Periodismo de paz en tiempos difíciles

10:00 a m| 22 may 18 (VATN).- Johan Galtung, de 87 años y noruego de nacimiento pero ciudadano del mundo, es considerado uno de los intelectuales más significativos de nuestro tiempo y reconocido como fundador de los modernos estudios sobre la paz. Ha enseñado en algunas de las universidades más importantes del mundo y es consultor de diversos organismos de las Naciones Unidas.

En el 1998, fundó Trascend, una organización a nivel mundial con la finalidad de formar la práctica de la transformación no-violenta de los conflictos. En entrevista con Vatican News, el profesor Galtung habla de la actualidad del periodismo de paz y del gran apoyo ofrecido por el papa Francisco a este empeño con su último Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

—————————————————————————

– Prof. Galtung, históricamente ha sido justamente usted a lanzar el concepto de “periodismo de paz” en los años ’60. ¿Cómo nace esta idea?

Me vino simplemente estudiando noticias, y esto precisamente en el 1960, cuando se hablaba de Cuba y del Congo. Yo estudiaba, analizaba los diarios noruegos para entender cómo trataban estas noticias. Y, en síntesis, podríamos decir que, en aquella época llegué a cuatro conclusiones: las noticias debían ser negativas, debían ser algo que tuviera que ver con la guerra y con la violencia, debían ser dirigidas al exterior, no estructuradas, tenía que haber alguien a quien dar la culpa – aspecto muy importante – y, en tercer lugar, debía concernir a otros países, países importantes y en particular a personajes importantes en los países importantes. Por ejemplo, tomemos un evento cualquiera y veamos si corresponde a uno o a todos estos cuatro criterios: a este punto, es fácil que se vuelva noticia.

– Han pasado 60 años desde entonces. ¿Qué significa para usted hoy el “periodismo de paz”?

Vea, entretanto he trabajado mucho sobre el concepto de paz y entonces, para mí, hay una distinción entre la paz “positiva” y la paz “negativa”. En efecto, el periodismo de paz se divide en dos: el periodismo de paz “negativo”, que busca encontrar soluciones a conflictos con el fin de reducir la violencia; y el periodismo de paz “positivo”, que quiere explorar la posibilidad de una mayor cooperación positiva. En otras palabras, el primero se concentra en el aspecto negativo y el segundo en el positivo.

– Como usted sabe, el Papa Francisco ha dedicado el Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2018 al “periodismo de paz”. ¿Qué importancia reviste para Ud. esta toma de posición del Papa?

Reconozco en el Papa una de las mayores figuras positivas de nuestro tiempo y obviamente estoy profundamente impactado por su toma de posición con respecto a un concepto como el periodismo de paz. ¡Creo que su apoyo es fantástico! Soy un gran admirador del Papa Francisco y para mí este Mensaje es un gran empuje y un gran apoyo.

– En su mensaje, el Papa Francisco afirma que “la paz es la verdadera noticia”. ¿Por qué para los medios de comunicación es tan difícil dar información sobre la paz? ¿Por qué parecen interesados solamente en la guerra?

Porque no saben cómo escribir, ¡no saben ni siquiera como conceptualizar la paz! Hubo un caso indicativo en Dinamarca: improvisamente, se inició a hablar de “reconciliación”, de reconciliación con respecto a eventos importantes que se verificaron en Dinamarca en el pasado y de los cuales los periodistas no habían escrito nada, porque no tenían ni siquiera el concepto.

– Por lo tanto es fundamental educar, formar a los jóvenes periodistas…

Usted ha metido el dedo en la llaga: todo inicia precisamente desde la educación de los periodistas y esto significa que estamos hablando del estudio del periodismo o de las escuelas de periodismo. Un tiempo, yo era profesor de sociología en la Columbia University en Nueva York. En su escuela de periodismo daban por hecho que el modo en el cual ellos lo hacían fuese perfecto y no tenían idea de lo que yo llamo “periodismo positivo”. La escuela de periodismo de la Columbia University ha dado las líneas guía para los Estados Unidos y los Estados Unidos indican el camino para el periodismo de gran parte del resto del mundo. Por lo tanto, era importante introducir el “periodismo de paz”.

 

Día Mundial de la Libertad de Prensa: frenos y contrapesos al poder

“Un entorno mediático libre y pluralista que permita que el público exprese su voluntad política y que la buena gobernanza prospere”, es uno de los objetivos principales que persigue el Día Mundial de la Libertad de Prensa, organizado por la UNESCO y que este año lleva como tema “Los frenos y contrapesos al poder: medios de comunicación, justicia y estado de derecho”, que pretende estimular el debate entorno a esta cuestión, así como promover el conocimiento, tanto de los problemas actuales como de los éxitos obtenidos en relación con la libertad de expresión.

El origen de esta celebración mundial

La idea del Día Mundial de la Libertad de Prensa tiene su origen en la Declaración de Windhoek para el Fomento de una Prensa Africana Independiente y Pluralista, aprobada en Namibia en 1991.

En 2018, los actos de dimensión mundial regresan una vez más al continente en el que todo empezó. Accra, capital de Ghana, acogerá esta conmemoración mundial de la UNESCO aunque el tema del Día Mundial también se abordará en actos celebrados en otros muchos países del mundo.

Resulta evidente que en todo el planeta la reciente evolución política, tecnológica y económica ha sometido la libertad de prensa a nuevas presiones. Y prueba de ello es que en ciertas regiones se ha observado un endurecimiento de las medidas adoptadas por los poderes públicos para limitar la libertad de expresión mediante legislación restrictiva y mecanismos de censura.

Las nuevas limitaciones relacionadas con la seguridad nacional y las medidas antiterroristas han acentuado esta tendencia. Aún más preocupantes son los riesgos que constantemente corren los periodistas al realizar su trabajo: acoso, violencia, discursos de odio, amenazas e incluso muerte.

Proteger la libertad de expresión del periodista

De ahí, el valor del tema de este año propuesto por la UNESCO, que pone de relieve la necesidad de crear un entorno jurídico propicio a la libertad de prensa, haciendo hincapié especialmente en la función de un poder judicial independiente, plenamente facultado para intervenir en asuntos relacionados con la libertad de expresión, amparar la libertad de prensa con garantías legales y enjuiciar todo delito cometido contra los periodistas.

Al mismo tiempo, el tema abarca el papel de los medios de comunicación en el desarrollo sostenible, así como en periodos electorales, cuando desempeñan una función de vigilancia que favorece la transparencia, la rendición de cuentas y el estado de derecho.

Como parte del mismo tema se explorarán también las deficiencias legislativas en lo referente a la libertad de expresión e información en línea, así como los riesgos de reglamentar los discursos vehiculados por Internet.

Caminar juntos hacia una sociedad más libre y justa

Por tanto, en Accra, la celebración global del Día Mundial de la Libertad de Prensa reunirá a las partes interesadas de los medios de comunicación, el Gobierno, la sociedad civil y el sector universitario de Ghana, de la región y de otras zonas, que examinarán igualmente los problemas acuciantes en relación con la libertad de expresión y debatirán sobre las maneras de fortalecer el periodismo como elemento central en la construcción de sociedades justas, pacíficas e inclusivas.

Y todo ello con el fin de caminar juntos hacia un mayor entendimiento sobre cómo funciona el periodismo y la circulación de la información, permitiendo así elaborar respuestas a los desafíos que afectan actualmente a la libertad de prensa en todo el mundo y construyendo una sociedad más libre y por ende, más justa.

 

Fuente:

Vatican News

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *