Month: noviembre 2009

Género y trabajo

26.11.09 – MÉXICO

Ircamericas *

Adital –

Por Fabiola Torralba
Organizadora del Centro de Esperanza de Paz y Justicia en El Paso, Texas, EE.UU.
Disponible en la traducción: Gender and Labor

Nota: El 5-7 de junio se realizó el Foro Social de la Maquila para conmemorar el 20 aniversario de la Coalición pro Justicia en las Maquiladoras, una organización de trabajadoras y trabajadores que ha luchado dos décadas en defensa de sus derechos laborales. Había motivo para celebrarse-la Coalición no sólo había logrado sobrevivir en un contorno marcado por la crisis económica, el desempleo, la ofensiva contra los derechos laborales en México y la militarización, también había superado retos internos para enfrentar a los nuevos desafíos.

En el Foro, se abrieron nuevos temas de reflexión. Ejemplo de ello es el texto que se presenta aquí. Por primera vez en esta organización de trabajadoras y trabajadores de base, se discutió el tema de la sexualidad. La autora, una joven organizadora del Centro de Esperanza de Paz y Justicia en El Paso, presentó una versión del siguiente texto a los y las participantes, quienes retomaron los temas en sus conclusiones y resolutivos (ver recuadro abajo).

En la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, el movimiento laboral dio un paso adelante poco percibido pero muy significativo-incorporó los temas de la inclusión y la equidad de género. Esperemos que este logro sirva de ejemplo para organizaciones laborales en todo el país de nuevos modelos para caminar juntos en diversas luchas, que en lugar de dividirnos, nos unen hacia una visión común e incluyente.

“Queer” constituye una forma de describir la identidad o el género y la orientación o sexualidad de personas que aman a otras personas del mismo sexo. Este término está a la vez dentro y fuera de las formas tradicionales de entender estas experiencias.

Entre los estadounidenses hay dos formas de identidad que dominan la conversación sobre la sexualidad: gay y lesbiana. El problema de estos términos es que sólo hablan de la identidad sexual y no del género. Creo que es importante hablar de los dos a un mismo tiempo. Uno no existe sin el otro. Necesitamos un término crítico para ambos que reconozca la relación entre el género y la sexualidad.

El segundo problema que plantean estos términos es que promueven el dualismo en la comprensión de sexualidad y género. El dualismo nos hace ver en blanco y negro, con un mínimo de referentes al contexto y la situación. “Gay” y “lesbiana” son palabras heteronormativas que apuntan, asignan y contribuyen al dualismo porque se basan en conceptos de lo que es ser mujer y lo que es ser hombre.

Pero también sabemos que nuestras formas de entender la sexualidad y el género son construcciones sociales, conceptos inventados, que finalmente pueden cambiar. Sabemos que los estadounidenses somos minoría cuando consideramos las formas de entender el género y la sexualidad entre diferentes culturas, principalmente comunidades indígenas y no europeas. Por ejemplo, hay comunidades que aceptan y piensan que la sexualidad y el género no son conceptos fijos, que pueden cambiar durante el curso de la vida de un individuo. Queer, entonces, se vuelve una forma de expresar la identidad y orientación por encima de conceptos de género y sexualidad. También es un método crítico que desafía al sexismo y al patriarcado.

El género es un instrumento para suprimir y controlar a las y los trabajadores de la maquila y a la sociedad en general. Por ejemplo, el requisito de algunos patrones de que las mujeres vistan falda es una norma de género injustificada. Si una mujer demanda laboralmente a su jefe o patrón, la puedan correr. Pero si lo hace una mujer a quien se cree homosexual porque se viste como hombre, con pantalón y camisa, los resultados pueden ser la agresión ó el asalto sexual. Para un hombre transgénero, las consecuencias pueden llegar a la muerte.

La vigencia de las reglas de género y el abuso del término es el resultado del heterosexismo, que nos afecta a todos. Al aprender a ver el mundo a través de la óptica queer y feminista, comenzamos un diálogo sobre las estructuras opresivas, cómo nos controlan y cómo podemos combatirlas como sujetos definidos por el género.

En el Centro de Esperanza de Paz y Justicia, organización dirigida por mujeres principalmente mexicana-americanas de la clase obrera que se identifican como lesbianas o queer, hemos entendido la importancia de reconstruir conceptos de ser mujer que nos permitan vivir lo que somos de una manera integral, más allá de sólo ser amas de casa y trabajadoras, y de considerar las realidades de nuestras vivencias o experiencias como fuentes de sabiduría y fuerza.

Como mujeres, hemos sido figuras centrales en el mantenimiento, la sobrevivencia y el desarrollo de nuestras familias, comunidades y sociedades en todos los sentidos: económico, espiritual, político, y cultural. Por el hecho de ser mujeres de color y mexicana-americanas, trabajadoras, lesbianas o queers y estar en lo más bajo de la jerarquía social, y porque nos entregamos completamente a nuestras comunidades, somos las primeras en sentir la violencia, desigualdad social e injusticia cuando sobreviene un cambio como una crisis económica, guerra, inmigración, y deterioro del medio ambiente.

Estas realidades nos impulsan a ser creativas en nuestras soluciones para no reproducir el daño que se hace ante nosotras. Pero también entendemos que estas formas de sobrevivir no sólo son resultados de las condiciones que enfrentamos, sino que también son las razones de nuestra existencia y resistencia. Es decir, estas formas de vivir se manifiestan en nuestros cuerpos, a raíz de la sabiduría que viene con nuestras propias experiencias y con la reafirmación de las costumbres de nuestros antepasados.

Como mujeres que tradicionalmente quedamos fuera del diálogo debido a nuestra sexualidad, entendemos que existen otras formas de familia, otras formas de vivir. Somos nosotras que hemos tenido que construir nuestras propias redes de apoyo. Algunas de nosotras hemos crecido en familias donde nuestras madres eran el único sostén de la familia, o vivíamos junto a tías o abuelas para compartir ingresos y responsabilidades. En México es costumbre que más de una familia vive en un hogar. Convivir así, construyendo formas de familia diferentes de la nuclear, es una forma de sobrevivencia económica y de ahorrar gastos, pero también de mantener las costumbres de la cultura indígena mexicana.

Aunque estas distintas formas funcionen bien-pareja con pareja, abuela con sobrina, hermana con hermana-la heteronormatividad no las reconoce. Este desconocimiento lleva a que las familias diferentes no pueden acceder a los mismos derechos concedidos a las familias constituidas por el tradicional matrimonio de hombre y mujer y sus hijos. Entre los beneficios así negados están el acceso a medicinas, jubilación, seguro, y hasta el derecho de obtener documentos migratorios en Estados Unidos, ya que “al otro lado”, no se reconoce la unión de individuos del mismo sexo.

Este estado de cosas daña por igual a dos mujeres que se quieren y a dos hermanas que se apoyan económicamente para sobrevivir. Es un ataque a las comunidades de mano de obra con tradiciones que difieren de la modalidad dominante.

El patriarcado hace que hasta cierto punto las mujeres dependan de un hombre, y de las costumbres seguidas por hombres, para que su trabajo sea reconocido y para tener acceso a empleos. Muchas adoptan el feminismo como forma alternativa de reconstrucción. Pero el problema del feminismo en Estados Unidos es que se concentra en buscar sobrevivir u obtener derechos iguales a los de los hombres, sin un análisis o crítica de los métodos empleados para llegar a esa meta, ya sea un mejor salario, mejor nivel educativo, prestaciones, etc. Es decir, no se toma en cuenta que se está adoptando las mismas costumbres que perjudican a las mujeres.

Lo que en realidad buscamos es una forma de convivencia que sea ampliamente inclusiva. Estas formas existen en las tradiciones de nuestras comunidades contemporáneas e indígenas. Ser una mujer que ama a otra es una forma de crear ese espacio porque para querer totalmente a otra mujer, una tiene que confrontarse en un espejo, y de-construir el sexismo y la heteronormatividad que tenemos internalizados.

Esta forma de reflexión les es útil a hombres y mujeres, heterosexuales u homosexuales, para recuperar lo que más nos ha negado una sociedad que enseña a devaluar y odiar a la mujer, a la madre, a la hermana, a la abuela. Tenemos que recuperar el amor por la mujer para amarnos a nosotras mismas y a nuestras parejas.

Esta forma diferente de reflexión se encuentra arraigada de alguna manera en las costumbres indígenas, en donde se aprende a ver al otro como uno mismo. Son variaciones de las costumbres que existen en culturas colectivas, mucho menos individualistas que la cultura contemporánea de Estados Unidos. Forman parte de nuestra sabiduría intuitiva, únicamente falta crear los espacios para practicarlas.

En la comunidad del Centro de Esperanza de Paz y Justicia, la reflexión nos ha llevado a trabajar en distintas formas. Cuando movilizamos a la comunidad, nos comunicamos directamente, cara a cara, y priorizamos este medio por encima del uso del teléfono ó del correo electrónico. Cuando trabajamos en comunidad, se entiende que cada persona es sabio y alumno, sin diferencias de edad, género, clase o sexualidad, y que el conocimiento que se da y se recibe surge de nuestras experiencias. Mediante un proceso consensual, tomamos en cuenta todas las opiniones en contra o a favor de una decisión como oportunidades para aprender y fortalecer el movimiento.

Este proceso es intenso y prolongado, pero necesario. Tenemos la firme convicción de que estas formas de crear nuevos procesos desde el punto de vista queer y feminista son el mejor modo de ser realmente inclusivo; de que ellas empoderan a nuestras comunidades y son una forma directa de combatir el neoliberalismo que viola nuestras comunidades, la tierra madre, la cultura, y el conocimiento propio de todo lo que es ser mujer y, en última instancia, todo lo que es ser humano.

[Recuadro]
Declaración del Foro Social de la Maquila

Considerando:

Que la crisis actual del capitalismo, profundizada por el proyecto neoliberal, no es solo una crisis económica sino es sistémica, es decir, de valores, ambiental, alimentaria, energética y del patriarcado.

Que esta crisis tiene impactos muy negativos en el nivel de vida de las mayorías y de sus expectativas, afectando sobre todo a los países pobres y dependientes, y afectando fundamentalmente a las mujeres, por generar desempleo, pérdida de poder adquisitivo, menor acceso a la educación y la salud, y atentar contra las garantías constitucionales y los derechos humanos.

Que, en los países de América del Norte la crisis ha generado mayores índices de desempleo debido en parte al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que subordina los intereses de los pueblos a los de las empresas transnacionales.

Que el TLCAN y la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN) son parte de la estrategia de integración regional y seguridad nacional de Estados Unidos que busca controlar los recursos estratégicos, y la fuerza laboral de esta región, por medio de leyes de control social, de militarización bajo el pretexto de la lucha contra el narcotráfico, y la migración indocumentada.

Que estos y otros aspectos relacionados con la lucha de las trabajadoras y los trabajadores de la maquila, del campo, de la ciudad y la montana, y migrantes fueron ampliamente discutidos en los paneles, mesas de trabajo y plenarias realizadas en el FORO SOCIAL DE LA MAQUILA, actividad organizada por la Coalición pro Justicia en las Maquiladoras en el marco de su 20 aniversario, teniendo como sede la Ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas los días 5-7 de junio de 2009.

RESOLVEMOS:

I. Para generar y proteger fuentes de trabajo:

-IMPULSAR CAMPAÑAS de consumo de productos mexicanos; de no comprar productos manchados de sangre e injusticia; de establecer procesos productivos alternativos utilizando las remesas, frente al proyecto privatizador de las mismas; de crear talleres de promoción productiva en las comunidades; del intercambio de experiencias, capacitación y transmisión de conocimientos, tanto de pueblos originarios como de proyectos nuevos; acceder a microcréditos comunitarios; cambiar el régimen económico, político y social.
II. Para construir nuevos valores, equidad de género y formas alternativas de organización:

-IMPULSAR CAMPAÑAS de recuperación de valores ancestrales y creación de nuevos valores que se traduzcan en relaciones equitativas, libres y democráticas, que permitan formas de producción más racionales y humanas, con apego a los derechos humanos, con comercio justo y cuidado ambiental.
-Tener presente la situación específica de las mujeres, en contra de todas las formas discriminatorias hacia las mujeres, y en contra de la opresión y abuso de poder del patriarcado, incluyendo la perspectiva de género en todos los temas y acciones.
-Promover el respeto y el reconocimiento de la diversidad sexual y de opción de género, ejerciendo los derechos humanos de todas y todos, incluyendo a personas que se identifican como parte de una comunidad en elegir su opción sexual ya sea homosexual, queer, lesbiana, bisexual, transgénero, transexual, de “dos espíritus” y heterosexual.
-Promover la celebración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer en las maquiladoras, así como el 25 de noviembre Día de la No violencia hacia las Mujeres.
-Realizar talleres sobre migración y maquila, y el impacto en comunidades de origen, de paso y receptoras.
-Difundir y sistematizar las experiencias de lucha de las y los trabajadores/as, del campo, de la ciudad, de la montana, de la industria, de la agroindustria, de los servicios, del comercio informal, del trabajo domestico, del trabajo en domicilio, así como las/os trabajadores/as sexuales.
-Establecer alianzas permanentes con las diferentes expresiones de lucha, como parte de la solidaridad a nivel local, nacional e internacional.
-Fortalecer nuevas formas de organización en nuestras familias, comunidades, sindicatos, organizaciones y colectivos, así como en la sociedad en general teniendo como base la equidad, la libertad y la democracia.
-Construir, vincular y dar impulso a las fuerzas sociales que sustentan el movimiento democrático fronterizo.
-Formar comités de seguridad y solidaridad, denunciando las violaciones de derechos humanos de las mujeres y los hombres de los pueblos y comunidades.
-Difundir las experiencias exitosas de los pueblos de América Latina, como Bolivia, Venezuela, Brasil, Ecuador, etc.

Nos pronunciamos contra la militarización y la criminalización de la protesta social.

Nos pronunciamos por la evaluación independiente y participativa del TLCAN, y el establecimiento de normas laborales y ambientales en lugar de los acuerdos paralelos, buscando los beneficio para la gran mayoría de la gente expresado en una mejor distribución del ingreso y por tanto, mayor mercado interno y crecimiento económico, además de un adecuado cuidado del ambiente, con vista a la renegociación o derogación del TLCAN y tomando en cuenta la demanda de sacar el capitulo agropecuario del TLCAN sobretodo el maíz, frijol y leche.

Nos pronunciamos por la Soberanía Alimentaria y la reactivación del campo mexicano.

Nos pronunciamos por el rechazo a la privatización de la tierra comunal indígena y campesina y del territorio nacional.

Nos pronunciamos por una democracia participativa, por el impulso comunitario, por el desarrollo de los pueblos, por la economía justa y libre de abuso, por la defensa de la ecología y el medio ambiente.

Nos pronunciamos por el cuidado del planeta como parte fundamental de las agendas de nuestros movimientos, promoviendo nuevas tecnologías que apoyen la conservación del ambiente.

Nos pronunciamos por la libertad de las presas y los presos políticos de México y del mundo.

Nos pronunciamos contra la guerra a las comunidades y a los pueblos de México y el mundo.

Nos pronunciamos a favor de la libertad de expresión, de organización y de pensamiento.

Nos pronunciamos por la solidaridad entre los pueblos del mundo.

Para mayor información
Línea aborto: más información, menos riesgos
http://www.ircamericas.org/esp/6587
Audiencia sobre la situación de los derechos de las mujeres en Honduras en el marco del golpe de estado
http://www.ircamericas.org/esp/6586

* Programa de las Américas

Fuente: Adital Leer más

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

25.11.09 – AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

Laura Carlsen *

Adital –

Queridas lectoras y lectores,

Hoy es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. En este número especial del Boletín Américas les presentamos una serie de ensayos sobre la realidad que vivimos nosotras, las mujeres en América Latina (*). Las luchas son múltiples y duras-desde la violencia contra las mujeres hondureñas que forma parte vertebral de la resistencia, hasta la “violencia obstétrica” de las leyes contra el aborto en México.

Para dar un panorama, anexo el PRONUNCIAMIENTO MESOAMERICANO CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES, de las Petateras, un documento firmado por cientos de mujeres y sus organizaciones en la región.

“Las mujeres somos parte fundamental de nuestra sociedad, nuestro trabajo cotidiano, saberes históricos y luchas sostienen el tejido social y lo transforman hacia formas más libres y justas de relacionamiento humano. Es por ello que vulnerar a través de la violencia, la vida, dignidad, seguridad y salud de las mujeres, es un problema estructural que: pone en riesgo el desarrollo y el avance de las democracias; contribuye al deterioro del tejido social y representa una grave violación a los derechos humanos de más de la mitad de la población.

En Mesoamérica, la fragilidad de nuestras democracias y sistemas de justicia, la vulneración del carácter laico que debería imperar en los Estados y la creciente desigualdad generada por el modelo económico vigente, son factores que han agudizado la violencia contra las mujeres.

Los gobiernos de nuestros países, estrechamente coludidos con poderes fácticos como el narcotráfico, las jerarquías religiosas y militares y los medios masivos de comunicación, utilizan la violencia hacia las mujeres como medio para mantener un estado de miedo, manipulación, impunidad, represión e inseguridad. Solo mediante la fuerza pueden tener el control necesario para mantener sus intereses.

El feminicidio, la violencia sexual, el aumento en la persecución y violencia contra defensoras de derechos humanos y luchadoras sociales y la criminalización de las mujeres que se practican un aborto, son solo algunos ejemplos de esta situación. La realidad habla por si misma:

* Dos de cada tres mujeres asesinadas en Centroamérica mueren por razón de su género. En Costa Rica mueren 30 mujeres por feminicidio al año, en Nicaragua 67 mujeres y en Panamá 68 han sido asesinadas en lo que va del 2009. En El Salvador, solo en septiembre de 2009, fueron asesinadas 31 Mujeres.

* Guatemala ocupa el primer lugar de asesinatos contra mujeres en América Latina y el segundo de ataques a defensoras de derechos humanos.

* En Honduras entre enero y octubre de 2009, 325 mujeres han muerto de manera violenta. Casi la mitad de los femicidios ocurridos en 2009 han ocurrido durante el golpe de estado, mismo que ha dejado un saldo alarmante de mujeres agredidas y abusadas sexualmente por los actos de represión.

* En Nicaragua numerosas feministas han sido hostigadas, amenazadas, lastimadas físicamente, detenidas ilegalmente y difamadas públicamente en el marco de una campaña represiva del gobierno en turno.

* En México el 90% de los asesinatos de mujeres queda impune. Quedan también en la impunidad decenas de casos de mujeres violadas por el ejército (en su mayoría indígenas) y por cuerpos de seguridad en el marco de acciones represivas (como lo demuestran los casos de Atenco y Oaxaca).

* En Nicaragua, México, El Salvador y República Dominicana, se persigue, difama públicamente y encarcela a mujeres que se han practicado un aborto (muchas de ellas embarazadas producto de una violación). De los cuatro países en el continente donde se penaliza el aborto terapéutico, tres pertenecen a Mesoamérica. Por su parte, 16 estados de la república Mexicana, han reformado sus constituciones en los últimos dos años para, con el pretexto de proteger la vida desde la concepción, prohibir el aborto y encarcelar a las mujeres que lo practiquen. Tan solo en el estado mexicano de Guanajuato, se han encarcelado por abortar a más de 100 mujeres.

* En Estados Unidos más de 3 mujeres son asesinadas por sus parejas o ex parejas cada día.

* El 58% de las costarricenses han vivido al menos un incidente de violencia física y sexual después de los 16 años.

Las mujeres hemos sido el sujeto histórico de la lucha contra la violencia. Son las luchas feministas y de las mujeres en el mundo, las que han visibilizado y denunciado este flagelo y los pactos patriarcales de impunidad y silencio que pretenden perpetuarlo.

Sin embargo, la violencia es un problema de todos y todas. El estado debe cumplir con sus obligaciones en materia de derechos de las mujeres y dejar de ser cómplice y promotor de la violencia. Ello debe reafirmarse en la reunión extraordinaria de Presidentes y Jefes de Estado en la Cumbre sobre “Género, Integración y Desarrollo” a desarrollarse e Costa Rica los días 8 y 9 de diciembre próximo.

La sociedad debe transformar toda práctica de poder que subordine a las mujeres y ponga en riesgo su vida, dignidad y salud. Los movimientos sociales, sin importar el tema o sector que representemos, debemos asumir la lucha contra la violencia hacia las mujeres como un componente central de nuestra agenda-pues es condición para la construcción de un mundo justo y solidario-y evitar toda práctica discriminatoria y de violencia al interior de nuestras organizaciones.

Es por ello que, en el marco del Lanzamiento regional de la Campaña de las Naciones Unidas “Unidos para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres” (noviembre de 2009, Guatemala), hacemos un llamado a los Estados, los movimientos sociales y la ciudadanía en su conjunto a asumir la urgente tarea de erradicar toda forma de violencia contra las mujeres.

¡Todas Unidas y Unidos Contra la Violencia!
¡Ni una muerta más!
¡Desarmemos el crimen organizado contra las Mujeres!
¡Ni golpes de estado ni golpes a las mujeres!

(*) Lea en http://www.ircamericas.org/esp los ensayos clicando en:
Carta a la CIDH sobre la situación de los derechos de las mujeres en Honduras
Línea aborto: más información, menos riesgos – Lucía Álvarez
Género y trabajo – Fabiola Torralba –
El aborto en México – Natanya Robinowitz

* Directora del Programa de las Américas para el Center for International Policy en México

Fuente: Adital Leer más

I FORO INTERNACIONAL JUVENTUD Y VIOLENCIA DE GÉNERO

ggg

DECLARACIÓN

I FORO INTERNACIONAL JUVENTUD Y VIOLENCIA DE GÉNERO

En el marco del I Foro Internacional Juventud y Violencia de Género, reunidos el 23 y 24 de noviembre de 2009, en Madrid, las entidades miembros del Foro de la Juventud del los Países de Habla Portuguesa y del Espacio Iberoamericano de Juventud, entendemos que La Violencia de Género es una de las lacras más importantes que afectan hoy en día ,a nuestra sociedad, cristalizándose en las mujeres y agravándose aún más en la población joven.
En los últimos años reconocemos el gran avance en materia legislativa, sin embargo, es necesario incorporar otros tipos de herramientas para dar una solución integral a dicho problema.
Es necesario aplicar el principio de transversalidad de las medidas destinadas a luchar contras las diferentes formas de violencia y discriminación de genero.
Es necesario profundizar la articulación entre sociedad civil organizada y los Estados para lograr una abordaje eficiente en la lucha contra la erradicación de la violencia de genero.
La violencia de género no debe ser visibilizada solo en situaciones de violencia física o domestica, sino que deber abordarse desde el aspecto sistemático y simbólico del mismo.
Es necesaria la incorporación del segmento juvenil en cualquier concepción, discusión e implementación de políticas públicas si queremos lograr la sustentabilidad de las mismas.
En este marco, las organizaciones firmantes, nos comprometemos a:
– Incluir en nuestras agendas y planes de trabajo la consecución de la plena igualdad, trabajando especialmente la prevención de la violencia de género y el compromiso de la transversalización de la perspectiva de género en nuestro actividad diaria y filosofía organizativa.
– Fomentar el uso del lenguaje no sexista en nuestros discursos como elemento integrador de igualdad
– Trabajar para la eliminación de esterotipos que generan desigualdad y para la construcción de modelos sociales y relacionales igualitarios.
– Promover la igualdad de oportunidades en el acceso y mantenimiento de los puestos de tomas de decisiones mediante estrategias de paridad y empoderamiento de las mujeres jóvenes.
– Como juventudes queremos ser agentes de cambio en la lucha contra el patriarcado establecido, contando con la colaboración de todos los agentes sociales, a través de la transmisión de valores y la educación no formal en igualdad, promovido entre pares.
Reconociendo la importancia y garantizando, la participación y la incidencia de los y las jóvenes en las estructuras de toma de decisiones que afecten a su emancipación REQUERIMOS a los Gobiernos que:
– Visibilicen la realidad de la violencia de género entre la juventud, a partir de datos y estudios a nivel local, estatal e internacional.
– Promuevan, garanticen y divulguen la igualdad entre los hombres y las mujeres , como forma de prevención de la violencia de género.
– Impulsen un modelo de alfabetización audiovisual para que las familias, profesores y demás agentes por medios de imágenes y discursos actúen como agentes socializadores.
– Realicen campañas de sensibilización, haciendo énfasis en la juventud.
– Garanticen el uso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, favoreciendo a la democratización de los medios de comunicación y el acceso a la información, disminuyendo así la brecha digital. Asimismo contar con las redes sociales como un puente parar contactar con la juventud y sensibilizarla sobre la violencia de
género.
– Profundizar la articulación entre sociedad civil organizada juvenil y los Estados para fortalecer los esfuerzos en la lucha contra la violencia de género.
– Instamos a las Administraciones Públicas a que refuercen a la sociedad civil organizada estableciendo partidas presupuestarias a prevenir la Violencia de Género a través de la educación entre iguales.
– Creen ( en el caso de que no lo hubiera en ese país ) un Observatorio contra la violencia de
género con un área de juventud.
– Instar a los Gobiernos a regular y mejorar la legislación vigente incluyendo en la misma no sólo a la pareja legal, sino también a parejas de noviazgo, transexuales, homosexuales e inmigrantes irregulares sumidas en este momento en un vacío legal y sin amparo de la ley actual.
– Combatir de una forma eficaz y transversal todas las múltiples formas de discriminación y asumir el concepto de igualdad y respeto a la diversidad.
– Comprendan que, para la prevención de la violencia, es importante la integración de la igualdad en los contenidos curriculares y la garantía de formación inicial y permanente al conjunto de profesionales del ámbito educativo.
– Promuevan la continuidad de este Foro, realizando nuevas ediciones de forma periódica en otros países, para hacer visible la importancia que tiene la juventud para prevenir la Violencia de Género.
– Impulsen y hagan efectivos los compromisos, adquiridos por los propios gobiernos en los acuerdos internacionales, en pro de la igualdad de género y especialmente el referido a erradicar la violencia contra las mujeres en 2015, fecha propuesta para el logro de los ODM y la promoción de la Paz y la estabilidad internacional tal como consta en la Carta de las
Naciones Unidas la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

MALTRATO CERO EN LAS RELACIONES DE PAREJA ENTRE LA GENTE JOVEN Y TOLERANCIA CERO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO.
Instamos a que todos las personas que han participado de este Foro hagan suya esta declaración
firmando la presente.

Foro de la Juventud de los Países de Habla Portuguesa
Espacio Iberoamericano de Juventud

Enviado por: P. José Manuel Miranda Leer más

25 N: No más violencia contra la mujer

Publicado el : 25 de noviembre 2009 – 11:54 de la mañana
| Por Beatriz Díez Hernando

Como cada año desde hace décadas, este 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Un día para recordar que el problema de la violencia sobre la mujer incumbe a toda la sociedad. La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró en 1999 el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Con esta resolución, el organismo internacional invitaba a los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales a realizar en ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer. Sin embargo, desde años antes, 1981 para ser exactos, las militantes en favor del derecho de la mujer ya observaban el 25 de noviembre como el día contra la violencia. La fecha fue elegida como conmemoración del brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del entonces gobernante dominicano Rafael Trujillo.

Una sociedad enferma
La violencia contra las mujeres afecta a toda la sociedad, y en ello coinciden todos aquellos que trabajan por su erradicación. Son muchas las iniciativas que existen en este sentido, y muchos los implicados, mujeres y hombres que creen en una sociedad más igualitaria y libre de violencia. En este caso destacamos el trabajo de la Fundación Assistència i Gestió Integral (Asistencia y Gestión Integral, AGI), con sede en Barcelona.

Dicha fundación, creada en 1994, se dedica a la atención a mujeres maltratadas, a niñas y a niños, y también ofrece atención a los maltratadores. Como dice su directora, Rosa Mª Garriga, preferirían no tener que seguir haciendo este trabajo, porque ello significaría que se ha dejado de maltratar a las mujeres.

Diálogo en lugar de violencia
Cada año se celebra este Día de Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y cada año se siguen produciendo cifras alarmantes de mujeres que son víctimas de maltrato, muchas de las cuales pierden la vida a manos del hombre. El caso de España es especialmente llamativo, donde el número de víctimas mortales supera las varias decenas año tras año, a pesar de los esfuerzos realizados por las autoridades en cooperación con las organizaciones de la sociedad civil para atajar el problema.

Hay quien se pregunta cómo puede explicarse esto, ante lo que Rosa Mª Garriga, directora de la Fundación AGI hace una importante observación: “no debería de explicarse de ninguna manera, pero intentamos hacemos una reflexión y ver por qué pasa todo esto”.

Garriga expone que son muchos años de historia de preponderancia del patriarcado, el cual otorga a las mujeres un rol y a los hombres otro. A ellos el rol de la fuerza y el poder, y a las mujeres, el rol de la sumisión. No obstante, esta diferencia de roles no sirve como único fundamento para analizar el origen de la violencia de género, puesto que, como subraya Rosa Mª Garriga, “el rol del patriarcado es para todos, hombres y mujeres, y no todos los hombres maltratan a sus parejas, o a sus hijos o sus hijas”. Dentro de este marco general del patriarcado, hay hombres proclives al maltrato por diversas razones. Puede ser que lo hayan vivido en su medio habitual, en sus familias, en su proceso de socialización, en el que se han desarrollado pautas educativas tendentes al maltrato. También puede ser, dice Garriga, porque algunos tienen serias disfunciones psicológicas.

Garriga sostiene que los servicios de ayuda y recuperación para las mujeres maltratadas están cada vez mejor, con mejores profesionales y más redes de protección a las mujeres, pero el problema persiste. Es necesario un cambio de mentalidad que no se va a producir de un día para otro, sino que requiere un trabajo constante de prevención e información. “Esto ha de empezar en la propia casa, en la cuna, cuando los niños son pequeñitos, en la escuela, en la universidad, para formar a hombres y mujeres que respeten los derechos de unos y de otros y que diriman sus conflictos a través del diálogo”, subraya Garriga.

Tratamiento a los maltratadores
Desde hace unos años, se han emprendido algunas iniciativas para desarrollar programas de rehabilitación de maltratadores. Este trabajo encontró una seria oposición al comienzo, porque las organizaciones de mujeres entendían que cualquier recurso que existiera tenía que ponerse a disposición de las mujeres víctima de maltrato, y no invertirlo en tratar a sus victimarios.

La Fundación AGI fue casi la primera entidad que puso en marcha un programa de rehabilitación de maltratadores, siguiendo la estela del profesor Enrique Echuburúa, quien en el ámbito de la Universidad del País Vasco empezó a investigar y a ver que era posible una rehabilitación. “Cuando hay un conflicto, se ha de intervenir en las dos partes, una protegiéndola y otra poniendo los puntos sobre las íes”, defiende Garriga. En su opinión, se ha de enseñar a los maltratadores a descodificar lo que aprendieron.

Los maltratadores que se acogen al programa de rehabilitación de la Fundación AGI proceden de medidas penales alternativas, que surgieron como consecuencia de una modificación del Código Penal en el año 2003 en España, y otros son voluntarios, hombres que intuyen o a quien alguien ha dicho que como sigan maltratando a su esposa o compañera es posible que la pierdan e incluso que pierdan a los niños.

Lógicamente, el índice de éxito del tratamiento a los maltratadores es mayor en el caso de los voluntarios, ya que ellos mismos reconocen que tienen un problema, no son enviados por un juez.

Reacción de las mujeres
El rechazo a estos programas de reinserción que encontraron en un principio se ha ido disipando con el tiempo y, según dice Rosa Mª Garriga, ahora no hay prácticamente ninguna organización que se oponga a estas iniciativas.

Eso no es óbice para que la directora de la Fundación AGI enfatice que la mujer sigue siendo la prioridad en este trabajo. Es la primera a quien hay que atender y dar todo el apoyo y todo el recurso.

Actividades en todo el mundo
Más allá de este ejemplo, son muchas las organizaciones y las personas implicadas en la lucha contra la violencia de género. Desde América Latina llegan innumerables propuestas de iniciativas para solidarizarse con esta causa.

Amnistía Internacional, por ejemplo, teñirá de violeta edificios emblemáticos y plazas de Buenos Aires para llamar la atención sobre la alarmante situación de violencia de género en Argentina y en el mundo.

En Colombia, se ha puesto en marcha el programa Ciudades sin Violencias hacia las Mujeres, por el que se demanda que las ciudades sean seguras para todas y todos.

La lista de todas las actividades, concentraciones, marchas de protesta o actos de recuerdo es prácticamente interminable. Pero infórmese, es muy probable que en su lugar de residencia haya alguna iniciativa con la que podrá unirse al llamado de eliminación de cualquier tipo de violencia contra la mujer.

Fuente: radio Nederland Leer más

Larry Madrigal

Por Mirta Rodríguez Calderón

Larry Madrigalmm

Santo Domingo, noviembre (Especial de SEMlac).- El joven miró la hoja en blanco intensamente. Se decidió y comenzó a dibujar. Debía representar cómo es un hombre. De soslayo, miraba a la derecha, donde tenía a otro varón: o a la izquierda, donde se había sentado una mujer académica, también joven.

El grupo todo avanzaba en su “creación”. El ejercicio se realizaba en uno de los grupos de trabajo que formaron parte del Seminario Masculinidad y Violencia de Género, en la universidad INTEC de la capital dominicana, donde existe un Centro de Estudios de Género que se está convirtiendo en paradigmático.

El experto salvadoreño Larry Madrigal conducía la práctica, que ha realizado antes en varios países de todo el continente, lo que le ha permitido coleccionar cientos de dibujos.

El propósito es colocar a los varones en la situación de aceptarse o darse cuenta de que él, en particular, no es ese hombre que ha dibujado, con frecuencia desnudo, con voluminosos bíceps, una cabeza robusta, un pene grande, fumador, bebedor y mujeriego, que presume de guerrero, de castigador, pero también de respetable y soberano, entre otras cosas.

Por ese camino, “cuando quien dibuja reconoce que ese no es él, que no responde a ese modelo que la sociedad le inculca, tenemos un candidato al cambio suyo y, tal vez, a acompañar el de otros”, explicó a SEMlac Madrigal, quien llegó desde El Salvador a Santo Domingo para conducir parte del seminario.

Madrigal es autor de varios libros, psicoterapeuta e investigador, facilitador internacional del Programa de Masculinidades de la Escuela Equinoccio.

En varios salones del encuentro, más de un centenar de hombres y mujeres trabajó para identificar los mitos y estereotipos de esa masculinidad construida desde la sociedad y la cultura, y que se refleja en múltiples singularidades, casi todas urgidas de cambio, en los espacios de la educación, la salud, la justicia y la sociedad civil, entre otras.

Las intervenciones magistrales de Madrigal, y del también doctor dominicano Ángel Pichardo, llenaron el seminario de saberes, revelaciones, razonamientos? y de una suerte de descubrimiento colectivo de que este asunto de las masculinidades necesita mucho más estudio ?no importa cuánto se sepa ya?, como lo remarcó la académica Lourdes Contreras, directora del centro, en sus palabras inaugurales.

“Tenemos que trascender las limitaciones, leer y estudiar sobre esto. Se hace difícil que se entienda el problema como problema social y más difícil que los actores retardatarios en el proceso entiendan cómo actuar. Para comenzar, tienen que aceptar que la violencia no corre por las venas de nadie, pero hay que castigar a quienes la ejercen. Por dificultades en el país, muchas víctimas desisten por lo complicado de los estancos por los que tienen que transitar para las denuncias”, aseveró.

No todos los varones son el panfleto

¿Cuánto nos falta a las mujeres para poder vivir en equidad después de milenios de desigualdad e injusticias?, le objetó SEMlac a Larry Madrigal.

“Seguramente nos va a tomar mucho. Pero no se puede ver ni pensar esta realidad en la medida de los años que ella ha tenido para formarse, sino de la voluntad que existe ya para cambiarlo. Es indiscutible que nos va a tomar más de lo que puedo imaginarme”, respondió reflexivo.

“Yo no lo voy a ver, pero quisiera que mis hijos, hijas y nietos sí. Ya llevamos tiempo tratando de conformar una voluntad por la equidad. Y espero que la siguiente generación, en correspondencia con sus sueños y sus esperanzas, pueda ver parte de lo que queremos alcanzar. Nos esperan muchos años para trabajar por apuntalar la posibilidad de cambios”.

¿Cuántos varones han escuchado sus charlas en los 10 años de su trabajo con ellos? ¿Cuántos rompieron con la masculinidad hegemónica?

“Muchos, muchos? Cientos han comprendido que ellos, individualmente, no responden al modelo que se les ha impuesto. Y también muchos, muchos, inician un camino hacia el cambio”.

¿Cuánto sufren los hombres que creen en lo que usted explica?

“Los varones que creen y razonan sobre lo que yo predico suelen no ser el panfleto de lo que se dice de ellos”.

“No reconocer la diversidad de hombres que somos es una trampa política que nos impide avanzar. En el mundo de la diversidad de hombres, entendiendo el sufrimiento como resultante de un mandato social en el que sienten que no encajan, puede ser una magnífica oportunidad para propiciar el cambio”.

¿Y los que no van a sus conferencias o a encuentros como este?

“Los que vienen a mis conferencias son una rascadita. Entre ellos están los que sufren mucho, los que no sufren nada y otros tantos que no se dan cuenta del sufrimiento que les toca. En esa diversidad de hombres hay muchísimos que creen que ganan mucho y que no están interesados en cambiar”.

“No se puede generalizar. Los hombres tienen mecanismos para cambiar. Por ahora tenemos que enfrentar sufrimientos más cotidianos y cosas que los hombres se están perdiendo: la crianza, la emoción, la vivencia del sentimiento, la solución de los conflictos de este tiempo, la participación política en equidad?”

¿Qué se puede hacer desde la comunicación para contribuir a desmontar esa masculinidad hegemónica?

“Se puede hacer mucho. Un primer aspecto es abonar sistemáticamente, en los espacios donde es posible, la idea de que no porque sea complejo debemos renunciar a transitar el camino hacia ella. Los hombres somos partes del problema, pero también de la solución”.

“Es importante abrir la mayor cantidad de espacios a diferentes voces, hombres y mujeres, para que cuenten cómo están viendo el asunto: hombres y mujeres que ya tienen un compromiso”.

“Otro asunto es colocar el tema de género en la construcción de la opinión pública, en particular con juicios de gente importante, como ya lo están haciendo”.

¿Qué se consigue con el ejercicio de las láminas donde dibujan cómo se ven?

“Se trata de trazar la silueta humana de un varón según el imaginario social del contexto en el que está y escribir cuáles son las características físicas y emocionales que la sociedad quiere de un varón. Cuando ya lo han hecho, se les pide que se coloquen frente a él y se pregunten si caben en ese modelo. Así se puede visibilizar a aquellos que, no cabiendo, son candidatos para mostrar cambios”.

“Tengo cientos de siluetas de toda América, desde México hasta la Argentina, cruzando por Centroamérica y Brasil con la diversidad de etnias y culturas. Tristemente, el modelo construido e impuesto está ahí y se verifica en todas partes”.

FUENTE: http://www.redsemlac.net/noticias/2009/091109mrc.htm

Enviado por Luis galvez Trejo del foro permanente de estudios sobre masculinidades el 11/25/2009 Leer más

El caso de la Universidad Alas Peruanas VIII

de No hay primera sin segunda

FF

Fuente: La Primera Leer más

Trabajadores de Repsol en lucha

Este caso es común en las empresas transnación, al menos estos trabajadores quieren hacer respetar sus derechos laborales, ya que el e4stado peruano no se preocupa. Además estos trabajadores corren el riesgo de ser despedidos. Qué bueno haya unidad, pero cuidado señores dirigentes las represalias pueden empezar por sus agremiados como una forma de dvidirlos yquebrar su reclamo. ES HORA DE CUMPLIR CON LOS DERECHOS…

=========
Debido a que no lograron acuerdos satisfactorios con los funcionarios de la empresa española Repsol, el sindicato de trabajadores de la Refinería La Pampilla – Repsol, iniciaron ayer un paro de 48 horas en demanda al cumplimiento de sus reclamos. Con plantones en la sede de Repsol en San Isidro, los trabajadores exigirán se respete el convenio colectivo de trabajo y el pago a tiempo de sus beneficios laborales.

Fuente: la Primera Leer más

Frontera Sur de México: un camino de dolor

Publicado el : 24 de noviembre 2009 – 1:33 de la tarde | Por Beatriz Díez Hernando

Las organizaciones ALOP y Enlace han presentado “Sur, inicio de un camino”, un informe sobre la situación de los migrantes en la Frontera sur de México en el que se denuncian graves violaciones a los derechos humanos.

El informe “Sur, inicio de un camino” es un documento extenso y exhaustivo, que presenta una realidad a menudo ignorada o desconocida: la de las y los trabajadores que emigran desde Centroamérica hacia Estados Unidos o hacia el propio México y que son víctima de graves abusos laborales y personales.

El Sur también existe
La Frontera norte de México acapara una gran atención por parte de los medios, de las autoridades nacionales y de la comunidad internacional. Tanto es así, que la realidad que se vive en la Frontera sur del país a menudo se eclipsa o recibe poca atención. La investigadora Ana Elena Barrios, de Enlace-Equipo Comitán, explica a Radio Nederland que esa es precisamente la razón por la que decidieron realizar esta investigación a fondo.

“Cuando se habla generalmente en México de migración, se suele hablar de la Frontera norte, que es la noción inmediata y en términos de la exigencia que le hacen los mexicanos al gobierno de Estados Unidos para el respeto de sus derechos”, dice Barrios. “Sin embargo, se suele ignorar que México es un país muy importante de tránsito y destino de migrantes, de personas centroamericanas que cruzan y llegan al sur de México a trabajar”, añade.

Una mirada humana
Ante este panorama, la Asociación Latinoamericana de Organizaciones de Promoción al Desarrollo, ALOP, y la organización Enlace decidieron explorar esta situación, por la gravedad de los abusos y las violaciones que se cometen contra los derechos de los migrantes que se encuentran en esta frontera.

El documento que ahora se presenta es fruto de un trabajo de mucho tiempo, y contiene testimonios personales que aportan una mirada humana sobre esta compleja problemática. El informe recoge la triple condición de la Frontera sur como punto de origen-retorno, zona de tránsito o lugar de destino de trabajadoras y trabajadores migrantes.

La investigadora Ana Elena Barrios subraya que la idea de presentar la historia personal de los migrantes estaba presente desde un principio. “No somos academia”, señala Barrios, “entonces siempre desde el principio se expresa y se aclara que la idea no es la realización de un documento académico; más allá es poder expresar la realidad de los migrantes, la realidad de abuso, y nos han parecido tan importantes las visitas de campo precisamente por el poder darle palabra a estas personas que son tan víctimas de abuso”.

Robos, secuestros, violaciones
Los abusos que se presentan en el informe tienen que ver con atropellos a los derechos laborales de los migrantes, pero también con ataques a la seguridad personal de estos trabajadores y trabajadoras. En este sentido, las mujeres son las víctimas más vulnerables, en un escenario donde los secuestros y las violaciones sexuales están a la orden del día.

Según se denuncia en el informe, las personas que pasan por el tramo entre Tapachula y Arriaga en tránsito corren el peligro de ser extorsionadas, robadas o violadas por grupos criminales. Más allá de este punto, después de Arriaga, se dan más casos de secuestros. Es todo un funcionamiento sumamente complejo y bien organizado de varios grupos, en donde participan también personas infiltradas en la zona que se dedican a observar y a escuchar a los migrantes, para saber quiénes de ellos tienen familia en los Estados Unidos, y quiénes pueden tener dinero.

La investigadora del Equipo de Enlace en Comitán asegura que las autoridades están al tanto de esta situación, y recuerda que existe un informe dedicado exclusivamente a la realidad de los secuestros de migrantes centroamericanos en la Frontera sur.

Lucha contra el crimen
El gobierno del presidente mexicano Felipe Calderón ha emprendido toda una batalla contra el crimen, pero aquí también es el norte el que recibe más atención y más recursos.

Ana Elena Barrios sostiene que “el discurso del presidente actual es la lucha contra el narcotráfico y la lucha contra el crimen organizado; sin embargo, se sabe que la política migratoria que el gobierno aplica para el sur de México es un espejo de las exigencias del norte, de EE.UU.”. La historia de esta política migratoria forma también parte del informe “Sur, inicio de un camino”. Esta política tiene como objetivo, dice Barrios, convertir a la frontera sur en un “muro de contención” de los migrantes.

Vulnerabilidad de las mujeres
A la ya delicada condición de migrante sin documentos, se suma en muchas ocasiones el hecho de ser indígena o ser mujer como agravante a una situación que ya de por sí es complicada.

Ana Elena Barrios subraya que las mujeres son las más vulnerables en este contexto y comenta cómo muchas de las mujeres migrantes se auto inyectan métodos anticonceptivos porque saben que corren peligro de ser violadas.

Además, las menores son a menudo víctimas de redes de tráfico de personas. “Hay redes muy grandes, muy importantes y muy bien organizadas”, denuncia Barrios, “que se dedican a la trata de personas y estas son, sobre todo, menores centroamericanas. En el informe se da un dato: solamente en Tapachula son más de 10.000 las mujeres víctimas de explotación sexual y el 98% de ellas tienen entre 15 y 17 años. Es una situación muy dura”.

Fuente: Radiom Nederland Leer más

El caso de la Universidad Alas Peruanas VII … para no olvidar

Jorge Ramos Ronceros, pariente del presidente García, le alquila propiedad a la Universidad Alas Peruanas.

El tío con alas

Fidel Ramírez Prado está interesado en mantener buenas relaciones con altas esferas del poder político, además mantiene negocios con miembros de la familia presidencial.

DETALLE

Ramos Ronceros fue uno de los invitados al ágape ofrecido por Ramírez Prado en el exclusivo restaurante “Costa Verde” en agosto pasado con motivo de su cumpleaños. En dicha reunión estuvo presente también el edecán del presidente, Juan Urcariegui, además de algunos ex ministros como Ántero Flores-Aráoz. Entre los asistentes se pudo ver también a congresistas del partido de gobierno y de otras tiendas política.

Los nexos que el rector de la Universidad Alas Peruanas, Fidel Ramírez Prado, ha formado, llegan hasta la familia del presidente Alan García. LA PRIMERA pudo conocer que Jorge Ramos Ronceros, tío de nuestro primer mandatario, mantiene un estrecho vínculo comercial con el rector de Alas Peruanas, institución a la que incluso le alquila un local ubicado en la avenida Santa Cruz 1550, en el distrito de Miraflores, donde funciona la facultad de comunicaciones de la referida casa de estudios.

Se trata de un inmueble de grandes dimensiones que alberga a una enorme cantidad de alumnado, puesto que comunicaciones es la especialidad con mayor demanda en esta universidad.

Ramos Ronceros es una personalidad discreta a nivel social, pero con una intensa actividad empresarial, tal como ocurrió durante el primer gobierno de Alan García. Estas cercanías favorecen mucho a la Universidad Alas Peruanas, pues desde su creación e inicio de actividades académicas, en 1996, funciona de manera provisional debido a que el Consejo Nacional de Funcionamiento de Universidades (Conafu) fue impedido de pronunciarse sobre este centro de estudios, así lo señala una resolución judicial del año 2000 después de haber objetado su existencia. Mediante otra resolución emitida el mismo año, Alas Peruanas es la única universidad en el país que puede abrir filiales en cualquier parte del territorio nacional.

En la actualidad, al Conafu no se le permite regularizar el funcionamiento de esta universidad que para todas sus actividades cuenta tan sólo con la autorización de jueces acusados de haber formado parte de la red de corrupción de Vladimiro Montesinos.

Fuente: La Primera Leer más

Por unas relaciones sentimentales sanas


Escrito por EUROPA PRESS/Canarias Ahora.es/18/11/2009
Viernes, 20 de Noviembre de 2009 18:39

Con el título Quiéreme bien, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria inicia estas jornadas para profesores, familias o jóvenes.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria inicia este miércoles unas Jornadas de Sensibilización y Fomento de las Relaciones Sentimentales Sanas, que se celebrarán hasta el viernes en el Palacio de Congresos de Canarias, según informó el Consistorio capitalino a través de un comunicado.
Bajo el título de Quiéreme bien, estas jornadas organizadas por la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, pretenden ser un espacio en el que reflexionar acerca de los diversos lazos que existen en torno al amor y educar a la vez en materia de igualdad.
Las jornadas acogerán varios talleres dirigidos a profesorado, familias, alumnos de ciclos formativos o universitarios, profesionales que trabajen con juventud y, en general, la población en la ciudad.
Entre las organizaciones colaboradoras se encuentran la AHIGE (Asociación de Hombres por la Igualdad de Género) y la ASPAS (Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz).

Fuente: AHIGE Leer más

1 2 3 4 11