones del Perú se está viendo más afectadas y por qué?

De manera diferenciada. Cuánto más integrada al mundo esté una región, será más afectada si sus productos están entre los que se dejarán de demandar a nivel mundial. Pero si la región es poco integrada, con muchos segmentos de economías de autoconsumo, la crisis la afectará menos. Por ello, las regiones de la costa serán más afectadas que las regiones de la sierra. El problema de de las economías regionales es que están desigualmente integradas entre ellas y con el resto del mundo, en consecuencia, las integradas van con el ciclo mundial y las poco integradas siguen estancadas, pero la crisis las afecta relativamente menos. Es curioso, pero para los pobres el efecto absoluto de la crisis será pequeño, pues ellos están ya en situación crítica por décadas, pero el efecto relativo puede convertirlos de pobres en pobres extremos. Las paradojas de nuestro querido Perú es que si se progresa en un modelo económico muy abierto como el que tenemos, las regiones pueden progresar pero el riesgo de ser contagiados por cualquier crisis es mayor, en cambio si no se progresa el riesgo es menor. El desarrollo genera riesgos y es necesario aprender a manejarlos para no negar las posibilidades de desarrollo a los más pobres.

¿Qué fortalezas o debilidades tiene la región del Cusco en relación con la crisis?

Su principal fortaleza para afrontar la crisis es el estancamiento y aislamiento de su entorno rural, curiosamente los campesinos y pobres del campo serán menos afectados por la crisis, justamente por no estar conectados totalmente a la economía. El turismo probablemente sea bastante afectado, pues los turistas del norte pospondrán sus viajes de placer hasta que arreglen cómo pagas sus hipotecas.

El problema económico del Cusco es su pobre integración económica entre sus provincias y de sus provincias con la ciudad del Cusco, debido a la baja inversión en infraestructura, agricultura e industria, por el bajo nivel educativo de la mayor parte de la población y la falta de empresarios.

¿Qué se debería hacer a corto plazo y qué a largo plazo?

En el corto plazo rezar y, el largo plazo no estaremos vivos.

¿Qué es lo que deberían tener en cuenta empresarios y políticos cusqueños frente a esta crisis mundial?

¿Cuáles empresarios cusqueños? Los nacidos en el Cusco o los foráneos que vinieron a hacer empresa en el Cusco. Creo que cada tipo de empresario tendrá una respuesta distinta, dependiendo del sector en el que haya invertido. Aquellos que han “enraizado” sus inversiones con edificios, fábricas y hoteles, que no se los pueden llevar en ruedas, tendrán que buscar una estrategia de atraer al turismo disminuyendo los precios de los hoteles, mejorando la oferta de servicios, etc. Los que no tienen enraizado el capital, como los comerciantes o los que dan ciertos servicios, les es más fácil irse a otro mercado, si la cosa se pone dura. Por ello, que desde la perspectiva económica y geográfica los empresarios “cuzqueños” son aquellos que se han enraizado con sus capitales en las distintas localidades del Cusco. Los políticos en cambio deberían ilustrarse bastante primero para tratar de entender la crisis y segundo para tener propuestas políticas en un contexto de incertidumbre y cambio. En general nuestros políticos, salvo excepciones, no están a la altura de los desafíos contemporáneos. El problema es que tenemos a la vista elecciones regionales y locales, en el futuro mediato, y nacionales en el 2011. Pienso que la crisis será un telón interesante para las campañas políticas futuras, pues la propuestas deberán ser hechas sobre la base de cómo salir de la crisis, cómo seguir creciendo o cómo no caer más, es decir tendrán que pensar bien sobre lo que quisieran proponer. Para algo servirá la crisis.

Lima, verano 2009
Leer más »