Francisco en Fátima: “Derribaremos todos los muros”

11:00 p m| 17 may 17 (LN/VN/BV).- Veinticuatro horas puede ser poco tiempo para algunos y mucho para otros. Lo que sí está claro es que el tiempo que el Pontífice ha estado en Portugal se ha vivido con mucha intensidad. Una oración en la Capilla de las Apariciones, una vigilia de las candelas, la canonización de los dos pastorcillos de Fátima, un encuentro con el presidente de la República, otro con el primer ministro y un almuerzo con los obispos lusos. Hubo tiempo para todo.

Y en su plegaria frente a la estatua de la Virgen de Fátima pidió derribar muros y superar fronteras, buscar la concordia entre todos los pueblos del mundo, misericordia, esperanza y paz, para contrarrestar “todas las guerras que destruyen el mundo en que vivimos”. Pidió, asimismo, seguir el ejemplo de todos los que se entregan al anuncio del Evangelio, como Francisco y Jacinta, dos niños que a los 9 y 7 años fueron testigos, junto a su prima Lucía de seis apariciones de la Virgen, una por mes, entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917.

—————————————————————————

1) Francisco llega a Fátima: “Es un viaje especial porque es una visita de oración” (12 mayo)

En torno a las 17:10 del 12 de mayo, llegaba el avión de Alitalia. La bandera lusa y la del Vaticano sobresalían, como de costumbre cuando llega a un país, por la ventana de la cabina de los pilotos. Francisco, sonriente bajaba las escaleras mientras le esperaba el presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo De Sousa. El presidente lo cogió del brazo para hacerse la foto de familia junto al Episcopado portugués y las autoridades locales.

Centenares de niños esperaban ondeando las banderas portuguesas y vaticanas. Pero antes mantuvo una reunión privada, de escasos 10 minutos, con el presidente de la República. Al final de la misma, le mostraron un mosaico regalo del Vaticano para el país, que han preparado con motivo de la visita. “Bellísimo”, indicó Francisco, mientras escuchaba, junto al presidente, la explicación de cómo había sido realizado.

Reseña Vida Nueva / La Nación


2) Francisco a la Virgen de Fátima: “Derribaremos todos los muros y superaremos todas las fronteras” (12 mayo)

El Papa llegó a las 19:15 horas a la Capilla de las Apariciones a bordo del papamóvil. “Vengo como profeta y mensajero para lavar los pies a todos, en torno a la misma mesa que nos une”, ha indicado el Pontífice al comienzo del rezo. En sus palabras a la Virgen, le ha pedido: “Desde tu Inmaculado Corazón, haznos peregrinos como tu fuiste peregrina. Acrecienta la alegría de la Iglesia de Cristo. Con tu mirada de dulzura, fortalece la esperanza de los hijos de Dios. Con tus manos orantes que elevas al Señor, une a todos en una única familia humana”.

En referencia a los pastorcillos, Francisco ha pedido a la Virgen que haga que “sigamos el ejemplo de los beatos Francisco y Jacinta, y de todos los que se entregan al anuncio del Evangelio”. “Recorreremos así todas las rutas –ha añadido-, seremos peregrinos de todos los caminos, derribaremos todos los muros y superaremos todas las fronteras, yendo a todas las periferias”.

Reseña Vida Nueva / La Nación / Oración completa


3) Francisco en el rezo del Rosario: “María no es una ‘santita’ de gracias baratas” (12 mayo)

Intimidad. Silencio. Oración. Y luz en medio de la oscuridad. La del Cirio Pascual que iluminó la candela que sujetaba el Papa Francisco y que sirvió para bendecir las velas de los más de 300.000 peregrinos que participaron en el tradicional rezo del Rosario que se celebra cada 12 de mayo ante la capilla de las apariciones de Fátima.

Advirtió la tentación de caricaturizar a la Virgen como si la fe en ella se tradujera en un intercambio de favores: “¿La ‘Bienaventurada porque ha creído’ siempre y en todo momento en la palabra divina (cf. Lc 1,45), o más bien una ‘santita’, a la que se acude para conseguir gracias baratas?”.

Reseña Vida Nueva / Mensaje completo


4) Los refugiados centran el encuentro del Papa con el primer ministro portugués (13 mayo)

En declaraciones a periodistas después del encuentro, de apenas quince minutos, en la Casa de Nuestra Señora de Carmo, Costa explicó que había transmitido a Francisco “respeto y gratitud por realizar esta visita en un momento de felicidad” para Portugal. Asimismo, el jefe de Gobierno luso y el papa hablaron sobre la situación de los refugiados, un tema “de gran interés” para el pontífice y sobre lo que dijo, según Costa, que Portugal cumplirá con sus responsabilidades de acogida.

Reseña El País


5) Frente a medio millón de personas, Francisco canonizó a los pastorcitos de Fátima (13 mayo)

“Gracias por haberme acompañado”, les ha dicho el Papa a los cerca de 500.000 peregrinos que abarrotaban la explanada del Santuario de Fátima para celebrar la canonización de dos de los pastorcillos videntes, Francisco y Jacinta Marto, uno de los motivos principales para este viaje a Portugal. Aplauso cerrado. Y les ha confesado que “no podía dejar de venir aquí para venerar a la Virgen Madre, y para confiarle a sus hijos e hijas”.

En su homilía , Francisco no se ha olvidado de los últimos: “Bajo su manto, no se pierden; de sus brazos vendrá la esperanza y la paz que necesitan y que yo suplico para todos mis hermanos en el bautismo y en la humanidad, en particular para los enfermos y los discapacitados, los encarcelados y los desocupados, los pobres y los abandonados”. Por eso, “pidamos a Dios, con la esperanza de que nos escuchen los hombres, y dirijámonos a los hombres, con la certeza de que Dios nos ayuda”.

Cuando saludó al final de la misa especialmente a los enfermos -que suelen peregrinar de a miles a este santuario-, subrayó que “Jesus sabe lo que significa el sufrimiento, nos comprende, nos consuela y nos da fuerza, como hizo con san Francisco Marto y santa Jacinta y con los santos de todas las épocas y lugares”. “El Señor nos precede siempre: cuando paamos por alguna cruz, él ya ha pasado antes”, dijo.

Durante el rito de canonización de los pastorcitos -cuyas imágenes, en blanco y negro, dominaban la fachada de la Basílica-, el Papa leyó la fórmula para elevarlos a los altares como santos en portugués y no en latín. Entonces, la multitud estalló en un fuerte aplauso.

Reseña La Nación / Vida Nueva / Homilía completa / Mensaje a los enfermos


6) Francisco se despide de Portugal: “Les agradezco mucho la hospitalidad” (13 mayo)

Pasadas las 16:30 horas (hora española), Francisco despegaba de la Base Aérea de Monte Real rumbo a Roma. Media hora más tarde de lo previsto. Y es que la ceremonia de canonización duró más de lo esperado, puesto que el Papa no se quiso marchar sin bendecir a la multitud de enfermos que ocupaban el ala izquierda de la explanada del Santuario de Fátima.

Reseña Vida Nueva


Conferencia de prensa en el vuelo de regreso a Roma

Fátima Campos Ferreira

Santo Padre, ha venido a Fátima como peregrino para canonizar a Francisco y a Jacinta en el año en que se cumplen los cien años de las apariciones. De este momento histórico, ¿qué queda ahora para la Iglesia y para el mundo entero? Después, Fátima tiene un mensaje de paz, y el Santo Padre va a recibir en el Vaticano en los próximos días ―el 24 de mayo― al Presidente norteamericano Donald Trump. ¿Qué puede esperar el mundo de este encuentro, y qué espera el Santo Padre de este encuentro? Muchas gracias.

Papa Francisco

Que Fátima tiene un mensaje de paz, ciertamente. Y llevado a la humanidad por tres grandes comunicadores que tenían menos de 13 años. Lo cual es interesante. Que vine como peregrino, sí. Que la canonización fue una cosa que al principio no estaba planeada, porque el proceso del milagro estaba en marcha, pero de golpe las pericias dieron todas positivas y se aceleró, así que se juntaron las cosas. Para mí fue una felicidad muy grande. ¿Qué puede esperar el mundo? Paz. ¿Y de qué voy a hablar yo de aquí en adelante con quien sea? De la paz.

Fátima Ferreira

¿Y qué queda ahora de ese momento histórico para la Iglesia y para el mundo?

Papa Francisco

Mensaje de paz. Y quisiera decir una cosa que me tocó el corazón. Antes de embarcarme, recibí a unos científicos de varias religiones que estaban haciendo estudios en el Observatorio Vaticano de Castel Gandolfo. Incluso agnósticos y ateos. Y un ateo me dijo: “Yo soy ateo”; no me dijo de qué etnia era ni de qué lugar venía. Hablaba en inglés, así que no supe y no le pregunté. “Le pido un favor: dígale a los cristianos que amen más a los musulmanes”. Eso es un mensaje de paz.

Miguel Aura

Santidad, en Fátima usted se ha presentado como “el Obispo vestido de blanco”. Hasta ahora, esta expresión se aplicaba más bien a la visión de la tercera parte del secreto, a san Juan Pablo II y a los mártires del siglo XX. ¿Qué significa ahora su identificación con esta expresión?

Papa Francisco

Sí, en la oración. Esta no la hice yo, la hizo el Santuario. Pero también yo me pregunté ¿por qué han dicho eso? Y hay una conexión, con el blanco: el Obispo vestido de blanco, la Virgen vestida de blanco, la blancura de la inocencia de los niños después del bautismo… Hay una conexión, en esa oración, con el color blanco. Creo ―porque no la hice yo― creo que con el blanco buscaron expresar literariamente ese deseo de inocencia, de paz: inocencia, no hacer daño a nadie, no hacer guerra…

Miguel Aura

¿Es una revisión de la interpretación del mensaje?

Papa Francisco

No. Aquella visión, creo que el entonces cardenal Ratzinger, en aquel tiempo Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, lo explicó todo con claridad. Gracias.

Claudio Lavagna, de NBC

Santo Padre, hola. Ayer usted pidió a los fieles que derribaran todos los muros. Y sin embargo, el 24 de mayo usted recibirá a un Jefe de Estado que amenaza con construir muros: es un poco contrario a su palabra, pero él tiene también ―parece― opiniones y decisiones distintas de las suyas sobre otros temas, por ejemplo sobre la necesidad de actuar en relación al calentamiento global o sobre la acogida de los emigrantes. Así, en la víspera de este encuentro, ¿qué opinión se ha hecho usted de las políticas que ha adoptado hasta ahora el Presidente Trump sobre estos temas, y qué es lo que espera de un encuentro con un Jefe de Estado que parece que piensa y actúa lo contrario de usted?

Papa Francisco

Pero, la primera pregunta es… ―pero puedo responder a las dos― yo no juzgo nunca a una persona sin haberla escuchado. Creo que no debo hacerlo. Cuando hablaremos entre nosotros saldrán las cosas: yo diré lo que pienso, él dirá lo que piensa. Pero yo nunca, nunca he querido juzgar sin escuchar a la persona. Y la segunda es ¿qué pienso…?

Claudio Lavagna

¿Qué piensa en concreto sobre esos temas como la acogida a los emigrantes…?

Papa Francisco

Esto lo sabéis ya.

Claudio Lavagna

La segunda en cambio es: ¿Qué espera de un encuentro con un Jefe de Estado que piensa lo contrario de usted?

Papa Francisco

Siempre hay puertas que no están cerradas. Hay que buscar las puertas que al menos están un poco abiertas, para entrar y hablar sobre ideas comunes y caminar adelante. Paso a paso. La paz es artesanal: se hace cada día. También la amistad entre las personas, el conocimiento mutuo, la estima es artesanal: se hace todos los días. El respeto al otro, decir lo que se piensa, pero con respeto, caminar juntos… Alguno piensa de una manera distinta: decir eso, ser muy sinceros en lo que se piensa.

Claudio Lavagna

¿Espera usted que suavice sus decisiones después?

Papa Francisco

Este es un cálculo político que no me atrevo a hacer. Incluso en el plano religioso yo no soy proselitista. Gracias.

Elisabetta Piqué

Gracias por este viaje breve y muy intenso. Quisiéramos preguntarle: hoy es el centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima, pero es también un aniversario importante de un hecho de su vida, acaecido hace 25 años, cuando el Nuncio Calabresi le dijo que sería nombrado Obispo auxiliar de Buenos Aires: lo que significó el final de su exilio en Córdoba y un gran cambio en su vida. La pregunta es: ¿Ha puesto en relación alguna vez este hecho que cambió su vida con la Virgen de Fátima? Y si en estos días que ha rezado delante de Ella ha pensado en esto y qué es lo que nos puede contar. Gracias.

Papa Francisco

Las mujeres lo saben todo [ríe]. No he pensado en la coincidencia; sólo ayer, mientras rezaba delante de la Virgen, me di cuenta de que un 13 de mayo recibí la llamada telefónica del Nuncio, hace 25 años. Sí. No sé… dije: “Fíjate”. Y hablé con la Virgen un poco de eso, le pedí perdón por todos mis errores, también un poco por el mal gusto a la hora de elegir a las personas… [ríe]. Pero ayer me acordé.

Nicholas Senèze

Volvemos de Fátima a la que tanta devoción le tiene la Fraternidad San Pío X. Se habla mucho de un acuerdo que daría un estatuto oficial en la Iglesia a la Fraternidad. Incluso algunos han imaginado que este anuncio se podría haber dado hoy. Usted, Santidad, ¿piensa que este acuerdo será posible en breve? ¿Y cuáles son todavía los obstáculos que hay? ¿Y cuál es para usted el sentido de esta reconciliación? ¿Será el regreso triunfal de fieles que mostrarán lo que significa ser verdaderamente católico, u otra cosa?

Papa Francisco

Yo descartaría cualquier forma de triunfalismo, ¿no? Hace algunos días, la “feria cuarta” de la Congregación para la Doctrina de la Fe, su sesión ―la llaman “feria cuarta” porque se hace el miércoles― ha estudiado un documento, y el documento no me ha llegado todavía, el estudio del documento. Esta es la primera cosa. Segundo: las relaciones actuales son fraternales. El año pasado di a todos ellos la licencia para la confesión, también una forma de jurisdicción para los matrimonios. Pero ya antes también, los problemas, los casos que tenían ―por ejemplo― que debían resolverse en la Congregación para la Doctrina de la Fe, los llevaba la misma Congregación. Por ejemplo, abusos: los casos de abusos, ellos los traían a nosotros; también para la Penitenciaría Apostólica; también para la reducción al estado laical de un sacerdote lo traían a nosotros… Tenemos relaciones fraternales. Con Mons. Fellay tengo una buena relación, he hablado muchas veces… A mí no me gusta acelerar las cosas. Caminar, caminar, caminar, y después se verá. Para mí no es una cuestión de vencedores o derrotados, no. Es una cuestión de hermanos que deben caminar juntos, buscando la fórmula para dar pasos hacia adelante.

Tassilo Forchheimer

Santo Padre, con ocasión del aniversario de la Reforma, ¿pueden los cristianos evangélicos y católicos recorrer otra parte del camino juntos? ¿Hay posibilidad de que se participe en la misma Mesa Eucarística? Hace algunos meses, el cardenal Kasper dijo que era posible que se diese un paso adelante ya en este año…

Papa Francisco

Se han dado grandes pasos adelante. Pensemos en la primera Declaración sobre la justificación: desde aquel momento no se ha parado, el camino. El viaje a Suecia fue muy significativo, porque era precisamente el comienzo [de las celebraciones], y también una conmemoración con Suecia. También allí, significativo para el ecumenismo del camino, es decir, del caminar juntos con la oración, con el martirio y con las obras de caridad, con las obras de misericordia. Y allí Cáritas luterana y Cáritas católica han hecho un acuerdo para trabajar juntas: este es un gran paso. Pero se esperan pasos siempre. Usted sabe que Dios es el Dios de las sorpresas. Nunca debemos pararnos, ir siempre adelante. Rezar juntos, dar testimonio juntos, hacer obras de misericordia juntos, que es anunciar la caridad de Jesucristo, anunciar que Jesucristo es el Señor, el único Salvador, y que la gracia sólo viene de él… Y en este camino los teólogos continuarán estudiando, pero hay que recorrer el camino. Con el corazón abierto a las sorpresas…

Mimmo Muolo

Buenas tardes, Santidad. Le hago una pregunta en nombre del grupo italiano. Ayer y hoy en Fátima hemos visto un gran testimonio de fe popular, junto a usted; la misma que se ve también, por ejemplo, en otros Santuarios marianos como Medjugorje. ¿Qué piensa de esas apariciones ―si han sido apariciones― y del fervor religioso que han suscitado, visto que ha decidido nombrar a un Obispo delegado para los aspectos religiosos? Y, si me permite una segunda pregunta, que sé que le interesa mucho a usted, además de a nosotros italianos: quisiera saber, ¿qué es lo que piensa de las ONG que han sido acusadas de tratar con los traficantes de hombres? Gracias.

Papa Francisco

Comienzo por la segunda. He leído en el período que ojeo por la mañana que existía este problema, pero todavía no conozco los detalles de cómo ha sido. Y por eso no puedo opinar. Sé que hay un problema y que las investigaciones van adelante. Espero que continúen y que salga a la luz toda la verdad. ¿La primera? Medjugorje. Todas las apariciones o las presuntas apariciones pertenecen o son de la esfera privada, no son parte del Magisterio público ordinario de la Iglesia. Medjugorje: se formó una comisión presidida por el cardenal Ruini. La hizo Benedicto XVI. Yo, al final de 2013 o al comienzo de 2014, recibí del cardenal Ruini el resultado. Una comisión de buenos teólogos, obispos, cardenales. Buenos, buenos, buenos. La relación-Ruini es muy, muy buena. Después, había algunas dudas en la Congregación para la Doctrina de la Fe y la Congregación juzgó oportuno enviar a cada uno de los miembros del congreso, de esta “feria cuarta”, toda la documentación, también las cosas que parecían contrarias a la relación-Ruini. Yo recibí la notificación: recuerdo que era sábado por la tarde, ya noche. No me pareció justo: era como sacar a subasta ―perdonarme la palabra― la relación-Ruini, que estaba muy bien hecha. Y el domingo por la mañana el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe recibió una carta mía, en la que le pedía que en vez de enviar a la “feria cuarta” enviaran a mí, personalmente, las opiniones. Estas opiniones han sido estudiadas, y todas subrayaban la densidad de la relación-Ruini.

Sí, principalmente hay que distinguir tres cosas. Sobre las primeras apariciones, cuando [los “videntes”] eran jóvenes, la relación más o menos dice que se ha de continuar investigando. Acerca de las presuntas apariciones actuales, la relación tiene sus dudas. Yo personalmente soy más “malo”: yo prefiero la Virgen madre, nuestra madre, y no la Virgen jefa de la Oficina telegráfica, que todos los días envía un mensaje a tal hora… esta no es la madre de Jesús. Y estas presuntas apariciones no tienen tanto valor. Y esto lo digo como opinión personal. Pero quien piensa que la Virgen diga: “Venid que mañana a tal hora diré un mensaje a aquel vidente”; no. [En la relación-Ruini se] distinguen las dos apariciones. Y tercero, el núcleo verdadero y propio de la relación-Ruini: el hecho espiritual, el hecho pastoral, gente que va allí y se convierte, gente que encuentra a Dios, que cambia de vida… Para esto no hay una barita mágica, y este hecho espiritual-pastoral no se puede negar. Ahora, para ver las cosas con todos estos datos, con las respuestas que me han enviado los teólogos, se ha nombrado a este Obispo ―capaz, muy capaz, porque tiene experiencia― para ver cómo va la parte pastoral. Y al final, se dirá algo.

Joshua McElwee

Mi pregunta: el último miembro de la Comisión para la Protección de los Menores, que fue abusada por un sacerdote, dimitió en marzo. La señora Marie Collins dijo que tenía que dimitir porque los oficiales en el Vaticano no ponían en práctica los consejos de la Comisión que usted, Santo Padre, aprobó. Tengo dos preguntas. ¿De quién es la responsabilidad? ¿Y qué es lo que está haciendo usted, Santo Padre, para asegurarse que los sacerdotes y obispos en el Vaticano pongan en práctica sus recomendaciones aconsejadas por su Comisión?

Papa Francisco

Cierto. Marie Collins me explicó todo bien. Yo hablé con ella: es una buena mujer. Ella sigue trabajando en la formación sobre este tema con los sacerdotes. Es una buena mujer, que quiere trabajar. Hizo una acusación, y algo de razón tiene. ¿Por qué? Porque hay muchos casos atrasados, porque se amontonan. Además, en este momento se ha tenido que hacer la legislación sobre esto: ¿Qué tienen que hacer los obispos diocesanos? Hoy, en casi todas las diócesis hay un Protocolo para seguir en estos casos: es un gran progreso. Así los informes se hacen bien. Esto es un paso. Otro paso: hay poca gente, hay necesidad de más gente capaz para esto, y el Secretario de Estado está buscando, y también el cardenal Müller, presentar nuevas personas. El otro día se han asumido dos o tres más. Se ha cambiado al director de la Oficina disciplinar, que era bueno, buenísimo, pero estaba un poco cansado: ha regresado a su patria para realizar el mismo trabajo con su episcopado. Y el nuevo ―es un irlandés, Mons. Kennedy― es una persona muy buena, muy eficiente, veloz, y esto ayuda mucho.

Además hay otra cosa. A veces, los obispos envían; si el Protocolo está bien, va rápidamente a la “feria cuarta”, y la “feria cuarta” la estudia y decide. Si el Protocolo no está bien, debe volver atrás y hay que rehacerlo. Por eso se piensa en ayudas continentales, o dos por continente: por ejemplo, en América Latina, una en Colombia, otra en Brasil… Serían como pre-tribunales o tribunales continentales. Pero esto está en estudio. Y después, está bien: lo estudia la “feria cuarta” y se quita el estado clerical al sacerdote, que vuelve a la diócesis y hace recurso. Antes, el recurso lo examinaba la misma “feria cuarta” que había hecho la sentencia, pero esto es injusto. Y he creado otro tribunal y he puesto a la cabeza una persona indiscutible: el Arzobispo de Malta, Mons. Scicluna, que es uno de los más fuertes contra los abusos. Y en este segundo tribunal ―porque tenemos que ser justos― el que plantea un recurso tiene derecho a un defensor. Si se confirma la primera sentencia, el caso ha terminado. Sólo queda [la facultad de escribir] una carta, solicitando la gracia al Papa. Yo nunca he firmado una gracia. Así como están las cosas, estamos yendo adelante. Marie Collins en aquel punto tenía razón; pero nosotros, también, estábamos en ese camino. Pero hay dos mil casos amontonados. Gracias.

Joana Haderer

Le voy a hacer una pregunta sobre el caso de Portugal, pero creo que se aplica a muchas sociedades occidentales nuestras. En Portugal, casi todos los portugueses se identifican como católicos, casi todos, casi el 90%; pero la forma en que la sociedad se organiza, las decisiones que tomamos…ñ muchas veces son contrarias a las orientaciones de la Iglesia. Me refiero al matrimonio de los homosexuales, a la despenalización del aborto. Ahora mismo vamos a empezar a discutir la eutanasia. ¿Cómo ve esto?

Papa Francisco

Yo creo que es un problema político. Y que también la conciencia católica no es una conciencia a veces de pertenencia total a la Iglesia, y que detrás de eso no hay una catequesis matizada, una catequesis humana… O sea, el catecismo de la Iglesia católica es un ejemplo de lo que es una cosa seria y matizada. Creo que es falta de formación y también de cultura. Porque es curioso: en algunas otras regiones ―pienso en Italia, alguna por América Latina―, que… son muy católicos, pero son anticlericales… “i mangiapreti” [los come curas] que (ríe). Es un fenómeno que se da. A veces, e…

Joana Haderer

¿Y le preocupa?

Papa Francisco

Claro que me preocupa. Por eso digo a los sacerdotes ―lo habrán leído―: “Huyan del clericalismo”. Porque el clericalismo aleja a la gente. “Huyan del clericalismo”, y añado: es una peste en la Iglesia. Pero acá es trabajo también de catequesis, de concienciación, de diálogo, incluso de valores humanos. Gracias.

Recen por mí, no se olviden.


Enlaces recomendados:


Fuentes:

La Nación / Vida Nueva / Oficina Prensa del Vaticano

Puntuación: 5 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*