EL SUEÑO DE LAS VACUNAS

[Visto: 275 veces]

LOS SUEÑOS DE UNA VACUNA

Tres imágenes sucedieron en este mes que perseguirán al gobierno actual: el pestañeo y cabeceo de dos ministros rendidos de sueño en plena conferencia de prensa del Presidente Sagasti y su gabinete, y el reconocimiento del Ejecutivo que no hay contrato alguno firmado con ningún laboratorio productor de la vacuna contra el Covid-19. Una imagen global por lo menos de laxitud en su responsabilidad de dirigir el país.

En verdad, la tripe imagen parece acompañar la realidad cruda y dura del arte de gobernar en estos tiempos de pandemia. Ni se ha podido avanzar en la tarea de identificar a los actores directos e indirectos de la represión policial en la semana de la caída del régimen de Merino, ni parece haber velocidad de reacción del gabinete Bermúdez para afrontar los temas de la reactivación económica ni la recomposición política del grupo de fuerzas que vacaron a Vizcarra y que hicieron un intento de defenestrar a la actual Mesa Directiva del Congreso.

En medio de un rebrote del coronavirus en algunas regiones del país, y la información internacional de una segunda ola en Europa y EE.UU que ha obligado a nuevas medidas restrictivas, el gobierno anunció como principal medida la restricción del transporte privado en las fiestas de fin de año.

Luego de un proceso de elecciones internas marcado por una mínima participación de la militancia oficialmente inscrita en cada partido, el martes 22 de diciembre se cerró el plazo de inscripción de candidaturas, logrando inscribirse 20 planchas presidenciales y 21 listas de postulantes al Congreso. Según la encuesta de Ipsos Perú en la quincena de diciembre, George Forsyth seguía liderando el pelotón de los primeros con 18% de intención de voto, seguido de Julio Guzmán con 8%, Verónika Mendoza y Keiko Fujimori con 7%. El último candidato que por ahora pasaba la valla del 5% era Daniel Urresti con 6%.

ECONOMÍA Y PROTESTAS AGRÍCOLAS

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings cambió la perspectiva de la economía peruana de estable a negativa, previendo una contracción del 12% este año (una de las peores recesiones en A. Latina), por baja cohesión política y débil balance de políticas públicas y la emergencia del Covid-19.

El mes de diciembre estuvo marcado por las tomas de carreteras en Ica y La Libertad por parte de los trabajadores de empresas agroexportadoras que reclamaban un cambio de la legislación para mejorar sus salarios y sus pésimas condiciones laborales. Resolver el tema tomó casi todo el mes afectando la imagen del Ejecutivo y Legislativo. Tras idas y vueltas, el 06 se derogaba la Ley 27360 y el 29 se aprobaba una nueva ley que no satisfizo ni a tirios ni a troyanos.

COVID Y EL MUNDO

El mundo vive la segunda ola del coronavirus. En Europa y otros países se dan nuevas medidas restrictivas. Reino Unido era el nuevo epicentro, con cierre de sus fronteras y limitaciones a los vuelos procedentes de ese país. Se habla de una nueva mutación del virus que hace más rápida su propagación. En Perú al final del mes, el gobierno advertía de un aumento de las atenciones UCI, y para las fiestas de fin de año limitaba el transporte particular y el uso de recintos públicos.

Mientras el Covid-19 arrasaba EEUU (más de 345 mil decesos al 31/12/20), el Presidente Trump se pasó todo diciembre obsesionado por desconocer los resultados electorales e impulsando reclamos legales que la justicia de su país rechazó en su totalidad. Es una situación absurda, insólita y vergonzosa para la antes orgullosa democracia norteamericana.

El Perú firmó la “Carta Ambiental” con Bolivia, Colombia y Ecuador, para implementar la Agenda 2030 y el Acuerdo de París, sobre protección ambiental, desarrollo sostenible, cambio climático y biodiversidad.

EL CAMINO AL BICENTENARIO

Se va delineando la imagen de un gobierno de baja intensidad y al límite de inefectivo. Seguramente, ello dará ímpetus a quienes aún se resisten a reconocer la airada reacción popular que mandó a un gobierno espurio a la historia. En pleno inicio de la campaña electoral propiamente dicha hacia las elecciones de abril, la incertidumbre abraza la identidad del gobierno.

Será el Presidente Sagasti quien entrará al Año Bicentenario conduciendo el país. Esperemos que sea él quien entregue la banda presidencial a quien gane legítimamente en las urnas. En una efemérides con tan grande significado histórico para los peruanos, resulta tan poco prometernos una transición limpia y ordenada. Tal como es nuestra realidad, ello parece bastante.

Deseamos de verdad, que la estabilidad política sea la regla en nuestro país. Pero, entrando de pleno al año Bicentenario, no es difícil imaginar cuánto necesita y desea el Perú un gobierno proactivo y atento a las necesidades de la población, por más temporal que sea. Por desgracia, los riesgos de la inestabilidad política y la ineficacia gubernamental conviven hoy en esta “nueva normalidad” política.

Reporte de Estrategia y Política N° 4 – Diciembre 2020.

Autor: Instituto de Neuroeducación para el Liderazgo.

Editor: Vicente Sánchez Vásquez.

CONSEJOS DE SANCHO PANZA A DON QUIJOTE PARA GOBERNAR

[Visto: 790 veces]

En una parte de su monumental y eterna obra “Don Quijote de la Mancha”, Miguel de Cervantes relata la escena en que Don Quijote le da unos consejos a Sancho Panza en el arte de la gobernanza. Viendo la realidad nacional, pensé: ¿por qué no sucede lo contrario? ¿puede Sancho darle esos mismos consejos a nuestro don Quijote? Y por Sancho ciertamente no me refiero a ningún Sánchez sino al pueblo peruano, que no entendemos mucho los idealismos de nuestro Presidente, y que como el obeso escudero sólo queremos disuadirlo que no se meta en complicaciones.

Empezaríamos recordándole sus propias palabras: “Los oficios y grandes cargos no son otra cosa que un golfo profundo de confusiones”. Aquí algunos de sus consejos:

Primero has de temer a Dios, porque en el temerle está la sabiduría”.

Esta frase refiere a evitar caer en la soberbia de muchos gobernantes y funcionarios de creerse la última coca-cola del desierto, y que no hay nada por encima de su parecer u opinión. Temer a Dios es tener la sabiduría de tomar decisiones oportunas contrastando varios pareceres y escuchando a su pueblo. Vox populi, vox Dei.

Procura conocerte a ti mismo, que es el más difícil conocimiento que puede imaginarse”.

El Presidente debe reconocer sus limitaciones, y darse cuenta que la percepción que tienen los demás de uno también da lugar a cierto tipo de decisiones ajenas. Verlo alejado de la realidad, encerrado en su palacio, sin contacto con sus gobernados, da impresión de lejanía. Asimismo, verlo cambiar de decisiones, dejar pasar los acontecimientos, no posicionarse firme frente a las tropelías del otro poder, da impresión de debilidad. Finalmente, debe ser consciente que hay interesados en fulminar su gestión para “bajarse” a su candidato presidencial. Y no hay nada peor que lejanía, debilidad e ingenuidad juntas en un gobernante. Ojalá no sea el caso.

Hallen en ti más compasión las lágrimas del pobre, y procura descubrir la verdad por entre las promesas y dádivas del rico como por entre los sollozos e importunidades del pobre”.

Los acontecimientos de la semana pasada en Ica han permitido ver la inacción del Ejecutivo. Han sido muchos días de indecisión, y la televisión ha permitido ver muchas mujeres y niños afectados por las protestas. Los agroexportadores sólo vieron sus propios intereses y no los de sus trabajadores, así digan que son trabajadores de los services. También hubo excesos de vándalos y de atizadores políticos. Una nueva ley de promoción agraria debe ser inmediatamente aprobada.

Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva sino con el de la misericordia”.

La pandemia ha afectado a muchos hogares y a muchas personas. Miles de familias no cuentan con ingresos. Esa es la acuciante realidad concreta. La misericordia se entiende aquí como la celeridad para traer la vacuna, permitir la reactivación económica con todas las medidas de bioseguridad, y ofrecerle liquidez a los bolsillos de los humildes. Detrás del interés de los pensionistas por la ley de devolución de fondos de la ONP está esa necesidad. No es vano ver soluciones adecuadas.

Si alguna mujer hermosa viniere a pedirte justicia, quita los ojos de sus lágrimas y tus oídos de sus gemidos, y considera despacio la sustancia de lo que pide, si no quieres que se anegue tu razón en su llanto y tu bondad en sus suspiros”.

Se hizo famosa su entrevista con cuatro conocidas periodistas de televisión. Lo que además todos vimos es lo que estaba detrás de sus sonrisas y sus trajes: el poder omnímodo de los medios de comunicación y su descarado afán de ser la intermediación única entre el poder máximo y la población. “Ninguna ley ni concertación puede autorizar ni establecer monopolios” dice el artículo 61 de nuestra Constitución. No lo olvide Señor Presidente.

Al que has de castigar con obras, no trates mal con palabras, pues le basta al desdichado la pena del suplicio sin la añadidura de las malas razones”.

La Policía Nacional requiere una profunda reforma integral para fortalecerla como institución, pero ese objetivo ni debe evitar el castigo a los responsables individuales de la represión del 14-N, ni debe encubrir la sanción a los policías corruptos. Sancionar a los culpables de delitos sin satanizar la institución.

Y concluiremos con las últimas palabras del propio caballero de la esbelta figura: “Si sigue estas reglas Señor Presidente, su fama será eterna, sus premios colmados, su felicidad indecible y vivirá en paz y beneplácito de las gentes”.

LA UNIDAD NACIONAL DEL GABINETE MARTOS

[Visto: 362 veces]

La caída del Gabinete Cateriano. Si la designación del Gabinete Cateriano generó sorpresa en el país, su caída causó casi estupor, pues no se esperaba una reacción así del Congreso. Veinte días duró su gestión al no lograr la confianza de las principales bancadas, teniendo duras palabras hacia una de ellas (Frepap) que luego debió retirar. Sin embargo, haber apostado todo a la reactivación económica mientras el país vivía la alarmante expansión del coronavirus por todas las regiones del Perú (expresado en el volumen de atención de ambos temas en su discurso), el olvido sobre la articulación con las regiones para enfrentar la pandemia, errores previos en la designación de su gabinete y cierto exceso de optimismo, no le permitieron obtener la confianza que reclamaba. Por otro lado, al iniciar el último año de gestión, toma vigencia la norma constitucional de impedimento de cierre del Congreso, lo que debilitará en todo este período la posición del Poder Ejecutivo en la complicada relación con el Legislativo que ha recorrido los últimos 4 años. A partir de ahora, la aguja del poder se posa más en el Congreso.

El martes de Martos: la confianza plena. El discurso del nuevo premier Walter Martos el martes once, logró la insólita decisión de 115 votos a favor, de un total de 130. Es lo más cercano a un gabinete de unidad nacional. ¿Qué explica su éxito? Con un tono conciliador, el general (r) Walter Martos puso todo el énfasis en la lucha contra el Covid-19: “Lo que ahora corresponde es…dictar medidas que pongan en el centro de las políticas de Estado la seguridad sanitaria”. Los decesos oficiales por Covid-19 en nuestro país ascienden ya a más de 21,500. El 09 de agosto, la ministra de Salud Pilar Mazzetti aceptaba que “como máximo” 47 mil personas habrían fallecido por Covid-19. Julio y estos días de agosto han sido los peores meses en contagiados y muertos de todo el período de emergencia. El levantamiento de la cuarentena ha tenido el efecto de relajar las medidas de bioseguridad en la población. Paradójicamente, la reapertura de la economía, al expandir los contagios, lo que ha provocado es la resistencia de la gente a salir, lo que, a su vez, baja la dinámica económica.

La señora Incertidumbre. La expansión de la pandemia en todas las regiones del país obliga al gobierno a rediseñar de inmediato su anterior relación voluntariosa y jerárquica con los gobiernos regionales y locales, y las comunidades. Es cierto que los gobiernos subnacionales muestran, en estas horas de apremio, su monstruosa falta de costura institucional. Pero es lo que se tiene. Tampoco debe olvidar el gobierno que la propia sociedad civil (voluntarios, iglesia, organizaciones sociales) intenta, unos más débiles que otros, enfrentar una situación sanitaria y humana, casi de terror. No es necesario decir la enorme debilidad del sistema de salud en las provincias que no son capital de departamento. Por eso, en medio de esta realidad, aparece absurda la crisis política, y la cuota de incertidumbre que le agrega a las familias peruanas.

La vacuna de Putin. La dura competencia internacional por la vacuna anti-coronavirus dio un paso sustancial con el anuncio oficial del Presidente de Rusia, Vladimir Putin, del registro de la primera vacuna contra el Covid-19. Sin embargo, la opacidad de su desarrollo le ha generado rápidas dudas a la comunidad internacional. Rusia dice que en dos semanas ya se usarán para inmunizar a sus médicos, que 20 países ya han aceptado adquirirla y rechaza las advertencias. Lo real es que eso dará un mayor impulso a otros países para tener la vacuna cuanto antes, al parecer única solución para contener la propagación del virus por todo el planeta, que ya superó la cifra global de 743 mil muertos. En Estados Unidos, mientras siguen las protestas antiraciales, el Presidente Trump exigió a la empresa china dueña de la popular red social Tik Tok la venda a una empresa norteamericana, en un nuevo giro de rosca de la dura guerra comercial entre EE.UU y China, incluyendo acusaciones de espionaje mutuo. El candidato demócrata a la Casa Blanca en las próximas elecciones de noviembre, Joe Biden, quien aparece delante de Trump en las últimas encuestas, designó como su Vicepresidenta a la senadora Kamala Harris, quien se convierte en la primera mujer afroamericana en postular a ese cargo.

Epílogo. La pandemia devoró al gabinete Cateriano, y ponerla en el centro de su futura gestión le dio al nuevo gabinete Martos, la llave del Congreso. Pero los siguientes meses serán un camino áspero e incierto en la relación Ejecutivo-Legislativo. La gran mayoría de la sociedad reclama medidas y soluciones a la pandemia y a la débil reactivación económica. Enfocarse en ambas y asegurar unas elecciones limpias serán lo mínimo y lo máximo a lo que debe aspirar este gabinete. A ocho meses de las próximas elecciones, en el Perú, parece todo un mundo por recorrer.