Estados Unidos: Jesuitas revelarán nombres de sacerdotes acusados por abusos

4:00 p m| 21 nov 18 (AM).- Hace un par de semanas, los jesuitas del lado oeste de los EE.UU. anunciaron que darán a conocer los nombres de todos los miembros de la orden que tengan “acusaciones creíbles de abuso sexual de menores”, desde el año 1950 en adelante. “Aún cuando la Iglesia en los EE.UU. ha experimentado una reforma significativa en ese ámbito, estamos llamados a profundizar ese proceso, haciéndolo más transparente”, escribió en una carta Scott Santarosa SJ, provincial de la región.

Días después, dos provincias jesuitas más, que cubren la mayor parte de la región central y meridional de los Estados Unidos, anunciaron la misma medida. Un portavoz de la Orden dijo que las dos provincias restantes se unirán a estos anuncios muy pronto.

—————————————————————————

Según el anuncio, la lista se publicará el 7 de diciembre y la provincia encargará una revisión externa de sus archivos para asegurarse de que la lista esté completa. Hay cinco provincias en los Estados Unidos. La región cubierta por el anuncio del viernes está compuesta por Alaska, Arizona, California, Hawaii, Idaho, Montana, Nevada, Oregón, Utah y Washington.

“Creo que el 2018 es un momento en el que el pueblo de Dios exige y merece transparencia”, dijo el padre Santarosa a la revista America. “El asunto ahora, tras el informe del gran jurado de Pensilvania, es realmente una cuestión de confianza. ¿Podemos confiar en que la Iglesia se está ocupando de este asunto y manteniendo a la gente a salvo? Una señal de confianza es preguntar si los líderes pueden ser transparentes… Al publicar esta lista y solicitar una revisión externa, esperamos ofrecer a las víctimas y a sus familias un paso adelante en el proceso de curación”.

Dijo que la decisión de hacer pública la lista se hizo en consulta con los jefes de las otras cuatro provincias de Estados Unidos. “Todos vamos en la misma dirección, solo que nuestros cronogramas son diferentes”.

En cuanto al anuncio de la decisión de publicar una lista un mes antes de su difusión, el jesuita Santarosa dijo que hay una inmensa cantidad de datos por revisar y añadió que la provincia está trabajando con colegios jesuitas, parroquias y otras instituciones que puedan verse afectadas por la publicación de los nombres. “Sienten que necesitan estos datos para ser creíbles con sus asambleas, sus ex alumnos, sus padres, sus estudiantes y sus feligreses”, dijo.

Dijo que ningún jesuita en la lista de sacerdotes con acusaciones creíbles está en el ministerio activo y que la gente debería saber que las instituciones de la Compañía de Jesús están a salvo, gracias en parte a las salvaguardas instituidas tras la ola de revelaciones de abusos en el 2002. Pero admitió que la publicación de la lista podría hacer que se manifiesten más víctimas y abrir la orden a más demandas. “Eso es parte del riesgo de hacer esto. No sabes lo que traerá”, dijo. “Simplemente sentimos que es lo correcto”.

Anteriormente, los jesuitas han resuelto con acuerdos cientos de demandas de abuso en esa parte del país, incluso en 2011, cuando la orden se hizo responsable de 500 demandas de abuso físico y sexual por más de 166 millones de dólares, uno de los casos más grandes en la actual crisis de abuso de la Iglesia de los Estados Unidos. También se revelaron los nombres de todos los acusados y documentación anexa.

Ese acuerdo cubría casos concentrados en Alaska y Oregon, la mayoría de los cuales involucraron a nativos americanos y nativos de Alaska que fueron abusados en internados administrados por la Iglesia en las décadas de 1960 y 1970. Ese acuerdo se sumó a otros anteriores en esa región por un total de más de 84 millones de dólares.

Las fuerzas policiales de por lo menos 10 estados están investigando las diócesis católicas sobre cómo manejaron los casos de abuso por parte de los sacerdotes. En algunos casos, las diócesis han decidido dar a conocer los nombres de los sacerdotes acusados antes de que los investigadores los obliguen a hacerlo. Pero en otros casos, los nombres de sacerdotes que son miembros de órdenes religiosas han sido omitidos de las listas hechas públicas por los líderes diocesanos.

El padre Santarosa instó a las víctimas de abuso sexual por parte de un jesuita a reportar sus reclamos a la coordinadora de defensa de víctimas de la provincia, Mary Pat Panighetti, así como a las fuerzas policiales.

“En nombre de la Compañía de Jesús, pido disculpas a las víctimas y a sus familias”, escribió. “No hay mayor traición al cuidado pastoral que el abuso de un menor por alguien con el deber sagrado de proteger y cuidar al Pueblo de Dios”.

 

Más provincias se unen al anuncio

Tras un primer anuncio de que los jesuitas de la parte occidental de los Estados Unidos darán a conocer, el 7 de diciembre, una lista de sacerdotes y hermanos que han sido acusados de manera “creíble”, dos provincias más, que cubren la mayor parte de la región central y meridional de los Estados Unidos, harán lo mismo.

“Tomamos esta medida en un espíritu de transparencia y reconciliación”, dijo Brian Paulson SJ, que lidera la Provincia del Medio Oeste, en un comunicado de prensa. “Al mirar hacia atrás en nuestra historia, los fracasos de la Iglesia y de la Compañía de Jesús en la protección de los que le han sido confiados llenan nuestros corazones de indignación, dolor y vergüenza. En nombre de los jesuitas del Medio Oeste, pido perdón a las víctimas y a sus familias por el daño y dolor que han pasado. Muchos han sufrido en silencio durante décadas. Nuestra preocupación y oraciones están con las víctimas y esperamos que este paso fortalezca la confianza de aquellos a quienes servimos”. La Provincia del Medio Oeste publicará su lista el 17 de diciembre y la actualizará después de nuevas investigaciones.

Mientras tanto, Ronald A. Mercier SJ, que dirige la Provincia Central y del Sur, dijo en una declaración publicada el lunes: “El Pueblo de Dios merece transparencia por parte de los líderes de la Iglesia”.

La Provincia Central y del Sur ha contratado a una empresa externa encabezada por un ex ejecutivo del F.B.I. para que elabore un informe exhaustivo, que incluirá acusaciones que se remontan a 1960. Un portavoz de la provincia dijo a la revista America que la auditoría consistirá en “una revisión de los expedientes de los hombres que entraron, murieron o fueron despedidos después de 1959. Por lo tanto, incluirá acusaciones anteriores a 1960”. La provincia publicará una lista preliminar el 7 de diciembre, pero dijo que el informe final estará disponible todavía en el segundo trimestre del 2019.

“Es mi esperanza que a través de la publicación de esta información, podamos trabajar para reconstruir la confianza, siempre con el bienestar de las víctimas en mente”, añadió el Padre Mercier. “En nombre de los jesuitas de la Provincia Central y del Sur de los Estados Unidos, pido perdón a las víctimas por el dolor causado por los jesuitas en el pasado”.

De las dos provincias restantes, se espera que la provincia de Maryland haga un anuncio similar “pronto”, dijo un portavoz, mientras que la provincia del noreste está “revisando los archivos y determinando la mejor manera de publicar información sobre las acusaciones de abuso” (Las provincias de Maryland y el noreste están en proceso de fusión).

El Padre Paulson dijo que anticipa que algunos de los nombres en la lista ya se han difundido previamente, a través de informes de los medios de comunicación, registros judiciales o listas publicadas por las diócesis. Pero dijo que en un esfuerzo por ser transparente, la Provincia del Medio Oeste decidió, en consulta con los jesuitas de Roma y otros provinciales de Estados Unidos, publicar una lista de sacerdotes acusados creíblemente que data de 1955.

Los jesuitas de las Provincias del Medio Oeste y la Central y del Sur no han sido inmunes a la actual crisis de abuso sexual de la iglesia. En 2013, registros de la corte revelaron que los jesuitas de Chicago encubrían sacerdotes en las décadas de 1960 y 1970, incluyendo a Donald J. McGuire, un antiguo jesuita que en 2009 fue sentenciado a 25 años de prisión por abusar de un menor. Esas revelaciones resultaron en un acuerdo de 19,6 millones de dólares con seis hombres. En 2015, la Compañía de Jesús llegó a un acuerdo por casi un millón de dólares con un hombre que afirmaba haber sido abusado en una escuela secundaria jesuita de los suburbios de Chicago en la década de 1970 por Donald O’Shaughnessy SJ, que murió en 2013.

 

Fuente:

Textos de Michael J. O’Loughlin, publicado en America Magazine. Traducción libre de Buena Voz Noticias.

Puntuación: 5 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *