Archivo por meses: Noviembre 2013

08/11/13: EL ENTRAMPAMIENTO DEL CORTO PLAZO POLITICO

EL CORTO Y LARGO PLAZO EN LA POLÍTICA

Efraín Gonzales de Olarte

El largo plazo político es el próximo gobierno, el corto plazo es lo que diga la próxima encuesta de popularidad del gobierno. Con estos plazos el estado democrático no podrá promover desarrollo.

Las decisiones que toma un gobierno en materia de gasto corriente son fundamentales para mantener, incrementar o disminuir el nivel de actividad económica en el corto plazo, en cambio las decisiones tomadas para invertir tienen que ver con el crecimiento de largo plazo. En ambos casos, la calidad del gasto público es crucial.

En general las decisiones de gasto de corto plazo tienen que ver con el suministro de servicios públicos: educación, salud, seguridad, o con programas de lucha contra la pobreza. La calidad y la amplitud de estos generan reacciones de parte de la población, que se traducen en las encuestas de popularidad del gobierno. Por ejemplo, la reciente caída de la popularidad del gobierno de Ollanta Humala se debe a que la inseguridad ha empeorado y el programa “k’ali huarma” tiene problemas. La respuesta serán probablemente gastar más y mejor para resolver estos problemas, pero los problemas de fondo no se resolverán, porque estos tienen que ver con la estructura económica y social.

Las políticas sociales se originan en la pobreza y desigualdad existentes, mientras que la inseguridad se origina en un ambiente de desigualdad de oportunidades, un estado mal organizado para afrontar y una crisis moral que atraviesa toda la sociedad. Estos son problemas de largo plazo, para los cuales el estado debe invertir, por ejemplo en mejorar la calidad de la educación, incrementar el empleo “decente”, reformar y reorganizar todo el sistema de seguridad del estado. Una mejor educación es un resultado que se obtiene en el largo plazo, cuando probablemente el gobierno no esté, en consecuencia una decisión como esta no ha de aumentar su popularidad. La Beca 18 va en esta dirección y es una política de largo plazo, que sus resultados no verá este gobierno, pese a lo importante de esta decisión no le da réditos al gobierno en su popularidad.

En el largo plazo, mejora de la calidad de la educación, mayor empleo y mejor estado, ciertamente reducirá la pobreza, la desigualdad y la inseguridad. Pero los réditos en popularidad del gobierno y la percepción de la población sobre la situación actual no están para esperar cinco años. El corto placismo político atenta contra el largo plazo del desarrollo ¿cómo romper esta trampa del desarrollo?

 

Lima, noviembre 2013

Leer más »