SE VIENE EL ‘SEQUESTER’

Se viene el “Sequester” (embargo o recorte) en los Estados Unidos el cual de entrar vigor supondrá una reducción del gasto público de 1.2. billones de dólares. Para los republicanos, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama está presionando y exagerando para convencerlos con argumentos catastróficos como las pérdidas de puestos de trabajo y huelgas, asi como la prescindencia de cientos de profesionales en la administración pública norteamericana. 

Este viernes 1 de marzo vence el plazo para llegar a un acuerdo pues se considera que el acuerdo tomado a fines del año 2012 fue solo un aplazamiento de algo que de todas maneras sucederá afectando internamente miles de puestos de trabajo tanto a nivel privado como a nivel público. Estos recortes de gastos también tendrán un impacto en el crecimiento de la economía global, de entrar en vigor.

EN 7 DIAS SE VIENE EL SEQUESTER

FRIDAY, FEBRUARY 22, 2013

Quiero otra vez referirme al resultado de la “negación” de los republicanos de la Cámara de Representantes a aumentar el techo de la deuda en el 2011.  En exactamente 7 días el “sequester,” obligará a la administración Obama a poner en práctica recortes de gastos por $85 billones que saldrán de programas militares y domésticos. Efectivo el 1ro de marzo, esos recortes obligatorios son el principio de $1 trillón en recortes programados para la  próxima década que afectarán desde niños a ancianos.

En el pasado, las leyes presupuestarias le han permitido a la rama ejecutiva del gobierno hacer pequeños recortes de gastos aprobados por el Congreso. Es a esos recortes que se les llama “secuestro,” porque el gobierno retira los fondos después de la aprobación del Congreso. Pero este secuestro histórico que parece vamos a sufrir ahora es mucho mayor que los anteriores. En el año fiscal que va desde el 1ro de octubre hasta el 20 de septiembre, los recortes serán un 5% de programas no militares y 8% de programas de defensa. Pero como estarán comenzando casi a la mitad del año fiscal, el verdadero impacto de esos últimos 7 meses es de un 9% a programas que no son de defensa y un 13% a los de defensa.

Después de mucho debatir, ambos partidos acordaron acogerse a la Ley de Control del Presupuesto que recorta los gastos domésticos por alrededor de $1 trillón durante los próximos 10 años. Los demócratas no estuvieron de acuerdo con hacer más recortes sin ingresos provenientes de incrementos de impuestos y los republicanos se negaron a permitir aumentos de impuestos a millonarios y corporaciones. Así llegamos al secuestro. El Congreso formó un comité para llegar a un acuerdo, pero las negociaciones adoptaron una segunda línea de defensa destinada a ser tan difícil como inalcanzable. Es decir $1.2 trillones de recortes automáticos a todos los programas domésticos y militares comenzando este mismo año.  

Todos recordamos aquel “trato de la víspera de año nuevo” (imposible olvidarlo) que retrasaría los recortes por dos meses. Ese trato reducía $24 millones de recortes, es decir, a un total de $109 billones este año, con una combinación de medidas para los ingresos por impuestos. Las reglas del secuestro le impiden a las agencias federales escoger de cuales programas recortar porque el porcentaje de los recortes debe ajustarse a programas, actividades y proyectos específicos, lo que no permite recortar programas que puedan o no ser efectivos y  proteger a aquellos de los que dependen la seguridad y salud pública.

En lugar de arreglar el problema que tendrá un impacto negativísimo en la nación, Washington se disputa a quien echarle la culpa. Ahora los republicanos dicen que el secuestro fue idea de la Casa Blanca, para como de costumbre, culpar al Presidente Obama. Pero eso es relativo, puesto que el presidente lo que propuso fue una combinación de aumentos de impuestos y recortes domésticos automáticos, que los republicanos rechazaron. Dijeron que en su lugar, aceptarían todos los recortes militares a los que se habían negado anteriormente. No obstante la Ley de Control del Presupuesto aprobó un voto bipartidista con casi todos los líderes republicanos, y el Presidente Obama la firmó.

El mes que viene, las agencias federales tendrán que avisarle a los contratistas, a programas subvencionados, a  gobernadores, etc. cuantos fondos van a perder. Empleados perderán sus trabajos y los que no, recibirán salarios menores. Los contratistas perderán sus contratos federales o tendrán que cobrar mucho menos. Si despiden a los administradores de recursos naturales muchas de nuestras playas y parques tendrán que cerrar. Las áreas rurales sufrirán mucho. Las escuelas también porque habrá despidos del personal escolar.  Las demoras en los aeropuertos serán mucho más largas y frecuentes porque se recortará el número de supervisores de tráfico aéreo. Los cheques del Seguro de Desempleo y Social Security serán mucho más pequeños porque vendrán reducidos un 9.4 %. Los médicos y proveedores de pacientes de Medicare lo sentirán también. En línea están despidos a empleados civiles que trabajan para el Departamento de Defensa. 

Claro que todo esto se puede evitar. Es posible, excepto que ahora ambos partidos están negados a ceder. Los demócratas quieren forzar a los republicanos a negociar poniéndoles la presión del pueblo, pero están casi seguros de que esa presión no los hará cambiar. No ha funcionado en el pasado, ¿Por qué ahora si?

El Presidente Obama quiere una combinación de una mitad de recortes de gastos y la otra mitad en aumentos de impuestos a  millonarios y corporaciones. Los republicanos dicen que están dispuestos a suavizar los recortes a  programas mandatorios (estampillas de comida, seguro médico infantil y Medicaid)  sin estar sujetos a la supervisión anual del Congreso. Pero insisten en que no van a incrementar los impuestos como quiere el presidente.

Obama espera que se haga un trato similar al que movió el secuestro de enero a marzo: La mitad de los ingresos, una cuarta parte de recortes domésticos y la otra cuarta parte en recortes militares. Y quiere suspender el secuestro hasta el 30 de septiembre porque la demora le permite al Congreso y a la Casa Blanca negociar para ampliar el presupuesto antes de incluir el Social Security y Medicare en los recortes, con los incrementos de impuestos. Pero nuevamente los republicanos insisten en no aceptar ningún ingreso que venga de un aumento de impuestos.

Los americanos hemos pasado los últimos años con una crisis presupuestaria tras la otra; apurados para no pasarnos de plazos y evitar el constante caos elaborado por la intransigencia del GOP.  Si se logra cancelar el secuestro, habrá otra fecha límite más. Pero de no haberlo, ya saben lo que pasará. Es más, si no llegan a un acuerdo de partidos, parte del gobierno federal  cerrará porque solamente hay dinero para mantener una gran parte hasta el 27 de marzo. Pero quizás todo este Kabuki republicano es precisamente para eso. Porque para ellos mientras menos gobierno mejor. Si afectan a la nación o no, les tiene sin cuidado.

En: www.evaladeadan.com

Continúa leyendo “SE VIENE EL ‘SEQUESTER’”

La experiencia Google Glass: habla la paranoia

Reafirmo nuevamente mi crítica: ¿Por qué desarrollar este tipo de tecnología? Creo que es un arma de doble filo. Si ya contamos con la posibilidad de ubicar geográficamente a una persona en cualquier parte del mundo a través del celular, la cámara fotográfica o la tablet, ahora se avecinan los lentes conectados a internet que permitirán ver lo que estamos observando sea en tiempo real o a través de imágenes ya grabadas.

Si desde hace 30 años las personas se encuentran desconectadas de lo que sucede alrededor suyo siendo expuestas a una sordera irremediable con el uso de los audífonos, ahora, con la creación de los smartphones y la novedad del Google Glass la conducta humana parece tornarse más introvertida que antes. Es como si el ser humano estuviera siendo condicionado a depender de la información en vez de hacer que ella dependa de nosotros. Esto último lo corroboro cuando, con horror, escucho a algunas personas (estudiantes universitarios) que prefieren citar la Wikipedia antes que buscar y verificar la información por si mismas en las bibliotecas y otorgarle otra perpectiva. Repíto: Estamos siendo condicionados y creo que es normal pero hasta cierto límite.

No se trata de que tengamos algo que esconder, se trata de privacidad y libertad, una verdadera libertad, no una libertad aparente, simulada o artificial (donde todo es alegría y perfección, pues nadie cuelga, por ejemplo, sus penurias económicas en el Facebook, ¿o si?). Además, critico la manera en que se filtra este tipo de tecnología en nuestras vidas: a través de las necesidades aparentes (una realidad de segundo plano) que crean la moda y el marketing agresivo de dimensiones mundiales al que estamos expuestos. Posiblemente sea un negocio más, pero siento que es una intrusión burda y que apela a la necesidad de gente sin personalidad para mostrarle al mundo aquello de lo que exactamente carecen o desean. Es mi punto de vista.

Desde que me enteré que algunos celulares, webcams y cámaras incorporadas a nuestras laptops pueden registrar visualmente nuestra intimidad siendo monitoreadas externamente y sin que nos demos cuenta, he evitado comprar smartphones y hasta he tapado con el maskintape ese extraño ojo que una vez se profetizó sería el ente omnipresente que nos vigilaría, conociendo todo lo que hacemos en nuestras vidas. En fin, para paranoico con las conspiraciones uno mismo. Hay que se conscientes de que compartimos nuestra vida en las redes sociales no necesariamente con quienes queremos, existe un tercero, una corporación, un gigante que se alimenta de nosotros, que sabe más de nosotros que nuestra familia, que nos conoce, e inclusive, sabe si alguien nos está dice la verdad o no (a.k.a. opciones de privacidad, bloqueos, etc.). ¿Por qué? Porque ella maneja y es dueña de toda nuestra información personal y la de nuestros “amigos”. Increible, ¿no?.

http://www.youtube.com/watch?v=JP4Xh8aFGVs

Ver: elproyectomatriz

Continúa leyendo “La experiencia Google Glass: habla la paranoia”

Carla Bruni – ‘Quelqu’un m’a dit’

Cantautora francesa, algo falta de voz pero con buenas letras. Belleza y talento juntos en la esposa del ex presidente de Francia Nicolas Sarkozy.

“Alguien me ha dicho que nuestras vidas no valen gran cosa, que pasan en un instante como la fragancia de las rosas, alguien me ha dicho que el tiempo perdido se va, me han dicho que el destino se burla de nosotros, que no nos da nada y que nos promete todo, parece que la felicidad esta al alcance de la mano, entonces tendemos la mano y nos volvemos locos (…)”

http://www.youtube.com/watch?v=UfCnLTsGgcQ

Continúa leyendo “Carla Bruni – ‘Quelqu’un m’a dit’”

Amazon.com, el peor empleador en Alemania

La subcontratación laboral es un problema mundial. Su utilización responde a un aspecto empresarial ligado a los ingresos y gastos de la empresa. El presupuesto empresarial en este aspecto juega un rol fundamental que genera situaciones injustas como la existencia de sub-trabajadores que realizan un mismo trabajo pero con un salario bajo, en comparación con el personal contratado que figura en planillas con todos sus derechos laborales y beneficios sociales reconocidos y que están bajo el mismo techo de la empresa.

Existe sin embargo, un ámbito de protección de los trabajadores a nivel mundial que es la OIT (más antigua inclusive que la ONU) que ha logrado a lo largo de los años la reivindicación de los derechos laborales del trabajador a través de Convenios y Recomendaciones que han sido ratificados o aceptados por los Estados, además del control ejercido a nivel regional por parte del Comité de Libertad Sindical. Las finanzas de la empresa no deben ser óbice para el reconocimiento de derechos y beneficios al trabajador, sea contratado o subcontratado. Es deber de todos los Estados velar por el progresivo cumplimiento de dichos derechos, así como la eliminación de todas aquellas prácticas que los vulneren.

Injusto para el trabajador y justo para el empleador, este tipo de practicas son una vía de escape para la no afectación de las finanzas de la empresa, lo que siempre es percibido por sindicatos y trabajadores como la avaricia del capitalista. Ante esto, cabría preguntarse ¿La subcontratación de personal es un mal necesario en el mundo?

http://www.youtube.com/watch?v=o1mVpdY8gjI

NOTICIA: Maltrato a trabajadores de Amazon ocupa al gobierno alemán

Reporteros de la televisión alemana mostraron cómo trabajadores de la multinacional de las ventas online, subcontratados por Amazon, tienen que recorrer varias horas para llegar a sus sedes de trabajo y cómo tienen que compartir sus viviendas hacinados en pequeñas casas.

El escándalo se encendió cuando la cadena pública ARD emitió un documental que denuncia las condiciones de los empleados temporales contratados como refuerzo en almacenes de Amazon en Alemania.

El reportaje titulado “¡Entregado!” está protagonizado por una inmigrante española, que cuenta detalles sobre los largos viajes a las jornadas nocturnas de trabajo, el alojamiento en cabañas de vacaciones con varios desconocidos o el control permanente de los empleados por parte de personal de seguridad con rasgos ultraderechistas que intimidan a los trabajadores.

Ola de críticas

El documental ha despertado una ola de críticas y varios llamamientos en las redes sociales a boicotear a la compañía estadounidense. Amazon se ha defendido asegurando que investigará las acusaciones vertidas. También la empresa de seguridad contratada por Amazon rechazó en un comunicado tener personal de ultraderecha o promover esa ideología.

“¡Entregado!”, de media hora de duración y emitido en la noche del pasado miércoles, retrata cómo trabajan 5.000 empleados subcontratados por Amazon en almacenes de Alemania durante la temporada navideña. “El reportaje revela lo que se esconde tras la fachada de Amazon.de, la versión alemana del portal, responsable de que sea tan barato acceder al bello y nuevo mundo de la plataforma de las ventas online”, resume la cadena.

El relato se centra en una maestra de arte española desempleada y con tres hijos. Al igual que muchos de los empleados, en su mayoría extranjeros, se aloja en una cabaña de menos de 80 metros cuadrados junto a otros cinco desconocidos.

La maestra depende de un único autobús que viaja desde las cabañas hasta el almacén y que suele retrasarse. “Pero si llegamos tarde a nuestro turno, nos pagan menos”, explica impotente. El reportaje recalca la vigilancia a la que están sometidos casi todo el día los empleados, incluso cuando están comiendo. También denuncia que los guardias, que llevan la cabeza rapada y uniformes negros, tienen acceso irrestricto al interior de las cabañas de los empleados e intimidan incluso al equipo de filmación.

Amazon, conocido en la región por ser “mal empleador”

Amazon tiene en Alemania unos 7.700 empleados fijos en centros de logística en las localidades de Augsburgo, Bad Hersfeld, Leipzig, Rheinberg, Werne, Pforzheim y Coblenza. “En la temporada navideña contratamos personal adicional a través de empresas de trabajo temporal”, explicó la compañía ante la consulta de la agencia dpa. Según Amazon, cobran un salario bruto de 9,30 euros el primer año. Luego sube a más de diez.

En: www.dw.de Continúa leyendo “Amazon.com, el peor empleador en Alemania”