‘Instrumentum Laboris’ para Sínodo sobre la familia propone ‘Pastoral de misericordia’

8.00 p m| 26 jun 14 (AGENCIAS/BV).- El Instrumentum Laboris del Sínodo sobre la Familia, que sintetiza las respuestas de la Iglesias locales al cuestionario sobre matrimonio y familia, propuesto en el Documento preparatorio, fue presentado en la Oficina de prensa de la Santa Sede. El texto está estructurado en tres partes -el Evangelio de la familia, las situaciones familiares difíciles, la educación a la vida y a la fe en el núcleo familiar- y retoma, según un orden funcional, las ocho temáticas propuestas en el cuestionario.

En los discursos de presentación del documento se anunció que promueve una pastoral de misericordia e inclusión para aquellos que están en situaciones de irregularidad canónica, como los que conviven, los separados, los divorciados vueltos a casar, las madres solteras o las parejas del mismo sexo y sus eventuales hijos. Este documento será usado por los obispos de todo el mundo durante el Sínodo sobre la familia, que se celebrará del 5 al 19 de octubre.

—————————————————————————
La conferencia de prensa, dirigida por el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, contó con la participación de tres cardenales (Baldisseri, Erdo y Ving-Trois), un obispo-teólogo (Bruno Forte) y una pareja proveniente de la Acción Católica. Fue el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, el encargado de explicar el Instrumentum laboris para la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, que se celebrará del 5 al 19 de octubre de 2014, y que lleva el título “Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización”.

El Instrumentum Laboris, es el resultado de la investigación promovida por el Documento Preparatorio, que incluía un cuestionario de 39 preguntas el cual “ha recibido una acogida positiva y una amplia respuesta, tanto del pueblo de Dios como en la opinión pública general”, ha indicado el cardenal. Asimismo, ha precisado que se han celebrado tres reuniones del Consejo de Secretaría, dos reuniones interdicasteriales, la difusión de la Oración del Papa por el Sínodo de la familia, realizadas contemporáneamente en tres Basílicas dedicadas a la Sagrada Familia (Nazaret, Loreto y Barcelona), las intervenciones del Secretario general en numerosas ocasiones, así como conferencias y simposios.

El texto se compone de tres partes, coherentes con las temáticas del Documento Preparatorio. La primera parte, ha explicado el cardenal Baldisseri, está dedicada al Evangelio de la familia, es el plan de Dios, del conocimiento bíblico, magisterial y de la recepción, de la ley natural y de la vocación de la persona de Cristo. “El hallazgo del escaso conocimiento de la enseñanza de la Iglesia pide a los trabajadores pastorales una mayor preparación y el compromiso a favorecer la comprensión por parte de los fieles, que viven en contextos culturales y sociales diferentes”, ha precisado.

La segunda parte afronta los desafíos pastorales inherentes a la familia, como la crisis de la fe, las situaciones críticas internas, las presiones externas y otras problemáticas. “A la responsabilidad de los pastores compete la preparación al matrimonio, hoy cada vez más necesaria, para que los novios maduren su elección como adhesión pastoral de fe al Señor, para edificar su familia en bases sólidas”, ha observado el purpurado.

Al respecto, ha señalado que son consideradas de forma particular las situaciones pastorales difíciles “que tienen que ver con las parejas que viven juntas y las parejas de hecho, los separados, los divorciados, los divorciados vueltos a casar y sus hijos, las madres adolescentes, los que se encuentran en condiciones de irregularidad canónica y los que piden el matrimonio sin ser creyentes o practicantes”. El Secretario del Sínodo ha señalado que urge permitir a las personas heridas sanar y reconciliarse, encontrando nueva confianza y serenidad. Por eso, “es necesaria una pastoral capaz de ofrecer la misericordia que Dios concede a todos sin medida. Se trata de proponer, no imponer; acompañar, no presionar; invitar, no expulsar; de preocuparse y no defraudar”.

Con respecto a las parejas que conviven y las parejas de hecho ha añadido: “La Iglesia siente el deber de acompañar estas parejas en la confianza de ser capaz de llevar una responsabilidad, como la del matrimonio, que no es demasiado grande para ellos”. Además ha puntualizado sobre la, ” la cuestión de los divorciados vueltos a casar, que viven con sufrimiento su condición de irregulares en la Iglesia, ofrece un conocimiento real de su situación de la cual la Iglesia se siente interpelada a encontrar soluciones compatibles con su enseñanza, que conduzcan a una vida serena y reconciliada”. A propósito de esto, aparece la exigencia de simplificar y acelerar los procedimientos judiciales de nulidad matrimonial.

El cardenal también ha señalado la importancia de hacer cursos de formación al matrimonio mejores cualitativamente y hacer un seguimiento a la pareja después de la boda. Del mismo modo ha hecho mención a las uniones entre parejas del mismo sexo, donde también ha evidenciado el cuidado pastoral de la Iglesia en estas situaciones.

La tercera parte del documento indicó el cardenal Baldisseri, presenta en primer lugar “las temáticas relativas a la apertura a la vida, como el conocimiento y las dificultades en la recepción del Magisterio, las sugerencias pastorales, la praxis sacramental y la promoción de una mentalidad abierta a la vida”. Sobre la responsabilidad educativa de los padres, “emerge la dificultad en el transmitir la fe a los hijos, que se concretiza en la iniciación cristiana.

El Instrumentum laboris es entregado a los miembros de derecho de la Asamblea Sinodal para que durante el tiempo que nos separa de la celebración de la Asamblea General puede ser estudiado y valorado por las respectivas Conferencias Episcopales, para llegar a la presentación de la intervención que cada presidente ofrecerá a la Asamblea, como aporto específico a los trabajos sinodales.

Por otro lado, el purpurado ha indicado que este documente da una visión de la realidad familiar en el contexto actual, que representa el inicio de una reflexión profunda cuyo desarrollo se realizará en dos etapas previstas por la Asamblea General Extraordinaria (2014) y la Ordinaria (2015), estrechamente unidas por el tema de la familia a la luz del Evangelio de Cristo. De este modo, los resultados de la Asamblea Extraordinaria serán utilizados para la preparación del Instrumentum Laboris de la Asamblea Ordinaria, después de la cual será publicado un Documento final, sometido a la decisión del Santo Padre.

Descarga aquí el Instrumentum laboris en PDF.


Intervención del cardenal Lorenzo Baldisseri

Ha explicado que el Instrumentum Laboris consta de tres partes, en consonancia con los temas del Documento Preparatorio:

“La primera dedicada al Evangelio de la familia, trata del plan de Dios, del conocimiento bíblico, magisterial y de su recepción, de la ley natural y de la vocación de la persona en Cristo… Las dificultades que se plantean en relación con la ley natural pueden ser superadas por una referencia más cuidadosa con el mundo bíblico, su lenguaje y las formas narrativas, y la propuesta de tematizar y profundizar el concepto de inspiración bíblica, del orden de la creación, como oportunidad de releer de una manera más existencialmente significativa la ley natural.

Además, el papel de la familia, -unidad básica de la sociedad, el lugar donde se aprende a vivir con la diferencia y a pertenecer a los otros-, es un espacio privilegiado de valores como la hermandad, el amor, el respeto y la solidaridad entre las generaciones, donde se promueve la dignidad de las personas, superando el individualismo y contribuyendo al bien común de la sociedad.

La segunda parte aborda los desafíos pastorales inherentes a la familia, tales como la crisis de la fe, las situaciones críticas internas, las presiones externas y otras problemáticas. Es de responsabilidad de los pastores la preparación al matrimonio, hoy cada vez más necesaria, para que los novios maduren su elección como una adhesión personal de fe al Señor, para construir su familia sobre una base sólida”.

Ha destacado que serán considerados de manera particular “las situaciones pastorales difíciles como las convivencias y las uniones de hecho, los separados, los divorciados que se han vuelto a casar y los hijos de éstos, las madres solteras, los que están en una condición de irregularidad canónica y aquellos que requieren el matrimonio sin ser creyentes o practicantes”.

El purpurado ha matizado que sobre el fenómeno de las convivencias y de las uniones de hecho, en creciente difusión, “la Iglesia siente el deber de acompañar a estas parejas en la confianza de ser capaces de mantener una responsabilidad, como la del matrimonio, que no es demasiado grande para ellos”. Por otra parte, sobre la cuestión de los divorciados y vueltos a casar, “que viven con dolor su irregular situación en la Iglesia, ofrece un conocimiento real de su situación por la cual la Iglesia se siente interpelada a encontrar soluciones que sean compatibles con su enseñanza que lleven a una vida pacífica y reconciliada. En este sentido parece ser pertinente la necesidad de simplificar y agilizar los procedimientos legales para la nulidad matrimonial”.

Acerca de la unión entre personas del mismo sexo ha declarado que “se distinguen contextos en los que la legislación civil es más o menos favorable; destaca el cuidado pastoral de las Iglesias particulares hacia estas situaciones, incluidas las cuestiones relacionadas con los hijos presentes en ellas”.

“En la tercera parte se presentan primero las cuestiones relacionadas con la apertura a la vida, tales como el conocimiento y las dificultades en la recepción del Magisterio, las sugerencias pastorales, la praxis sacramental y la promoción de una actitud abierta a la vida. En cuanto a la responsabilidad educativa de los padres, es evidente la dificultad en la transmisión de la fe a sus hijos, que se concreta en la iniciación cristiana; se trata, por último, de la educación cristiana en situaciones familiares difíciles, cuyas reflexiones sobre los niños también se extienden al ámbito de la fe y a las disposiciones para la celebración de los sacramentos”.

El cardenal Bardisseri ha mencionado que los temas que no están incluidos en el documento se tratarán en la Asamblea General Ordinaria del Sínodo de 2015 (4-25 octubre) bajo el tema “Jesucristo revela el misterio y la vocación de la familia”. Esta será la tercera etapa del proceso de reflexión sobre la familia, que se inició con el Consistorio del 20 de febrero de 2014.

Por último ha explicado que el Instrumentum Laboris proporciona una visión de la realidad de la familia en el contexto actual, que representa el inicio de una profunda reflexión, cuyo desarrollo se llevará a cabo en dos etapas previstas por la Asamblea General Extraordinaria (2014) y la Ordinaria (2015), que están estrechamente vinculadas por el tema de la familia bajo la luz del Evangelio de Cristo. Los resultados de la primera Asamblea Extraordinaria se utilizarán para la preparación del Instrumentum Laboris de la sucesiva y sólo después de ésta se publicará un Documento final sometido a la decisión del Santo Padre.


Palabras del cardenal Ving-Trois, presidente delegado del Sínodo

“El objetivo del Sínodo no debería ser imponer una doctrina a la sociedad, sino compartir con la sociedad la reflexión esclaricida por la fe sobre una experiencia que se vive en todo el mundo y, por lo tanto, es una situación privilegiada para la evangelización”

“El primer mensaje de la Iglesia no es teórico, sino el ejemplo vivido por muchas familias, que muestra que es humanamente posible vivir unidos en familia”.

“La doctrina eclesial sobre la familia no es ante todo una fabricación del clero celibatario, sino algo que es vivido y que todo el mundo puede ver”.

El cardenal francés pide “una preparación seria al matrimonio”. En Francia, “más de la mitad de los matrimonios no son religiosos”. Las parejas suelen decir que “el matrimonio católico es más serio que los otros”.

“El sacramento del matrimonio no aporta una gracia mágica, es un momento de gracia que hay que alimentar. De ahí la importancia no sólo de preparar a los que se van a casar, sino de acompañarlos después a través de los movimientos familiares”.

“Se trata de un Sínodo sobre la familia y, por lo tanto, también sobre los hijos”

Aboga el cardenal francés por el “acompañamiento curativo” con las familias que sufren “heridas” en su recorrido familiar. Y habla, por ejemplo, de madres solteras, “una categoría especialmente sufrida de la población y de la que nadie se ocupa, porque no salen en las portadas de los medios”

“Personas que ejercen una función familiar en la que les falta uno de los actores”. También habla de las personas abandonadas y divorciadas, que quieren seguir siendo fieles a su alianza. Los divorciados vueltos a casar es “una profunda preocupación pastoral en Occidente”, pero no debería convertirse en la única cuestión del Sínodo, que no es un Sínodo de la “Iglesia occidental cansada”, sino de la Iglesia universal.

Otro punto sensible es el de las “uniones de hecho”. Unas que son un camino común antes del matrimonio. Y las uniones de hecho de largo recorrido y rechazan el compromiso social del matrimonio.

“El factor del sufrimiento tiene un impacto directo sobre la familia, ya sea por la emigración económica o por la emigración por la violencia”.

“La difusión de una cultura hedonista e individualista se desarrolla a gran velocidad a través de la tranmisión de modelos por medio de Internet”.


Palabras de Bruno Forte, arzobispo y teólogo

“Se trata de un texto riguroso y honesto”

“¿Qué Evangelio de la familia proponer en las circunstancias actuales?”

“Dos motivaciones: la situación de crisis de la institución familiar y el deseo de familia”

“Abandono de la ley natural y la relativización del concepto de naturaleza y de permanencia de la familia”

“Otro dato innegable que emerge de las respuestas es que las personas perciben el valor del vínculo permanente”

“El deseo de familia, que parece sorprendente, es un auténtico signo de los tiempos”

“Carácter eminentemente pastoral que el Papa Francisco quiere dar al Sínodo. No está en cuestión la revisión de la doctrina de la Iglesia, sino su aplicación pastoral”

“Por ejemplo, a nivel del lenguaje, porque corremos el riesgo de responder a preguntas que la gente no se hace”

“Criterio inspirativo: la mirada de misericordia”

“La Iglesia está llamada a ser siempre la casa abierta del Padre, donde hay espacio para todos”

“Curar las heridas y volver a la comunidad”

“No se trata del divorcio católico”

“Estamos ante un inviernos demográfico, con consecuencias humanas y sociales”

“El desafío de la Iglesia es mantener la mentalidad abierta a la vida”

“La Humanae Vitae tuvo un problema de traducción hermenéutica, a pesar de su valor profético”

“La imagen de Iglesia que sale del documento es una Iglesia madre, la idea dominante de la Iglesia de los tres primeros siglos”

“Una Iglesia en salida, no autorreferencial”

Fuentes:

Revista Ecclesia / AICA / Radio Vaticana

Puntuación: 5.00 / Votos: 4

Comentarios

  1. Mundy escribió:

    LA COSA VA EN SERIO

    Los inmisercordes deben estar que trinan, los que se montaron los chiringuitos al margen de la legalidad eclesial deben estar comenzando a guardar los petates, se viene la reforma y muchos preclaros y ultraconservadores deben sentir que su tiempo se acaba, que el cirio se va consumiendo, que llegan luces nuevas.

    Esto se percibe en todo el mundo, al menos es la información que nos llega desde los 75 países que visitan La Barca (http://www.labarcaglobal.bl…) quizás el único blog hecho por y para católicos divorciados en nueva unión de todo el mundo.

    Las primeras declaraciones del papa nos dieron una pista, cuando envió la Encuesta a todas las diócesis del mundo para ver las opiniones que se recibían lo tomamos con tanta alegría como desconfianza, cuando dijo HAGAN LIO lo sentimos como una invitación a no dejarnos abandonar en nuestras utopías y ahora con el documento preparatorio “instrumentum laboris” (http://www.vidanueva.es/sin…) ya no nos quedan dudas: LA COSA EN SERIO.

    Dicho documento elaborado sobre la base de las Encuestas de todo el mundo refleja con mucha aproximación el fenómeno de la problemática y sienta las bases para que algo se haga.

    Nada será gratis, a nuestros pastores no los podemos dejar solos, debemos acompañarlos con nuestras oraciones, con nuestros compromisos, con nuestras ilusiones, ya sea en la 1º Peregrinación Mundial de Católicos Divorciados en Nueva Unión en El Vaticano el próximo 5 de Octubre, que promueve y difunde La Barca, coincidiendo con el inicio de la III Asamblea Extraordinaria del Sínodo de Obispos, en la parroquia de cada uno, con una oración en la casa o simplemente guiñando un ojo al Cielo rumbo al trabajo, casi es lo mismo cualquier cosa, la cuestión es decir presente, aquí estamos.

    Como sea, donde sea, cuando puedas, este sueño de muchos es la esperanza de volver a ser de cristianos de 1ª y no como hasta ahora donde tenemos problemas hasta para inscribir a nuestros hijos en colegios confesionales.

    Tu elige el camino que se te ocurra, nosotros desde La Barca seguiremos HACIENDO LIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *