Interpretación coral del ‘Agnus Dei’ de Samuel Barber

Agnus Dei Barber

5.00 p m| 13 jun 13 (BUENA VOZ).- Una emotiva y visualmente poderosa interpretación del Agnus Dei nos ofrece el reconocido coro de cámara francés Accentus, de la versión coral de Samuel Barber (1967). El Agnus Dei es una de las oraciones que acompaña el momento previo a la comunión en la Misa católica, y forma parte del rito de la fracción del pan. Agnus Dei, expresión del latín que en español significa “Cordero de Dios”, hace referencia a Jesucristo, Hijo de Dios y cordero pascual, cuya vida, muerte y resurrección -a semejanza del sacrificio del cordero por parte de los judíos durante la Pascua- realiza el portento de la Salvación y la elevación a la condición de hijos de Dios para toda la humanidad.

Esta versión que presentamos en Buena Voz, es un videoclip producido por Accentus, que recoge una de sus presentaciones en vivo y acompaña la interpretación musical con imágenes de los mismos integrantes del coro, en escenas que evocan tristeza, dolor, tranquilidad y paz, con la intermitencia que reclama la letra y acentuadas por  un intenso juego de luces, colores, movimientos y espacios.

 

Breve Historia del Agnus Dei de Barber

El Adagio para cuerdas de Barber (1938) se convirtió en su momento, en la música de duelo en Norteamérica (y otros lugares del mundo). Además de las trágicas asociaciones que conlleva, el despliegue lento y suave de la música evoca sentimientos en los oyentes que van desde la nostalgia hasta el amor y la pasión. En la recomposición del Adagio para coro mixto en 1967, Barber consiguió que aflorara de la pieza musical un sentido espiritual. Esta adaptación para coro mixto llevó el título de Agnus Dei. En contraste con el romanticismo sentimental de la versión original, el uso de voces en la segunda versión la acerca más a un estilo renacentista.

La letra del Agnus Dei (Cordero de Dios), propio de la misa católica, es una humilde petición de perdón y de paz. Los ajustes y arreglos que le hace Barber son magistrales. El intenso clímax musical acompaña la parte del texto que transmite más urgencia, “miserere nobis” (ten piedad de nosotros), mientras que se puede percibir serenidad en la conclusión que dice, “Dona nobis pacem” (danos la paz). Las notas llegan del Adagio sin mayores cambios, salvo algunos ajustes para los sopranos. Es necesario mencionar que el Agnus Dei es una obra difícil del repertorio coral, ya que requiere inmensa capacidad pulmonar y la capacidad para sostener la voz mientras otro grupo retoma la misma frase de un modo desfasado  y articulado al mismo tiempo.

Sobre Accentus

Es un conjunto profesional de origen francés compuesto por 32 cantantes y fundado en 1991 por Laurence Equilbey. Realiza presentaciones de las principales obras del repertorio a capellal.

 

Puntuación: 4.67 / Votos: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *