Ucrania: Iglesia como testimonio de esperanza ante conflictos

5:00 p m| 17 jul 19 (VN/VATN).- “El papel de la Iglesia ante la complejidad de los conflictos es ser testimonio de esperanza cristiana. Una esperanza que nunca decepciona, iluminada por la luz de Cristo”. Así se dirigió el Papa a los miembros del Sínodo Permanente de la Iglesia greco-católica de Ucrania, a quienes recibió en el Vaticano. Francisco recordó que Ucrania ha vivido durante mucho tiempo una situación delicada e injusta, peor aún cuando las hostilidades se agravaron por “diversos tipos de manipulación”, como involucrar el aspecto religioso.

El encuentro se dio un día después de la reunión del Papa con el presidente ruso, Vladímir Putin, siendo la preocupación por Ucrania un tema central de conversación. La atención del Vaticano por Ucrania incrementó desde el 2016, cuando se reavivó el conflicto que sacude al país, debido a los intentos de secesión por parte de los separatistas prorrusos. La crisis de ha visto agravada por el cisma de la Iglesia ortodoxa ucraniana, que ha quedado separada del Patriarcado de Moscú.

—————————————————————————

El papa Francisco promovió dos días de encuentros en el Vaticano con referentes de la Iglesia greco-católica ucrania, a fin de expresar su cercanía con esta comunidad oriental ante la situación delicada y compleja que afronta Ucrania. A las dos jornadas asistió el arzobispo mayor greco-católico de Kiev-Halyc, Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, los miembros del Sínodo permanente y los metropolitas junto con los superiores de los dicasterios de la Curia romana competentes para el país.

“El papel principal de la Iglesia ante las complejas situaciones causadas por los conflictos es ser testimonio de esperanza cristiana. Una esperanza que nunca decepciona, que no da paso al desaliento y que, iluminada por la luz de Cristo, hace que la resurrección y la vida brillen incluso en las noches más oscuras del mundo”. Con estas palabras se ha dirigido Francisco a los miembros del Sínodo Permanente de la Iglesia greco-católica de Ucrania.

El Papa recordó que Ucrania “ha vivido durante mucho tiempo una situación difícil y delicada”, debido a un conflicto donde “el más débil y el más pequeño pagan el precio más alto” pero, sobre todo, “un conflicto agravado por falsificaciones de propaganda y diversos tipos de manipulación, incluido el intento de involucrar el aspecto religioso”.

Por eso, Francisco ha animado a los miembros del Sínodo a actuar, de manera prioritaria, como “pastores del pueblo santo de Dios”, para quienes la oración y la vida espiritual sea “lo primero”, ya que de este “encuentro con Jesús” brota “la hermosa fuerza de la paz que alivia las heridas e infunde valor, pero no agresión”.

ENLACE. Discurso completo del papa Francisco a los prelados de la iglesia greco-católica ucraniana

El pasado 4 de mayo, un comunicado de prensa decía: “En la delicada y compleja situación en la que se encuentra Ucrania (…) el Santo Padre desea dar una señal de su cercanía a la Iglesia greco-católica ucrania, que lleva a cabo un servicio pastoral tanto en casa como en diversas partes del mundo”.

“Este encuentro ofrecerá también una nueva oportunidad para profundizar en el análisis de la vida y las necesidades de Ucrania, con el fin de identificar las formas en que la Iglesia católica, y en particular la Iglesia greco-católica, puede dedicarse cada vez más eficazmente a la predicación del Evangelio, contribuir al apoyo de los que sufren y promover la paz, de acuerdo, en la medida de lo posible, con la Iglesia católica de rito latino y con las demás Iglesias y comunidades cristianas”, subrayaba.

La misión humanitaria deseada por el Papa

Según Vatican News, el Papa “siempre ha tenido a este país particularmente en el corazón”, devastado por un conflicto que dura ya cinco años. En 2016 promovió una iniciativa humanitaria para Ucrania, con la participación activa de las iglesias católicas de Europa y de los fieles de otras partes del mundo y con la colaboración de otras confesiones y organizaciones internacionales para atender, de manera concreta, las necesidades básicas de los habitantes de los territorios afectados por la guerra.

Además, Francisco hizo numerosos llamamientos a Ucrania. En su mensaje de Pascua del pasado 21 de abril, dijo: “Que los habitantes de las regiones orientales de Ucrania, que siguen sufriendo el conflicto todavía en curso, encuentren consuelo en esta Pascua. Que el Señor aliente las iniciativas humanitarias y las que buscan conseguir una paz duradera”.

Relaciones con la Iglesia ortodoxa

El 21 de enero pasado, Francisco recibió a monseñor Claudio Gugerotti, nuncio en Ucrania, deteniéndose -informó un comunicado de la nunciatura- “en la delicada condición de las relaciones internas en la Ortodoxia, sobre la contribución que las Iglesias católicas de Ucrania hacen al bien del país, sobre el clima político y social, en particular sobre la necesidad de hacer todo lo posible para favorecer la intensificación de los esfuerzos de paz en el diálogo, para el bienestar de los ciudadanos en el compromiso de mejorar las condiciones de todos y para el pleno ejercicio de la libertad religiosa”.

Caminos que respetan el derecho internacional

El 7 de enero de este año, hablando al Cuerpo Diplomático, el Papa recordó la iniciativa humanitaria en Ucrania a favor de la población que sufre: “La Iglesia y sus diversas instituciones continuarán su misión, con el objetivo de atraer una mayor atención sobre otras cuestiones humanitarias, como la que concierne a la suerte de los prisioneros, todavía numerosos”.

“Con su acción y su cercanía con la población, la Iglesia busca fomentar, directa e indirectamente, la apertura de caminos pacíficos para la solución del conflicto, caminos que respeten la justicia y la legalidad, incluida la internacional, que es la base de la seguridad y la convivencia en toda la región. Para ello son importantes los instrumentos que garantizan el libre ejercicio de los derechos religiosos”, agregó.

En tanto, en la Navidad de 2018, el Papa expresó: “Que el Señor que nace dé consuelo a la amada Ucrania, ansiosa por reconquistar una paz duradera que tarda en llegar. Solo con la paz, respetuosa de los derechos de toda nación, el país puede recuperarse de los sufrimientos padecidos y restablecer condiciones dignas para los propios ciudadanos. Me siento cercano a las comunidades cristianas de esa región, y pido que se puedan tejer relaciones de fraternidad y amistad”.

Encuentro con la comunidad greco-católica ucrania en Roma

El 28 de enero de 2018, el Papa mantuvo un encuentro con la comunidad greco-católica de Ucrania en la basílica de Santa Sofía en Roma. Estas son algunas de las palabras de su discurso: “Estoy aquí para decirles que estoy cerca de ustedes: cerca con el corazón, cerca con la oración, cerca cuando celebro la eucaristía. Allí suplico al Príncipe de la Paz para que se callen las armas. Le pido también que no tengan más necesidad de realizar grandes sacrificios para mantener a sus seres queridos”.

ENLACES. 5 claves para entender el conflicto de Ucrania / Rusia y Ucrania: 3 claves que explican la tensión entre ambos países

 

Arzobispo Shevchuk: el Papa asumió el dolor de Ucrania afligida por la guerra

Un encuentro el que el Papa “quiso asumir” el dolor del pueblo ucraniano, un momento “de escucha y reflexión” y, al mismo tiempo, una ocasión “de gracia” por la exhortación de Francisco a la Iglesia greco-católica ucraniana y a las demás Iglesias católicas orientales para que “se desarrollen y florezcan”: “se ha puesto en marcha una nueva metodología de comunión entre el Sucesor de Pedro y las Iglesias orientales”, con la “esperanza” de que se convierta en “práctica constante”.

Con estas palabras, Svjatoslav Shevchuk, Arzobispo Mayor de Kiev-Halyč de los ucranianos, ilustró en una rueda de prensa que tuvo lugar en el Palacio Pío de Roma, el encuentro de dos días. Durante el primer día de trabajo –explicó en su conversación con los periodistas– “invitamos” al Papa a Ucrania, porque su visita podría ser una “posibilidad muy elocuente y simbólica”, para poner fin al conflicto en Donbass.

“Pensaré en ello”, fue la respuesta del Pontífice –dijo Shevchuk– y recordó que desde hace cinco años Ucrania sufre las consecuencias de una guerra en las regiones orientales del país y de una crisis humanitaria que ha causado oficialmente “trece mil muertos y treinta mil heridos”, pero “para tener las cifras reales habría que duplicarlas”. Y señaló que también que en las últimas dos semanas los atentados y los bombardeos se han dirigido en particular contra “médicos y convoyes sanitarios”.

En este contexto –prosiguió el Arzobispo Mayor– para dar un “testimonio de esperanza”, en once parroquias de las zonas de guerra los sacerdotes de esta Iglesia católica oriental sui iuris siguen trabajando, en situaciones de “peligro”. Y agregó que “no pueden hacer mucho, si bien su presencia entre el pueblo es prueba de que Dios no los ha abandonado”.

El humanitario –explicó Shevchuk– fue uno de los temas del encuentro, en el que Francisco estuvo muy atento. Destacó la importancia prestada a la alarma ambiental lanzada por el Arzobispo Mayor de Kiev-Halyč: “dentro de pocos meses tendremos una catástrofe ecológica porque casi cuatro millones de personas ya no tendrán acceso al agua potable”. Y recordó que llamó especialmente la atención de Francisco los miles de niños expuestos al conflicto, víctimas de mutilaciones debidas a la excesiva contaminación por “material explosivo”.

En la perspectiva de una asistencia especial a los más jóvenes, además de la iniciativa “el Papa por Ucrania”, dirigida sin distinción a todas las poblaciones que sufren para lograr asistencia de vivienda, calefacción, alimentación, medicina y atención psicológica, la Iglesia “abre ahora el desafío de la rehabilitación” a los que han perdido una extremidad a causa de las bombas de la guerra, y que hoy tal vez están obligados a “ir al extranjero” para atenderse: el objetivo es activar un centro, “un mañana en Ucrania, con la colaboración de la Santa Sede”.

Se piensa en el Acuerdo de colaboración entre el Hospital pediátrico “Bambino Gesù” y los Hospitales infantiles de la Federación Rusa, firmado con ocasión de la visita del Presidente Vladimir Putin a la Ciudad del Vaticano, aunque el Cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, señaló que entre la audiencia del Papa al Jefe del Kremlin y el encuentro con la Iglesia greco-católica Ucraniana en el Vaticano no hubo ninguna “coincidencia”, según informó el Arzobispo Mayor Shevchuk y añadió que “ninguna sombra” pesó durante el encuentro.

Las Iglesias en Ucrania

Entre los demás temas tratados durante el encuentro con el Pontífice, el ecuménico, para un país con más de cuarenta millones de habitantes en el que, según datos oficiales, “el 71% se reconocen como ortodoxos y el 14,1% son greco-católicos”. El Arzobispo también respondió a una pregunta sobre la posible concesión del Patriarcado a la Iglesia greco-católica ucraniana, un tema debatido durante muchos años: es “como un patriarcado”, sin mencionar las decisiones o discusiones con la Santa Sede sobre el asunto.

Reiteró la voluntad de la Iglesia greco-católica ucraniana de dialogar “con todos”, “sin entrar en discusiones internas dentro de la ortodoxia”, con referencia a la autocefalia de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, concedida por Constantinopla y al Patriarcado de Moscú.

Política e inversiones

En el panorama ucraniano, con la reciente elección del presidente Volodimir Zelensky y las consultas parlamentarias previstas para el próximo 21 de julio, la Iglesia greco-católica pide instituciones “más eficaces” en favor de los pobres e indefensos, sin descuidar jamás “la dignidad humana, el bien común, la solidaridad y la subsidiariedad”, y denunciando que cada año “un millón de ciudadanos ucranianos emigran”, en su mayoría “jóvenes y profesionales”. Por esta razón –concluyó– es importante que los países extranjeros decidan “invertir en Ucrania”, para crear “nuevos puestos de trabajo”.

ENLACE. Arzobispo Shevchuk: nuestros sueños se están realizando

ENLACE. Francisco y Putin analizaron las crisis de Ucrania, Siria y Venezuela

 

Enlaces relacionados:

 

Antecedentes en Buena Voz:

 

Fuentes:

AICA / Vida Nueva / Vatican News

Puntuación: 5 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *