Fact-checking: Medios católicos contra la desinformación

8:00 p.m. | 15 may 21 (RD/AL).- Ofrecer información verificada y útil para la comunidad católica sobre la vacuna de la COVID-19 es la misión principal del nuevo consorcio de medios católicos, agencias de información y reconocidos científicos. Uno de los especialistas convocados es Jordi Serrano Pons, emprendedor de reconocidas iniciativas globales en el ámbito de la salud digital. En una entrevista cuenta su trayectoria, aborda dudas sobre las vacunas y comenta lo que se espera del nuevo consorcio: “Catholic Factchecking demuestra el rotundo interés del mundo católico por la ciencia”. Acompaña a la entrevista información sobre el lanzamiento del proyecto.

——————————————————————————————–

Jordi Serrano Pons es médico de familia y emprendedor de reconocidas iniciativas en el ámbito de la salud digital global. Entre otras iniciativas, en 2008 creó la empresa social Universal Doctor para facilitar que los médicos pudieran comunicarse con un sistema de preguntas y respuestas cerradas con sus pacientes extranjeros. A inicios de 2020 creó Epidemixs, una App que surge de la colaboración de Universal Doctor con varias organizaciones sanitarias y ofrece acceso a información contrastada sobre la infección por coronavirus.

¿Cómo surgió la idea de fundar Epidemixs?

Nos dedicamos a la salud digital y global, por lo tanto, estamos preparados para este tipo de situaciones. En enero, poco después de la irrupción de la pandemia en China, yo ya estaba convencido que todo esto pasaría. Así que, siguiendo la intuición, empecé a preparar Epidemixs entorno a una comunidad de unos 250 expertos a la que posteriormente se unirían muchos más. Marzo de 2020 fue para nosotros un mes de vorágine. Entre los días 14 y 17 tuvimos más de un millón de visitas porque los gobiernos y las instituciones todavía no estaban preparados para afrontar la crisis.

Sus proyectos ponen en común las TIC con la atención sanitaria. ¿Qué puede aportar esta visión de la medicina en un contexto como el actual?

Antes de la pandemia, la salud digital siempre había sido una expectativa a escala europea. Muchos emprendedores ya estábamos muy metidos en el tema pero eran pocos los casos de éxito desde el punto de vista empresarial. La crisis del coronavirus, sin embargo, ha generado un cambio brutal: en 10 días se implementó en el sistema sanitario la telemedicina, algo por lo que nosotros llevábamos 10 años abogando. Por tanto, los que llevamos tanto tiempo trabajando en este ámbito queremos aportar nuestro conocimiento a esta aceleración de la salud digital para que no volvamos atrás después de la pandemia. La salud digital innova con tanta velocidad, que los que nos dedicamos a ella estamos obligados a ponernos al día constantemente.

¿Qué le diría a las personas que, a raíz de los casos puntuales de accidentes tromboembólicos registrados con las vacunas de AstraZeneca y Janssen, tienen miedo de vacunarse?

Parece ser que con estas vacunas ha habido, efectivamente, algunos casos de trombos —unos seis entre unos seis millones de vacunas—, pero falta por ver si estos casos están asociados a la vacuna ya que podría ser que alguien se haya vacunado y sufra igualmente un trombo, cosa que puede pasar por pura casualidad. Es importante saber distinguir entre causalidad y correlación. En este sentido, hemos de estar atentos, pero no preocupados. Las ventajas de estas vacunas son muy superiores a los posibles efectos secundarios, que no tendría que haber lugar para las dudas. Es cierto, sin embargo, que la información por parte de los gobiernos no ha sido clara y esto ha provocado que mucha gente haya optado por no dejarse administrar las vacunas de AstraZeneca o Jansen.

Todavía existen personas que no creen en la veracidad de este virus, los llamados negacionistas ¿Qué se les puede decir?

Que hay que hablar con expertos y confiar en la ciencia. Si todo fuera tan sencillo como la práctica clínica habitual, cuando se dice “pienso que tal o cual medicamento va bien porque me ha ido bien con diez pacientes”, no se harían estudios clínicos. Pero esto no es viable porque la realidad nos engaña. De modo que hay que hacer estudios aleatorizados, con control, en los que se la ciencia se muestra implacable. En cualquier caso, desde la ciudadanía es importante evitar la sobreexposición a los medios y hay que intentar informarse sobre la epidemia siempre a través de fuentes fiables.

¿Qué espera de este nuevo consorcio de medios católicos, Catholic Fact Checking? ¿Cree que puede aportar luz en medio de tanta confusión?

Es muy importante que existan iniciativas así y agradezco mucho que los impulsores del proyecto hayan pensado en mí. A pesar de estar hasta arriba de trabajo, cuando recibí la propuesta de formar parte del comité de expertos acepté inmediatamente. Hay que tener presente que la plataforma ha conseguido ganar un proyecto de Google, cosa que no es nada fácil. Y más allá de que a partir de ahora los medios de comunicación que forman parte del proyecto van a tener a mano información verificada en relación con la pandemia, es importante remarcar esta apuesta de la Iglesia por el rigor científico. Catholic Factchecking es una manera de demostrar que el mundo católico, por el que siento mucho afecto, se interesa por la ciencia de manera rotunda.

 

Lanzamiento del Consorcio Mundial de Medios Católicos

Según ha anunciado en su blog Google News Initiative, el proyecto constituye uno de los 11 escogidos -entre 309 propuestas procedentes de 74 países- por el jurado imparcial del “Fondo contra la desinformación sobre las vacunas contra la COVID-19”. El Papa, la Santa Sede y conferencias episcopales de todo el mundo se han pronunciado sobre el “deber moral” de vacunarse para respetar no solo la propia vida, sino también la de los demás.

Ahora bien, en la comunidad católica mundial, en particular en las redes sociales, se plantean muchas cuestiones científicas y éticas, ligadas al carácter ético del proceso de producción de las vacunas, que requieren ser aclaradas o explicadas por científicos, bioéticos, y teólogos. “Los periodistas pueden desempeñar un papel fundamental de apoyo y verificación, basados en la escucha de las preocupaciones de sus audiencias, ofreciendo una información correctiva sobre malentendidos que circulan en línea y fuera de línea”, añade el blog de Google News Initiative, explicando los motivos del apoyo a esta iniciativa.

Liderados por Aleteia, en colaboración con Verificat, e I Media, los medios iniciadores del proyecto son Our Sunday Visitor, Družina, SanFrancesco.org, Religión Digital, Catalunya Religió, El Observador de la Actualidad y La Voz de Córdoba. A esta lista se han sumado durante las últimas semanas una veintena más de medios, entre los que hay diferentes revistas, televisiones y portales digitales que a partir de ahora, en la plataforma catholicfactcheking.com, tendrán a su disposición periódicamente artículos generados por la agencia I. Media, que se produce desde el Vaticano, con actualizaciones diarias y dos análisis semanales.

Por su parte, la agencia de verificación Verificat ofrecerá artículos para aclarar cuestiones de carácter científico, ilustrados por infografías. Entre otras ventajas, la plataforma permitirá a todos las organizaciones adheridas, editar y publicar el material disponible, consultar directamente las dudas que tengan sobre la temática, establecer contacto con los miembros del Comité Científico para las entrevistas o consultas que deseen hacerles, pudiendo incluso enviar las preguntas que tengan o que presenten sus lectores relativas al tema de las vacunas.

Con el fin de esclarecer al máximo las muchas cuestiones científicas y éticas ligadas al carácter ético del proceso de producción de las vacunas, el proyecto cuenta con un comité científico compuesto por cerca de una veintena de expertos en diferentes materias. Entre otros nombres, el órgano cuenta con el filósofo y teólogo Francesc Torralba, director de la Cátedra-ETHOS de la Universidad Ramon Llull, Leticia Soberón, psicóloga experta en comunicación y miembro del Dicasterio Vaticano para la Comunicación y Jordi Serrano Pons, fundador y director general de Epidemixs, la plataforma de información validada sobre COVID-19.

Información relacionada
Fuentes

Religión Digital (1 y 2) / Aleteia / Imagen: 65 y más

 

Puntuación: 5 / Votos: 1

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *