Religiosas LGBTQ cuentan sus historias en la Iglesia

9:00 p.m. | 24 feb 21 (RNS).- En un nuevo libro, religiosas católicas comparten sus testimonios de cuando se dieron a conocer como LGBTQ, y cómo reafirman su camino en la Iglesia. La antología, publicada por una organización preocupada por católicos LGBTQ, cuenta las historias de 23 religiosas lesbianas y queer de diferentes orígenes, comunidades, grupos de edad y ministerios. Los testimonios están llenos de desafíos, explicó la religiosa encargada de recopilar los testimonios -entre los que está el suyo- “pero seguimos aquí, encontramos el apoyo que necesitábamos y, por intermedio de Dios, vamos a permanecer en esta Iglesia y seguir luchando”.

——————————————————————————————–

El libro “Love Tenderly: Sacred Stories of Lesbian and Queer Religious” fue publicado por el programa de divulgación LGBTQ New Ways Ministry. La hermana Grace Surdovel, de las Siervas del Inmaculado Corazón de María, recopiló los testimonios. Ella comparte su propia experiencia en un capítulo llamado “Autenticidad”. “Pedimos a la gente que compartiera sus historias y ¡comenzaron a llegar! Me sorprendió”, contó Surdovel. La idea de la antología surgió del programa Womanjourney Weavings, creado por New Ways Ministry para ofrecer una oportunidad de diálogo y conversación a las religiosas LGBTQ. Durante 20 años, el grupo ha ofrecido eventos, conferencias y retiros para promover el diálogo sobre este tema dentro de la Iglesia católica.

Según la enseñanza católica, los actos sexuales deben estar abiertos a la posibilidad de generar vida, por tanto, exclusivamente entre un hombre y una mujer. Por esta razón, los actos homosexuales se consideran un pecado y las personas con tendencias homosexuales se consideran “intrínsecamente desordenadas”.

“Sinceramente, no es fácil estar en una institución que me define a mí, y a la gente como yo, como desordenados innatos”, contó a RNS, Mary Kay Dobrovolny, religiosa y pastora vocacional que también comparte su experiencia en el libro. “Me ha costado mucho trabajo integrar lo que soy y encontrar un camino para seguir siendo católica”, añadió. Dobrovolny dijo que durante todo su noviciado tuvo temor por las consecuencias que su identidad sexual tendría en su ministerio y en la comunidad.

La hermana Mary Kay Hunyady, del Sagrado Corazón de Jesús, dijo que también tuvo dificultades con la postura de la Iglesia sobre la homosexualidad, sobre todo cuando le tocó hacer una exposición sobre la vida de las religiosas LGBTQ. “En última instancia, soy una de las lesbianas ‘buenas’, según la Iglesia católica romana, porque soy célibe”, dijo Hunyady, que también escribió sus experiencias en el libro, añadiendo que, como psicóloga, encuentra “extraño pensar que Dios nos pone en esta tierra y que niegue el pleno florecimiento de una parte de nosotros mismos”.

Las religiosas se oponen a la idea de que solo por su orientación sexual sean incapaces de vivir una vida plena, casta y fiel. Como convertida al catolicismo, la hermana Alice comentó que el celibato fue un aspecto importante que la atrajo a la vida religiosa y una de las razones por las que decidió quedarse. “Me gusta la castidad del celibato, me gusta cómo ordena mi vida, me gusta la calidad de las relaciones que tengo como religiosa célibe y creo que siempre habrá personas que estén llamadas a eso”, dijo la hermana Alice, una de las 12 autoras del libro que eligió escribir bajo un seudónimo.

En los últimos años, la Iglesia católica ha mostrado signos de apertura hacia la comunidad LGBTQ, en parte por los fuertes defensores de la inclusión y la acogida entre el clero, como el padre James Martin, un sacerdote jesuita, pero también por la apertura del papa Francisco sobre el tema. Desde la controvertida frase del Papa en el 2013 “¿quién soy yo para juzgar?” sobre el tema de los sacerdotes homosexuales, hasta sus actos públicos y palabras de caridad hacia la comunidad LGBTQ, Francisco está tratando de “abrir esa puerta y dejar entrar la luz”, dijeron las religiosas. Hunyady agregó que desde que se unió a su congregación en los años 70, ha habido un cambio significativo en la forma en que se abordan las cuestiones LGBTQ en la Iglesia católica, lo que hace que sea “maravilloso y oportuno que este libro se publique ahora”.

“Love Tenderly” no es el primer libro que documenta la realidad de las mujeres LGBTQ en las congregaciones religiosas católicas. En los años 80 se escribieron varios libros sobre el tema, como el polémico bestseller internacional “Lesbian Nuns: Breaking Silence”, que incluía las experiencias personales de 50 monjas, muchas de las cuales acabaron abandonando sus congregaciones y la Iglesia católica. “Hay mucha rabia y angustia en ese libro, porque se sentían muy aisladas e incapaces de ser realmente quienes eran como personas”, dijo la Hermana de la Misericordia Jeanne Christensen, añadiendo que este nuevo libro “es una respuesta importante para eso”.

Christensen vio cómo muchos miembros LGBTQ de su congregación se marchaban a lo largo de los años porque no se sentían aceptadas o escuchadas. “Hicimos una elección muy clara de amar y permanecer en nuestra comunidad”, dijo. La antología, añadió, “nos pone en posición de convertirnos en mentores”. Atribuye a las Hermanas de la Misericordia de las Américas el haber proporcionado una comunidad que permite a sus miembros presentarse y expresarse con autenticidad. “Hay un nivel de aceptación diferente a nivel local que en la Iglesia universal”, dijo. “Si las mujeres en general ya sufren discriminación, ni hablar de las mujeres que son lesbianas o de identidad trans o queer”.

La religiosa Mary Janet Rozzano, que también es una Hermana de la Misericordia y que hizo público su homosexualidad mucho antes de que el tema dejara de ser tabú, se describe a sí misma como alguien muy alejada de tener una personalidad activista o militante. “Sin embargo, he hecho cosas que nunca soñé que podría hacer”, dijo, añadiendo que su orientación sexual es “un don y una gracia y tengo claro que, de una forma u otra, cada uno debe compartirla”.

Hunyady dijo que espera que la antología sirva de estímulo para las mujeres que están discerniendo una vida religiosa y su identidad sexual, y les ofrezca un modelo de vida en una comunidad que pueda ser satisfactorio y edificante. “El hecho de reunirnos como comunidad, de sentir la llamada de Dios a permanecer en nuestras órdenes con los pies firmes en la tierra, es algo que ha cambiado”, dijo.

Para la Hermana de la Misericordia Julie Brown, que también compartió su experiencia como monja LGBTQ, este libro será “factor clave” y una oportunidad para mostrar que las comunidades religiosas pueden ser “un lugar seguro donde estar y ser como eres”. “Hubo muchas hermanas que hicieron público su orientación y se fueron, y yo no quería ser una de ellas”, dijo. “Puede que no me guste la Iglesia católica institucional, pero ¡caramba, estoy enamorada de mi comunidad!”.

Información relacionada
Antecedentes en Buena Voz Noticias
Fuente:

Artículo “Catholic LGBTQ nuns are speaking up again, and this time they have no intention of going away” de Claire Giangravé, publicado en Religion News Service.

 

Puntuación: 5 / Votos: 2

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *