ALIANZA EN LA GLORIA, EN EL FUTBOL Y EN EL MERCADO

A comienzos del año se publicitaba la nueva camiseta de alianza en manos de la marca deportiva Nike, encargada de ofrecerle un diseño particular y característico a la vestimenta que impactase en el hincha blanquiazul, el slogan de la campaña era: “Este año nos unimos por un mismo objetivo: conseguir la gloria”.

Casi 12 meses después se puede decir con firmeza que la camiseta versión 2017, tocó la gloria. Alianza Lima se coronó campeón del torneo nacional después de 10 años sin poder levantar una copa, y la fiesta no es para menos. Todos cumplieron: jugadores, hinchas, dirigentes y por supuesto su marca deportiva.

La frase que promocionaba el slogan, fue impregnada en la mente de los jugadores, de los hinchas, en fin, de todos los consumidores y conforme iba avanzando el torneo, los buenos resultados futbolísticos iban de la mano con el incremento de la ventas de camisetas y merchandishing de Alianza Lima.

No cabe duda que el campeón desplegó una serie de recursos, entre ellos muchos spots publicitarios con los rostros e imágenes de los jugadores y el entorno futbolístico del Club, sin embargo, algo que jamás se descuido fue el hincha, desde la primera frase publicitaria que llamaba a la unión para seguir adelante, hasta cuando se coronaron campeones, la publicidad era estrictamente exclusiva, como si los hinchas fueran los jugadores; este enfoque sin duda alguna trajo resultados económicos. Recordemos que ahora la publicidad está orientada al protagonismo del consumidor, más que en la calidad o el origen empresarial del producto. Esta tarea la cumplieron a cabalidad.

Este tema es lo que siempre explico a mis alumnos en clase, que la marca en sí mismo, es una herramienta de la competencia, está en la mente de los consumidores, y que estos son protagonistas en la construcción del posicionamiento marcario y prestigio publicitario, más aún si tienen un slogan o un lema que los conecta emocional y sentimentalmente, como el caso del slogan: “Este año nos unimos por un mismo objetivo: conseguir la gloria.”

Un marca es lo que proyecta, y en este caso Nike, proyecta no solamente, calidad, sino también liderazgo deportivo; ahí está su power selling o su power atracttion, que ha sido inteligentemente manejado por la campaña de Alianza Lima; y los consumidores así como responden positivamente a la calidad e idoneidad de un producto que es bueno para su consumo, igual responden, positivamente para una marca vinculada a un club deportivo que no solo significa pasión por el futbol, sino también, presencia y liderazgo en la escena deportiva nacional, ahí radica el poder distintivo y el porqué del éxito, no solo de la marca Nike, sino también de la marca Alianza Lima.

Ahora que el campeonato ha terminado y estamos en pleno comienzo de la campaña navideña, estamos seguros que la compra de todo producto alusivo al Club, crecerá exponencialmente, los consumidores solemos incrementar nuestros gastos para estas fechas, es natural, tan natural como que las camisetas originales se vendan con tan buenos resultados. No cabe duda que tendrán sus réplicas más baratas para otra clase de público consumidor.

Por su lado, la gestión del marketing  tendrá que manejar una correcta política de los nuevos productos que vayan saliendo al mercado, toda vez que si bien es época navideña, también estamos próximos al 2018, y con un nuevo año también se vienen nuevos modelos de camisetas, buzos, zapatillas, entre otros; en especial para aquellos coleccionistas, que no pierden la oportunidad para comprar y clasificar sus productos de acuerdo al año y temporadas, como sucede siempre entre los más hinchas del club.

Finalmente, ya de manera más general, debemos advertir que los gastos de consumo, deben dosificarse entre los productos o servicios que contratemos, asimismo, debemos ser cautelosos con todos los gastos que asumamos, toda vez que después de las fiestas tenemos que solventar con prontitud otros gastos como la etapa escolar o universitaria, que implican un despliegue de recursos económicos que debemos tomar en cuenta a la hora de gastar.

Felicidad para el campeón, porque también no solo es campeón en el fútbol, sino también en el mercado y con los consumidores, más aún, si son sus hinchas.

Puntuación: 4.33 / Votos: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*