Red de Hombres Contra la Violencia de Ica – Perú

20140429-red_de_quihue.jpg

Romualdo Ynsua, Raúl Suarez, León Huarancca, Mario Aguilar, Wilbert Huayta y Jaime Delgado,  caminantes,  cómplices en la prevención de violencia de género. Sin duda provocamos cambios  en varones que participaron en el proceso de sensibilización.

 

Continúa leyendo “Red de Hombres Contra la Violencia de Ica – Perú”

Perú: La Red de Hombre contra la Violencia de Ica

20140420-sab_de_gloria.png

La Red de Hombres contra la Violencia de Ica,  da el inicio de sus actividades del presente año con el Programa de prevención de la violencia de género desde el enfoque de masculinidades, dirigido a 60 adolescentes mujeres, con el objetivo de Contribuir a reducir la violencia en las relaciones de pareja, así como promover relaciones saludables y respetuosas.

El programa está estructurado en tres talleres con una duración de 9 horas  por taller, y reuniones de acompañamiento semanal (2 horas). Programa se ejecuta de mayo a octubre 2014.

Primer taller: Construcciones de identidades de género: Identificar inequidades de género relevantes en la realización a sus actividades cotidianas, sus centros de trabajo y las relaciones comunales

Segundo taller: Inequidad de género y violencia de género: La violencia y los discursos en torno a la violencia de género como ejercicio de poder.  Espiral de la violencia de género, la triada de la violencia y el ciclo de la sobreviviente de violencia. Sexismo y discriminación, prevención de violencia de género

Tercer taller: Liderazgo sano: Conocimiento y autoaceptación para realizar un cambio personal, aborda  relaciones de poder, control y dominio de unas personas sobre otras.

 

La metodología es totalmente participativa [Expresan, opinan, consensuan y construyen], vivencial [parte de los recuerdos para luego pasar a la reflexión crítica de éstos, y finalmente, servir para que cada uno proyecte su futuro en grupo.], lúdica [se traduce en juegos cooperativos (y algunos juegos competitivos con un fin pedagógico),] y reflexiva[capacidad reflexiva sobre la práctica para convertir cada actividad de su vida en una experiencia], trabajando conjuntamente entre los participantes y equipo facilitador, socializando los conocimientos existentes y construyendo nuevos contenidos y conocimientos sobre la temática. 

 

Continúa leyendo “Perú: La Red de Hombre contra la Violencia de Ica”

¿Cómo jubilarse a los 30 años?

Anahí Aradas

BBC Mundo

 

 Martes, 15 de abril de 2014

mr money moustachePete, de 39 años, se jacta de vivir de lo ahorrado.

Para nuestros padres y abuelos, jubilarse era ese premio anhelado tras más de 30 años de esfuerzo, madrugones y duro trabajo, pero hoy en día hay jóvenes que prefieren tomar un atajo y directamente jubilarse a los 30.

Jubilarse tan joven puede parecer una hazaña épica, sólo alcanzable para hijos de ricos que viven de la renta o para aquellos bendecidos por un premio millonario en la lotería.

Pero lejos de ser así, algunos de los que lo lograron nos ofrecen sus consejos para, como ellos, poder decir adiós a la oficina antes de que la vejez nos atrape y no podamos disfrutar plenamente de nuestra libertad.

Ahorra y cuanto antes mejor

El canadiense Pete y su esposa son un caso famoso de jóvenes que lograron retirarse a los 30 años gracias en parte a que empezaron a preocuparse por su jubilación desde los 20.

Pete, quien nunca da su apellido para proteger a su familia, ahorró junto a su esposa gran parte de lo que ganaron durante una década trabajando en el sector de la informática. Y a sus 39 años, se jacta de vivir de lo ahorrado gracias a llevar una vida austera.

“La filosofía es gastar menos dinero, no importa cuanto ganes, hay que sustituir las actividades que requieren gastar dinero, como ir en auto al trabajo en lugar de ir en bicicleta”, explicó Pete a BBC Mundo.

“Cocina tu propia comida en lugar de salir a un restaurante cada semana, que la naturaleza sea tu lugar de recreo en lugar de viajar a atracciones turísticas artificiales, deja la televisión y usa tu tiempo para aprender nuevas cosas y lleva una vida simple en lugar de una compleja”, aconseja.

Para gastar menos en el supermercado, Pete y su mujer compraban menos carne, evitaban los alimentos empaquetados y compraban en lo posible cantidades al por mayor.

Sacarse la hipoteca de encima

 /></span><span style=Pete puede disfrutar de la infancia de su hijo gracias a su temprana jubilación.

Siguiendo estos pasos él y su mujer calculan que se ahorraron US$300.000 en una década sólo por no andar en auto, y unos US$75.000 por no ir a restaurantes todo el tiempo.

Un dinero, que decidieron invertir en pagar antes su hipoteca, ahorrar e invertir en bolsa, lo que hoy permite a su familia vivir en Colorado, Estados Unidos, gracias a la renta y a los intereses que generan sus ahorros.

Pete es conocido por su blog MoneyMoustache, donde da consejos sobre cómo alcanzar, sin importar la edad, la ansiada “independencia financiera”.

Asegura que le escriben seguidores que se retiraron en sus 30 en todo el mundo, incluyendo países como España, Portugal, Brasil, México o Puerto Rico.

Jubilación temporal

Pero no hay que ser un informático con abultado salario para jubilarse a los 30. Hay unos que optan por una jubilación “temporal”.

En Reino Unido, el periodista deportivo Ed Hawkins decidió que no tenía sentido invertir los mejores años de su vida en una oficina y pensó que eso sería mejor hacerlo más adelante.

A los 33, dejó su trabajo de periodista y se mudó con su esposa al sur de Francia, y pudo hacerlo siguiendo también la regla del estricto ahorro.

“Trabajé duro desde los 18 y logré comprar una propiedad. Alquilé mi apartamento de Londres y vivo del dinero que me da”, dijo a la BBC.

Dinero que por el momento es más que suficiente para sobrevivir en un pueblo del sur de Francia. Su carrera periodista, dice, ya la retomará en sus 50.

Libre de deuda

El denominador común de estos casos, dice Lovaii Navlakhi, de la firma de planificación financiera Money Matters, es estar libre de deuda y con ahorros que equivalgan a 25 veces lo que uno quiere recibir durante la jubilación.

“La gente no empieza a pensar en su jubilación hasta sus 40”

Helen Hogan, asesora de inversión de Sunset Financial Services (Missouri, EE.UU.)

“La gente no empieza a pensar en su jubilación hasta sus 40”, dice Helen Hogan, una asesora de inversión de Sunset Financial Services en Missouri, Estados Unidos. “Pero cuanto antes empieces, mejor, por el poder de los intereses compuestos”.

Y para ahorrar, el mantra constante es ahorrar más y gastar menos.

Cuanto menos gastemos en vivienda, autos o vacaciones, más dinero tendremos disponble para quitarnos deuda de encima y ahorrar.

Pregúntense si realmente es importante tener una cuarta habitación, un auto de lujo o un paquete de televisión. Cuanto más ahorro, antes pagaremos la hipoteca, y una vez pagada, antes podrá ir este dinero a nuestros ahorros.

¿Lujo de ricos?

 /></span><span style=Pete tiene una página web, Mr Money Moustache, en que da consejos sobre cómo ahorrar.

Pero muchos se preguntarán si retirarse joven, por mucho sacrificio que se haga, no es una posibilidad exclusiva de gente viviendo en países ricos.

Pete admite que esto es “cierto en parte”.

“Como jubilarse pronto es un juego de números, es más fácil cuanto más ganas. Pero una vida más natural y simple funciona para todos: todos terminamos siendo más felices”.

Y es que Pete admite que no es que haya dejado de hacer cosas que otros considerarían “trabajo”, sino que su independencia económica le permite dedicarse a actividades que realmente quiere hacer.

Él ahora se dedica a su hobby, la carpintería, y escribe en su blog. Mientras que su mujer ha vuelto a estudiar y hace algunos voluntariados desde que se jubiló.

“Creo que es importante recordar a la gente que lo que yo propongo es llevar una vida más feliz y más natural”, señala.

“Puedes hacerlo incluso si no te jubilas, y los beneficios son inmediatos, así que no está mal probar nuevas ideas, no importa en qué estadio de la vida te encuentres”.

¿Y usted? ¿Conoce a alguien que se haya jubilado a los 30? Le invitamos a contarnos sus historias.

Fuente: BBC Mundo

Continúa leyendo “¿Cómo jubilarse a los 30 años?”

Mucho sexo mata… por lo menos a los marsupiales

Matt McGrath

BBC

 Jueves, 10 de octubre de 2013

AntequinoEl sexo es tan frenético para algunas especies de pequeños marsupiales que sus machos no resisten y mueren.

El sexo los deja muertos. Literalmente.

Un nuevo estudio sugiere que algunas especies de marsupiales copulan con tal vigor e intensidad que sus machos no soportan el estrés y mueren.

Los científicos aseguran que grandes cantidades de machos fallecen después de aparearse con el mayor número posible de hembras, en sesiones de sexo que duran hasta 14 horas.

Un factor clave en este costoso coito es la promiscuidad de las hembras, ya que todas se aparean en la misma época del año.

Madres promiscuas, padres suicidas

La reproducción suicida o semelparidad es bastante conocida en muchas especies de plantas y peces, pero poco frecuente en mamíferos.

Este nuevo estudio, publicado en la revista PNAS, analiza el comportamiento de apareamiento de 52 especies de pequeños marsupiales carnívoros en Australia, América del Sur y Papúa Nueva Guinea.

A algunos de estos animales, tales como los antequinos, phascogales y kalutas, sus intentos de apareamiento les costaron la vida.

Este rasgo agonizante es más fácil de encontrar en especies que viven en regiones donde la comida es abundante durante un periodo específico del año.

Esto hace que las hembras de la especie acorten su temporada de apareamiento para dar a luz sólo cuando la comida es abundante.

En estos marsupiales, las hembras han logrado sincronizar sus ciclos reproductivos.

También son muy promiscuas, ya que esto promueve la competencia espermática entre los varones, explica Diana Fisher, doctora de la Universidad de Queensland y autora principal del estudio.

“Las hembras que se aparean con más machos logran eliminar a los de mala calidad debido a esta competencia de esperma”, explica.

“Las con fertilizaciones más exitosas son las que tuvieron crías con mayor supervivencia”.

Si bien esto asegura una descendencia resistente, el proceso es fatal para los padres.

Orgía por la supervivencia

PhascogaleSon las hembras las que impulsan la selección sexual en el caso de los pequeños marsupiales.

Los machos intentan aparearse con tantas hembras como sea posible en largos y laboriosos encuentros, impulsados por los altos niveles de hormonas como la testosterona.

Estas sustancias químicas elevan los niveles de hormonas del estrés y sus sistemas simplemente no lo resisten, explica Fisher.

“Si los seres humanos recibimos grandes niveles de tensión, contamos con un sistema de retroalimentación que nos permite bajarlos.

“Sin embargo, los marsupiales sólo siguen cuesta arriba, más y más, y se ven obligados a pasarse la vida copulando competitivamente. Y es la hormona del estrés lo que lo permite”.

Fisher dice que se trata de una selección sexual impulsada por las hembras.

Es una estrategia diferente al resto de los mamíferos, donde los machos a veces luchan por el derecho a aparearse o son seleccionados por las mujeres sobre la base de la apariencia o la fuerza.

“En este caso, es tener al mejor de la competencia de esperma”, dice.

El equipo de investigación asegura que la estrategia de perder la mitad de la especie en el acto de la reproducción puede funcionar eficientemente como una estrategia evolutiva en una población densa.

“Todos los animales tienen un costo de reproducción. Sólo que estos tienen todo en uno”, concluye Fisher.

 

 

Fuente: BBc Mundo

Continúa leyendo “Mucho sexo mata… por lo menos a los marsupiales”

Rara sensación de sentirse aludida

Un día mientras compartíamos ideas y vivencias sobre la vida en apreja. De pronto irrumpió expresiones muy cargados de emociones,   en tono de lamento y de  actitud de defensa.

Y no entiendo por qué una de las personas interlocutantes terminó diciendo que lo estaban juzgando, pero en ningún momento nos referimos  a a alguno de los presentes?. Esta reacción me dejó desconcertado [todos estabamos sóbrios]. La situación empezó a convertirse  inmanejable por parte de la persona que se sintió aludida. Ante ello loúnico que se me ocrrió fue poner en claro lo siguiente: “1. que en ningún momento nos hemos referido a alguna persona presente”, “2. además a ninguna persona se le ha juzgado  “, “3. hemos expresado información -si bien subjetiva- pero que la persona aludida puede tomarla en cuenta  -algúna parte o todo-, pero  tambièn puede desecharla toda la información”.

¿Cómo creen que ha reaccionado la persona que se sentía aludida por  nuestras expresiones?

¿Alguna vez te has sentido aludido por un tema objeto de conversación? y ¿cómo te has sentido ante ello?

Continúa leyendo “Rara sensación de sentirse aludida”

¿Cómo reconocer una película erótica?

 

  

 

эротика женщина сайт сексуальные услуги реклама

Foto: studiouniversal.com

Supongamos que alguna vez en su vida ha tenido usted la experiencia de ver una película pornográfica, una de esas de título inequívoco al estilo de Secretarias ninfómanas, La reina del vicio o Brigada anal . Sin lugar a dudas usted no esperó ver en ellas “un sutil análisis sicológico de la ninfomanía digno de Bergman”, ni una “áspera denuncia de la depravación existente en el mundo occidental alla maniera de Fellini”; mucho menos “una recreación descarnada y sin remilgos de la sexualidad contra natura que Bigas Luna no hubiera temido suscribir”.

No. Lo que usted esperó, y sin dudas le brindaron esos filmes, fue una ristra de secuencias innombrables (obsceno, según la etimología, califica lo que no debe mostrarse en escena; impúdico, indecente, indecoroso, no precisan el pudor, la decencia y el decoro puestos en entredicho) en las que el sexo se prodigaba en actos solitarios, diálogos de cuerpos y escenas de masas. Es muy fácil, entonces, clasificar este tipo de cine. La pornografía sólo busca exacerbar el deseo, y en este sentido no es más censurable que el aperitivo de una buena cena.

Ahora bien, cómo reconocer una película erótica, una de esas que si bien no se clasifican como XXX suelen escandalizar a cierto público. No cabe apelar aquí al grado en que te exacerban el deseo. Es un índice tan subjetivo que, de acuerdo a la sexualidad de cada quien, podría incluir filmes que van desde La llegada del tren a la estación de la Ciotat (un fetichista que delire por el vestuario del siglo pasado podría desear desesperadamente a la mujer que pasa frente a la estática cámara de los Lumière) hasta Liberen a Willy (si la zoofilia del espectador no excluye las orcas). El único criterio a seguir parece ser entonces el modo en que te presentan lo sexual.

Desde que alguien tuvo la ocurrencia de enunciar que el arte es una recreación de la realidad (o algo por el estilo), media humanidad anda recreando el mundo con mayor o menor acierto (la otra mitad se dedica a emitir criterios, también con mayor o menor acierto). Y parece haberse impuesto la tesis de que mientras más recreeusted, mientras menos cerca se encuentre de la realidad monda y lironda, más arte existirá en lo que engendre. En el asunto que me ocupa esto se traduce en que mientras menos verista sea la presentación del sexo, más arte habrá sobre la cama. Y si en una película pornográfica, cuyo interés por el arte es similar al de un hambriento por el grado exacto de cocción del bistec que devora, y la gente, sí, de acuerdo, se demora en acciones fútiles, desesperantes para el espectador que quiere verlos echar “un sano polvo”, pero cuando se ponen a ello justifican la espera, en las películas eróticas, aquellas que se valen del sexo para hablarnos además de otros humanos asuntos, éste se nos ofrece, en aras de la “artisticidad” que el eros procura y porneiadesdeña, a través del prisma particular de cada realizador. Abundan, así, las acciones ralentizadas (que otra cosa es tomarse su tiempo para alargar el disfrute); el dar el todo por la parte (la sinécdoque es una muy útil figura retórica, pero uno quiere ver a Megan Fox desnuda y no admirar lo bien arregladas que tiene las manos mientras desarregla los cabellos de la pareja de turno); las mujeres tapadas hasta las cejas en la típica escenapost coitum (al parecer todas las escenas de sexo se filman en invierno); los fugaces desnudos masculinos (nada tengo que objetar, pero las mujeres dirán que si los hombres nos solazamos con las medidas de Sharon Stone en Bajos Instintos, por qué ellas no pueden saber qué número calza Michael Douglas), y los amantes que fuman el sempiterno cigarrillo ( cliché que torna inefectivas todas las campañas contra el tabaquismo).

Así que ya sabe: si un día asiste a ver una película erótica en la que le han dicho que actúa Angelina Jolie, y usted va con la idea de que luego podrá hablar de hombre a hombre con Brad Pitt sobre todos los tatuajes de la actriz, no se sienta estafado si al final tan sólo puede afirmar, y vagamente además, que sí, que todavía se ve buena.

lj

Nota: Las opiniones expresadas por el autor no necesariamente coinciden con los puntos de vista de la redacción de La Voz de Rusia.

Fuente: La Voz de Rusia.

Continúa leyendo “¿Cómo reconocer una película erótica?”