CÓMO NUESTRO CEREBRO REGISTRA LO QUE NOS HABLAN

[Visto: 122 veces]

Nuestros cerebros “marcan el tiempo”, el orden de los sonidos entrantes, lo que nos permite procesar correctamente las palabras que escuchamos, según un nuevo estudio.

Los hallazgos, que aparecen en la revista Nature Communications , ofrecen nuevos conocimientos sobre las complejidades de la función neurológica.

Para comprender el habla, su cerebro necesita interpretar con precisión tanto la identidad de los sonidos del habla como el orden en que se pronunciaron para reconocer correctamente las palabras que se dicen“, explica Laura Gwilliams, autora principal del artículo, estudiante de doctorado en la Universidad de Nueva York en el momento de la investigación y ahora un becario postdoctoral en la Universidad de California, San Francisco.

Mostramos cómo el cerebro logra esta hazaña: se responde a diferentes sonidos con diferentes poblaciones neuronales. Y, cada sonido tiene una marca de tiempo con cuánto tiempo ha pasado desde que ingresó al oído. Esto le permite al oyente conocer tanto el orden como la identidad de los sonidos que alguien está diciendo para averiguar correctamente qué palabras está diciendo esa persona”.

Si bien se ha investigado bien el papel del cerebro en el procesamiento de sonidos individuales, hay mucho que no sabemos sobre cómo manejamos las secuencias auditivas rápidas que constituyen el habla. La comprensión adicional de la dinámica del cerebro puede conducir potencialmente a abordar las afecciones neurológicas que disminuyen nuestra capacidad para comprender la palabra hablada.

En el estudio, los científicos intentaron comprender cómo el cerebro procesa la identidad y el orden de los sonidos del habla, dado que se desarrollan tan rápidamente. Esto es importante porque su cerebro necesita interpretar con precisión tanto la identidad de los sonidos del habla (p. ej., limón) como el orden en que se pronunciaron (p. ej., 1-2-3-4-5) para reconocer correctamente las palabras que se dicen (p. ej., “limón” y no “melón”).

Para hacerlo, registraron la actividad cerebral de más de 20 sujetos humanos, todos hablantes nativos de inglés, mientras estos sujetos escuchaban dos horas de un audiolibro. Específicamente, los investigadores correlacionaron la actividad cerebral de los sujetos en relación con las propiedades de los sonidos del habla que distinguen un sonido de otro (por ejemplo, “m” frente a “n”).

Los investigadores descubrieron que el cerebro procesa el habla usando un búfer (*), manteniendo así una representación continua, es decir, una marca de tiempo, de los últimos tres sonidos del habla. Los resultados también mostraron que el cerebro procesa múltiples sonidos al mismo tiempo sin mezclar la identidad de cada sonido al pasar información entre las neuronas en la corteza auditiva.

Descubrimos que cada sonido del habla inicia una cascada de neuronas que se disparan en diferentes lugares de la corteza auditiva”, explica Gwilliams.

Esto significa que la información sobre cada sonido individual en la palabra fonética ‘ka-t’ se transmite entre diferentes poblaciones neuronales de manera predecible, lo que sirve para marcar el tiempo de cada sonido con su orden relativo“.

Los autores adicionales son de École normale supérieure en París; Universidad de Nueva York; y el Instituto Ernst Struengmann de Neurociencia en Frankfurt, Alemania.

(*) Un espacio de memoria para almacenar datos temporalmente.

Link: https://www.futurity.org/brains-sounds-words-2825902/

Estudio original DOI: 10.1038/s41467-022-34326-1