Francisco muestra respaldo a investigación sobre Sodalicio

6:00 p.m. | 17 nov 22 (CN/AP).- El Papa expresó su respaldo a la investigación sobre abusos sexuales atribuidos a la comunidad católica Sodalicio de Vida Cristiana en Perú, al reunirse con Paola Ugaz, una periodista que indaga el caso, en momentos en que se pretende darle un nuevo impulso a la búsqueda de justicia. El Sodalicio, presente en diversas partes de Sudamérica y Estados Unidos, fue intervenido por la Santa Sede en el 2018 y la fiscalía peruana conduce por años una investigación contra sus líderes. En el 2015, Ugaz publicó el libro “Mitad monjes, mitad soldados”, junto con el periodista Pedro Salinas. El producto fue una extensa investigación periodística que reveló el modus operandi y varios abusos cometidos por el Sodalicio.

——————————————————————————————–

En declaraciones al portal católico Crux, Ugaz consideró su encuentro con el Papa como “un importante mensaje para los sobrevivientes del Sodalicio, que siguen sin respuesta, sin justicia, sin reparación”. Con “Sodalicio” se refiere al Sodalitium Christinae Vitae (SCV), fundado por el laico peruano Luis Fernando Figari en los años 70. Figari está acusado de abusos físicos, psicológicos y sexuales dentro de su comunidad, incluso contra menores. Fue sancionado por el Vaticano en 2017 y se le prohibió tener más contacto con miembros del movimiento, y actualmente vive en el exilio.

También contó que representantes del Vaticano intervinieron en su favor cuando un prominente arzobispo y miembro del SCV, el arzobispo José Antonio Eguren Anselmi de Piura (Perú) presentó cargos de difamación criminal contra ella por sus investigaciones.

Ugaz y su colega el periodista peruano Pedro Salinas sacaron a la luz en el 2015 los escándalos relacionados con el SCV con su libro “Mitad monjes, mitad soldados”, en el que se detallan años de abusos físicos, sexuales y psicológicos por parte de Figari. Apenas tres años después, en julio de 2018, Eguren Anselmi interpuso demandas penales por difamación tanto contra Salinas como contra Ugaz por los posteriores reportajes de investigación en los que le señalaban no solo como cómplice de los abusos del SCV, sino que también le acusaban de tráfico de tierras en Piura.

Un año más tarde, poco después de ganar su caso contra Salinas, que fue juzgado en Piura, Eguren Anselmi se retractó de sus denuncias tanto contra Salinas como contra Ugaz en medio de una avalancha de críticas públicas, mediáticas y eclesiales. Sin embargo, Ugaz -que está a punto de publicar un nuevo libro en el que se detallan presuntas irregularidades financieras en el seno del SCV, incluso por parte de miembros que aún ocupan puestos destacados en el grupo- ha seguido recibiendo avisos legales de personas y asociaciones vinculadas al SCV, la mayoría de las cuales la acusan de difamación.

LEER. Informe del Congreso que investigó el caso Sodalicio permanece en el archivo tras 3 años listo para debatirse

Sus reportajes se han centrado no sólo en las acusaciones de abusos dentro y por parte de los miembros del SCV, sino también en las acusaciones de tráfico de tierras. Ugaz ha investigado denuncias de actividad delictiva en la compra de un gran terreno en Piura por parte de la Asociación Civil San Juan Bautista, vinculada al SCV, y la implicación del grupo criminal La Gran Cruz en el proceso. “El Papa también envió un mensaje de solidaridad a los comuneros despojados de terrenos en Piura (región del norte peruano) por empresas del Sodalicio”, contó la reportera.

Las múltiples acusaciones judiciales en su contra ha retrasado la publicación de su nuevo libro, sin embargo, ha comenzado a divulgar partes de su investigación sobre las finanzas del SCV en los medios de comunicación peruanos. Salinas también ha seguido escribiendo regularmente sobre el SCV y sus miembros, y recientemente ha publicado un nuevo libro sobre el grupo.

En sus comentarios a Crux, Ugaz dijo que pasó aproximadamente una hora con el Papa y describió la conversación como “cálida” y una conversación “entre amigos”. Refiriéndose a los problemas de ella y Salinas con Eguren Anselmi, dijo, “cuando la denuncia en mi contra fue hecha por el arzobispo Eguren, y contra Pedro Salinas, el equipo del papa Francisco envió muchos mensajes de solidaridad”.

“Y tuvo sus efectos”, dijo, y afirmó que fue gracias a la intervención de los representantes del Papa en el Vaticano y en el Perú que “retiraron las denuncias en Piura, que eran injustas”. Dijo que Francisco les expresó su gratitud a ella y a Salinas “por el trabajo que hacemos”, y lo describió como muy amable, muy solidario, muy cariñoso, como en familia. “Creo que tenemos algo en común, que es su política de tolerancia cero con los abusos, estamos investigando los abusos, tenemos muchos amigos en común”, comentó, y añadió: “No me había dado cuenta de que tenía amigos en común con él”.

Con respecto al acoso que sufre, en general, las mujeres periodistas en América Latina “son tratadas peor que los hombres periodistas”, explicó. Así que como mujer, madre y profesional que ha sido “perseguida” y que además ha recibido amenazas de muerte por sus reportajes, “ser recibida por el Papa es también una especie de reparación simbólica”.

LEER. Entrevista a Ugaz en El Comercio

Periodistas asediados

Desde la publicación de “Mitad monjes, mitad soldados”, Pedro Salinas y Paola Ugaz han afrontado capítulos judiciales, acoso, seguimiento y amenazas de muerte. Ugaz declaró a la agencia EFE que las “difamaciones y amenazas” que sufrió a lo largo de 2020 superaron con creces la persecución que denunció en los años anteriores. De los comentarios agresivos de los internautas, destacó la amenaza de muerte que recibió en octubre en su cuenta personal de Instagram. “Van a morir rojos, se viene el Charlie Hebdo peruano, los vamos a fumigar a plomo”, escribió un anónimo.

“Ese libro abrió una caja de Pandora dentro de la Iglesia católica de Perú” pero “no imaginamos que esa caja iba a ser tan grande, tan fuerte y tan importante”, ni qué “poderosa y vengativa” podía llegar a ser “esa organización”, reconoció. Las denuncias reveladas sacudieron al país, pues luego empezaron a salir más casos, más modalidades de abuso y hasta se descubrió “la esclavitud moderna”, un sistema supuestamente establecido dentro del SVC que obligaba al grupo que rodeaba al fundador Luis Fernando Figari a ser “sus esclavos las 24 horas del día”.

Tras la repercusión de la primera publicación, Ugaz emprendió otro viaje, esta vez sola, para indagar en las finanzas de SVC y escribir su nuevo libro que, según dice la autora, ha hecho saltar todavía más las alarmas de esa asociación. “Cuando descubrimos todas las víctimas de esta organización no estaban tan preocupados, pero cuando tocamos el tema de dinero, allí sí ellos realmente se sintieron tocados”, afirmó.

¿Cuál es la situación de las denuncias en el Perú?

El caso está a la espera de la decisión del fiscal peruano Eduardo Castañeda Garay, quien determinará si la investigación pasa a la fase de formalización luego de años de pesquisa. “Se tiene que seguir investigando y la única manera es pasar a la siguiente etapa. Si se archiva generaría una impunidad increíble”, declaró Raiza Arroyo, abogada de las víctimas.

La congresista peruana Susel Paredes difundió el martes un informe del Parlamento sobre el Sodalicio, el cual había estado encarpetado y ahora aportará más indicios. “Concluye que hubo abusos sexuales, físicos y psicológicos, y una estructura institucional que los permitió, que generó una idea de obediencia absoluta y la violación de derechos humanos, y revela una estructura institucional para proteger a abusadores”, dice Paredes.

El gesto de Francisco adquiere mayor significado en este contexto. “Da un mensaje al fiscal de que la Iglesia católica está con el ojo en eso, que pone atención a la investigación, para que esta pueda seguir y no se caiga”, considera la abogada Arroyo.

El fundador del SCV, Luis Fernando Figari, vive en Roma pero en Perú enfrenta denuncias de abusos sexuales, lesiones graves, secuestro y asociación ilícita. En el 2017, la Santa Sede lo sancionó a vivir aislado, sin contacto con los cofrades, pero a cuenta del Sodalicio. El Vaticano intervino el Sodalicio entre 2015 y 2017, cuando decretó aislar a Figari y planteó que “se restablezca la justicia y se repare, o al menos se contribuya significativamente a reparar”. La cofradía retiró de su cúpula a líderes envueltos en el caso.

El cardenal Pedro Barreto se mostró a favor de la disolución del Sodalicio hace dos años. Sin embargo, esta controversial sociedad católica continúa en funcionamiento.

Información relacionada
Publicaciones recomendadas en Buena Voz Noticias
Fuentes

Crux Now / AP News / Infobae / Videos: Nativa – La República – SQP / Fotos: Redes de Paola Ugaz

Puntuación: 5 / Votos: 1

Buena Voz

Buena Voz es un Servicio de Información y Documentación religiosa y de la Iglesia que llega a personas interesadas de nuestra comunidad universitaria. Este servicio ayuda a afianzar nuestra identidad como católicos, y es un punto de partida para conversar sobre los temas tratados en las informaciones o documentos enviados. No se trata de un vocero oficial, ni un organismo formal, sino la iniciativa libre y espontánea de un grupo de interesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *