P. Gustavo Gutiérrez presentó en Lima ‘Iglesia pobre y para los pobres’ del cardenal Müller

Gustavo Gutiérrez

11.00 p m| 9 abr 15 (EL PAÍS/BV).- El padre Gutiérrez participó en la presentación del libro “Iglesia pobre y para los pobres”, obra del cardenal alemán Gerhard Müller, que cuenta con el prólogo del Papa Francisco y una colaboración especial del “padre de la Teología de la Liberación”. Con lenguaje llano y sencillo, al alcance de todos, recordó, entre otras cosas, que “la Teología de la Liberación es una carta de amor a Dios, a la Iglesia y al pueblo” y, quizás por eso, está más viva que nunca. Las dos primeras partes del libro contienen textos del Cardenal Müller sobre la Iglesia como liberadora y evangelizadora. La tercera, titulada “De América Latina a la Iglesia universal” incluye textos de Gustavo Gutiérrez y José Sayer.

—————————————————————————
En la presentación del martes 7 de abril en Lima, Gutiérrez describió los aportes al mundo de hoy de la teología que elaboró en 1971 y que plantea una opción preferencial por los pobres. El libro del cual es coautor -a petición de Müller- junto con el sacerdote alemán José Sawyer fue publicado originalmente por la editorial oficial del Vaticano en febrero de 2014. Ambos religiosos alemanes pasaron temporadas en Perú, donde conocieron el trabajo pastoral del sacerdote, además de la teología.

El sacerdote peruano, premio Príncipe de Asturias de Humanidades y Comunicación 2003, destacó ante un auditorio de más de 300 personas que esta corriente,si tiene algo de nuevo, es un cierto lenguaje sobre “la manera como se presenta la pobreza hoy día, y una mayor conciencia de la complejidad y la diversidad de la pobreza que es siempre pensada exclusivamente en relación a lo económico al medirla”. Pero los comentaristas y él destacaron que la Biblia está llena de referencias a la primacía del otro, del desvalido. “Comprendo lo que las ciencias sociales hacen, manejan criterios de un dólar y medio o un dólar y cuarto, pero la pobreza es también la marginación de personas por raza, por el color de la piel, o por la condición femenina”, precisó.

El religioso y académico recordó que esta teología nace en la convergencia de dos procesos: la situación social, política y cultural de los años 60 en América Latina y el Caribe, “con la irrupción del pobre en la conciencia del pueblo latinoamericano”, y el Concilio Vaticano II convocado por el Papa Juan XXIII. “El término liberación traduce palabras hebreas y griegas de redención y salvación, es un término bíblico”, aclaró.

El teólogo vivió décadas de aislamiento sancionado en el Vaticano por el entonces prefecto para Congregación de la Doctrina de la Fe, cardenal Joseph Ratzinger -antes de ser el Papa Benedicto XVI-, quien argumentaba que esa corriente de la iglesia latinoamericana no había deslindado con el marxismo. Dicho episodio -anotó uno de los comentaristas del libro, el sacerdote Andrés Gallego- , terminó en agosto de 2006 cuando Ratzinger informa al presidente de la Comisión Episcopal de Perú la positiva finalización del diálogo con Gutiérrez, “pero el reconocimiento del valor de la teología de la liberación en el centro de la iglesia no deja de ser importante”; es decir la publicación del libro de Müller y Gutiérrez con prefacio del Papa Francisco I.

Otro de los comentaristas del texto en Lima, el sacerdote jesuita Alberto Simons, añadió que la iglesia católica está atravesando por un “momento oportuno”, elkairos. Y en el mismo sentido apuntó Gutiérrez: “Es bueno que tengamos un Papa que insiste en decir ‘no quiero una iglesia así, prefiero esto a lo otro’; es una perspectiva muy fuertemente pastoral, y un momento muy rico para la reflexión sobre la relación entre la fe y la práctica misma: es lo que hace una teología sana. La teología no se hace para escribir libros, sino para ayudar al conjunto de la iglesia y a las personas a vivir plenamente el evangelio”.


Fuente:

Texto de Jacqueline Fowks publicado en “El País”.


Enlace recomendado:

Crónica de la presentación del libro “Iglesia pobre y para los pobres” de José Manuel Vidal, director de Religión Digital

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Un pensamiento en “P. Gustavo Gutiérrez presentó en Lima ‘Iglesia pobre y para los pobres’ del cardenal Müller

  • 10 abril, 2015 al 10:48 am
    Permalink

    Como no recordad al Padre Gutierrez mi querido profesor de Teologia en la PUCP, un hombre consagrado a Dios y llevando siempre el catolicismo al nivel que Cristo lo instauro

    Responder

Responder a Maritza Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *