Jóvenes del mundo unidos clamando por el futuro del planeta

4:00 p m| 28 mar 19 (VATN/ABC).- El movimiento “Fridays For Future”, que promueve la protesta de escolares y jóvenes contra la inacción de los Gobiernos ante el cambio climático, se convirtió el viernes 15 de marzo de 2019 en algo tan global como el mismo calentamiento. El referente del movimiento es la activista ambiental sueca de 16 años, Greta Thunberg, que llamó la atención internacional con un paro de estudiantes de varias semanas (agosto 2018) para exigir una política climática más sostenible.

El 15 de marzo, con la participación de cientos de miles de estudiantes, se registraron más de 1000 protestas en diferentes partes del mundo, desde Sídney a Copenhague, de Londres a Berlín, de Roma a Buenos Aires, y en las capitales más grandes de los países de los cinco continentes bajo el lema: “No hay un planeta B” y pidiendo a los Gobiernos que se cumplan los compromisos del Acuerdo de París.

—————————————————————————

Ya comenzó lo que se llama movimiento “el 15M del clima”. El manifiesto de Juventud por el clima habla del momento clave en el que se encuentra el mundo: “Hemos de escoger entre políticas que no respetan los derechos fundamentales de las personas y que agreden nuestro entorno o bien elegir dar un paso al frente y exigir medidas que mejoren la calidad de vida de la ciudadanía, que respete nuestro medioambiente y que no pongan en peligro nuestro futuro”.

Greta Thunberg inició una huelga de colegio contra el cambio climático para conseguir llamar la atención de los medios. Su protesta ha servido de ejemplo para jóvenes de todo el mundo, que se han sumado a sus reivindicaciones. “Dentro de 50 años la mayoría de políticos actuales ya ni estarán, pero a nosotros nos afectará de lleno lo que pase con el planeta”, decía Greta en uno de sus discursos más populares.

-Las protestas llevan meses extendiéndose por Europa

Los estudiantes claman: “No deberíamos tener que faltar a clase por luchar contra el cambio climático” llevan tiempo avisando, los jóvenes no van a esperar a que el cambio climático acabe con su futuro. Ante la pasividad de los gobiernos y de sus mayores, hace meses que se decidieron a coger las riendas y salir a la calle para reclamar acciones políticas reales y efectivas que respondan de una vez a la alerta científica sobre el medio ambiente.

ENLACE: Cientos de jóvenes salen a la calle para pedir medidas contra el cambio climático

Con el paro internacional del viernes 15, se buscó concienciar sobre la situación límite que sufre la Tierra debido a la polución, la extinción de especies, el deshielo o el aumento continuo de las temperaturas. El cambio climático es cada vez más una preocupación para la juventud. Solo en el último año, miles de personas en Australia, Suecia, Bélgica, Finlandia, Brasil, Japón y Estados Unidos se movilizaron demandando a sus gobiernos acciones reales.

-Cuentan con el apoyo de muchos

El paro estudiantil de este 15 de marzo contó con la simpatía y apoyo de las organizaciones ecologistas tradicionales como Seo Birdlife, Ecologistas en Acción, WWF y Greenpeace. Y, en el ámbito político, tanto Unidos Podemos como la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, apoyaron la movilización.

ENLACE: “Fridays for future”: el tsunami ambientalista de los escolares – Apoyo científico

En Europa, más de 12.000 científicos de Alemania, Austria y Suiza han respaldado en una posición conjunta al movimiento por la protección climática “Fridays for Future” y se entregó una lista de los científicos que brindan su respaldo a los activistas medioambientales. Se adhiere a los criterios de “The Trust Project”.

 

Imágenes del #15M en el mundo (España, México, República Checa, Chile)

 

Una chica de 16 años sacude las masas en defensa de la tierra

Acababan de pasar el verano más caluroso de la historia y ella, con 15 años, enfundada en un chubasquero amarillo y con una pancarta de madera, decidió no asistir a la escuela hasta las elecciones generales de Suecia de 2018, realizadas el 9 de septiembre, tras la ola de calor y los incendios forestales en Suecia.

Sus demandas eran que el gobierno sueco redujera las emisiones de carbono en base a lo establecido en el Acuerdo de París, por lo que decidió protestar sentándose en las afueras del Riksdag todos los días durante la jornada escolar, junto con un cartel que decía Skolstrejk för klimatet (huelga escolar por el clima).

Posterior a las elecciones generales, Thunberg continuó protestando solo los viernes, lo cual llamó la atención a nivel internacional, se les llamó “los Viernes para el Futuro”, la traducción al español de #FridaysForFuture, el hashtag con el que la acción de Thunberg comenzó a extenderse por redes sociales y que la llevó a participar el 14 de diciembre en la Cumbre del Clima de Katowice, en Polonia, en la XIV Conferencia sobre el Cambio Climático (COP24) de la ONU, frente a más de cien líderes mundiales.

En febrero, en una conferencia organizada por el Comité Económico y Social Europeo en Bruselas, Thunberg pronunció un apasionado discurso sobre la movilización de adolescentes en toda la Unión Europea y advirtió a la Unión Europea (UE) de que sus metas de reducción de emisiones para 2030 no son suficientes para evitar las peores consecuencias del calentamiento global.

Thunberg alertó de que los actuales objetivos de la UE para 2030, que pasan por reducir al menos en un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a los niveles de 1990, “no son suficientes para proteger el futuro de los niños que crecen hoy”.

“Si la UE quiere hacer su contribución justa para permanecer por debajo del límite de los dos grados (de aumento de la temperatura respecto a niveles preindustriales), esto significa un mínimo de un 80% de reducción para 2030. El doble de ambición que en la propuesta actual”, prosiguió la joven.

Thunberg se refirió también a las críticas al movimiento estudiantil, muy polémicas durante las últimas semanas en países como el Reino Unido, y rechazó las acusaciones de que lidera una conspiración o que es la “marioneta” de otros, unos ataques que atribuyó a que los políticos quieren hablar “de todo menos del cambio climático”.

ENLACE: Viernes para el futuro: ¿Qué tan serio es el movimiento?

En un mensaje directo a sus detractores, Thunberg instó a “los que creen que debemos estar en el colegio” a que falten a sus puestos de trabajo y se manifiesten por el clima en la calle. “Si aún decís que estamos malgastando valioso tiempo de clase, os recuerdo que nuestros líderes políticos han malgastado décadas de inacción y negacionismo”, criticó la joven.

Ella ha inspirado a estudiantes escolares de todo el mundo a participar en huelgas estudiantiles. Desde diciembre de 2018, más de 20000 estudiantes realizaron manifestaciones en más de 270 ciudades en varios países del mundo, incluyendo Australia, Austria, Bélgica, Canadá, los Países Bajos, Alemania, Finlandia, Dinamarca, Japón, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos.

-Discurso en la Conferencia COP24

“Mi nombre es Greta Thunberg. Tengo 15 años. Soy de Suecia. Hablo en nombre de Climate Justice Now (…) Ustedes solo hablan del crecimiento económico verde y eterno, porque tienen demasiado miedo de no ser populares. Solo hablan sobre seguir adelante con las mismas malas ideas que nos metieron en este desastre, incluso cuando lo único sensato que pueden hacer es poner el freno de emergencia. No son lo suficientemente maduros para decir las cosas como son. Incluso esa carga nos la dejan a nosotros los niños”.

“Pero a mí no me importa ser popular. Me preocupo por la justicia climática y por el planeta (…) Nuestra biósfera se está sacrificando para que las personas ricas en países como el mío puedan vivir de lujo. Son los sufrimientos de muchos los que pagan por el lujo de unos pocos (…) Ustedes dicen que aman a sus hijos por encima de todo, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos (…) Necesitamos mantener los combustibles fósiles en el suelo y debemos centrarnos en la equidad”.

“Y si las soluciones dentro del sistema son tan imposibles de encontrar, tal vez deberíamos cambiar el sistema en sí mismo. No hemos venido aquí a rogar a los líderes mundiales que se preocupen. Nos han ignorado en el pasado y nos volverán a ignorar. Nos hemos quedado sin excusas y nos estamos quedando sin tiempo. Hemos venido aquí para hacerles saber que el cambio está llegando, les guste o no. El verdadero poder pertenece a la gente. Gracias”.

-Participación en el Foro Económico Mundial (Davos)

“Nuestra casa está en llamas. Según el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático), estamos a 12 años de poder resolver nuestros errores. En Davos, a la gente le gusta hablar sobre el éxito, pero su éxito financiero ha tenido un precio inimaginable, y en cuanto al cambio climático, debemos reconocer que hemos fracasado. Todos los movimientos políticos en su forma actual, ya lo han hecho, y los medios de comunicación no han logrado generar una mayor conciencia pública sobre el tema”.

“Pero el homo sapiens aún no ha fallado. Sí, estamos fallando, pero aún hay tiempo para cambiar todo (…) Resolver el cambio climático es el desafío más grande y complejo que ha enfrentado el homo sapiens. La solución, sin embargo, es muy simple, que incluso un niño pequeño podría entender. Tenemos que detener nuestras emisiones de gases de efecto invernadero”.

“Los adultos dicen: Tenemos que dar esperanzas a la próxima generación. Pero no quiero tu esperanza, ni quiero que la tengas. Quiero que entres en pánico, que sientas el miedo que yo siento todos los días, y luego quiero que actúes (…) Quiero que actúes como si tu casa estuviera en llamas, porque eso es lo que está pasando”.

ENLACE: Parte del discurso de Greta Thunberg ante el Secretario General de la ONU

 

El papa Francisco destaca fuerza de la juventud en “Fridays For Future”

En su cuarta visita a la sede global de Scholas Occurrentes en Roma, el Papa hizo este jueves varios anuncios de trascendencia para esta fundación, entre ellos, la inauguración de varias sedes internacionales. Proyectos de arte, tecnología y deporte, que la Fundación viene preparando, destinados a despertar y potenciar la creatividad de los jóvenes recibieron su aval en una intensa jornada llena de sorpresas.

La ocasión fue más que propicia para inaugurar uno de los proyectos de Scholas que verá la luz este 2019, “Programando por la paz”, con el que se espera que 50 millones de niños y jóvenes se inicien en el aprendizaje de la programación desde una mirada ética y en la búsqueda de la paz; para presentar el proyecto acudió el fundador de la renombrada plataforma educativa Code.org, Hadi Partovi, junto a tres jóvenes estudiantes de China, Chile y República Dominicana, de entre 12 y 17 años, quienes junto al papa Francisco, “escribieron” la primera línea de código del proyecto.

“En el siglo XXI, la informática es una materia fundamental para que todos los alumnos aprendan”, afirmó Partovi, durante el encuentro. “Las escuelas deben enseñar ciencias de la computación para preparar a los alumnos para el futuro, capacitar a los niños con creatividad y enseñar cómo aprovechar la tecnología y la creatividad”. Y continuó: “Las ciencias de la computación empoderan a los jóvenes a crear paz en sus comunidades. Todos deberían aprender cómo aprovechar la tecnología y usar su poder creativo”.

“Los jóvenes esperan propuestas como estas”, expresó el Papa, quien aprovechó la oportunidad para referirse a las recientes manifestaciones en favor del medio ambiente. “Durante estos días, jóvenes de diversas ciudades en el mundo tomaron la calle para defender la tierra; tienen una potencia inimaginable, son creativos. Lo que pasa es que la mayoría de las veces no tienen líderes que los conduzcan, porque los buscan afuera y no se dan cuenta de que los tienen entre ellos. Lo que hace Scholas es despertar esta comunidad con sus propios liderazgos”, señaló.

 

Enlaces relacionados:

 

Fuentes:

Vatican News / Abc.es

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *