Giuseppe Castiglione: Un artista jesuita en la corte imperial china

corte_qianlong_castiglione2805

9.00 p m| 28 may 15 (BV).- ¿Cómo es que un joven artista nacido en Milán termina en la China Imperial como pintor de la corte? La de Giuseppe Castiglione es una historia de pasión, convicción y creatividad, en la que llegó a convertirse en un pintor históricamente reconocido. Su incursión significó una fuerte influencia para China y el mundo. Castiglione nació en 1688 e ingresó a la Compañía de Jesús cuando tenía 19 años. Poco tiempo después viajó a China, como misionero jesuita.

En el curso de su larga estancia en Pekín (murió allí en 1766), se las arregló para lograr una síntesis notable entre las tradiciones y técnicas de la pintura europea y las de la pintura china. Sus pinturas de animales, flores y paisajes le valieron el honor de ser nombrado pintor principal en la corte del Emperador Kang-hsi, que reinó desde 1661 hasta 1722 y del emperador Chien-lung que reinó desde 1735 hasta 1799. Con el tiempo se hizo famoso también como retratista y pintor de género.

Castiglione sobresalió entre un grupo de pintores y misioneros europeos, elegidos para participar de la corte y que combinaron la propagación de la fe cristiana (en medio de las dificultades que podemos imaginar) con una alta sensibilidad por el arte y cultura local, y una dedicación profesional a las comisiones artísticas de los emperadores.

—————————————————————————
Desde joven Castiglione dio muestras de sus inclinaciones artísticas al pintar dos cuadros de tema religioso para la capilla de los novicios jesuitas de Génova. Poco a poco fue ganando reconocimiento en Italia y Portugal, sin embargo su camino lo llevaría a servir como misionero en China, y en 1714 partía desde Lisboa a tierras orientales.

Después de aprender el idioma en Macau, también adoptó un nombre chino: Lang Shining. Finalmente llegó a Beijing en 1715, que era su destino, durante el reinado del Emperador Kang-hsi. En noviembre fue presentado al Emperador, quién tenía, en ese entonces, 61 años de edad. A Kang-hsi le alentaba un apasionado interés por el arte y la ciencia, así es que se recibió cordialmente al misionero, aunque no se estimaba su religión. Al poco tiempo fue nombrado como pintor de la corte.

qianlong_castiglione2805

qianlong3_castiglione2805

Las obligaciones de un pintor de la corte eran bastante estrictas, pues los pintores debían presentarse ante la guardia de palacio a las siete de la mañana e ir al estudio -situado entre un patio y un jardín, que durante en verano era demasiado caluroso- que tenían asignado para su trabajo, donde permanecían trabajando hasta las cinco de la tarde.

Castiglione tuvo que familiarizarse con la técnica china de la pintura al temple sobre seda, ya que al emperador no le gustaba la pintura occidental al óleo. Del mismo modo debió asimilar mucho del estilo tradicional de pintura china con el que su público estaba más familiarizado, aunque consiguió introducir la perspectiva, el sombreado y en general acercó las convenciones de representación chinas tradicionales a los modos heredados del arte occidental, que el autor había aprendido en Italia. De este modo su arte, si bien tiene una inconfundible impronta china, acaba siendo un arte mestizo, mezcla de dos tradiciones muy diferentes y eso precisamente es lo que lo hace más interesante.

El pintor italiano consideró primitiva la perspectiva china y es así que sugirió al Emperador que abriera una escuela de pintura, sin embargo aquel proyecto no mereció la aprobación del monarca. Entonces luego publicó un libro, Shin-hsueh, que quiere decir, “De la educación visual”. Nien Hsi-yao, ministro de la casa imperial, escribió en su prefacio, “Gracias a Lang Shining , el nombre en chino de Giuseppe Castiglione, ahora se puede dibujar temas chinos a la manera occidental”.

Admirado por tres generaciones de emperadores Qing, pintó retratos de emperadores y miembros de las familias, ambientados en escenarios históricos o elegidos por ellos mismos. Los retratos tenían que ser de frente, no tenía que haber sombras, que a los chinos les parecían manchas en la cara. Fue conocido también por sus pinturas de caballos, siendo “Cien corceles” la más popular entre ellas.

qianlong2_castiglione2805

100corceles_estampa_castiglione2805

corcel_castiglione2805

Cuando el emperador Kang-hsi murió el 30 de diciembre 1722 los jesuitas creían que habían perdido un gobernante benévolo y protector. En el funeral, participaron de las lamentaciones de funcionarios y servidores.

A Kang-hsi le sucedió Yung-cheng, quien durante su reinado reanudó la persecución a los misioneros, pero los que trabajaban en el palacio merecieron consideraciones especiales. Yung-cheng reinó durante 13 años, y su sucesor, Chien-lung, de 24 años de edad, visitaba casi todos los días el estudio del jesuita para verlo como pintaba.

La corte le pidió a Giuseppe Castiglione que pintara un rollo de seda con las imágenes del emperador, la emperatriz y sus 11 concubinas, titulado “En mi corazón hay poder para reinar apaciblemente”, y es el más famoso de entre más de 200 retratos que pintó el sacerdote. Chien-lung admiró la obra solo tres veces: cuando se terminó, en el septuagésimo aniversario del soberano y cuando abdicó. Entonces se selló la pintura en una caja y se declaró que quien tratase de mirarla sería cortado en mil pedazos.

qianlong4_castiglione2805

corceles_castiglione2805

En su calidad de pintor de la corte, Giuseppe Castiglione captó los principales episodios de la vida de Chien-lung, escenas de guerra, cacerías espectaculares y grandes fiestas. Y para satisfacer las exigencias de Chien-lung, el pintor tuvo que convertirse en arquitecto improvisado, porque el Emperador deseaba adornar Yuan Ming Yuan, su nuevo palacio de verano, a la manera de los “bárbaros europeos”. La obra comenzó en 1747, y fue terminada en 1759. Chien-lung gustaba especialmente del Palacio del Mar Sereno, Hsi Yen Tang, y de su portentoso reloj de agua al pie de la escalera monumental.

ruinas_yuanmingyuan_castiglione2805

Cuando Giuseppe Castiglione cumplió 70 años de edad, el emperador quiso celebrar el acontecimiento con toda la pompa digna de un alto funcionario. Una brillante procesión de 24 músicos, cuatro mandarines a caballo y un representante de Chien-lung escoltaron el camino en Pekín al festejado y los regalos imperiales, entre las aclamaciones de la muchedumbre alineada a lo largo del camino.

guerreromanchu_castiglione2805

Giuseppe Castiglione murió en 1766 a los 78 años de edad, fue sepultado con solemnidad a pocos kilómetros de la ciudad, en una parcela donada por el emperador, quien dio la prueba definitiva de su aprecio por el viejo misionero al redactar un epitafio que se labró en su tumba.

Castiglione siguió los pasos de otros misioneros jesuitas, como Matteo Ricci y Adam Schall von Bell, quienes llevaron sus conocimientos en ciencia, tecnología y astronomía Occidental a China, y a cambio conocieron e introdujeron muchas facetas de la cultura china en Europa. Sin embargo, no quedan dudas que la contribución más importante de Lang es en materia artística. Colectivamente, estos pioneros en el diálogo intercultural entre Oriente y Occidente facilitaron su entendimiento y progreso.


Fuentes y enlaces de interés:

Giuseppe Castiglione – Painter @ Court of 3 Chinese Emperors

Golden Age of China – Treasures Ming to Qing at NGV, 2015

The Paintings of Brother Giuseppe Castiglione, SJ

Puntuación: 5 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *