La pornografía es un problema cuando empieza a invadir otros aspectos de la vida

Labios de mujer con un objeto en la boca.
La pornografía es un problema cuando empieza a invadir otros aspectos de la vida.

“No podía concentrarme ni siquiera en las actividades diarias más sencillas. No sabía que tenía un problema con el porno. No lo reconocía, pero fui un adicto durante seis años”.

Así describe Daniel Simmons su relación con la pornografía.

Todo comenzó cuando el joven británico, que actualmente tiene 23 años, cumplió 15.

Sus padres le regalaron una computadora portátil y, como muchos adolescentes, comenzó a buscar en internet sitios relacionados con el tema.

Lea también: Drogas y pornografía, los sitios más populares de la red oscura

“Rápidamente se convirtió en una actividad diaria. Veía porno dos horas cada día. Y en algún momento, el contenido que empecé a consumir empezó a perturbarme e intranquilizarme”, cuenta Simmons.

Cuando las cosas empezaron a salirse de su control, se tropezó en internet con un sitio web dedicado a la adicción a la pornografía y dejó de sentir que estaba solo.

Temblores, insomnio y más

Decidí abstenerme del porno y la masturbación por 100 días. Las primeras dos semanas fueron horribles, tuve muchos cambios de humor. Fue realmente difícil”, recuerda Simmons.

Hombre después de consumir drogas.
Según un estudio de la Universidad de Cambridge, el cerebro de los adictos a las drogas reacciona de forma muy parecida al de quienes sufren de adicción sexual.

Y continúa: “Había noches en las que no podía dormir. Otras, me despertaba sudando frío. En ocasiones comenzaba a temblar sin razón. Algunas veces me sentía muy ansioso y otras que podía conquistar al mundo y hacer cualquier cosa que quisiera”.

Según un estudio realizado por la Universidad de Cambridge, Reino Unido, la pornografía desencadena en el cerebro de las personas que sufren de adicción sexual reacciones similares a las que causan las drogas en el cerebro de los adictos a esas sustancias.

“Hay diferencias evidentes en la actividad cerebral de los pacientes que tienen un comportamiento sexual compulsivo y los voluntarios saludables que participaron en nuestra investigación”, afirma Valerie Voon, autora del estudio publicado en la Biblioteca Pública de Ciencia (PLOS ONE, por sus siglas en inglés).

Lea también: Cómo es el cerebro de un “adicto” al sexo

Pese a que no existen muchas estadísticas con respecto al tema, investigaciones científicas previas sugieren que de 25 adultos, uno sufre de comportamiento sexual compulsivo, lo que se define como una obsesión con pensamientos sexuales, sentimientos o acciones que no pueden controlar.

Y esto puede tener un impacto en la vida del individuo, en su interacción con los demás y en su trabajo. Además genera sentimientos de aflicción, angustia y vergüenza.

Consecuencias

En un artículo publicado en el sitio web de la Asociación Americana de Psicología, Ana Bridges, psicóloga de la Universidad de Arkansas, en Estados Unidos, y autora de varios estudios con respecto al tema corrobora este aspecto.

Hombre viendo una computadora.
Internet ha hecho que el acceso a material pornográfico sea sencillo.

La pornografía está prácticamente en cualquier parte. Internet ha hecho más fácil que nunca desarrollar una fijación erótica. Cuando el uso del porno se vuelve intenso en frecuencia o duración, comienza a interferir en otras áreas de la vida de la persona”, indica Bridges.

En lo que respecta específicamente a las relaciones de pareja, la especialista señala que en los estudios que ha realizado ha descubierto que, en algunos casos, la pornografía puede ser beneficiosa para algunos.

Sin embargo, en el caso de hombres en parejas heterosexuales, lo que suele ocurrir es que se desconectan emocionalmente de la persona que tienen a su lado.

“Tienen más secretos, menos intimidad y más depresión”, dice Bridges.

La experiencia de Simmons podría ejemplificar este punto. El joven cuenta que sus experiencias sexuales con mujeres de carne y hueso no eran satisfactorias.

Alternativas

Según Robert Hudson, terapista especializado en el tratamiento de la adicción sexual, Simmons tiene síntomas claros de tener problemas relacionados con el tema.

Daniel Simmons.
Simmons afirma que fue un adicto a la pornografía durante seis años.

“El problema no es consumir material pornográfico. Es como tomar alcohol, la mayoría de las personas puede hacerlo sin que sea mayor problema. Pero cuando la situación se apodera de tu vida, es cuando se empiezan a notar las consecuencias“, señala Hudson.

Y añade: “Es un problema cuando empiezas a cancelar eventos familiares o encuentros con amigos porque quieres irte a tu casa lo más rápido posible para ver porno“.

Para el especialista, quienes usan este material suelen estar aburridos, estresados o solos.

 

Fuente:

La tragedia de las niñas embarazadas por violaciones en América Latina

La tragedia de las niñas embarazadas por violaciones en América Latina

  • 5 horas
Menor embarazada
El caso de la niña de 10 años embarazada en Paraguay, presuntamente tras ser abusada por su padrastro, no es excepcional, advierten los expertos.

Belén tenía 11 años cuando quedó embarazada después de ser violada por su padrastro.

Su caso causó conmoción en Chile hace un par de años, ya que ese país no le permitió abortar a pesar de una enorme campaña que realizaron organizaciones civiles preocupadas por la salud de la menor.

Hoy otra niña pasa por la misma experiencia que Belén, y su caso ha centrado nuevamente el interés de los activistas por los derechos humanos.

La pequeña vive en Paraguay y su nombre se mantiene en reserva para proteger su identidad. Pero se sabe que tiene apenas 10 años y que lleva un embarazo de cinco meses y medio.

Lea también: La niña-madre de 10 años que plantea un dilema a Paraguay

El embarazo parece ser consecuencia del abuso reiterado de su padrastro, que hoy está detenido, al igual que su madre, acusada de no haberla protegido.

Amnistía Internacional (AI) lanzó una campaña para exigir a las autoridades paraguayas que le permitan abortar, un reclamo que es apoyado por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) y otros organismos.

Pero a pesar del alto perfil que ha adquirido este caso y el de Belén antes, lo cierto es que sus historias no son situaciones excepcionales.

Ropa de bebé
Cada año cientos de niñas dan a luz en América Latina luego de ser abusadas sexualmente.

El Centro de Derechos Reproductivos (CRR, por sus siglas en inglés), una organización internacional dedicada a la defensa de estos derechos, dijo a BBC Mundo que hay cientos de casos de niñas embarazadas tras ser violadas en América Latina, pero no suelen tener difusión.

Se trata de un problema difícil de cuantificar. Primero, porque muchas de las familias no lo denuncian debido a que en general los casos de abusos se dan en el seno del propio grupo familiar.

En estos casos los bebés resultado de la violación suelen ser declarados “de padre desconocido”, según afirmaron a este medio quienes trabajan de cerca con las menores embarazadas.

Además, la mayoría de los gobiernos no lleva estadísticas sobre esa realidad, explicó a BBC Mundo Mónica Arango, directora para América Latina y el Caribe del CRR.

Niñas-madre

No obstante, sí existen algunos datos elocuentes que dan cuenta de la gravedad de la situación.

Uno de ellos es un informe de la ONU que señala que América Latina es la segunda región con más maternidad infantil después de África.

Organizaciones como el CRR atribuyen esto, entre otros factores, a los altos índices de violencia sexual.

“Por ley, cuando una niña menor de 14 años queda embarazada siempre se considera que se trató de un abuso”, explicó Arango.

Los expertos en salud que tratan con las “niñas-madre” confirman que la mayoría fueron violadas.

Menor embarazada
Según la ONU tener hijos antes de los 16 años cuadruplica los riesgos de muerte materna.

Así lo dijeron a BBC Mundo los médicos que tratan a la menor embarazada en Paraguay y el Colegio de Matronas de Chile, que denunció el caso de Belén en 2013.

Según esa institución, que participa en todos los nacimientos de niños en Chile, cada año unas 850 menores de 15 años dan a luz en ese país, la mayoría por casos de incesto.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Paraguay estimó que allí las menores embarazadas en 2014 fueron 680, algo que los médicos también atribuyen mayoritariamente al abuso sexual.

“Estamos acostumbrados a tratar niñas-madres”, confesó la médica Dolores Castellanos, responsable del equipo que atiende la salud de la pequeña de 10 años en el hospital Cruz Roja de Asunción.

Según el CRR estas cifras no son exclusivas de estos países sino que representan la realidad en la mayor parte de América Latina.

Sin embargo, el organismo destaca que mientras que en muchas naciones latinoamericanas a estas niñas se les permite abortar, por haber sido violadas, en otros no tienen ese derecho.

“Doblemente abusadas”

Organizaciones como el CRR, AI y la ONU denuncian que en países con legislación reproductiva más restrictiva, como Chile y Paraguay, las menores violadas son “doblemente abusadas” al ser obligadas a llevar a término un embarazo no deseado y riesgoso, debido a su corta edad.

“La decisión de las autoridades paraguayas ha resultado en graves violaciones de los derechos a la vida, a la salud y a la integridad física y mental de la niña, así como su derecho a la educación, que ponen en peligro sus oportunidades socio-económicas”, advirtió el lunes un grupo de expertos en derechos humanos de la ONU.

En Paraguay el aborto sólo es permitido en caso de riesgo de vida para la madre o el bebé, sin contemplar otras excepciones como la violación o el daño a la salud física o mental.

Las autoridades de salud paraguayas han determinado que la menor puede llevar a término su embarazo de manera segura, a pesar de que sólo pesa 34 kilos.

En tanto, en Chile la legislación es aún más restrictiva: es uno de los pocos países del mundo que no permite el aborto bajo ninguna condición, algo que podría cambiar si avanza el proyecto de ley propuesto por la presidenta, Michelle Bachelet, en enero de este año.

Lea también: Bachelet presenta proyecto de ley para despenalizar aborto

Riesgos

Quienes defienden la decisión de que las menores lleven a término sus embarazos sostienen que se trata de un proceso natural.

“Del momento que una mujer vive su primera regla, su primera menstruación, es porque su organismo ya está preparado para ser madre”, sostuvo el diputado conservador chileno Issa Kort cuando se generó la polémica por el caso de Belén en el país trasandino.

También la Sociedad Paraguaya de Ginecología se manifestó contraria a realizar un aborto en el caso que hoy causa controversia allí, debido al riesgo que podría suponer para la menor interrumpir el embarazo después de las 20 semanas de gestación.

Sin embargo, la ONU advierte que ser madre antes de los 16 años conlleva muchos peligros para la salud.

Niña
Activistas por los derechos humanos advierten por la salud física y mental de las niñas-madre.

Según un informe que publicó el organismo en 2013, una niña que queda embarazada en los dos años posteriores a la menarquia (cuando ocurre la primera menstruación) o cuando su pelvis y canal de parto todavía están en crecimiento tiene más probabilidades de tener problemas de salud que una mujer mayor.

“En América Latina, el riesgo de muerte materna es cuatro veces mayor entre las adolescentes menores de 16 años”, advirtió el panel de expertos de la ONU que se pronunció el lunes.

Por su parte la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que las complicaciones en el embarazo y el parto son la principal causa de muerte entre las adolescentes en países en vías de desarrollo.

En tanto, activistas como Mónica Arango destacan los riesgos para la salud mental que significa para una niña ser madre tras ser violada.

“Que una menor sea víctima de violencia sexual y luego se la obligue a pasar por un embarazo es equivalente a torturarla”, sentenció.

 

Fuente: BBC Mundo

¿Cómo es una película porno hecha por feministas?

Daniel Nasaw

BBC, Toronto

 

Hace 1 h 23 min

Grabación en la habitación del hotelCourtney Trouble (con la cámara), Wolf Hudson (tumbado) Zahra Stardust y James Darling.

 

Es casi la 01:00 de la madrugada en un hotel en Toronto, Canadá, y tres estrellas del cine porno en varios grados de desnudez coreografían la escena de sexo que están a punto de filmar.

El grupo está conformado por un hombre, una mujer y un hombre transgénero, lo que abre un mundo de posibilidades sexuales.

“Entonces, ¿qué vamos a hacer?”, le pregunta James Darling, el artista transgénero de 26 años, a sus coestrellas Wolf Hudson y Zahra Stardust. “¿De qué tienen ganas?”.

El trío intercambia ideas sobre vestuario y utilería y negocian lo que está permitido y lo que no, en una conversación sobre sexo tan franca y detallada que hace que un visitante se estremezca y decida no despegar los ojos de su cuaderno.

Arabelle Raphael, de 25 años, dice que los pornógrafos convencionales la tratan como un objeto sexual exótico.

Mientras tanto, Kitty Stryker y Courtney Trouble, del equipo de producción, preparan las luces y las cámaras.

Se deciden por una historia tan inverosímil que bordea en la parodia: algo acerca de una mujer que contrata a un prostituto, y que termina con que Darling y el otro hombre se presentan al mismo tiempo. Las luces y las cámaras se encienden y la ropa cae.

El porno feminista se distancia del clásico

El grupo forma parte de los más de 250 artistas, cineastas, fanáticos e investigadores académicos de la pornografía que se reunieron en Toronto el mes pasado en un encuentro internacional de pornógrafos feministas.

En una ceremonia de entrega de premios y una conferencia académica en la Universidad de Toronto celebraron los logros de un género pequeño, pero que está creciendo, y debatieron qué significa para su pornografía ser feminista.

“Si es posible tener relaciones sexuales en una forma feminista, es posible filmarlas en forma feminista”, dice Pandora Balke, una trabajadora sexual de 29 años de Londres, Reino Unido, quien también se dedica a la actuación en el género porno.

Ms. NaughtyMs Naughty, izda., llegó desde Australia, y Jennifer Lyon Bell, dcha., desde Ámsterdam.

Carlyle Jensen quiere promover aquella pornografía que pueda recomendarle a sus clientas.

En años recientes, productores y artistas del porno se han transado por un acuerdo informal sobre cómo filmar pornografía que empodere, en vez de degradar, a las mujeres y que muestra una auténtica sexualidad femenina, en vez de las supuestas fantasías del hombre heterosexual estereotípico.

Entre otras cosas, los pornógrafos femenistas dicenq ue le dan a los artistas un poder de decisión significativo sobre el tipo de relaciones que tienen en la pantalla y los animan a disfrutar genuinamente.

“Los artistas pueden negociar qué clase de prácticas más seguras quieren hacer -si quieren usar protectores bucales o condones o guantes-, qué clase de actividades sexuales están dispuestos a llevar a cabo, pueden elegir sus compañeros de escena”, dice Stardust, una australiana bronceada que está sacando un doctorado en la Universidad de New South Wales.

Estéticamente, el porno feminista prescinde de muchos de los clásicos del porno tradicional: la primacía del clímax masculino, la representación de las mujeres como objetos sexuales dedicadas al placer de la pareja masculina, los ángulos de cámara de “mirada masculina” que se enfocan sobre el cuerpo tendido de la mujer mientras que “desenfundan” el pene.

“Ves más los cuerpos y rostros de la gente y se asume menos que una persona o un género es el centro de atención, por sobre el otro”, dice Tristan Taormino, un prominente pornógrafo feminista, autor y organizador de la Conferencia de Porno Feminista de la Universidad de Toronto.

Jennifer Lyon Bell, fundadora de Blue Artichoke Films, en Amsterdam, dice que el porno feminista promueve los objetivos generales del movimiento feminista.

“Porno feminista”, ¿una paradoja?

Julia Long

“Cuando estaba investigando para mi libro ‘Antiporno: el resurgimiento de la antipornografía feminista’, hablé con muchas jóvenes feministas. Cuando les pregunté acerca del ‘porno feminista’, muchas creyeron que era un término risible, como decir que uno es un ‘vegetariano carnívoro'”, escribe Julia Long.

“Me parece espúrea la idea de que el ‘porno feminista’ sea cualitativamente diferente. Los productores afirman toda clase de cosas acerca de diversad de los cuerpos, el uso de la cámara, etcétera. Pero para mí, las películas se ven como variaciones de un mismo tema.

“El ‘porno feminista’ legitimiza la producción de pornografía, pero se trata de películas que consume una pequeña minoría. Distrae del debate sobre la pornografía tradicional, que perpetua narrativas que normalizan la violencia contra mujeres y jóvenes.

“Hoy en día vemos cómo el término ‘feminista’ se aplica a más y más cosas, y está perdiendo su significado. Tenemos que recordarnos a nosotros mismos que el feminismo no es obtener un premio por la ‘escena más caliente de sexo explícito’. Es un movimiento político serio que está preocupado por la transformación social y la liberación del patriarcado”

“Una parte esencial de la liberación de la mujer en general es la liberación sexual”, dice.

“Hacer cualquier tipo de pornografía que genuinamente excite a las mujeres es importante para la liberación femenina. Es una de las razones por las que estas películas son feministas: se trata de una empresa feminista para mostrar el placer femenino”.

Para todos los sexos

El porno feminista es político. Hombres, mujeres, transexuales, gays, lesbianas, heterosexuales, discapacitados, personas de raza negra, gordos, todos son filmados en sus propios términos y expresan su propia sexualidad, según personalidades de la industria.

“Es un lugar donde la gente con sexualidad alternativa puede explorar su propia sexualidad”, dice Carey Gray, un hombre transgénero, pornógrafo y dueño de su propio negocio de artículos de cuero.

“Hombres trans pueden mirarme actuar y sentirse validados acerca de sus propios cuerpos”.

H. M. Anderson, una mujer de Carolina del Sur de 41 años y madre de dos hijos, describe su afinidad por el porno feminista como una cuestión de gustos.

“Simplemente encuentro que el porno tradicional es muy aburrido”, dice. “Es viejo. Le hace decir a uno, ‘caramba, ¿realmente eso crees que las mujeres hacen en la cama?'”.

La estrella del porno iraniana-tunecina Arabelle Rafael, de 25 años, se queja de que los productores de pornografía “lavan” su imagen étnica o la reducen a un fetiche que baila la danza del vientre.

En cambio, los pornógrafos feministas la “dejan ser”: le permiten decidir mucho más lo que hace con su cuerpo enfrente de las cámaras.

“Si no estoy cómoda con algo no tengo miedo de decir que no”, afirma. “No tengo que preocuparme de que no me van a volver a contratar”.

La audiencia del porno feminista también es diferente de la del porno tradicional. Incluye parejas heterosexuales y homosexuales, mujeres heterosexuales y homosexuales, personas transgénero y personas “diferentes” que rechazan las categorías comunes de género y sexualidad. Comparativamente, sólo unos pocos hombres heterosexuales lo siguen.

Los pornógrafos feministas son casi todos mujeres. Sólo tres de 19 cineastas reconocidos en la ceremonia de premiación de este año son hombres cisgénero (que se identifican con su género biológico), lo que apoya la sensación de que la comunidad del porno feminista se está alejando del patriarcado de estudio que maneja el porno tradicional.

Sea que se lo tome como un movimiento, un género, una estética o todas las anteriores, el porno feminista despegó la década pasada, de la mano del crecimiento de internet y la caída en los costos de filmación digital.

“Internet ha democratizado el porno de gran manera”, dice Blake, quien en la mañana grabó una escena de azotaina con Ms Naughty, la australiana que fundó BrightDesire.com. “Ha empoderado a muchos artistas para que produzcan su propio contenido. Está empoderando a los artistas, lo que significa que está empoderando a las mujeres”.

Arabelle RaphaelArabelle Raphael dice que los realizadores de porno clásico la tratan como un exótico objeto sexual.

Una oferta más variada

Los premios del Porno Feminista fueron creados por el dueño de una sex shop de Toronto que se dio cuenta de que sus clientes querían ver pornografía, pero no la clase de porno clásico que les parecía falso, robótico, emocionalmente soso y visualmente repetitivo, así como, quizás, denigrante para las mujeres.

Carlyle Jensen dice que sus clientes en Good for Her encontraban el limitado rango de prácticas sexuales e imágenes que veían en el porno poco atractivo, y que querían algo con lo que pudieran sentirse bien de mirar.

Así que empezó a encargar más y más películas del emergente porno feminista. Y en 2006 lanzó los premios anuales para promover su trabajo.

“Quiero recuperar la palabra feminista”, dice Jensesn, quien considera que quienes no están familiarizados con el porno feminista piensan erróneamente que es para “personas que odian a los hombres”.

“No se trata de excluir a nadie, se trata de incluir a todos, de representar a quienes tradicionalmente no lo han sido. Si aún quieres ver a personas jóvenes, heterosexuales, blancas y delgadas teniendo relaciones en la posición del misionero, genial. Simplemente estamos expandiendo el campo un poco más”.

Una noche de abril, los novenos Premios de Porno Feminista se entregaron en un teatro del norte de Toronto ante decenas de estrellas porno de diferente tamaño, color, género y forma, así como fans, productores y un puñado de periodistas.

Darling vestía un traje negro con una camisa roja, tirantes negros y corbatín blanco. Tiene un rostro suave, la cabeza rapada, un anillo en el tabique nasal y zarcillos como rines miniatura.

Hudson vestía un estilo rockero, con una camiseta blanca y las mangas recogidas para mostrar sus tatuajes, blue jeans, delineador grueso y patillas amplias. Dominicano-americano nativo del Bronx, se metió a la pornografía tras responder a un aviso de prensa.

Hudson produce pornografía tradicional y feminista. Los trabajos tradicionales pagan mejor, pero el “nicho” del porno feminista es más “personal”.

“Me refleja mejor”, dice.

HudsonHudson se prepara para la grabación, la primera que hace con una mujer y una persona trasgénero.

Los premios se entregan en categorías como “Película heterosexual más caliente”, “Premio al maestro de escuela obsceno por educación sexual”, “Mejor organismo de chico” y “Película transgénero más seductora”. Stardust recibe el premio a la rompecorazones del año, mientras que Trouble gana “Película lesbiana más caliente” por su trabajo en “Lesbian Curves 2: Hard Femme”.

Al final del espectáculo, Darling, Hudson, Stardust, Stryker y Trouble se apiñan en un par de taxis y regresan al hotel.

Los artistas están cansados: están acostumbrados a filmar por las mañanas, cuando sus cuerpos están frescos. Pero con la visita de Stardust desde Sydney y con el encuentro de todos para los premios y la conferencia, la mesa estaba servida para algo más.

Cuando la filmación termina 90 minutos después, la habitación del hotel destila un aroma de cuerpos sudorosos poscoitales mezclados con el olor clínico del latex.

Los artistas están maravillados de su audacia sexual. Era la primera vez que Hudson filmaba a un trío de hombre-mujer-transgénero.

Darling se recuesta en el sofá para que Trouble pueda filmar un clip promocional.

“Esa fue definitivamente una de las escenas más raras que he hecho en mi vida”, dice.

Fuente. BBC Mundo

Continúa leyendo “¿Cómo es una película porno hecha por feministas?”

Cinco cosas que quizás no sabe de su cepillo de dientes

@bbc_ciencia

 

 Jueves, 8 de mayo de 2014
Cepillo de dientes

No sólo se trata de cepillarse los dientes tres veces al día -o después de cada comida- para tener una buena higiene bucal. El instrumento para limpiar la boca y los hábitos en el baño también juega un papel muy importante a la hora de mantener una boca sana.

El cepillo de dientes hay que tratarlo con mucho respeto, pues puede ser un foco de gérmenes, incluyendo bacterias intestinales y gérmenes fecales.

Del mismo modo, del lugar en que se guarda y cómo se guarda depende que haya más o menos microorganismos en las cerdas que después entrarán a la boca y pasarán por los dientes, encías y lengua.

La doctora Maria Geisinger, profesora de periodoncia de la Escuela de Odontología de la Universidad de Alabama ofrece cinco cosas que quizás le sorprendan de su cepillo de dientes.

 

1. Hogar de microorganismos

Cepillos de dientes

En una entrevista publicada en la revista de la Universidad, Geisinger explica que en la cavidad oral albergan cientos de distintos microorganismos que se pueden transferir al cepillo de dientes durante el uso.

Algunos de ellos serían estafilococos, bacterias coliformes, pseudomonas, levadura, bacteria intestina y gérmenes fecales.

“La mayoría de los cepillos se guardan en los baños, que hace que estén expuestos a microrganismos intestinales”, señala.

Estos organismos -según la experta- se pueden transferir por una ruta oral.

“Y el número de microorganismos puede variar mucho de indetectable a una colonia de un millón de unidades formadoras de colonia”.

 

2. Del inodoro al cepillo

Cepillos de dientes

La experta recomienda colocar el cepillo de forma vertical y al descubierto para dejarlo secar.

¿Puede la bacteria del inodoro saltar al cepillo? Geisinger dice que la respuesta corta es “sí”.

“Las bacterias entéricas, que en su mayoría ocurren en los intestinos, pueden pasar a los cepillos y terminar en la boca”.

Esto sucede cuando la persona, después de ir al baño no se lava las manos antes de manipular el cepillo. Incluso, puede ocurrir si no se limpia bien las manos.

Aunque la responsabilidad de tener unas cerdas libres de bacteria no reside sólo en el usuario. Puede haber estos microorganismos antes de comprarlos o de retirar el cepillo del empaque.

“No es un requerimiento que sea empaquetado de una forma estéril”, agrega.

 

3. Lugar de descanso

Cepillo de dientes

La Asociación Estadounidense Dental recomienda que el cepillo no se guarde en un contenedor cerrado o que se cubra.

“Esto se debe a que un ambiente húmedo es más propenso para el crecimiento de microorganismos”, explica la experta.

Los especialistas sugieren guardar los cepillos en forma vertical y -de ser posible- dejarlos secar hasta el siguiente uso.

“Si se almacena en el lugar más de un cepillo, mantenerlos separados puede ayudar a prevenir la contaminación cruzada”, aconseja Geisinger.

 

4. Limpiar al que limpia

Enjuague bucal

Se recomienda empapar el cepillo con enjuague bucal antibacterial tras su uso.

A fin de asegurar una buena limpieza bucal -y evitar que a la boca salten microorganismos de otras partes- la profesora Geisinger recomienda enjuagar a fondo los cepillos con agua potable después del cepillado.

Esto permitirá retirar todos los restos de pasta de dientes y de comida que queden atrapado entre las cerdas.

La experta también aconseja empapar los cepillos en un enjuague bucal antibacterial. “Se ha demostrado que disminuye el nivel de bacteria que crece en los cepillos”.

No obstante, los cepillos, por muy bien cuidados que estén, tienen un período de vida útil, que puede variar entre los tres y cuatro meses o cuando las cerdas se deshilachan, “lo que ocurra primero”.

Aunque si la persona ha estado enferma, la especialista aconseja cambiar de cepillo una vez recuperado.

 

5. Cuatro pasos

Cepillo de dientesSi las cerdas del cepillo están abiertas, es hora de cambiarlo.

Maria Geisinger ofrece en la entrevista cuatro consejos que se pueden seguir para ayudar a conseguir una mejor higiene bucal y evitar -o al menos limitar- algunas de las causas de acumulación de bacteria en el cepillo.

La primera sería utilizar enjuague bucal antibacterial antes del cepillado. “Esto puede disminuir considerablemente la carga de bacteria en la boca y por consiguiente reducir los microorganismos que terminan en las cerdas tras el cepillado”.

Le sigue limpiarse la boca con regularidad. “Es especialmente importante para aquellos con enfermedades periodontales, pues la bacteria oral presente en sus bocas pueden entrar en el flujo sanguíneo durante las actividades diarias, como comer, masticar chicle o cepillarse los dientes”.

La experta reitera la importancia de lavarse las manos “después de utilizar el inodoro y antes de agarrar el cepillo. “Esto reduce las probabilidades de una contaminación fecal oral”.

Y por último, no hay que compartir el cepillo de dientes. “Esto parece una obviedad, pero una buena cantidad de parejas admiten que comparten el cepillo”.

Esto significa que se comparten las bacterias en los cepillos. “Incluyendo aquellas que causan caries y enfermedades periodontales”.

Fuente: BBC Mundo

Continúa leyendo “Cinco cosas que quizás no sabe de su cepillo de dientes”

Sobre la masturbación: Del “te vas a quedar ciego” al “masturbarse provoca egoísmo e impulsos incontrolables”

Por Javier Salas | Materia – jue, 30 ene 2014

  • Cinturones de castidad para evitar la masturbación.

    Materia – Cinturones de castidad para evitar la masturbación.

Desde hace siglos, y hasta algunos medios en la actualidad, se ha tratado de estigmatizar la masturbación aludiendo a cuestiones médicas y problemas psicológicos. Hacemos un repaso histórico de esta persecución a la luz de los nuevos ‘torquemadas’

“En muchos casos la masturbación es un indicador de insatisfacción con uno mismo”. “La baja autoestima te puede llevar a abandonarte a tus impulsos y perder el control”. “El abandono a los impulsos es egocéntrico y suele coincidir con la inmadurez del adolescente”. “Es una especie de intento de fuga frente a la realidad que no aporta nada”. “Un impulso incontrolable”. “Un auténtico problema”.

La masturbación, procurarse placer sexual a uno mismo, es algo a evitar según el ‘Aula de sexualidad’ del diario Abc. De forma velada pero manifiesta, los artículos de este especial sobre sexo de uno de los principales periódicos de España le atribuyen a la masturbación efectos secundarios propios de algún desequilibrio psicológico. Esta perspectiva generó tal estupefacción en los lectores que uno de estos artículos sin firmar se convirtió en el más compartido en redes sociales de todo el día en lengua castellana en el mundo, a pesar de que ese espacio se creó en junio de 2012 como “una herramienta de gran ayuda” para abordar entre padres e hijos el “difícil asunto” del sexo, según anunció en sus páginas (PDF) el periódico que dirige Bieito Rubido.

En otro de los artículos de este ‘Aula de sexualidad’ se abordan los motivos por los que hay niños pequeños que estimulan sus genitales:

“El descubrimiento fortuito de que el estímulo de los órganos genitales puede producir placer. Para prevenirlo es aconsejable evitar que los niños jueguen desnudos o tarden mucho tiempo en vestirse después del baño o que se queden demasiado tiempo sentados en el inodoro o vater cuando están en el baño. Se les puede comentar que sus genitales son muy importantes y que es mejor que no los toquen tanto porque podrían hacerse daño”.

Esta determinación contra el placer sexual en solitario tiene autoría colectiva, porque aunque nadie firma esas piezas, sino que vienen respaldadas por el sello de la Universidad de Navarra. En concreto, se trata de “respuestas elaboradas por el equipo de profesionales que conforman el Proyecto educación de la afectividad y sexualidad humana, adscrito al Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra”.

Ideología con el sello del Opus

Los artículos los coordina un médico que asegura que se puede curar la homosexualidad

La Universidad de Navarra fue fundada por José María Escribá de Balaguer dos décadas después del Opus Dei, en 1952, y todavía hoy pertenece a esta prelatura religiosa. Y el proyecto responsable de estas “respuestas” sobre la masturbación depende del “investigador principal” Jokin de Irala, un médico especialista salud pública y en materia sexual que ha publicado libros como El valor de la espera, sobre relaciones sexuales previas al matrimonio, y Comprendiendo la homosexualidad, en el que plantea como “modificar la homosexualidad” porque no es “irremediable” y puede “evitarse”.

Los artículos los coordina un médico que asegura que se puede curar la homosexualidad

Irala defiende que la homosexualidad es curable, una postura contraria al consenso científico y que le genera importante rechazo allí donde trata de vender sus teorías, como sucedió el año pasado en Costa Rica. En resumen, defiende planteamientos propios de su concepción moral y religiosa pero que, como en el caso de la masturbación en el diario Abc, se tratan de apuntalar con material supuestamente científico.

“Desde un punto de vista científico, pretender atribuirle todos esos males a la masturbación es erróneo, descabellado”, asegura Manuel Lucas, presidente de la Sociedad Española de Intervención en Sexología. “Las personas que se masturban no caen en ninguna actitud compulsiva”, afirma, “y quienes presentan una actitud más obsesiva son los más reprimidos”. Y añade: “Frente al que dice que fomenta el egocentrismo, yo podría decir que ayuda a conocer tu cuerpo, tu respuesta sexual, y te permite compartir mejor la experiencia sexual acompañado”.

Es propio de las “culturas machistas” esta mitificación del semen como algo divino, según un experto

“Ya no amenazan con que te quedarás calvo, se te secará la médula, te quedarás ciego o te saldrán pelos en las manos”, repasa este sexólogo, “ahora asustan con lo del egoísmo”. En el ámbito del Opus Dei, es fácil de explicar por qué se trata de estigmatizar la masturbación: “En su perspectiva procreativista de la sexualidad, la masturbación es desperdiciar el semen. El sexo es para procrear”, resume Lucas. De hecho, en otra pieza de Abc se asegura que “no parece muy apropiado llamar polución [nocturna] a un líquido corporal que tiene una función tan relevante como la de originar la vida humana”.

El esperma, bien divino

Sin embargo, el semen no siempre cumple la función de engendrar vida: “Se produce esperma continuamente en los testículos. Si echas mucho, produce mucho. Y si echas poco, se produce una retroalimentación negativa que frena su producción”, explica el sexólogo. Lucas, quien también es director de la Estrategia de Salud sexual de Andalucía, recuerda que es propio de las “culturas machistas” esta mitificación del semen como algo divino que no debe derramarse como sucede con la eyaculación al masturbarse. “El semen es el líquido vital y la menstruación algo enfermizo”, señala Lucas, quien alude a la tribu Sambia de Nueva Guinea, en la que los jóvenes deben beber el semen de los guerreros adultos como ritual de acceso a la madurez.

Es propio de las “culturas machistas” esta mitificación del semen como algo divino, según un experto

La perspectiva religiosa o mística para rechazar la masturbación se entiende pero la atribución de consecuencias médicas o psicológicas negativas como si fuera un comportamiento enfermizo siguió un proceso más complejo. Aunque ya el propio Hipócrates advertía de que la pérdida de cantidades excesivas de semen podía causar daños físicos como el deterioro de la columna vertebral, no fue hasta el siglo XVIII cuando masturbarse pasó a convertirse en un problema médico, de salud pública. Una “cruzada sanitaria”, como explican Francisco Vázquez y José Benito Seoane en un estudio de 2004.

Fue en plena Ilustración, mientras en los cafés se conspiraba contra Dios y la Iglesia, cuando en 1760 el médico suizo Samuel-Auguste Tissot recopiló —con espíritu enciclopédico— todas las barbaridades que se habían dicho sobre la masturbación en un libro titulado L’Onanisme, ou Dissertation Physique sur les Maladies Produites par la Masturbation (El onanismo, o disertación física sobre las enfermedades producidas por la masturbación). Las admoniciones de Tissot convencieron a galenos y filósofos (como Voltaire, Kant o Rousseau): la civilización debía extirpar este vicio de sus entrañas que tanto mal causaba a los hombres (y mujeres, aunque menos, porque “los humores que pierden son menos preciosos”).

Causa de todos los males

Tissot aseguraba que masturbarse causaba problemas de visión, epilepsia, pérdida de memoria, tuberculosis pulmonar, jorobas, debilidad de espalda, palidez, acné, gonorrea y sífilis. Y tendencias suicidas.  Sus advertencias recorrieron Europa en sucesivas traducciones que llegaron, aunque mucho más tarde, hasta España, donde se tradujo finalmente en 1807. Curiosamente, mientras la Iglesia defendía el libro, fueron las asociaciones médicas las que se negaron a que se publicara porque “la viveza de las descripciones del ginebrino eran una invitación al vicio juvenil”, según Vázquez y Benito.

«Las personas que se masturban no caen en ninguna actitud compulsiva. Quienes presentan una actitud más obsesiva son los más reprimidos»


MANUEL LUCAS
Presidente de la Sociedad Española de Intervención en Sexología

En España, aunque no hay constancia de que ningún médico español escribiera un manual haciendo suyas las teorías de Tissot, el mensaje de la ceguera y otras dolencias caló con fuerza. Como en el resto del mundo, donde se perseguía a los chiquillos desde su cama —el doctor Kellogg sugería vendar sus genitales y atar sus manos— hasta la escuela. Era la época de los médicos fabricantes de angustias que alcanzaron su apogeo en la Inglaterra victoriana.

“Se buscan miles de argumentos para convertir células en vidas humanas sagradas”

Fue San Antonio María Claret quien consolidó en España la persecución del onanismo, que provocaba “enajenación mental y aún la imbecilidad”, según los libros pediátricos de la época. Claret —que escribió el manual Modo de confesar a un niño que no sabe acusarse por sí solo, y que necesita que el confesor le pregunte— entre otras cosas recomendaba a los padres desconfiar de los niños que pasaban mucho tiempo en la cama:

Entre los remedios «contra la impureza», repetía gran parte de las propuestas higiénicas (cama dura, baños frescos, alimentación ligera, «camisolas de mangas cerradas y atadas al cuello» o «dormir del lado derecho»), pero añadía una larga lista de remedios morales: «firme resolución de no pecar más», «apartarse de personas, cosas y lugares que inducen a pecar», «apartar el pensamiento de estas cosas», «pensar que Dios está mirando», «fijar los ojos de la consideración en el Calvario y en las penas del infierno», «frecuencia de los Santos Sacramentos», «oración mental y lectura espiritual» y «devoción a María Santísima».

Estos remedios, recopilados por Vázquez y Benito, recuerdan mucho a los que plantea la Universidad de Navarra en su “herramienta” para el Abc, como cuando recomienda construir un “grupo de amigos sano” o protegerse de la “agresión comercial del erotismo ambiental”. De hecho, se recomienda acudir, cuando la masturbación sea un problema, a “un profesional serio y de confianza que les pueda ayudar a desengancharse (pueden ser bueno un médico, un psicólogo o incluso un asesor espiritual o religioso)”.

“Se buscan miles de argumentos para convertir células en vidas humanas sagradas”

Manuel Lucas considera que el paralelismo no es casual, que los pretextos han cambiado pero el discurso, el fondo del asunto, sigue siendo el mismo. “Se buscan miles de argumentos para convertir células en vidas humanas sagradas”, explica. No en vano, el aborto es otro de los temas que aborda el Aula, con piezas que aseguran que no es correcto interrumpir un embarazo fruto de una violación.

Más noticias de Materia:

La revolución sexual que provocó el doctor Fleming
Otras noticias de “sexualidad”

Fuente: http://es.noticias.yahoo.com/del-te-vas-quedar-ciego-al-masturbarse-provoca-093317874.html

Continúa leyendo “Sobre la masturbación: Del “te vas a quedar ciego” al “masturbarse provoca egoísmo e impulsos incontrolables””

El pueblo donde la mitad de los habitantes son agresores sexuales

Linda Pressly

BBC

 Domingo, 18 de agosto de 2013
Miracle Village

Miracle Village está en medio de un mar de vegetación verde, donde se planta caña de azúcar, en el sur de Florida, Estados Unidos. En el borde de los Everglades y a más de tres kilómetros de la población más cercana, unas 200 personas viven en pequeños y pulcros bungalows.

Más de 100 son agresores sexuales, gente que ha sido declarada culpable y usualmente ha servido una pena de prisión por un delito sexual.

Hay una mujer y el resto son hombres. Algunos vieron pornografía infantil o acosaron sexualmente a sus hijos. Otros abusaron de menores cuando estaban en posiciones de poder: un profesor, un pastor y un entrenador de deportes. Hay quienes estuvieron en la cárcel por desnudarse en público y varios sentenciados por tener relaciones sexuales con novias que aún no habían cumplido la edad legal.

Miracle Village mapa

Según la ley del estado de Florida, ninguno de ellos puede vivir a menos de 300 metros de una escuela, guardería, parque o lugar de juegos. Algunas ciudades y condados han extendido esas restricciones a 760 metros y en algunos casos han añadido lugares como piscinas, paradas de autobús y bibliotecas.

Las medidas han sacado a los agresores sexuales de las áreas densamente pobladas, y han hecho de Miracle Village una opción atractiva. Aunque pueden viajar a casi todas partes durante el día, en la noche estos delincuentes tienen que estar en un domicilio que cumpla con las restricciones.

Constantemente llegan solicitudes de residentes potenciales a Miracle Village, “entre 10 y 20 a la semana”, le dice a la BBC Jerry Youmans, el coordinador de admisiones y delincuente sexual inscrito.

“Tratamos de no aceptar gente con historial de violencia o drogas o a personas diagnosticadas como pederastas -alguien que sólo se excita sexualmente con niños-. Queremos proteger a los que ya están aquí y a los que estaban antes de que llegáramos”.

El que estaba antes

Edgar Walford

Edgar Walford llegó hace 10 años, cuando el lugar era conocido como Pelican Lake y era el hogar de cortadores de caña y sus familias. Había llegado al sur de Florida desde Jamaica en 1962 y pasó su vida cosechando el azúcar que brotaba de la tierra en cultivos que se perdían en el horizonte.

Ahora está retirado y pasa sus días cuidando su jardín sembrado de yuca, patatas, bananos y muchas otras frutas y vegetales que regala a sus vecinos.

“Es un lugar muy plácido, nadie molesta a nadie”, le dice a la BBC. ¿Qué opinión tiene de las decenas de agresores sexuales que han llegado en los últimos años? “Son buenas personas. Tengo muchos amigos. Lo único que extrañamos son los niños, y el bus del colegio ya no viene aquí”.

Hay unos pocos chicos que viven en Miracle Village; las leyes de Florida no impiden que delincuentes sexuales vivan en la misma vecindad que menores, aunque los términos de su libertad condicional pueden vetar todo contacto.

El agresor sexual

Christopher Dawson

Christopher Dawson, de 22 años de edad, es un agresor sexual inscrito que tiene prohibido hablarle a quienes tengan menos de 18 años. Cuando él tenía 19 tuvo relaciones sexuales que él dice fueron consensuales con una chica de 14 años. Él creía que ella era mayor.

“La conocí por un año y estuvimos juntos unos pocos meses”, recuerda en conversación con la BBC. “Sus padres testificaron en mi contra y fui sentenciado a dos años de arresto domiciliario seguidos de ocho años de libertad condicional”.

Cuando violó los términos de su libertad condicional al hablar con el hermano menor de un amigo, pasó cuatro meses en la cárcel. Luego un juez ordenó que se fuera a vivir a Miracle Village, como alternativa a una larga sentencia en prisión.

“A fin de cuentas, ha sido una bendición. Fue difícil dejar a mis padres pero siento que tengo un destino en Miracle Village. Me siento en casa y a salvo aquí… quiero a la gente”, expresa.

“A pesar de que tengo la etiqueta de agresor sexual, no soy un monstruo. Cometí un error y enfrenté las consecuencias”.

La comunidad

Miracle VillageLos agresores sexuales son bienvenidos.

Dawson es un músico talentoso y toca los tambores para la banda que anima las ceremonias en la pequeña iglesia de Miracle Village.

Ésta es una comunidad cristiana dedicada a ayudar a los agresores sexuales a reconstruir sus vidas, pero los que no son cristianos son aceptados y todo el mundo es bienvenido en la iglesia. Hay clases de manejo de la ira y se estudia la Biblia. Y, como estipula la libertad condicional, la mayoría de los delincuentes asisten a programas de tratamiento psicológico.

Algunos de los condenados trabajan en pueblos locales.

Con su césped cuidadosamente cortado y su frondosa vegetación tropical, esta es una comunidad rural idílica.

Es fácil olvidar que algunos de sus residentes han cometido crímenes graves y chocantes.

Pat Powers

Pat Powers, de la organización humanitaria Matthew 25 Ministries, solía ser un entrenador de raquetbol. A principios de la década de los 90 fue condenado por contacto sexual con 11 menores. Como cristiano renacido asegura que aprovecha su experiencia como agresor sexual para influir a otros.

“Puedo ver la verdad tras las historias de estos tipos. Si alguien viene a decir ‘no soy culpable, lo único que hice fue mirar una foto’, yo le digo: ‘no, usted es culpable y punto’, pues la única forma de cambiar es admitiendo que uno ha errado”.

El pueblo vecino

Iglesia en Pahokee

En la iglesia metodista del vecino pueblo de Pahokee, algunos de los delincuentes de Miracle Village tocan música en vivo durante los servicios. Son preciados miembros de la congregación y uno de ellos es un predicador.

Pero tener a tantos agresores sexuales como vecinos pone nerviosos a algunos de los locales.

Kathy fue violada cuando era adolescente mientras la amenazaban con un cuchillo. Décadas después del incidente, aún le es difícil vivir con los recuerdos. No asocia al pueblo del milagro -como se traduciría el nombre de Miracle Village- con nada tan positivo.

“No pienso que sea ningún milagro”, le dice a la BBC. “Quizás lo es para los delincuentes sexuales de Miracle Village pero para mí es más como ‘la pesadilla en Elm Street'”.

El alcalde de Pahokee, Colin Walkes, cree que la gente está empezando a aceptar a sus inusuales vecinos.

“Sé que al principio había mucha oposición, pues se trataba de proteger nuestro principal bien: nuestros niños. Pero estamos avanzando y este es un país de segundas y terceras oportunidades para la gente que comente errores”, opina.

“Si las autoridades están involucradas y no hay problemas, la comunidad los aceptará”, anticipa.

Las autoridades

Detective Courtney Minton

Es responsabilidad de la detective Courtney Minton, de la Unidad de seguimiento de delincuentes sexuales del condado de Palm Beach, controlar a los agresores sexuales que viven en Miracle Village.

Semanalmente verifica direcciones y se asegura de que los residentes registraron todos sus datos de acuerdo con la ley.

En una calurosa mañana de junio recorre las calles en su camioneta roja, deteniéndose en las casas que tiene en la lista. Algunos de los requeridos no están pues tienen empleo, así que les deja una nota. En una de las viviendas, habla con la esposa del delincuente.

De vuelta en su camioneta, reflexiona sobre su trabajo: a menudo, conoce muy de cerca los crímenes cometidos.

“El exconvicto que acabo de chequear es un caso en el que trabajé hace unos años como detective: estaba abusando de sus hijas. Presenté cargos en su contra, trabajé en la investigación y luego estuvo en la cárcel y salió. Ahora me corresponde vigilarlo”, le cuenta a la BBC.

El costo

Miracle Village

La detective Minton tiene 300 casos a su cargo. Hay 900 agresores sexuales inscritos en el condado de Palm Beach. En Florida, hay unos 55.000. La aplicación de las leyes de residencia es costosa.

Además, se debate si las restricciones realmente proveen más seguridad para la población.

Quienes se oponen dicen que no hay evidencia empírica que muestre que la tasa de reincidencia es menor entre los delincuentes sexuales que viven lejos de lugares como los colegios.

Quienes apoyan la ley argumentan que es cuestión de sentido común: si uno deja a agresores sexuales merodear por donde se reúnen menores, el riesgo aumenta.

Muchos de quienes residen en Miracle Village lo hacen pues no pueden encontrar ningún otro lugar en Florida que cumpla con la ley.

Para otros, es su hogar.

¿Qué pasaría si se revocaran las leyes de residencia y los agresores sexuales fueran libres para vivir donde quieran?

“Se quedarían a vivir aquí”, asegura Pat Powers. “Es muy tranquilo aquí, en la mitad de la nada”.

 

Fuente: BBc Mundo

Continúa leyendo “El pueblo donde la mitad de los habitantes son agresores sexuales”

México: 87 mujeres y 21 hombres condenados por aborto

Publicado el : 13 de agosto 2013 – 11:16 de la mañana | Por (Foto: Jesús Villaseca Pérez.)

108 mexicanos fueron procesados penalmente por el delito de aborto entre 2009 y 2012 y recibieron sentencias condenatorias, según estadísticas del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

En el último día de febrero de 2012, en punto de las 6:00 horas, Gumaro y Eusebia, pareja durante más de una década, salieron de su hogar en San Luis Potosí, a bordo de su camioneta y partieron juntos rumbo a sus respectivos trabajos. “Era un día cualquiera”, recuerda Gumaro.

La normalidad, sin embargo, se agotó cuadras adelante, cuando dos vehículos les cerraron violentamente el paso. Varios hombres armados descendieron de ellos y, por la fuerza, obligaron a la pareja a salir de su auto, cuyo interior fue inmediatamente revisado, mientras ellos eran tumbados al suelo y esposados. “Sólo entonces nos mostraron un papel, una orden de aprehensión librada en nuestra contra, por un aborto supuestamente cometido hace 13 años, en 1999″.

Gumaro es uno de los 22 hombres que, según el INEGI, fueron aprehendidos y juzgados en prisión por el delito de aborto, entre 2009 y 2012. Y Eusebia, su pareja, con la que ha tenido dos hijos y con la que cría también a un niño nacido en un matrimonio previo, es una de las 101 mujeres sometidas al mismo tratamiento penal, por presuntamente interrumpir sus embarazos, en el mismo período.

“Ni siquiera llegamos al Ministerio Público –dice Gumaro–, apenas íbamos entrando cuando nos cruzamos con otro vehículo, al que nos subieron, siempre esposados, como si fuéramos delincuentes peligrosos, y entonces nos llevaron directo al penal de San Luis Potosí”.

Gumaro y Eusebia pasaron siete meses en prisión y, al final de su juicio, fueron absueltos por falta de pruebas. Pero otros 108 mexicanos, que como ellos fueron procesados penalmente por el delito de aborto entre 2009 y 2012, no corrieron la misma suerte y recibieron sentencias condenatorias: son 87 mujeres y 21 hombres que, actualmente, purgan distintas penas en prisión en 26 entidades de la República Mexicana.

Y esto es así, explica Verónica Cruz, directora del Centro Las Libres, dedicado desde el año 2000 a la promoción del aborto legal, porque “la ola de reformas a constituciones estatales, que vivimos entre 2008 y 2009, realizadas con el objeto de estipular que la vida empieza desde el momento de la concepción, provocó un incremento de la criminalización de muchas mujeres, pero también de hombres, contra quienes todas las autoridades usan como pretexto la ley para imponerles sus muy personales criterios morales, y buena parte de ellas ni siquiera se practicaron un aborto, sino que lo sufrieron de forma espontánea, por las muchas razones que esto puede ocurrir.”
 

 src=

 

Siluetas de la criminalización
En 1999, Gumaro y Eusebia ya tenían a sus dos niños, y en su núcleo familiar había un lugar también para los niños que él había procreado previamente, uno de los cuales vive actualmente con la pareja.

“En ese entonces pasó que nosotros no sabíamos que estábamos embarazados –recuerda Gumaro–, y fuimos a comernos unos mariscos, y luego vi yo que Eusebia se puso mala, y entonces yo me dije ‘gracias a dios que tenemos Seguro’, y me la llevé a Urgencias, a la clínica 47 del Seguro Social. Ahí fue que nos dijeron que había tenido un aborto, que tenía 28 días de gestación, fue una trabajadora social la que nos informó, y luego nos dijo ‘y voy a llamar al MP, porque esto no se puede quedar así’”.

Media hora después, Gumaro y Eusebia fueron arrestados por agentes judiciales que se presentaron en la clínica y pasaron tres días detenidos en el Ministerio Público, luego de lo cual lograron su libertad.

“Nosotros contratamos a un abogado que, cobró un dineral, y que logró que nos liberaran, y de hecho nos dijo que ya todo estaba resuelto y que no íbamos a tener más problemas, y así creíamos, pero en marzo de 2012, o sea, 13 años después, resulta que volvió a salir de nuevo esto del aborto.”

“El común denominador es que no existen pruebas reales, científicas, en contra de los y las acusadas. Porque el objetivo real de esta criminalización es imponer a la gente un criterio moral” -Verónica Cruz

Según las estadísticas del INEGI en materia penal, que abarcan de enero de 2009 a diciembre de 2012 –ya que sus bases de datos no registran los procesos por aborto en años previos–, por este delito han sido acusadas formalmente 151 personas (120 mujeres y 31 hombres), y, de ellos, 123 recibieron auto de formal prisión y enfrentaron juicio tras las rejas (101 mujeres y 22 hombres) y, de éstos, 108 fueron hallados culpables, y sólo en 15 casos, entre los que se hallan Gumaro y Eusebia, se determinó la inocencia de los acusados y fueron puestos en libertad.

La directora del Centro Las Libres, dice que “se criminaliza a mujeres que sí deseaban interrumpir su embarazo”. En este centro han detectado tres tipos de personas contra las que actúan las autoridades :
-Mujeres que sí deseaban terminar con embarazo a través de la ingesta de fármacos. Las complicaciones que se presentan a veces, llevan a estas mujeres a acudir a centros médicos públicos donde son denunciadas. Son mujeres sin recursos, que no pueden acceder al servicio privado.

-Las mujeres que no desean abortar, pero que finalmente debido a las presiones sociales de ser juzgadas sufren un aborto espontáneo. Estos casos están relacionados además, con situaciones de pobreza, mala alimentación y exclusión social.

-Y un tercer grupo, señala Verónica Cuesta, de mujeres que simplemente sufrieron un aborto espontáneo y que al acudir a clínicas públicas son denunciadas.

De manera colateral, algunas de las parejas de estas mujeres también han sido criminalizados.

Estas personas, añadió la defensora de derechos humanos, “han recibido penalidades de 25, 30, 35 años, y algunas de ellas llevan más de una década en prisión”. No existe un perfil concreto de las personas que sufren estas condenas, pero Verónica Cruz remarca que, según su experiencia, no hay procesos contra mujeres ricas u hombres que obligan a mujeres a someterse a un aborto.

La corriente
Verónica Cruz, explica que “en todos los casos que hemos atendido, tanto en Guanajuato, San Luis Potosí, Veracruz, Guerrero o Aguascalientes, el común denominador es que no existen pruebas reales, científicas, en contra de los y las acusadas. La autoridad no investiga, en ningún caso de los que hemos llevado han podido demostrar, por ejemplo, la relación causal entre un aborto y la ingesta de algún fármaco, y esto es porque el objetivo real de esta criminalización nunca ha sido la intención proteger la vida de las mujeres, ni del producto de la gestación, sino imponer a la gente un criterio moral basado en la maternidad obligada y castigar a quienes no lo acatan”.

Durante los siete meses que pasaron recluidos, narra Gumaro, apenas se le permitió ver a Eusebia en tres ocasiones, y la única manera de comunicarse fue por medio de llamadas telefónicas. “Y así fue como nos pasamos esa temporada, que fue como un infierno, aunque yo siento que Eusebia tuvo más fuerza que yo, a ella la admiro muchísimo, porque fue por ella que pude mantenerme en pie, ya que la preocupación por nuestros niñitos es algo que no puedo describir, la cárcel te impide realizar la ilusión de estar con tus hijos”.

–Luego de tu liberación, ¿tuviste problemas para reconstruir tu vida?
–Claro –responde Gumaro–, yo siempre he sido muy trabajador, he sido vocalista de un grupo de música norteña y duranguense que hasta se escuchaba en la radio, Los Dueños, y luego tuve la oportunidad de ocupar empleos bien remunerados, y ahora me ha costado mucho trabajo recuperarme, no lo he logrado todavía…

–¿Cuál es tu opinión en torno al aborto?
–Yo no creo tener derecho para decidir sobre el cuerpo de nadie –concluye Gumaro.

Artículo publicado en Animal Político

 

Fuente: Radio Nederland

Continúa leyendo “México: 87 mujeres y 21 hombres condenados por aborto”

Maestra y maestro del Sexo: ¿Qué hicieron exactamente?

William Masters y Virginia Johnson, los maestros del sexo

Miércoles 14 de agosto del 2013 | 07:46

Estos científicos formaron una pareja que revolucionó la ciencia del sexo. 

Virginia Johnson y William Masters. (Internet)

Virginia Johnson y William Masters. (Internet)

Un hombre, dentro de un armario, mira hacia el exterior a través de una rendija. Parece estar espiando a alguien que emite sonidos raros, como si estuviera ejercitándose o brincando sobre la cama. Está oscuro. El hombre sostiene un cronómetro con la mano izquierda y una linterna con la boca. La linterna se le cae. La recoge y vuelve a mirar por la rendija. ¿Qué mira con tanta atención y nerviosismo? Pues, a una pareja teniendo sexo.

Así empieza el tráiler de Masters of Sex, serie televisiva estadounidense próxima a estrenarse y que contará la historia de los investigadores que revolucionaron la ciencia y la medicina de su época: William Masters (1915-2001) y Virginia Johnson (1925- 2013).

Fueron los primeros que decidieron estudiar el sexo desde una perspectiva distinta: para comprender los intríngulis del sexo, había que observar el acto sexual como nunca antes. Forzar los límites de lo permitido. Obviar los tabúes. Tomar apuntes de las reacciones de los voluntarios que accedían a ser analizados. Registrar tiempos. Conectar electrodos a los amantes, si es posible, para monitorearlos mejor mientras tenían relaciones en un laboratorio. Usar cámaras, electrocardiógrafos, vibradores.

Llamarlos voyeurs o pervertidos sería desacertado: el ginecólogo Masters y la psicóloga Johnson hicieron ciencia de verdad.

El hombre que estaba en el armario era el señor Masters, precisamente. Ese ejemplo es fundamental para marcar la diferencia con el método de Alfred Kinsey, el padre de la investigación sexual, que durante los años 40 y 50 publicó informes sobre la conducta sexual humana. Kinsey se basó exclusivamente en entrevistas que les hizo a decenas de personas.

INFLUENCIA CULTURAL
Masters y Johnson se conocieron en 1957. Desde entonces formaron un equipo de trabajo altamente curioso y prolífico. Publicaron La respuesta sexual humana (1966), Incompatibilidad sexual humana (1970) y El vínculo del placer (1975), obras fundamentales de la sexología. Todos fueron best sellers, por cierto.

Los trabajos de Masters y Johnson derribaron mitos, educaron y hasta mejoraron la vida sexual de las personas, todo ello a pesar de los prejuicios de aquel entonces. No solo estaba lo del tabú moral, sino también el desinterés de una comunidad científica que no consideraba el sexo como objeto de estudio.

“Simplemente, quiero responder una pregunta: ¿qué ocurre en el cuerpo durante el sexo?”, dice Masters en el tráiler de Masters of Sex. La respuesta a tal interrogante, una vez que estuvo en poder de las masas, ocasionó una gran revolución en materia sexual.

DATOS

– “Hoy día es fácil para las Alessandra Rampolla del mundo desplegar sus vaginitas de goma, las Bambas del universo y apuntar picantes consejos sobre la sexualidad femenina, las relaciones de pareja, los aciertos a la hora del placer. Sin embargo, nada de esto sería posible de no ser por Virginia Johnson”, escribió Guadalupe Treibel en el diario argentino Página 12.

– Virginia Johnson falleció el pasado 25 de julio. Tenía 88 años.

 

Fuewnte: peru21

Continúa leyendo “Maestra y maestro del Sexo: ¿Qué hicieron exactamente?”

Descubren 21 marcas que originan el cáncer

BBC Mundo, @bbc_ciencia

Hace 3 h 44 min

Cáncer de piel

El descubrimiento puede servir para la prevención de algunos tipos de cáncer.

Hace cinco años al científico Mike Stratton le parecía imposible llegar a determinar el origen del cáncer. Este miércoles publicó -junto a su equipo del Instituto Wellcome Trust- el primer compendio exhaustivo de los procesos de mutación que causan el desarrollo de un tumor.

“Es un hito, un logro significativo en términos del estudio sobre el cáncer”, le dice sin dudarlo a la BBC. “Pudimos determinar las huellas escondidas que explican qué es lo que realmente causa un cáncer en primer lugar”.

Hasta ahora se sabía que todos los tipos de cáncer ocurren debido a que el ADN de la célula de un cuerpo empieza a mutar. Lo que se aclara en este trabajo publicado en la revista Nature son las causas de esas mutaciones.

Cada proceso de mutación deja un patrón particular, una firma, estampa o grafiti, en los genomas de los cáncer. Y tras estudiar 7.042 genomas de individuos con los tipos más comunes de esta enfermedad, los investigadores descubrieron 21 huellas de procesos que han hecho que mutara una célula de ADN.

“Estos procesos biológicos de mutación, que ocurren a lo largo de una vida, es una de las cosas obviamente clave para entender cómo se desarrolla el cáncer”, señala Stratton.

Algunos de estos procesos son conocidos; se sabe que el tabaco contiene carcinógenos que pueden provocar cáncer de pulmón y que los rayos ultravioleta dañan las células del ADN de la piel, lo que puede llevar a un cáncer de piel.

“Estos son 21 procesos biológicos diferentes que operan en nuestro cuerpo a lo largo de una vida para generar mutaciones. Son huellas de las causas genuinas de cáncer”

Mike Stratton, director del Wellcome Trust Sanger Institute, Reino Unido

Pero era muy poco lo que se sabía de los procesos biológicos de otros tipos de esta enfermedad, qué es lo que causa esas mutaciones.

Cambio de letras

El ADN tiene cuatro letras en el código genético, ATGC (adenina, timina, guanina y citosina). En el caso del cáncer de pulmón, la C se cambia en A, mientras que en el cáncer de piel es la T la que sustituye la C. Estos son patrones de firmas.

Lo que hicieron los investigadores fue estudiar seis datos de secuencia de ADN de más de 7.000 genomas del cáncer humano. “Y descubrimos que tenemos 21 mutaciones diferentes de firmas en 30 tipos de cáncer”.

“Estos son 21 procesos biológicos diferentes que operan en nuestro cuerpo a lo largo de una vida para generar mutaciones”, agrega Stratton, quien también es director del Wellcome Trust Sanger Institute, en Reino Unido. “Son huellas de las causas genuinas de cáncer”.

Según los expertos, todos los tipos de cáncer contienen dos o más firmas, lo que refleja la variedad de los procesos que trabajan en conjunto durante el desarrollo de un cáncer.

Desarrollo de un cáncer

No obstante, diferentes cáncer tienen diferentes números de procesos de mutación. Por ejemplo, la base del cáncer de ovario son dos procesos de mutación, mientras que se necesita de seis procesos para el desarrollo del cáncer de hígado. Algunas de las firmas de mutación se encuentran en varios tipos de cáncer, mientras que otras huellas son exclusivas a un tipo.

De los 30 cáncer estudiados, 25 tenían estampas relacionadas con los procesos de mutación ligados con el envejecimiento. Mientras que otras huellas fueron causadas por errores en la reparación del ADN.

El siguiente acertijo

“A través del análisis detallado, podemos empezar a usar para nuestro beneficio inmensas cantidades de información enterradas muy adentro en el ADN de los cáncer”, declaró por su parte Serena Nik-Zainal, otra de las autoras del trabajo. “Nuestro mapa de los eventos que causan la mayoría de los cáncer en humanos es un paso importante para descubrir los procesos que llevan a que se forme un cáncer”.

“Realmente este estudio es sobre el descubrimiento de la diversidad de los procesos que causan mutaciones en nuestras células del cuerpo”, señala Mike Stratton.

“Nos dimos cuenta de que en la mayoría de las personas (con cáncer) hay la presencia de más de una firma de mutación. Esto significa que durante la vida de la mayoría de los individuos que desarrollan la enfermedad existen múltiples procesos que están operando y que en conjunto contribuyen a la generación del cáncer que sufre el paciente”, agrega.

Ahora el siguiente paso es determinar el proceso biológico subyacente que causa estos patrones de mutaciones. Algunos de ellos pueden ser exposiciones exógenas, como los carcinomas del tabaco o los rayos UV.

De ser así, se podrían tomar medidas de prevención de la misma forma que ahora se aconseja no fumar y usar protección solar.

Todavía hay mucho trabajo por delante, pues tal y como confiesa el profesor Stratton, no tienen idea del motivo por el cual ocurren cerca de la mitad de estas 21 mutaciones. Mientras que buena parte de la otra mitad son especulaciones.

clic Síganos en Twitter @bbc_ciencia

 

Fuente: BBC Mundo

Continúa leyendo “Descubren 21 marcas que originan el cáncer”

¿Es usted adicto al sexo? Piénselo dos veces

Jaime González

BBC Mundo, Los Ángeles, @bbc_gonzalez

Hace 3 h 56 min

Cocaína¿Se puede ser adicto al sexo como al alcohol o la cocaína?

En los últimos años, famosos como el actor Michael Douglas o el golfista Tiger Woods han atribuido sus infidelidades matrimoniales a una supuesta adicción sexual y han asegurado haber participado en terapias diseñadas para superar esa condición. Pero, ¿realmente se puede ser adicto al sexo como al alcohol o la cocaína?

Para responder a esta pregunta investigadores de la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en ingles) llevaron a cabo un estudio con el que buscaban determinar si el cerebro de las personas que padecen de hipersexualidad actúa de la misma manera que el de los adictos a las drogas.

No se trata de un asunto superfluo, si se tiene en cuenta que la pérdida del control sobre los impulsos sexuales puede conllevar a la larga importantes problemas personales y económicos.

Además, entre la comunidad científica no existe consenso sobre si la hipersexualidad se puede atribuir a una adicción o si se trata más bien de un problema de comportamiento y de falta de autocontrol.

Para añadir más leña al fuego, en la última edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM 5), considerado la Biblia de la psiquiatría, las adicciones al sexo no han sido incluidas.

Ahora, analizando las respuestas cerebrales de personas que tienen problemas para controlarse ante el visionado de imágenes sexuales, los investigadores de la UCLA han concluido que el comportamiento de esos individuos tiene más que ver con una líbido elevada que con una adicción.

Respuesta cerebral

Trabajadora sexualLa pérdida del control sobre los impulsos sexuales puede conllevar problemas personales y económicos.

“Queríamos averiguar si el cerebro de las personas que presentan problemas de hipersexualidad responde igual que el de los adictos a las drogas”, le explicó a BBC Mundo Nicole Prause, una de las autoras del estudio.

“Es increíble lo que se ha extendido el uso del término ‘adicción sexual’, sobre todo en EE.UU., sin que tenga una base científica”.

“En nuestro estudio esperábamos encontrar una relación entre la hipersexualidad y la respuesta del cerebro a las imágenes de sexo, pero no la hallamos”.

En la investigación diseñada por Prause y su equipo participaron 52 voluntarios (39 hombres y 13 mujeres) con edades comprendidas entre 18 y 39 años, que dijeron tener problemas para controlarse ante la visión de imágenes sexuales.

En primer lugar, los participantes rellenaron varios cuestionarios sobre diversos temas relacionados con la sexualidad. Los resultados de los voluntarios eran muy similares a los de aquellos que buscan ayuda médica por una supuesta adicción al sexo.

Después midieron la respuesta cerebral de los participantes mientras se les mostraban una serie de fotografías elegidas para evocar tanto sensaciones agradables como desagradables, y que incluían imágenes de cuerpos desmembrados, personas cocinando o esquiando y, por supuesto, escenas de sexo explícito.

Respuesta P300

Sex shopEntre la comunidad científica no existe consenso sobre si la hipersexualidad se puede atribuir a una adicción.

Los investigadores estaban interesados en lo que se conoce como la respuesta P300, que es la respuesta del cerebro unos 300 milisegundos después de que aparezca una imagen.

Esta medida, que ha sido utilizada en muchos estudios internacionales sobre la adicción y la impulsividad, debe ser mayor cuando una persona ve algo nuevo o de especial interés para ella, como cuando un adicto a la cocaína ve imágenes de la droga.

Los investigadores esperaban que, tras el visionado de imágenes sexuales, los participantes que padecían de hipersexualidad tendrían unas respuestas P300 más elevadas, pero no fue así.

El estudio constató que la respuesta del cerebro de dichas personas ante esas imágenes no estaba relacionada con la gravedad de su hipersexualidad, sino con su nivel de deseo sexual.

Los investigadores de la UCLA creen que si los resultados que han obtenido pueden ser replicados, supondrá un gran desafío para las teorías existentes sobre la adicción al sexo.

“Claramente hay gente que tiene problemas para controlar ciertos tipos de comportamientos sexuales y consumen pornografía más de lo habitual”, señala Nicole Prause.

“Pero podría deberse a que son personas compulsivas. Acumulan ansiedad hasta que practican sexo, por lo que no es tanto una búsqueda del placer como una liberación de la tensión acumulada”, concluye la experta.

 

Fuente: BBC Mundo

Continúa leyendo “¿Es usted adicto al sexo? Piénselo dos veces”