Archivos Mensuales: julio 2020

PERÚ: MEMORIA HISTÓRICA

Etiquetas :

Categoría : Política

[Visto: 211 veces]

Feliz 28 julio


LAS NUEVAS ARMAS DEL ABOGADO DIGITAL

Etiquetas :

Categoría : Legislación

[Visto: 436 veces]

Coronavirus y la Era del Cero Papel.

La pandemia no sólo ha revolucionado la Educación. También el sector Justicia ha tenido que adecuarse velozmente a la Nueva Normalidad.

Ya no rige la cuarentena obligatoria pero el aislamiento voluntario que siguen miles de peruanos (para evitar llegar a las puertas de hospitales que no pueden atenderte y que son focos de infección), hace perentorio dar un salto cualitativo en el uso de las nuevas tecnologías.

Es cierto que herramientas como la computadora, la impresora y el celular ya eran de utilidad para los abogados en la era pre-pandemia; pero lo cierto es que, hasta marzo del 2020, el entorno de trabajo de las actividades judiciales era el Formato Papel.

Al inicio de la Nueva Normalidad, y con el virus todavía llevándose un alto número de vidas, podemos decir que nos encontramos dando los primeros pasos (o saltos) hacia un nuevo entorno: el Entorno Digital. La era del Cero Papel.

Entre las normas que regulan este nuevo escenario tenemos al Decreto Legislativo 1246, que aprueba medidas de simplificación administrativa (10/11/2016), D.S. 033-2018-PCM, que crea la Plataforma Digital Única del Estado Peruano (23/03/2018), Decreto Legislativo 1412, Ley de Gobierno Digital (13/09/2018), Decreto de Urgencia 006-2020, que crea el Sistema Nacional de Transformación Digital (09/01/2020),  Decreto de Urgencia 007-2020, que aprueba el Marco de Confianza Digital (09/01/2020), y el D.S. 016-2020-PCM, que amplía los servicios de información del D. Leg. 1246 (03/02/2020).

El Expediente Judicial Electrónico – EJE y la Mesa de Partes Electrónica – MPE.

Dos medidas han catapultado este nuevo escenario: el Expediente Judicial Electrónico (EJE) que oficialmente nació el 2017 pero recién con la llegada de la pandemia ha dado un salto cualitativo, y la Mesa de Partes Electrónica (MPE), que ha avanzado en generalizarse por todas las Cortes del Perú en los últimos meses.

La Mesa de Partes Electrónica – MPE obligará a un nuevo método en la presentación de demandas y escritos judiciales, ya que para enviarlas se necesitará que luego de elaborado el escrito y firmado por la parte interesada y el abogado, se debe escanear el documento en formato pdf, y luego recién enviarlo por la MPE.

Se establecieron en la Resolución Administrativa 005-2017-CE-PJ y en la Resolución Administrativa 133-2020-CE-PJ.

El Sistema de Notificaciones Electrónicas – SINOE.

A ello hay que añadir el Sistema de Notificaciones Electrónicas – SINOE, que reemplazará a las casillas judiciales tradicionales adonde llegaban las notificaciones judiciales escritas, asunto importante para el cómputo de los plazos judiciales. Es verdad que el SINOE existía antes de la pandemia, pero no todos los abogados tenían una. Ahora todos los abogados deberán tener su propia casilla electrónica. Esto evitará las constantes visitas que se hacían en persona a la Central de Notificaciones del Poder Judicial.

La firma electrónica y la firma digital

La firma del documento también tiene una modificación significativa. Puede tener la firma escaneada del abogado (se le denomina firma electrónica) o puede hacerlo con la firma digital. Para contar con la firma digital, el abogado debe obtener primero su DNI electrónico (DNIe) en la RENIEC, y en esta misma entidad (o un proveedor particular) tramitar el certificado digital, que le permitirá tener la firma digital.

La firma digital utiliza una técnica de criptografía asimétrica basada en el uso de un par de claves único, y tiene la misma validez y eficacia jurídica que la firma manuscrita. Para ello, se debe bajar a la computadora el software gratuito proporcionado por RENIEC, y contar con un lector electrónico de DNI.

La firma electrónica y la firma digital están reguladas por la Ley de Firmas y Certificados Digitales 27269 y su Reglamento (D.S. 052-2008-PCM).

Las Audiencias Virtuales

Finalmente, una novedad enorme son las audiencias virtuales, mediante las cuales los abogados podrán participar en videoconferencias sea para entrevistas con los jueces o en las audiencias propias de los procesos judiciales en sus diversas etapas. Con ello, prácticamente se reducirá el tránsito por los pasillos del Poder Judicial de cientos o miles de abogados en las sedes judiciales en todo el país.

Las videoconferencias obligan a conocer cómo usar los aplicativos más conocidos en el mercado tales como Zoom, Skype, Meet y otros, que al inicio parecen inaccesibles, pero con la práctica se podrá manejarlas con facilidad. El Poder Judicial utiliza el aplicativo Google Hangouts Meet, lo que exige contar con una cuenta de Gmail. Está regulada por la Resolución Administrativa 123-2020-CE-PJ.

Epílogo

El coronavirus ha obligado a acelerar la aplicación del concepto de Cero Papel. El Estado debe entender que debe liderar el proceso de digitalización de los servicios públicos. Asimismo, toca a los abogados, especialmente a los que hasta hace poco eran renuentes a estas nuevas tecnologías, a adaptarse rápidamente.


¿GABINETE PECHADOR, GABINETE DE SALIDA O GABINETE BICENTENARIO?

Categoría : Política

[Visto: 605 veces]

¿Qué pasó? Llama la atención que, a 13 días de su último discurso presidencial, el Presidente se decida por un recambio ministerial que, a ojos de la opinión pública, aparece entre sorpresivo y precipitado. Ciertamente había ya un desgaste del gabinete Zeballos y se hubiera sentido lógico y natural anunciar los cambios al momento de hablarle al país para iniciar el último año de este atribulado quinquenio 2016-2021. Pero parece que don Martin ya no aguantaba un día más. La gestión del timing aquí ya no importaba mucho. Con seguridad, algún día se sabrá qué desató la crisis.

Los factores de la caída. La pandemia ciertamente ha sido el monstruo que devoró al Gabinete Zeballos. Día a día, las enormes dificultades de un Estado anquilosado, burocrático y corrupto, puesto como la casi única gran herramienta para controlar el virus, desnudaron nuestras diferencias sociales, nuestras incompetencias y también nuestras limitaciones estructurales como nación y como sociedad. Los martillazos, además, fueron brutales para los bolsillos de los peruanos, y llegamos así a una nueva normalidad con más contagiados que nunca y más muertos que nunca, en momentos que las cifras oficiales ya no las cree nadie. Pero un tercer elemento, creo crucial, explica la crisis. Vicente Zeballos, por personalidad y carácter, se inclinó por el modelo de “gestión selfie”, para sí mismo, endogámico, aislándose y cortando los necesarios vínculos que todo aquel que maneja poder político debe mantener con otros actores.

La tarea principal. Aún no he escuchado al nuevo premier, pero la imagen que se proyecta es el de un gabinete que apostará con todo a la reactivación económica, como la palanca para tener alta de paso la imagen presidencial hasta julio de 2021. En la sociedad peruana se percibe unas ganas inmensas de recuperar los meses perdidos así que un rebote económico es perfectamente posible. Eso tampoco es extraño, ya que la historia registra ese comportamiento social en pandemias pasadas. Pero toda esa expectativa caería si más bien hay una segunda ola del virus y se ordena una nueva cuarentena. Por eso estas semanas son cruciales para el derrotero de esta reapertura con pandemia sin meseta.

¿Gabinete pechador? Por otro lado, Pedro Cateriano podría ir por la senda del “gabinete pechador” no solo contra el Congreso actual (para forzar ciertos avances en la reforma política), sino especialmente contra las opciones políticas que el nuevo premier valora como extremas: el fujimorismo y el antaurismo. Ello significará ser un actor proactivo de la próxima campaña electoral, lo que tiene sus riesgos para un gobierno cuya única base de poder es el respaldo popular. Por otro lado, pasar de un gabinete de centro izquierda a uno de centro derecha también tendrá una factura que aun no se puede prever.

¿Gabinete de salida? En Estados Unidos, al gobierno ya en período de salida se le conoce el “período del pato cojo”. Un gabinete como el que inicia hoy en el Perú se entiende que debe gestionar su propia salida, y desde la centralidad política pasar en poco tiempo a las sombras de la despedida. No parece ser el talante del nuevo premier, pero por lo menos asegurar unas elecciones pulcras e incuestionables producirán mejor capital político que intentar ser un gallito de pelea en un circo que ya no es suyo.

¿Gabinete Bicentenario? Pero hay otro elemento muy importante de la coyuntura: la celebración del Bicentenario. Ser un gabinete que inicia el año bicentenario de nuestra independencia tiene una gran carga simbólica. En el 2021, Vizcarra y Cateriano tienen 7 meses para establecer un legado que puede proyectarse más allá de su estancia en el poder, lo que implica gestionar el capital simbólico y cultural de dicha efeméride. Como Presidente de origen provinciano, ojalá Martin Vizcarra pueda entender que una impronta visionaria, refundacional, reclama integrar y darle voz a la diversidad regional de nuestro país. De primera impresión, parece tratarse de un gabinete inclinado al centralismo. Esperemos que el gabinete Cateriano pueda tener la estatura de estadista que se reclama a cualquier gabinete, pero por la ocasión este debe parecerlo más.

Epílogo. Considero que las debilidades inherentes al actual gobierno hacen muy difícil guardar grandes expectativas al nuevo gabinete. Siguen pendientes las grandes tareas nacionales en un mundo que se vuelve más tempestuoso. Por lo menos, reducir el daño de la pandemia, reactivar la economía y elecciones limpias sí son su absoluta obligación.


CONVOCATORIA A ELECCIONES. RAZONES Y SINRAZONES.

Etiquetas :

Categoría : Política

[Visto: 540 veces]

Mediante Decreto Supremo 122-2020-PCM, publicado ayer 09/07/2020, el Presidente Martin Vizcarra convocó a elecciones generales para el domingo 11 de abril de 2021, y abrió el inicio del fin de su mandato presidencial y una nueva etapa del quinquenio de gobierno PPK-Vizcarra que acabará el 28 de julio de 2021.

Las sinrazones de la incertidumbre. Una de las palabras que definirán la gestión del Presidente Vizcarra será la incertidumbre. En su única gran base de poder -la opinión pública- ha caminado entre el afecto y desafecto ciudadanos. Por otro lado, desde el cierre del Congreso anterior y la elección del actual, una corriente de opinólogos contrarios a él, no tuvieron límite para aventurar y denunciar su supuesta intención de “alargar su dictadura” más allá del plazo constitucional. El decreto supremo corta por lo sano esos vandálicos augurios. Había una segunda sinrazón en el escenario: por increíble que parezca, en el actual Congreso hubo ímpetus para permanecer más allá del 28/07/2021, alegando la pandemia del coronavirus. Además, el Congreso aprobó la Ley 31010, con lo que puede hacer modificaciones para las elecciones de abril hasta el 28 de setiembre, vía por la cual se podrían cambiar las reglas de juego vigentes. Por si no fuera suficiente, un analista político planteó -me parece irrealmente- que se eliminara la segunda vuelta. La convocatoria cancela la incertidumbre y todas estas sinrazones.

¿Una decisión táctica? No han dejado de haber opiniones en las redes de que la convocatoria ha sido una jugada táctica del Presidente para dejar en off-side a sus críticos y lograr un nuevo respaldo ciudadano, en medio de la actual pugna con el Poder Legislativo que le eliminó la inmunidad presidencial, dejándolos con el menor margen de maniobra para realizar modificaciones a la Constitución y al proceso electoral. No sé si algún día se podrán conocer las intrigas palaciegas, pero por el momento cuenta principalmente el hecho que el plazo de convocarlas era el miércoles 15 de julio. Adelantar la decisión seis días y firmar el decreto supremo en público puede darles la razón a esas teorías. Una suerte de convocatoria con gel y mascarilla: se limpia de los liosos cubriendo su real intención. Si fue deliberado, creo que lo ha hecho simbolizando apropiadamente esta coyuntura pandémica.

Los nuevos actores. Al darse el pistoletazo de salida, el gran cambio que propiciará esta decisión es que obliga a los que quieren ser protagonistas del nuevo quinquenio 2021-2026 a salir de sus cuarteles de invierno. El coronavirus ha sido la excusa o el límite, en primer lugar, de los futuros candidatos presidenciales. Ahora ya no hay excusa, y en verdad, el país necesita escucharlos. En segundo lugar, obligará a los partidos políticos a iniciar el siempre accidentado proceso interno de selección de candidatos, aunque una mejor frase podría ser: “luchas intestinas a chaveta limpia”. Que nadie dude que así serán. Y finalmente, deja en ficha al actual Congreso, cuyos integrantes tendrán que seguir lejos de los reflectores mediáticos ya hasta el final de su mandato.

¿El fin de Vizcarra? La convocatoria, si bien por lógica reducirá la atención mediática que ha venido gozando el Presidente, trae otra consecuencia: Martin Vizcarra puede estar seguro de que concluirá su mandato el 2021. Los nuevos candidatos necesitan el escenario más normalizado posible, el piso más parejo, sin batallas entre otros actores, para que la campaña se centre en ellos. Vizcarra sólo necesita controlar bien la pandemia, empujar fuerte la reactivación y no caer en un escándalo grave de corrupción para llegar sentado en el sillón de Pizarro hasta julio de 2021, sin mayores problemas. Y me atrevo a aventurar que puede llegar con niveles superiores al 50% de aprobación. No es su única fortaleza: Martin Vizcarra logra acumular el capital político suficiente para una próxima aventura política el 2026. En resumen, el decreto supremo tiene el significado político que es un doble salto adelante de Martin Vizcarra: a corto y a largo plazo.

Una tercera gran responsabilidad. Con esta decisión el gobierno asume, además de la lucha contra el Covid-19 y la reactivación económica, la tercera gran responsabilidad con que deberá culminar su gestión: garantizar unas elecciones limpias y transparentes, que den lugar a un traspaso del poder sin ninguna sombra de duda. Si apreciamos la escena internacional, no es un tema menor o de puro trámite. Hace unos días, Vladimir Putin cambió la Constitución Rusa para poder permanecer en el poder hasta el 2036. Si los cumpliera, duraría más que Stalin y solo el Zar Iván el Terrible lo superaría. Eso sí, Putin, ahora un gran conservador, no olvida los modales soviéticos: goza de mínimos de aprobación, pero ganó con el 78% de los votos. En el 2018, el Presidente Xi-Jinping también reformó la Constitución de China para poder reelegirse indefinidamente. En Turquía, el Presidente Recep Erdogan, con una reforma constitucional que se aplica desde el 2019, podrá gobernar hasta el 2034. En Bolivia, el intento de Evo Morales de continuar indefinidamente en la Presidencia, le costó perder el poder. Y Venezuela. Bueno, Venezuela sólo se supera a sí misma. El régimen de partido único ahora va a un nuevo proceso electoral interviniendo los principales partidos de oposición, para hacer una ficción de elecciones.

Epílogo. La llegada del Bicentenario debería ser una excelente oportunidad para debatir una nueva visión del Perú para continuar su historia milenaria, para iniciar el nuevo centenario y para unirnos frente a los grandes problemas que necesitamos enfrentar y superar. Más parece que, a tenor de lo que vivimos en el país y en el mundo, hacer un traspaso limpio e incuestionable del poder político, es ya una gran hazaña en estos tiempos tumultuosos.


HABILIDADES LABORALES EN LA “CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL”

Etiquetas :

Categoría : Neurociencia

[Visto: 231 veces]

Un informe llamado “The Future of Jobs”, presentado en el Foro Económico Mundial 2020 ofreció nuevas visiones sobre el presente y futuro de la fuerza laboral mundial. Para ello se entrevistó a responsables de recursos humanos y de gestión humana de importantes empresas privadas y entes públicos. En resumen, estos son los principales retos, que se agregan a los ya conocidos desafíos de la fuerza laboral peruana (precariedad, informalidad, baja productividad, burocratización).

¿Qué Revolución necesitamos? Dice el informe que la actual “Cuarta Revolución Industrial” que vivimos trae y traerá nuevas condiciones de producción que se irán masificando: robótica, inteligencia artificial, biotecnología, transporte autónomo y una digitalización sin precedentes. Hasta allí la constatación. Sin embargo, creo pertinente opinar que estas condiciones harán más distantes la calidad de la fuerza de trabajo entre países altamente desarrollados y los que no lo son. Y no son pocos quienes nos venden el truco que ese es el único camino. Dado que los mercados de los países menos desarrollados por sí solos no tienen la capacidad para reducir esa brecha, tiene que haber una unidad Sector Privado y Estado para que toda la sociedad en cada nación establezca sus propios objetivos de desarrollo, con una alianza global que supere los actuales ímpetus nacionalistas que básicamente consisten en defender su producción y población nacional y al diablo las de los demás, en un masivo “cada uno baila con su pañuelo”. La guerra internacional de las mascarillas en estos tiempos del Covid-19 (con requisas de cargamentos y compras a golpe de chequera en el mismo aeropuerto), es una buena y reciente prueba de ello. Necesitamos una revolución tecnológica que mejore la calidad de vida de toda la humanidad.

La Diosa Digitalización. Dicho en breve, desaparecerán muchos empleos y aparecerán otros nuevos, pero la digitalización será la gran divinidad de nuestro tiempo y es preciso insertarse en ese nuevo mundo, no importa la edad que se tenga ni la actividad que se realice. Las actividades laborales que se verán afectadas por este proceso de digitalización son las de tipo administrativo en primer lugar, luego las productivas y manufactureras, y, en tercer lugar, las extractivas y de construcción. En general, es importante reconocer que las tareas de análisis de datos, la comunicación digital y la toma de decisiones en escenarios de incertidumbre serán habilidades que debemos adquirir en cualquier profesión. Curiosamente, la pandemia del Covid-19 ha sido la que ha obligado a desarrollar habilidades digitales en tiempo récord a los maestros en todo el planeta. En el Perú, el gobierno dice haber capacitado a 200 mil maestros en forma virtual. Para ello, tuvo que crear sobre la marcha la estrategia “Aprendo en Casa”, iniciar el curso virtual “Rol del docente en la enseñanza Aprendizaje a Distancia”, e implementar la plataforma virtual Perú Educa. Esta experiencia reitera la importancia del esfuerzo conjunto público y privado.

La Creatividad. Llama la atención que la creatividad sea reconocida en el referido informe como la tercera habilidad más importante y demandada en los entornos laborales actuales, cuando en 2015 ocupó apenas el puesto 10. Las dos primeras son “resolver problemas complejos” y “pensamiento crítico”. En el Perú con frecuencia se habla de la creatividad de los peruanos, aunque lo cierto es que en los índices internacionales no sobresalimos mucho: en el Índice Global de Creatividad 2015 y en el Índice Mundial de Innovación 2019 ocupamos el puesto 69 (de 129 países en el último caso), y en publicidad creativa estamos en la posición 30 según el WARC Rankings Creative 100. No obstante, puede ser nuestro mejor valor entre las 3 habilidades mencionadas, y el que podemos mejorar sostenidamente.

La Inteligencia Emocional. Una de las habilidades que ni siquiera aparecía entre las 10 mejores habilidades en 2015 era la Inteligencia Emocional, y en el 2020 ocupa la posición número 6. Ello alentará un mayor interés en el enfoque neurocientífico y en las llamadas habilidades blandas. Al respecto hay que decir que el Ejército de los EE.UU desde 1968 desarrolla una “Ingeniería de Sistemas de Formación” que no es lo mismo que “Ingeniería de Sistemas de Información”. En esta habilidad hay un gran campo que debe recorrer el sistema educativo peruano, no solo el nivel de educación superior.

Las Top 10 Habilidades. Son las siguientes:

Resolver problemas complejos

Pensamiento crítico.

Creatividad.

Manejo de personal.

Coordinación con otros.

Inteligencia emocional

Tomadores de decisiones.

Orientación de servicio.

Capacidad de negociación.

Flexibilidad cognitiva.


Suscripción

Ingrese su correo electrónico para notificarlo de las actualizaciones de este blog:

22 subscribers

Categorías

Enlaces

Archivos