Benedicto canoniza a monja excomulgada que denunció pederastia

20101027-Mary MacKillop.jpg

4.00 p m| ROMA, 27 oct. 10 (BV).-Los católicos en Australia festejan que tienen una primera santa. El papa Benedicto XVI canonizó el domingo 17 de octubre a una monja del siglo XIX que en su tiempo fue excomulgada por denunciar los abusos de un sacerdote pederasta. Junto a Mary MacKillop también se proclamaron como santos a Stanislaw Soltys, André Bessette, Cándida María de Jesús Cipitria y Barriola, Giulia Salzano y Battista Camilla Varano. Federico Lombardi S.I., portavoz vaticano aclara, que estas canonizaciones “fueron un tanto particulares. Sobretodo porque dos de estos nuevos santos han movilizado un interés muy especial en sus países”. Se refiere a la australiana Mary MacKillop y el canadiense André Bessette

Según el padre Federico Lombardi S.I. los santos se han vuelto a poner de moda, al constatar la extraordinaria participación en las últimas canonizaciones presididas por Benedicto XVI.

Mary MacKillop

Fue cofundadora de las Hermanas de San José del Sagrado Corazón en 1867, y reconocida por ser la primera monja australiana en dejar las ciudades y atender a la población rural en condiciones de pobreza

Mary MacKillop, que fue beatificada en 1995 por Juan Pablo II durante su visita a Australia, fundó en 1867 la primera orden religiosa de Australia, las Hermanas de San José del Sagrado Corazón, para abrir escuelas para los niños de las familias más pobres.

MacKillop y otras religiosas denunciaron en 1870 a un sacerdote que cometía abusos contra niños y el sacerdote fue enviado a Irlanda.

Ante esta denuncia, el obispo Laurence Sheil, de la diócesis de Adelaida, en el sur de Australia, donde operaba la orden, excomulgó por “insubordinación” a la futura Santa. La excomunión fue revocada un año después por el obispo Sheil en su lecho de muerte y Mary fue al año siguiente a Roma para obtener del papa León XIII la aprobación de su orden, que llegó definitivamente en 1888.

La orden cuenta actualmente con 850 religiosas en siete países.

La iglesia católica le otorgó los créditos por curar milagrosamente a una mujer llamada, Kathleen Evans, enferma de cáncer. La mujer llevó una prenda de vestir de MacKillop y le pidió a su familia y amigos orar por la monja para intervenir con Dios en su nombre. Su cáncer desapareció.

El Papa elogió su “ejemplo de coraje y santo celo de la perseverancia y la oración”, dijo el pontífice durante la canonización.

Unas 4,000 personas asistieron a una misa al aire libre el domingo para celebrar la canonización en Penola, donde comenzó su ministerio.

André Bessette

Desde su canonnización se le llama San André de Montreal.

Figura importante de la Iglesia Católica entre los franco-canadienses, acreditado con miles de denuncias de milagrosa curaciones . Fue declarado Venerable en 1978 y fue beatificado en 1982.

El hermano André se negó rotundamente a tomar ningún crédito para estas curas, y, aunque por lo general era un hombre amable, se enfureció con los que sugerian que tenía poderes curativos

En 1904, cuando André pidió permiso para construir una pequeña capilla para recibir a los enfermos, su solicitud fue denegada. Sus superiores le permitieron, sin embargo, poner una estatua de San José en un nicho en la montaña. Le dijeron que guarde las limosnas que recibía y los pocos centavos que ganaba como peluquero para un proyecto futuro. Cuando reunió doscientos pesos, le dieron el permiso para construir.

Pronto la primera capilla fue terminada, y en 1908 el hermano André se instaló allí. Los peregrinos llegaron por millares. Hoy en día esta capilla es el santuario q más grande del mundo dedicada a San José.

Imagen: (Reuters) El Papa Benedicto XVI declarando Santa a Mary MacKillop.

Puntuación: 5.00 / Votos: 2

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *